~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


lunes, 4 de marzo de 2013

Visibilidad social de la DF. Salir a la luz.

Este tema da para muchos ríos de tinta, así que iré comentando en futuras entradas lo que opino de la posible difusión o divulgación de la D/s, centrándome en la Dominación Femenina en exclusiva. Quiero hablar de la clandestinidad, de si es positiva o no, y hasta qué punto influye en la vivencia personal de cada Ama o sumiso la visión que tiene la sociedad de todo esto, y qué imagen se transmite hacia el exterior y a través de qué fuentes. En el caso concreto de la Dominación Femenina la cosa “se complica” debido al papel que se espera que adopten hombres y mujeres por tradición patriarcal, sobre todo ellos. Más o menos eso y alguna otra cosa que se me vaya ocurriendo es lo que quiero comentar.




De fondo está, de manera casi indisoluble, la disyuntiva entre salir o no salir del armario-mazmorra, al menos con el entorno más inmediato e íntimo, y sobre todo, cuando se trata de entablar una relación, ya sea duradera o pasajera. Esa actitud que, tan tristemente, abunda, de ocultar esos deseos e impulsos innatos, dando por sentado que la otra persona no lo entenderá o lo rechazará como algo repugnante, creo que es tirar piedras sobre el propio tejado, y no se trata de montar un movimiento colectivo que reivindique el día del orgullo femdom, sino de algo a nivel más cotidiano e individual. Incluso cuando se busca una pareja igualitaria con ratos de juegos bedesemeros, lo lógico sería salir a la luz frente a un@ mism@ y luego ante la otra persona.


Voy a recuperar algunas palabras mías que dejé por aquí y en otro blog sobre esto. En este post salió el tema en los comentarios. Resalto este fragmento, por ser mi opinión, aunque hay más cosas interesantes:

Opino que la visibilidad sin banderas sería positiva. Creo que muchos se quitarían esa presión de poder ser señalados como enfermos si se conociera más a fondo en qué consiste el tema. Lo que ocurre también, en mi opinión, es que algun@s prefieren seguir escondidos, unos porque es un juego para ellos y la clandestinidad les aporta morbo o elitismo añadido, otros porque realmente se lo toman con extremos patológicos y ellos mismos reconocen que lo suyo roza o cae de lleno en lo malsano.

Añado ahora que, en mi caso, que ni es un juego ni una relación patológica, lo del escondite no tiene ningún sentido. No tengo nada de lo que avergonzarme ni necesito un plus de marginalidad.

De este otro blog y el debate que se produjo rescato esto:

La sociedad verá lo que le queráis enseñar los sumisos, cuando declaréis públicamente que os gustan las mujeres dominantes y no la protagonista de Las sombras de Grey, no se trata de hablar de sexo ni de intimidades, ni de ponerse a cuatro patas en una cena familiar.

En este otro comentario pongo un poco el dedo en la llaga acerca de ese círculo vicioso que se produce cuando el sumiso se queja de no encontrar Ama y al mismo tiempo oculta su sumisión donde ni él mismo puede verla.

Entonces, ¿salir del armario-mazmorra o encerrarse bajo 7 llaves? Cada uno que haga lo que quiera/pueda, claro, pero tal como está el tema, con los clichés que uniformizan la Dominación Femenina  con el desconocimiento de la sociedad que todo lo engloba con la etiqueta sado, etc, opino que lo que haga cada cual a escala individual se traduce a un efecto más global, porque... ¿cómo va a adoptar un hombre/mujer un modelo que ni siquiera sabe que existe, cuando solo sabe que él/ella no es como los demás? En mi caso, el momento en el que todo terminó de hacer click fue gracias a descubrir que existía “parte complementaria” a lo que yo sentía/necesitaba. Y lo jodido del asunto es que tengas que meterte en clubs cerrados a buscar a tu alma gemela o bucear por una red plagada de tiburones que confunden la velocidad con el tocino o de aburridos que buscan el morbo de lo desconocido para jugar un rato a sacar su cara B de degeneración a espaldas de su ejemplar cara A.

En resumen, mi postura es que no se trata de contar con pelos y señales tu vida a nadie, pero sí de llegar a una naturalidad a la hora de ampliar el abanico en cuanto a las opciones sexuales y de modelos de relación existentes.

Desde fuera se ve la sumisión como una esclavitud empobrecedora, cuando, curiosamente, lo que se establece como socialmente aceptable es, para los que no encajamos con ese modelo, una losa que nos esclaviza a seguir como borregos lo pactado como normal. Lo alternativo a lo convencional es precisamente la libertad que necesitamos para realizarnos como mejor vaya con nuestra auténtica esencia.


En definitiva, me quedo con esa idea, con la libertad para expresar, sin miedo a la incomprensión y el rechazo, que tengo derecho a vivir mi vida sin seguir moldes impuestos por una sociedad monocromática. Que debería ser todo tan simple como decir, cuando te preguntan por tu vida de pareja, que tú tienes/buscas sumis@ o Am@, sin que miren alrededor como esperando al platillo volante que te devuelva a tu galaxia de pirados.

16 comentarios:

  1. Estimada, disculpame que comienza con una digresión. Tomala como una opinión bien intencionada. Estoy leyendo últimamente muchas de tus entradas –algunas antiguas- que me resultan ilustrativas y completas. Indudablemente tus intenciones son buenas y conocés del tema, pero mi opinión es que tu forma de exposición es un tanto absolutista y esto va más allá de lo convencida de lo que podés estar de tus creencias. Aunque uno pueda tener la plena seguridad de estar en lo cierto, las ideas (verdades, si querés) pueden ser compartidas con algo de humildad.
    Utilizar las expresiones: “según mi opinión”, “me parece”, considero”, “creo”, infiero”, “supongo”, “de acuerdo a mi experiencia personal”, etc., no le saca valor a lo que decís, no te quita autoridad intelectual y la lectura se hace más amable, además, y lo más importante, es lo cierto, porque todo lo que decimos son opiniones personales y nadie es el dueño de la verdad.

    En la misma línea, y siempre desde una visión constructiva, yo que vos omitiría acentuar tantas veces la idea de “así soy yo, el que no le guste que no lo lea”, porque, al que no le guste no lo va a leer, se lo digas o no. Pero, si la postura es: “no me gusta que opinen en forma discordante a la mía y mucho menos que me critiquen”, va a ser más efectivo poner una advertencia de ese tipo o que elimines directamente la posibilidad de comentar. Si no tenés ninguna de las dos intenciones, considero prudente moderar esa clase de conceptos.

    Vuelvo a decirte, es mi opinión, solamente mi opinión.

    Sobre el tema específico, considero razonable tu postura, aunque mi parecer es otro. Para mí la sexualidad forma parte de la intimidad, como tantas otras cosas. Se haya elegido la opción que sea, opino que las actividades íntimas deben quedar en la intimidad. Además, qué le agrega o qué le saca a otra persona saber que sos ama, sumisa, que te gustan los hombres rubios o las mujeres pulposas, que odias a tu suegra o que tu padre tuvo fue infiel el primer año de matrimonio. En mi opinión que uno debiera compartir la información necesaria y nada más, porque en muchos aspectos, lo que abunda daña.
    Hay sinceridades que no son necesarias. En el caso que sí sean necesarias, seguramente el interlocutor tendrá la apertura mental para entender, y si no la tiene, ese no es el interlocutor con el cual hablar del tema.
    Comentar, más allá de lo necesario es, en mi opinión, exhibicionismo.

    Besos & abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo claro que lo que pretendo transmitir a lo largo del blog no lo comprenden muchos de los visitantes, y tu comentario es una buena muestra. ¿Dónde digo yo que haya que hablar explícitamente de sexo de manera exhibicionista? Ya sé que la imagen casi exclusiva que se tiene de una Ama con un sumiso es lo que se ve en el porno femdom, pero ni mi post ni todo el blog va en esa línea.

      Voy a poner un ejemplo y no me voy a extender más, porque también es cierto que con la audiencia equivocada toda explicación sobra. Supongamos que fulano A y fulana B son pareja “normal”. Todo el mundo sabe que tienen relaciones sexuales, -o las tuvieron alguna vez, que también hay “parejas” que ni se tocan ya-, eso es algo que todos saben pero nadie comenta (que tampoco veo un tema “impuro” del que no se pueda hablar, pero bueno, sé que la sociedad está en pañales en ciertos temas). Pues ahora imagina que A y B tienen una relación Ama-sumiso. Ojo, una RELACIÓN, no que jueguen a bdsm una vez al mes. En ese caso, su entorno podría saber, si lo hicieran público, que es una relación de poder, con todo lo que implica y que no voy a detallar ahora, y eso no significa que A tenga que contar cuantos azotes le da a B, por poner un ejemplo, de hecho puede que no entre en sus gustos lo de azotar. Se trata, como creo haber dicho en el post, de que la gente conozca otras opciones, y que sepan que no hay nada de apocalíptico en ello. Y sí, me afecta, negativamente, tanta desinformación sobre el tema, pero ya lo comentaré en las siguientes entregas sobre el tema.

      Sobre tus consejos, no tengo nada que comentar, eres libre de darlos y yo soy libre de hacer con ellos lo que me parezca más oportuno. Por cierto, a la noche sigue el día, y eso es una verdad irrefutable. No todo es relativo.

      Eliminar
  2. "Voy a poner un ejemplo y no me voy a extender más, porque también es cierto que con la audiencia equivocada toda explicación sobra.", a esto me refería, pero utilizando tu mismo concepto, Voy a poner un ejemplo y no me voy a extender más, porque también es cierto que con la audiencia equivocada toda explicación sobra.

    "Por cierto, a la noche sigue el día, y eso es una verdad irrefutable. No todo es relativo.", pensé que entenderías de primera lectura, pero no tengo problema en explicarlo. Existen verdades objetivas , las de los objelos, las de la naturaleza, las de la química, las de las matemáticas, todas las demás ¿verdades? son subjetivas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no tengo problemas de entendimiento alguno, y esto, como todos los blogs del mundo, contiene opiniones personales, no hace falta poner cartelito explicándolo.

      Así que todo lo que se salga de esa lista son verdades subjetivas. Entonces, violar a un menor no es un crimen, porque en la mente del pedófilo no lo es.

      Lo que no sé es qué te mueve a deslizarte por terrenos que no conoces ni pareces compartir. Tengo mi política sobre comentarios y esto no es un foro de largos debates.

      Eliminar
    2. No siento la necesidad de quedarme con la última palabra, así que , saludos.

      Eliminar
  3. El miedo de muchos, “NO” practicantes, ya que la Dominación Femenina no es un deporte, sino vivientes de su sexualidad o forma de vida, es la creencia de que estando en público han de comportarse como Kunta Kinte, arrodillados y encadenados del collar, besar los pies y responder si mi Ama. La Dominación Femenina es cómo otra relación, también existe lo íntimo y privado.
    De todas maneras no creo que socialmente sea extremadamente extraño creer que la Mujer sea quien manda, de hecho, a pesar de no ser igual, lo sé, muchas veces oímos decir; “La Mujer de fulano; ¡no es Dominante ni nada, es Ella la que manda!”.
    Cierto es que hay que erradicar esa sensación extraña y desequilibrada de que sea el hombre el que obedece, y en parte no es tan descabellado ver una relación en la que la Mujer es la Dominante y el hombre sabiéndolo lo acata, asumiendo dicha situación a pesar de no aplicarle el nombre específico de DF. Lo que causa desconcierto, desde mi punto de vista, incluso rechazo en ciertas personas de tendencias convencionales, es cuando de una manera u otra aparecen las palabras “Ama o sumiso”. No entienden dichas palabras más que cómo aparecen en el diccionario, sin pararse a pensar que para un sumiso, su Ama es quien toma la decisión final, quien decide, y no significa que Ella no escuche su opinión.
    La asociación de las palabras Ama/sumiso, como ha dicho Usted, se desvían a la etiqueta sado y todo lo que ello conlleva, la desinformación que introducen sin mirar que hay personas que pueden sentirse de alguna manera “agredidas”.
    Otra cosa que creo que es errónea, es cuando se dice que cada uno elige la OPCIÓN SEXUAL que quiere. Podemos elegir la opción de estudiar arte o medicina, pero elegir que te gusten las Mujeres o los hombres, ahí no hay opción que valga. Yo no he elegido ser sumiso, no es una elección, es un sentimiento. Estas opiniones son en muchas ocasiones las que hacen que lo vean como algo que se puede elegir, por consiguiente deducen que es una “OPCIÓN” viciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que comentas de la mujer mandona no es nuevo, lo malo es que al hombre que obedece a la mujer se le sigue llamando calzonazos. A todo lo que se salga del esquema A, B y C se le tiene que poner una etiqueta negativa.

      Como dije hace poco, ni los propios "practicantes" entienden que se pueda sentir como necesidad ni que sea una identidad. Lo de opción viciosa es justamente lo que atrae a los sumisos-morbosos-pajilleros, por eso digo que en ciertos casos se busca la ocultación porque si estuviera más extendido o más a la vista perdería "toda la gracia" para ellos, claro que estos se quedan con la parte puramente sexual de la historia.

      Eliminar
    2. Tengo el convencimiento que Usted sabe por qué lo digo. Lo de Mujer mandona es cómo lo ven desde fuera, nosotros las llamamos Amas. A eso es a lo que realmente me refiero de que no es tan extraño, sino que el miedo es el poner nombre de lo que están viviendo en casa, por ese machismo de negar que la Mujer que vive en casa y le da órdenes que él obedece, no es otra que su Ama, ese es el nombre y hay que reconocer lo que se siente.
      Más calzonazos (cobardes) son aquellos que se escudan en algo para tapar sus carencias afectivas y cargan contra lo que socialmente no está bien visto.

      Eliminar
  4. En mi opinión, no existe una respuesta unívoca sobre este dilema. Cada persona es un mundo diferente que requiere soluciones y actitudes diferentes. Por ello me limitaré a exponer mis circunstancias propias que son las que conozco a la perfección y por ello puedo hablar de las mismas, mejor que nadie. En mi vida profesional, tengo un cargo de cierta responsabilidad, desde el que ejerzo atribuciones que requieren autoridad y determinación. En mi vida social, soy una persona de mucho carácter. No soy autoritario para nada, pero sí soy implacable con los que pretenden serlo conmigo o con mis seres queridos. En mi vida personal (y la vida personal excede con mucho el plano meramente sexual), me gustaría encontrar una mujer a la que yo fuese capaz de admirar y desear, la cual también me desease como sumiso y como pareja. La vida íntima de las personas, recibe ese nombre por un poderoso motivo: la privacidad. Una verdadera Dómina, no necesita ir gritando órdenes ni estar humillando a su sumiso en el Corte Inglés ni en la cafetería de moda o donde sea... A una verdadera Dómina, le basta un simple gesto, una mirada, un inocuo comentario, para que su sumiso haga lo que ella desea, en cualquier lugar y delante de cualquier persona. Y ante esa circunstancia, la respuesta del sumiso no sería percibida por nadie, más que como el mero gesto de un devoto enamorado, si efectivamente dicho amor existe. Evidentemente, la sutileza es un lujo que no está al alcance de cualquiera...

    Líbreme Dios de esas "amas" que tienen que ir dando gritos a sus sumisos para hacerse notar o necesitan vejarlos en público, como muestra indubitada de sus propias carencias humanas y femeninas. Los complejos curadlos en el psicólogo, que a la larga os saldrá mucho más barato...

    Soy sumiso, pero creo en la libertad por encima de todo. Por eso mismo no estoy dispuesto a entregar dicha libertad a la primera pelele que se autoconsidere "ama" por manejar muy bien la fusta y ser una cabrona.

    Cada cual es libre de decidir en qué esfera de su vida quiere publicitar sus intimidades. Mi opción es muy clara, en primer lugar porque me apetece y en segundo porque ir propagando a los cuatro vientos mi pasión por la femdom, sólo me acarrearía problemas en mi ámbito profesional y social. Lecciones sobre este particular, ninguna.

    Y para terminar, invitaría a Ama S, a que predicara usted con el ejemplo. Veo, Señora, que usted es partidaria de salir del "armario-mazmorra". Es un opción muy respetable. No estaría de más que diera un paso al frente. Por ejemplo, ¿Cual es su nombre real? ¿Dónde reside? ¿A qué se dedica profesionalmente? ¿Cuándo colocará sus fotos personales en el blog? etc. etc. etc...... Difícil ¿verdad? Pues para algunos, también Señora.

    No deseo concluir mi intervención, sin felicitarla nuevamente por su blog. Comparto buena parte de sus opiniones, discrepo en una minoría de ellas. Pero tanto unas como otras, las expone usted con una elegancia que no abunda por estos lares de la dominación femenina. Y para muestra, tenemos el botón del típico estúpido que no necesita decir la última palabra, aunque la realidad demuestre otra cosa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hecho de que un sumiso sea un hombre "normal" en el día a día o líder en su trabajo, no es incompatible con ser sumiso con una mujer, es más, es que los hombres sumisos tienen una vida normal, que es algo que parece que más de cuatro tampoco entienden.

      Que declarar tu pasión por la femdom te trajera problemas me parece significativo de lo que quiero reflejar. ¿No sería liberador poderlo decir con toda tranquilidad e incluso orgullo? A mí así me lo parece.

      Sobre tu invitación a que deje aquí mi vida y milagros, francamente, no le veo sentido. Exponerme a trolls y locos que se amparan en el anonimato es una insensatez. Yo no lo oculto y se lo digo claro a quien se lo tengo que decir, y doy mi opinión acerca de lo trasnochado que me parecen los modelos convencionales cada vez que se me presenta la ocasión y a quien tenga delante. Sutileza y pequeños gestos es lo que se necesita, y eso creo que está al alcance de todos.

      Eliminar
  5. Reconozco que después de leer algunos comentarios he vuelto a comprobar que había leído el mismo texto que el resto:

    Yo no he visto dictadura en las palabras de Ama S: creo que ha expuesto lo que Ella siente y piensa sobre el tema como lleva haciendo a lo largo de todo su blog sin intentar ser el oráculo de este mundo.

    Tampoco he entendido en ningún momento que debemos formar mañana mismo el movimiento 4M para gritar en la Puerta del Sol quién se esconde detrás de cada uno de nuestros perfiles blogueros.

    Lo que yo he entendido (yo personalmente para que quede claro) es que gran parte de la responsabilidad de que esto se vea como se ve desde fuera es nuestra. Sobre todo creo que las palabras clave de lo que se ha dicho son Sutileza y Naturalidad. Sutileza para que sin gritar lo que eres la gente lo sepa y Naturalidad para defender y no avergonzarse de un sentimiento que se supone tenemos tan interiorizado y del que disfrutamos tanto como decimos hacerlo.

    Antes de que alguien coja la piedra más grande que encuentre para lapidarme diré que soy el primero que asume mi parte de culpa y creo que debo seguir trabajando en este tema para sentirme cómodo y orgulloso (aquí creo que cabe el orgullo) con esas dos palabras que subrayo: Sutileza y Naturalidad.

    Perdón por la extensión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, ¿no preparo la pancarta? Aparte de hacer un chiste fácil, aprovecho para remarcar que a lo largo del blog utilizo bastante el humor y la ironía, no solo porque es mi manera de expresarme, sino como elemento más de esa naturalidad que me parece deseable en todo esto.

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo en el 99% de lo expuesto por "inferior", pero claro, queda ese 1% que es en donde dice; "(...) sutileza para que sin gritar lo que eres la gente lo sepa (...)".
      Paseo por Sol, por la Plaza Mayor, veo Mujeres y hombres, de un lado para otro, no sé si son Amas, sumisos, heteros u homos y realmente a mí no me interesa, mientras sean felices con lo que son vale. Lo importante realmente no es publicar lo que sientes, lo importante es no esconderlo, y si se percatan, bienvenidos, no estáis solos.

      Eliminar
  6. No podía estar más de acuerdo con esto. En todas partes cuecen habas, no hay que avergonzarse, es algo natural en muchos de nosotros. Incluso puede que esté en todos de una manera o de otra. No hay que crear polémica, ni morbo.. simplemente tratarlo de manera natural. Así todo el mundo puede entenderlo. No veo la necesidad de hacer apología, creo que poco a poco, o mejor dicho, tarde o temprano, la gente irá abriendo su mente y aceptandolo.

    ResponderEliminar
  7. Había escrito una parrafada infumable... En serio, ¡letal!
    La he leído y no la voy a enviar... De hecho la acabo de borrar.

    Una sociedad libre y abierta es lo que creo que necesitamos, donde cada un@ pueda expresar y vivir lo que necesite y no sentirse menos (ni más) por ello. Un poco de naturalidad, lo cual exige que cada un@ de nosotr@s sea natural... Algo tan simple sigue siendo hoy en día complicado.

    Y por otra parte, libertad ante los términos y etiquetas que limitan nuestra visión impidiéndonos ver a la persona que hay detrás de los mismos, con todos sus ricos matices, que es lo único real. A veces he leído en otras partes cosas que más que hablar de relaciones y personas reales, parecen convertir todo este mundo en una convención más... No soy de estereotipos, la verdad. Me aburren mucho...


    Esto no tiene que ver con el anterior debate, pero lo dejo de todos modos. Hoy he leído algo que me ha hecho cosquillas:

    "Se puede experimentar tanta alegría al proporcionar placer a alguien, que se sientan ganas de darle las gracias"

    :)

    Pd. Sé que puede sola, pero ¿necesita un "Sancho Panza" (jajajaja) de escudero en su "lucha" contra los molinos de viento? Es que a veces... uff... jajajajaja. Pobrecita mía, qué paciencia tiene jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se agradece la concisión ;)

      Es una frase muy hermosa :)

      Ya sabes, Sancho, ladran, luego cabalgamos :D

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.