~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


viernes, 29 de junio de 2012

Fenómenos paraAMAnormales en tv



Sí, otra vez, esto va a parecer un monográfico de noticias sociales, pero son cosas que no merecen quedar por ahí desperdigadas, y no sé si tengo la antena femdomera especialmente sensible o es que las señales van en aumento, pero aquí traigo este par de ejemplos. Telecinco me parece una cadena insufrible y apenas la veo, pero el otro día, zapeando, pillo una entrevista a Pilar Rubio que, en ese momento, comentaba que las bodas no le atraen demasiado y que está bien como está con su chico. Como opino parecido, sigo escuchando. Acto seguido, añade que si le diera por casarse no lo haría de blanco, y además se vestiría de cuero. Entonces la entrevistadora, Mª Teresa Campos, pone cara rara y dice... ¿con látigo? Y Pilar responde “bueno”, sin aclarar ni desmentir.






Segundo fenómeno paraAMAnormal. Antena 3, programa Ahora Caigo, bastante más recomendable y cultural que el otro y que, este sí, veo cada vez que puedo. Tal vez toca mi fibra más sádica cuando veo que el concursante falla y es enviado literalmente al hoyo, lo que me hace reír siempre por muy visto que lo tenga ya. Bueno, pues parecía un programa como otro cualquiera hasta que le toca el turno a una participante que se presenta como “Ama de casa, pero si te parece muy largo lo puedes dejar en AMA”. El presentador se queda a cuadros y replica “pero oyeee, eso suena a...” y lo deja en el aire. Hay que decir que no puso cara de mucho desagrado, el muy pícaro. Ella añade que es Ama de todo, de su casa, de sus perros... (Cada uno que interprete lo de perros como quiera). Ama o no, lo cierto es que dominó el concurso sin mover un dedo, porque su contrincante falló y le dio la victoria directa, 5.000 euracos que ella iba a emplear en una caravana... o tal vez era una mazmorra móvil, vete tú a saber...


Y claro, veo esas cosas y me quedo pensando... Tal vez llegue el día en que esas caras raras se queden neutras y no pase absolutamente nada. Porque esa es la realidad. No pasa nada.

jueves, 28 de junio de 2012

Saliendo a la luz: un sumiso valiente


Hace un tiempo le dediqué una entrada a un gesto público de un personaje conocido como es Daniel Craig. También hablé más adelante del recientemente fallecido Juan Luis Galiardo. En ambos casos se trataba de manifestaciones a favor del papel no tradicional de la mujer y en contra del estereotipo del macho-man patriarcal. Todo eso, sin dejar de estar muy bien, al fin y al cabo son palabras, y como lo importante, según decían ya los antiguos latinos, son los hechos y no las palabras (Res non verba), y como la sociedad la formamos todos y cada uno de nosotros, voy a dejar constancia de otro gesto de un ciudadano anónimo, aunque no desconocido por aquí, y que merece todo mi apoyo, respeto y admiración.


No pretendo con esto decir que una persona es mejor que otra, de repartir medallas o lanzar castigos virtuales, simplemente me parece de justicia resaltar las actitudes positivas cuando aparecen, y como dice él, por si acaso le sirve de estímulo a alguien que se sienta de idéntica manera y esté en esa misma situación. Entiendo perfectamente lo complicado que son los cambios, todo lo que conlleva en cuanto a vértigo, miedo, el sentirse sol@ ante el peligro, porque quien más quien menos nos hemos sentido así cuando hemos escogido no seguir el camino marcado y apartarnos de la manada, así que por todo esto, y sin más introducción, os dejo el enlace de nuestro comentarista, que ha decidido salir de la mazmorra y plantarse delante del espejo con la cabeza bien alta. Un abrazo, suerte y olé tus webs, bathym.


miércoles, 27 de junio de 2012

Busco un príncipe azul, es decir, un sumiso



Decía el otro día elliot en su blog algo sobre reinas malvadas y príncipes azules, más bien referido al contexto de una relación vainilla en la cual ella le puede reprochar a él no ser el príncipe azul que nos venden en los cuentos, a lo que él le reprocha a ella no ser la reina malvada de sus fantasías más escondidas. Bueno, más o menos ese me pareció el sentido de sus palabras, pero contenidos e interpretaciones aparte, a lo que me quiero referir es que, como le dejé en mi comentario, para mí no hay mejor príncipe que un buen sumiso.



Este enfoque le puede chocar a más de un@ debido al cliché porno de sumiso rebajado en su dignidad, de poco hombre, de piltrafilla para uso y abuso de su dueña, y un largo etcétera que todos conocemos.



Dice Elise Sutton que el hombre anhela someterse a la autoridad amorosa de la mujer, lo cual habría que matizar en cada caso concreto, porque por supuesto que existen los sumisos a los que el amor en todo esto les sobra y les resbala. Pero no digo ya amor romántico, sino un mínimo de cariño o de consideración, y lo que quieren es ser tratados como basura. Por otra parte, al hilo de la teoría de Sutton, llama la atención que entre las experiencias supuestamente reales que nos relata se dan casos extremos de maridos-esclavos que viven casi de manera permanente en una jaula mientras ella se va de parranda y le llama a cada rato para contarle a cuantos se ha pasado ya por la entrepierna, aparte de para saber que él está bien, que aunque malvada de manual, la mujer tiene sus principios y se preocupa por su trapo-marido. No sé si es contradictorio o si es el no va más de la entrega llevado al límite, en todo caso no es mi ideal de relación.



Aunque no hago hincapié en lo físico no digo que no haya espacio para el desenfreno, no hablo más de cuatro veces de esas cosas porque a algunos se les va el santo al cielo y pierden el hilo de lo que quiero decir, y que es lo siguiente: algunas opinamos que la Dominación Femenina está más relacionada con las sensaciones mentales de poder que con todo el catálogo de prácticas bedesemeras, y desde ese punto de partida no buscamos un hombre poco hombre, de hecho es que NO nos sirve para lo que buscamos. Sé que llevo anunciando el post de la hombría del sumiso desde hace meses, pero no dejo de añadirle cosas y me está quedando tamaño bíblico, así que no sé si publicarlo por entregas o qué, pero sí me parece importante dejar el tema claro y transparente porque para mí es la piedra angular de todo esto, así que ya saldrá cuando tenga que salir.



A veces me comentan, por privado pero también en los comentarios (si estáis atentos hubo un caso reciente), que mis palabras les sirven a algun@s para ver las cosas más claras. No me considero ni pretendo ser un referente de nada, y creo que en esos casos solo soy el último empujón, porque todos en el fondo tenemos las ideas claras, aunque tal vez estén un poco desordenadas. Pero a lo que voy es, que hay una visión que SI me gustaría aportar desde aquí y es algo que no veo que abunde en otros blogs de Dominación Femenina llenos de cuadras, malas malísimas y pobres hombres degradados hasta la náusea.



Mi visión consiste precisamente en esto del príncipe azul. Un buen sumiso, es decir, ese que no se mueve por sus impulsos ni egoísmos, es exactamente ese hombre que te va a hacer la vida más fácil dentro de las circunstancias y posibilidades que tenemos todos en el mundo real, es ese hombre que admiramos (sip, ADMIRAMOS) porque es un hombre completo y valiente, y fuerte, tanto que antepone la felicidad de su Ama a la suya.



Y eso “reivindico” desde aquí. Que yo, y por lo que veo es un fenómeno en expansión, tengo una forma de relacionarme emocional y sexualmente de una manera determinada y que es MI o NUESTRA manera ideal de relación, la que nos llena, la que nos sirve, la única que nos funciona, y que es algo que se establece entre dos seres humanos, no entre una diva caída del cielo y un perro pulgoso salido del barro, eso vende muy bien en el porno, pero en la vida real las cosas son más sencillas y a la vez más intensas. Un “mi Ama” pronunciado de verdad es más potente que un juego de electroestimulación. Y ahora, adelante, que me llamen loca, pero como dijo aquel, hay que estar muy cuerdo@ para llamarse loc@, o como cantaban aquellos otros, no estamos locos, que sabemos lo que queremos.

lunes, 25 de junio de 2012

Aquí voy de nuevo


Bueeeno, pues mientras capeo el temporal de la misma historia de siempre, los que no se enteran, los que no se quieren enterar, los que están en una nube, los que dicen A y hacen B, los despistados que llegan buscando sesiones, los que piden en vez de ofrecer, los que dicen que esto no es un juego para ellos y resulta que juegan más que un ludópata en Las Vegas... Yo a lo mío. Borrón y cuenta nueva. Desde cero. Caiga quien caiga, haberlo hecho mejor, majetes. Ah, y gracias a “san internet” por ayudarme a desenmascarar a los que se venden como un buen detergente y solo esconden trapos sucios, ¡gracias!



Algunas canciones las escuchas y dices, joder, esto parece escrito y dedicado para mí misma, en fin, ya sé que estas cosas les pasan a mucha gente, espero que le sirva tanto como a mí el consejo a quien lo necesite. Mano de santo, oye.

Allá vamos de nuevo, adelante siempre, siempre adelante, porque tenemos claro lo que queremos y NO nos vamos a conformar con menos.

No sé adónde voy
pero si que sé donde he estado
colgando en las promesas
en canciones del ayer
y he decidido
no perder más tiempo
pero, aquí voy de nuevo
aquí voy de nuevo

Aunque sigo buscando una respuesta
Nunca parezco encontrar lo que busco
Oh Señor, rezo
para que me des la fuerza para continuar
porque sé lo que significa
caminar a lo largo de la solitaria calle de los sueños

Y aquí voy otra vez yo sol@
Bajando por el único camino que he conocido
Como un vagabundo nací para caminar sol@
Pero, he decidido
No perder más tiempo

Soy solo otro corazón que necesita ser rescatado
Esperando la dulce caridad del amor
Y voy a aguantar
durante el resto de mis días
Porque sé lo que significa
caminar a lo largo de la solitaria calle de los sueños


video

sábado, 23 de junio de 2012

A mí no me manda ninguna mujer, aunque sea una máquina...



A veces se quejan algunos sumisos del estigma social que sufre el macho ibérico que tiene tendencia no dominante, y anhelan una situación parecida a la de otros países en los que supuestamente el tema está más aceptado. Creo que una cosa es que las comunidades bdsm, kink o Dominación Femenina estén más estructuradas y otro tema es la aceptación social, y en eso no creo que haya gran diferencia. Según he visto en diversos blogs extranjeros, se repiten las mismas quejas acerca de la visión desde fuera del tema, por parte de los medios de comunicación y de los propios conciudadanos, aunque también señalan la tendencia contraria cuando observan alguna señal positiva, pero como digo, la mayoría de veces se quejan de una visión sesgada y negativa.



Ya comentaré alguna de esas noticias, pero me ha llamado la atención una de esas cosas que aparecen mezcladas en un artículo sobre un tema cualquiera y que muestra el machismo que aun impera, en países tan en apariencia avanzados como Alemania. Fragmento leído en un periódico español:



Los estudios de mercado indican que la gente se siente menos intimidada por una voz de mujer, lo que explicaría que muchos sistemas de navegación tengan, desde la II Guerra Mundial, voz femenina. Alemania es una excepción: según cuenta el profesor Clifford Nass en su libro El hombre que engañó a su portátil, en ese país BMW tuvo que poner voz masculina a los GPS de todas sus series de coches después de recibir cientos de quejas de clientes que no querían seguir órdenes femeninas.



Pues nada, se ve que no abundan los sumisos con BMW en Alemania, o son todos esclavos financieros que se mueven en metro... Ay, qué lamentable, se mire por donde se mire...

miércoles, 20 de junio de 2012

Canción para switchs


En mi adolescencia, sin saber entonces porqué, la primera parte de esta canción me producía cosquilleos, hasta que llegaban al quid pro quo de 'ahora me toca a mí mandar' y ya se rompía el hechizo, pero como música de fondo para una relación switch me parece muy apropiada.

Haz conmigo lo que quieras, nena.
Sabes que te pertenezco, nena
cada poro de mi piel es tuyo
haz conmigo lo que quieras nena.

Cede a tus tentaciones reina.
Vamos a volvernos locos, nena.
Vamos a subir al cielo juntos
haz conmigo lo que quieras nena.

Cabalgando en la pasión
juego ritual
ritual, ritual
cabalgando en la pasión
deseo más y más
deseo más y más
siiiii movimiento sensual.

Ahora harás lo que yo diga, nena
sabes que me perteneces, nena
cada curva de tu piel es mía
ahora harás lo que yo diga nena


video


lunes, 18 de junio de 2012

Esclavo sexual con máscara de gas desata alerta por bioterrorismo




Otra noticia “social”. Esta es de hace más de un año, algunos tal vez ya la conocéis, yo la encontré de casualidad cuando estaba buscando algo de unas máscaras, historia larga... Bueno, pues aquí está la traducción, la original, en este enlace.




La policía alemana desató una alerta terrorista a gran escala después de que una dominatrix ordenase a su esclavo caminar por las calles de Guenzburg con un traje de PVC y una máscara de gas.



Los petrificados vecinos de Guenzburg, Alemania, llamaron a la policía después de ver al esclavo rodando por la nieve y respirando con dificultad bajo su máscara. “Creímos que se estaba muriendo, vimos la máscara de gas y de inmediato pensamos que los terroristas estaban intentando envenenarnos”.



Pero el sumiso con la cara roja le dijo a la policía que lo de rodar por la nieve había sido parte de su entrenamiento como esclavo y que se lo habían ordenado como castigo.



La policía amonestó al hombre y a su dominatrix por su comportamiento en público, pero no presentó cargos. “Estaba actuando voluntariamente y no había quebrantado de hecho ninguna ley, así que no podíamos hacer nada contra él”.



"Supongo que cualquier castigo que se nos ocurriera no se podría comparar con lo que él estará acostumbrado a recibir", dijo un oficial de policía.


sábado, 16 de junio de 2012

La vergüenza de ser sumiso y la puñetera discreción


Señora, soy discreto”... “Te pido discreción”... ¿Cuántas tropecientas veces habré escuchado esas frases, incluso antes de que me digan “hola”? Bah, no sé, perdí la cuenta.



El que te suelta eso, ¿tiene la idea de que lo vas a llevar con una correa al cuello por toda la ciudad?, ¿anda preocupadísimo por si alguien le adivina el pensamiento y descubre que tiene la “degradante” tendencia de querer ser sometido por una mujer?



Lo cierto es que me pone de los nervios cuando insisten tanto con la discreción. ¿Por qué me molesta esto? Pues muy simple, si me llegas con esa actitud significa que me ves como tu vicio secreto, como algo inconfesable, como una friki de la galería de los horrores de la que te avergüenzas, como algo sucio, como algo que vives en la clandestinidad y no te dejarías ver conmigo en público a no ser que me ponga un burka. En definitiva, si no soy el mayor orgullo de tu vida, no me interesas en absoluto.



Obviamente, si estuviera naturalizado el tema en la sociedad a muchos se les quitaría esa losa de encima, pero... creo que el problema la mayoría de las veces está en ellos mismos. Y a eso me refiero en esta entrada, lo de la sociedad queda para otra.



Por una parte, están los sumisos emparejados, que no se lo cuentan a la respectiva porque... “me da vergüenza, pensaría que soy un degenerado”. Dejando aparte la cuestión de por qué la gente se empareja con alguien que no comparte sus gustos en un pilar básico de la relación como es el de la sexualidad, a estos incluso los entiendo cuando van con la frase de la discreción por bandera, pero cuando me lo dice un chico libre como el viento... ahí ya el escollo no está en los demás sino en él mismo, aunque según un artículo que voy a comentar ahora, ambos parecen tener el mismo problema. Resulta que no es la vergüenza en sí (jeje, lo que hacen algunos a espaldas de su santa no es precisamente de ser vergonzoso) sino la vulnerabilidad que produce confesar el secreto. Y lo mismo sirve para el sumiso que no tiene pareja pero no se atreve a contárselo a cualquier chica “normal”.




En el artículo en cuestión, los expertos opinan que alguien que se avergüenza y se oculta lo hace porque él mismo rechaza esa parte de sí mismo. Aquí van algunos fragmentos:



Preferimos callar, sin darnos cuenta de que de este modo enturbiamos aún más la relación. Hay tantas cosas que suponemos que no se pueden o deben explicar, que preferimos el ocultamiento para no ser despreciados y para protegernos a nosotros mismos preservando la imagen que nos parece más adecuada.



Cuenta el psiquiatra Boris Cyrulnik que uno se adapta a la vergüenza mediante comportamientos de evitación, de ocultación o de retirada que alteran la relación. No se libra uno de la culpabilidad o de la vergüenza, sino que se adapta a ella para sufrir menos. Puede ocurrir, sin embargo, que la vergüenza pueda transformarse en su contrario, en orgullo y arrogancia, también, a veces, en indiferencia o en cinismo.



Morir por decir o sufrir por no decir, mientras resuelve el dilema, el avergonzado le da poder al otro. ¿Tan esclavos podemos llegar a ser de su juicio? John Powel tiene un libro titulado ¿Por qué temo decirte quién soy? En realidad, el problema empieza cuando sufrimos por la imagen desgarrada que exponemos a nuestra propia mirada.



Aunque hablan de ocultación en general, me parece aplicable a los sumisos que no se auto-aceptan y terminan viviendo la Dominación Femenina como un vicio secreto inconfesable.



Por resumir, el resto del artículo dice que la vergüenza es necesaria en su justa medida, pero tenerla en demasía produce quedar en manos de los demás, y solo podemos atender a nuestra mirada interior sin culpa ni moralidad.


Como dijo un sabio:


Hemos de proceder de tal manera que no nos sonrojemos ante nosotros mismos- Baltasar Gracián.

jueves, 14 de junio de 2012

Cuidado con los experimentos sexuales



El pene de un hombre de 52 años se ha librado de la amputación gracias al trabajo de los bomberos de Granada, que han conseguido extraer su miembro atrapado dentro de un trozo de tubería cilíndrica donde el afectado lo había introducido previamente como parte de una práctica sexual.

Los hechos ocurrieron cuando un hombre acudió al servicio de urgencias con un tubo cilíndrico de acero en su pene y una importante inflamación del órgano sexual que le impedía retirar el miembro de la tubería. Ante la imposibilidad de cortar el cilindro, de unos dos centímetros de diámetro, cuatro milímetros de espesor y algo más de cinco centímetros de longitud, los médicos solicitaron ayuda a los bomberos con el fin de evitar la amputación del pene, que estaba estrangulado dentro del tubo, lo que impedía que bajase la erección.


El paciente tenía una inflamación en su órgano sexual de unas proporciones que hacían imprescindible una intervención inmediata. El problema, según fuentes médicas, fue que al meter el pene en el tubo como parte de una práctica sexual, tuvo una fuerte erección y, sin tiempo a reaccionar, el cilindro le estranguló el órgano sexual de tal forma que le produjo una gran inflamación que, a su vez, impedía que bajase la erección, con lo que era imposible sacarlo.



La situación llegó a tal punto que el glande, que se encontraba fuera por el otro extremo del tubo, llegó a adquirir una longitud de más de 12 centímetros y un grosor de más de cuatro. Para los médicos había un evidente riesgo de gangrena y, por tanto, de peligro grave para el paciente, por lo que había que hacer lo posible por cortar el tubo, ya que la otra posibilidad era la de la amputación.

Para cortar el tubo utilizaron una herramienta de bricolaje (una pequeña sierra circular denominada Dremel). En la intervención para salvar el pene, los bomberos emplearon casi dos horas en las que compartieron quirófano con los cirujanos.



Este caso ha puesto en evidencia que algunas prácticas sexuales pueden ser muy peligrosas. Aunque el afectado no ha desvelado los motivos que le llevaron a meter el pene en un tubo de acero, todo indica que se trata de un sistema que estrangula el órgano sexual para conseguir una mayor erección. Pero un tubo de acero no se podría retirar a tiempo en caso de que esta actividad se descontrolase.


Ya sabéis..., si alguno piensa hacerse un cinturón de castidad en plan casero, que tenga cuidado, no vaya a salir también en las noticias.

miércoles, 13 de junio de 2012

Manual de la perfecta cabrona


Este libro, de la escritora Elizabeth Hilts, me llamó la atención por el título. No tiene nada que ver con la Dominación Femenina o al menos no era esa la intención que declara su autora y, sin embargo, da con la clave de todo este asunto en mi opinión.

Para empezar, el título original habla de la cabrona interior, de la bitch. Lo primero que nos aclara Hilt es que su libro no es un manual para ser MALA, sino para ser una mujer auténtica, que se conoce a sí misma, reconoce lo que quiere y es clara y sincera el 100% del tiempo. Vamos, lo que yo creo que es un Ama en condiciones... y un sumiso/a y todo bicho viviente, porque sin ser persona en condiciones lo demás es papel mojado. 



Recuerdo a un sumiso novato que me dijo que buscaba una mujer soberbia, chula y prepotente, como si eso fuera el no va más de la dominación. Le pregunté si se refería al comportamiento con él o a su forma de ser en su vida cotidiana, y me respondió que “una buena Ama era siempre igual con todo el mundo”. Ay, siempre se pone a dogmatizar el que acaba de llegar y no tiene ni idea de nada. Y lo mismo pasa con ellas. Esas que se meten a Ama cuando se aburren del marido y van de bordes con todo dios.



Por volver a resumir lo que es para mí la auténtica Dominación, se trata de no seguir el esquema pre-establecido en la mente del sumiso, ser tú misma y con eso es suficiente, y al que no le sirva, que ahorre para una profesional. Sería absurdo salir de lo convencional para volver a caer en la rigidez de dogmas y manuales. La clave está en hacer las cosas a tu manera.





Volviendo al libro, ese es el mensaje básico que lanza, que tienes que ser tú misma, sin esconder ni maquillar nada. Hilts habla del “encanto tóxico”, el peor enemigo de cualquiera a la hora de entablar cualquier tipo de relación. Tiene otro libro titulado La perfecta cabrona y los hombres. Aunque no sirve demasiado para nuestro tema, hay cosas aprovechables también. Pero se sigue basando en la misma idea. No intentes caer bien a toda costa, o sea, ser encantadora de manera tóxica, porque luego todos sacamos nuestra auténtica cara más temprano que tarde y la otra persona se queda descolocada cuando presencia el cambio. Más vale ser como eres, y te sentirás más cómoda con tu situación, aunque sea la de estar sola porque no te llena nadie. Y lo mejor de todo, cuando tengas a alguien será porque lo tenéis claro de verdad y será bueno de verdad.



Hay otro consejo que me gusta especialmente. Hilts dice que cuando no veamos clara la situación con un “pretendiente” lo mejor es ESPERAR. La prueba de la paciencia lo pone todo en su sitio. Quedé con un sumiso arrogante que lo tenía todo clarísimo, que lo quería todo y lo quería ya, y que todas mis pruebas de paciencia le parecían una tontería. El segundo día de vernos ya me dijo que estaba teniendo demasiada paciencia conmigo, y toda su actitud era de fastidio mal disimulado. Pues tiene razón Hilt, espera, tómate tu tiempo, lo más seguro es que el devoto sumiso que te iba a dar todo-todito-todo se desinfle y vaya a venderle la moto a la próxima incauta.



Y otro consejo, que directamente entra en el ámbito de la Dominación Femenina (y ella sin saberlo...), es que cuando entables relación con alguno de los que se te acercan, NO te creas que es el definitivo que andas buscando; ese te va a servir (sip, usa la palabra tal cual en el sentido de USAR, de utilizar) para algo muy concreto, y tendrá alguna cualidad de las que buscas, pero en definitiva te va a ayudar a reafirmarte en lo que quieres y, sobre todo, en lo que no estás dispuesta a aceptar. Puede que afortunadamente sea el definitivo, pero mejor será no ir con esa idea.

martes, 12 de junio de 2012

Chiste vainilla... o no tanto


Chiste encontrado en una revista de “actualidad social”. La chica tiene un novio masoca y ni lo sabe. Si eso va para adelante ya tenemos D/s unidireccional de manual...



Sí, le sacudí un directo al hígado, le derramé el café por encima, le llamé merluzo, gusano e imbécil y le pedí que desapareciera de mi vista para siempre... Pero hay tipos que no quieren entender una indirecta: ¡Mañana acudirá a casa a pedir mi mano!


lunes, 11 de junio de 2012

Palabras claves de búsqueda en el blog


Hay palabras/frases que teclean algun@s para ir a parar hasta aquí que merecen no quedar en el olvido, así que voy a empezar a coleccionarlas. Algunas memorables se han perdido ya porque las fuentes de tráfico se actualizan constantemente, pero cuando me acuerde le echaré un vistazo a ver si pillo alguna genialidad de aquí en adelante.



Pero antes, para los amantes de las estadísticas, aquí está el top ten de las palabras más tecleadas en una semana cualquiera. Como podéis ver, no faltan las búsquedas de sumiso doméstico y financiero.



Yo entiendo que al meter palabras que aparecen en distintas entradas se vaya a parar hasta aquí, lo que no comprendo es cómo funcionan los buscadores cuando ni siquiera las palabras en cuestión están en ninguna parte del blog. Bueno, misterios informáticos aparte, entre las frases recientes de búsqueda tenemos:


femdom: amas-buscan wc personal. Junio 2012

femdom que coincida con tu menstruacion

Esas 2 las copié sin “pruebas”, pero ya que nos ponemos, vamos a hacerlo bien... Aquí hay otra con imagen capturada.



Ya de paso nos damos un paseo geográfico y cotilleamos a los visitantes, que esto de escribir un blog no va a ser solo abrirle tus pensamientos al prójimo y que los demás sepan más de ti que al contrario.

Continuará... (supongo)

sábado, 9 de junio de 2012

El sumiso multi-Ama




Decía yo, hablando de los macho-men en caza perpetua, que el fenómeno se repite en el caso de este tipo de sumiso, ese que va de anuncio en anuncio con un copia-pega ofreciéndose como una mercancía barata, o el que “sirve” a varias a la vez sin servir a ninguna en realidad. Una muestra apareció por aquí con un mensaje dirigido a todas las Amas en general y a ninguna en particular. No, definitivamente, hacernos sentir una más en tu lista no es un buen comienzo, ni tampoco no tomarte la molestia de leer nuestras palabras, si lo hicieras tal vez te llevarías la sorpresa de que todas no somos iguales ni estamos sacadas de una fábrica de clonar hermanas gemelas de la tipa del último video porno femdom visto por ti.



Creo que todas las Amas que alguna vez han puesto un anuncio se han topado con el mismo fenómeno, porque claro, ese es el cliché masculino a la hora de ligar, ya sea la presa Ama, vainilla o cajera del súper. Diversifica que algo cae.



Se puede comprobar en cualquier foro, el típico que va soltando halagos a Ama Tal, pero también a Ama Cual y ah, sí, no olvidemos a Ama Zutana. O el que alaba a la autora de un blog por su visión A del tema y luego lo encuentras en el blog de otra diciendo que su visión B es lo mejor que ha visto en su esclava vida.



Esto, que hasta cierto punto es humano, y que nosotras también podemos hacer (con las decepciones que te llevas sería absurdo centrarse en un solo sumiso cada vez), roza la tragedia cuando ya no se hace por aumentar las posibilidades sino cuando se hace desde el egoísmo más absoluto. Es decir...



Sumiso X, entabla amistad con Ama Z. Parece que ambos se entienden, que existe conexión, que podría “pasar” algo más que amistad. Él, como buen caballero (por eso a Ama Z. le empieza a agradar, porque va haciendo las cosas bien) no se lanza como un jabalí descontrolado hacia ella sino que le envía sutiles señales de que le encantaría vivir para estar bajo sus pies. Sutiles, pero claras como el agua cristalina de la alta montaña. Pero, ay, hombre tenía que ser... y Ama Z. descubre, ojiplática, que su aspirante a sumiso no deja de añadir amiguitas a su msn/facebook/lo que sea, y no agrega precisamente a Lolita, Pepita o Manuelita, nop, añade a AmaVikinga de los 7 mares y otros nicks por el estilo. Es decir, SIGUE buscando Ama a pesar de mostrarse (en apariencia) interesado (mucho) por Ama Z., y lo que es más, SABIENDO que ella no lo ha alejado con un puntapié de su lado, sino que le está permitiendo conocerla mejor y acercarse, sabiendo además que ella no es precisamente de las que le sirve cualquiera.





Nada, que está visto que la mayoría no ha evolucionado del patrón de conducta prometer hasta meter (o dejarse meter más bien en este caso) y del mentir para pillar (o ser pillado). Y claro, cuando se les acumula tarea y deben desaparecer para estar a los pies de varias al mismo tiempo, echan mano de excusas tan desbordantemente imaginativas como decir que el móvil se quedó sin batería, o el portátil, o ambos a la vez, esperando que seas tan gilipollas de creerlo, tan tonta como quieren ellos que seas para que te puedan manejar ellos a ti, tanto como para tragarte la serie de chorradas que pueden llegar a soltar por minuto. ¿Cómo es posible que un sumiso que afirma que solo concibe una relación Dominación Femenina se apunte a una página de contactos “normal” para conocer a chicas de 20 cuando además dice buscar una Ama de 35 para arriba? Pues cosas así hacen, y lo justifican, y te sueltan la patraña de que se apuntaron por nada en especial y ni miraron lo de la edad y bla bla BLA BLA.......




Si no se entiende qué hace mal el sumiso en este caso, diré más, puede que la otra ni le interese tanto como Ama Z. o que la otra no muestre ningún interés por él, eso es lo de menos, lo grave es el GESTO, buscar a esa/s otra/s cuando todavía no ha sido descartado por la que se supone es su principal interés en ese momento. Tal vez no abunden los sumisos expertos en informática y pienses que no puedo ver en qué andas metido, pero ya ves, la tecnología nos brinda eficaces herramientas para teneros bien controladitos, más eficaces que el CB. Así que, llegado este caso, y por mucho que me jures/prometas/implores por tu supuesta sumisión de oro que esas son solo amigas, a mí me queda clara una cosa: no voy a darle prioridad a quien me tiene como una opción.



En fin, no sé si esto es así de frecuente, pero me ha ocurrido varias tropecientas veces (sip, no lo digo por sumiso X, o no solo por él). Lo peor es la rabia que da cuando lo descubres con días de retraso, cuando ya das la oportunidad de conocerte en persona. No, si es que hay veces que la sumisión parece demasiado perfecta, va a ser otra señal de peligro a tener en cuenta...

jueves, 7 de junio de 2012

La ética sexual y los dobles raseros


Me ha escrito recientemente una persona (hombre, casado y, según se declara, sumiso) comentándome que le gusta mi blog excepto por el tema de mi desagrado por las dobles vidas. Me dice, -eso sí, desde un respeto exquisito-, que él sabe que “es posible” servir a un Ama al tiempo que está con su esposa.




Como no es el único que me llega a través del formulario desde hace meses con la misma historia, voy a responder por aquí para que no se moleste ninguno más en repetirme lo mismo y mejor se dediquen a formar un club de adúlteros-sin-fronteras, ejem, o prueben suerte en otros lares. Bien, yo poco más puedo opinar sobre el tema que no haya dicho ya, así que cedo la palabra a los expertos copiando un resumen de un artículo de psicología aparecido en una revista on-line dirigida, curiosamente, al público masculino.



Nunca hacer daño, nunca mentir: la ética de la sexualidad.



Si se analiza el adulterio desde la ética, el problema no está en la sexualidad, sino en el compromiso. Muchas personas justifican esta relación en el hecho de haberse enamorado, pero es una verdad con matices.



Algunas personas justifican el adulterio diciendo que es por el bien del matrimonio, es decir, es un mal pero temporal y que a largo plazo mejorará la relación. Este razonamiento en filosofía se llama utilitarismo, y justifica el daño de hoy por los efectos que genera en el futuro. Casi todas las guerras se han justificado de este modo.

Otros dicen que no quieren romper un matrimonio o que no quieren tanto a la otra persona como para que esta persona se divorcie y se case con ellos. Es decir que se conforman con lo que consiguen, un par de días a la semana. Esta actitud puede que no sea ética pero por lo menos es honesta, es una relación sexual básica. El problema es cuando se pretende vestir de romanticismo para autoengañarse y engañar a los demás. Claramente no hay engaño posible, porque cuando hay amor no hay barreras para iniciar una nueva relación.

Pero el problema era la ética y no nos queremos salir de esto. En filosofía lo único importante es la libertad, incluso por encima de la felicidad, y una persona que mantiene a su pareja engañándola, ocultando la verdad, haciendo por detrás lo que no se atreve a decir, está robando a la otra persona su derecho a ser libre, a decidir si quiere seguir en estas condiciones o si prefiere cortar la relación.

Los que hacen posible esto (los amantes) también están afectados por la ética, pues colaboran en robar la libertad de la persona engañada.

Lo curioso es que en términos psicológicos (también éticos) son personas que repiten esta forma de actuar en todas sus relaciones, y siempre dicen que la culpa es de los demás. Desde luego la ética no es de ellos.



Volviendo a las palabras de mi lector, le diría que sí, claro, que ES posible lo que me comenta (aunque veo pelín complicado lo de ser una sombra de tu Dueña en esas circunstancias a no ser que te clones o tengas el don de la ubicuidad), pero la cuestión no es esa, sino la pregunta es: ¿Es lícito, ético, justo para la persona engañada? Me ha encantado la parte de los amantes-cómplices, porque algun@s llegan a decir que a ell@s que les registren, que solo pasaban por allí...




Todo esto me parece muy propio de épocas pasadas, al contrario de los que lo visten como el no va más de la modernidad, no he tachado lo de la edad por eso, aunque hay sumisos buenos y menos buenos (según mis parámetros) en todas las franjas. Es propio también del esquema patriarcal, del hombre situado en el centro de todo y de todAs, escogiendo a unas y otras según sus necesidades en cada momento.

Por cierto, si llevas doble vida este debería ser tu coche:





En resumen, se trata de engaño puro y duro, del todo vale y todo es relativo, en definitiva, de los DOBLES RASEROS: por un lado dicen que no hay engaño porque la amante lo sabe (a veces ni la amante lo sabe, lo cual es aun más mezquino) pero por otro lado no mencionan el engaño hacia la pareja. Y claro, esto es quedarnos con lo que nos interesa y con eso de “ah, pero eso no es lo mismo”. ¿Seguro que no es lo mismo...?




Veamos...



Un hombre que liga mucho es un machote, una mujer que hace lo mismo, una puta.

Algunos hombres con pareja vainilla y Ama no permanente incluso se ponen celosos cuando su Ama adopta otro sumiso simultáneo.

Hombre que introduce a su chica en el mundo swinger y es natural que ella se lie con otros y otras pero su macho-man no permite ser tocado por otro hombre.

Que un putero defienda la prostitución, aparte de ser hiper lógico, me parece incluso bien... siempre que me responda de manera afirmativa a esta inocente pregunta: ¿Te parecería igual de bien que tu hermana, madre o novia se metieran a putas? Ya que repite tanto que es un trabajo como otros y elegido libremente, no debería tener reparo en encontrarse a su madre “en faena”.



Ejemplos hay a montones. El doble rasero viene muy bien como típica excusa de que 'lo mío no es tan malo comparado con lo que pasa por ahí'. Como me dijo un adúltero compulsivo... “no soy el único que lo hace, bla bla bla, al menos yo me hago amigo de ellas, no como otros egoístas”, joder, a ver si al final el tipo merecía un monumento y yo no sabía verlo. Porque además suelen considerarse mejores personas y llamarnos intolerantes a los que no lo vemos así. Ser tolerante con una mezquindad te convierte en cómplice, así que prefiero ser intolerante con todo lo que suponga un ataque a las libertades del prójimo, de las parientas en este caso.








Bueno, pues en efecto, así es posible TODO, gracias al genial invento de los dobles raseros que los honorables ciudadanos utilizan para autojustificar lo injustificable. Buen ejemplo lo tenemos en esta escena de Cosas de marcianos, serie que he estado revisionando estos últimos meses y encontrando escenas sospechosamente femdomeras. Llegué a pensar que se me había ido la olla a la hora de ver señales donde no las hay, pero resulta que existe incluso un “Ensayo sobre género” acerca de esta serie, en inglés, con el título Becoming Hu-Man: Deleuze and Guattari, Gender and 3rd Rock from the Sun, escrito por una tal Patricia MacCormack. Y tiene su lógica, porque el guión da para eso, son extraterrestres que se replantean qué significa ser hombre y ser mujer. Ella, que antes era un soldado feroz allí en su galaxia, se encarna como terrícola en Sally Solomon, esa mujer que no se guía por ningún convencionalismo preestablecido a la hora de vivir su feminidad. Su pareja es este humano, antítesis física de ella, algo buscado adrede para provocar un efecto cómico (ídem de lo mismo, otro doble rasero, que un feo exija una chica-hollywood es de lo más natural). El efecto cómico también se consigue por el hecho de tratarse él de un poli, una figura autoritaria que finalmente solo puede rendirse ante semejante mujer por mucho que intente imponer su criterio, sobre todo cuando su criterio está equivocado... Pero veamos cómo las cosas son relativas, o eso dicen los practicantes de la doble moral...


video

martes, 5 de junio de 2012

Comportamiento social del sumiso


El vídeo-post del otro día fue una avanzadilla de un tema que ya comenté que abordaría desde que apareció Daniel Craig por aquí en pose de “soy todo tuyo”.



No sé si surgirán más comentarios, pero por el momento ha habido opiniones más bien favorables a que una dominatrix humille en un parque público a su esclavo. No di mi opinión entonces, así que voy a desarrollarla aquí.



Ya hablaré de salir del armario/mazmorra, de los miedos sociales del sumiso, y de otros temas relacionados alrededor de Dominación Femenina y sociedad, pero ahora en concreto me voy a centrar en esto, porque también es una pregunta que me han hecho de manera repetitiva muchas veces: “¿cómo es un día completo suyo junto a un sumiso?”. La respuesta que muchos esperan es la de la fantasía 24/7 llevada a la realidad, pero algunos van un poco más allá (de la puerta de la alcoba), y se preguntan qué demonios se supone que hace un sumiso al cruzar el umbral y salir a la calle con su Ama.



Algunos, incluso, no han pisado JAMAS la calle con su Ama. Obviamente se trataba de una relación de sesiones. En otros casos, algunos me comentaron que habían quedado en X lugar para X práctica, precisamente en algún parque alguno que otro, por lo visto meterse entre los arbustos ofrece muchas posibilidades...



El vídeo del otro día me produce una serie de reflexiones, algunas contrapuestas. Por una parte, me parece inaceptable, ahora explicaré por qué, y por otra parte, me parece que, como elemento simbólico, tiene un mensaje muy positivo. Es decir, le faltan elementos y le sobran otros, en mi opinión. Ya sabéis, y para el que no lo sepa lo repito, que lo mío es la Dominación Femenina (definición rápida: la mujer disfruta dirigiendo y el hombre dejándose llevar), desde la cual llego cuando me apetece a las prácticas bdsm, todo lo cual no es un juego, o no solo eso, para mí. Por tanto, para mi gusto, le sobra parafernalia, la cadena, el collar, la vestimenta de mega-Dómina, es decir, falla en las formas. Yo no necesito ir vestida así por la calle ni llevar al sumiso con una correa. Esto es darle la razón al topicazo cliché que gobierna las fantasías onanistas de muchos supuestos sumisos. Algunas fantasías están bien donde están, pasadas a la realidad pierden su hipotética gracia.



Esa situación, por muy natural que nos parezca dentro de un contexto, no lo es (todavía) fuera de él, y no es la mejor manera de naturalizar este tipo de relaciones. La revolución que comentaba Walkariano me parece necesaria, pero siempre que se haga de manera gradual. Repito, hablo desde la óptica de la Dominación Femenina; si lo dejamos en una sesión bedesemera de puertas para afuera, no me parece ni bien ni mal, el teatro al aire libre siempre me ha parecido interesante...




Bien, después del inciso para llamar teatrero a más de cuatro (alguno se dará por aludido con lo que va por tantos y tantos como él, y, ojo, un adjetivo no es un insulto), continúo diciendo que no me parece la mejor manera de comportamiento público. Dejando a un lado la presencia de niños en los parques, con lo que conlleva de respeto absoluto hacia ellos, no se trata de imponer situaciones a personas que se sientan incómodas presenciando algo que no les encaja con sus parámetros, o incluso que lo entiendan y acepten pero lo vean como lo que es, una relación (íntima) entre dos personas que no hay por qué exhibir de manera tan contundente. Para mí, que no separo sexualidad y Dominación, esa escena equivale a tener sexo (convencional) en público, y no me atrae la idea de escandalizar a nadie, ni el caso contrario, es decir, “animar” al mirón de turno, como parece ser el caso del individuo que observa a ratos sin disimular su deleite. Todo esto suponiendo que los del banco no sean todos actores contratados, porque lo de Dómina profesional creo que se huele desde lejos.




¿Cómo debe comportarse un sumiso en público entonces?



Pues igual que en privado, PERO con mayor sutileza. Se trata de pasar de lo evidente a lo sugerido, de lo sexual a lo sensual, de poner en práctica el erotismo de la sutileza. Y por supuesto, con naturalidad, siendo él mismo y la gran parte del rato haciendo lo que pueden hacer un par de personas humanas y corrientes, que alguno hasta me ha llegado a preguntar si deberán cambiar su forma de caminar, hablar, estar, incluso de respirar estando a mi lado.



Esta otra escena me parece algo más razonable. Puede ser práctico, no es tan diferente a lo que hacen los padres al coger a su retoño en brazos cuando no queda sitio libre. Pero claro, todo depende de los ojos con que se miren las cosas...

domingo, 3 de junio de 2012

Speed dating o la primera impresión


Esta práctica, ideada, cómo, no por los estadounidenses, consiste por si alguien no lo sabe, en reunir a un grupo de hombres y mujeres y repartirlos en parejas para ir rotando después hasta que todos se han sentado con todas. Cada mini-cita de estas dura 7 minutos. Según los expertos, este tiempo sobra y basta para saber si vas a encajar con esa persona. Tal vez sea un tanto exagerado, pero lo cierto es que creo que a todos nos ocurre algo así en cualquier ámbito, ya sea tu vecino, compañero de trabajo, amigo de un amigo que te acaban de presentar... existe esa primera impresión que, más que por sus palabras, te llega por sus gestos, su forma de estar, de mirar, etc. Vamos, lo típico que dices 'no sé bien por qué, pero esta persona no me ha caído bien'.
Después puede que llegue a gustarte incluso y que lo pillaste en mal momento aquel día. Sin embargo, para mí, una primera mala impresión no suele ser algo que se transforme en lo contrario con el tiempo. También puede ocurrir el caso inverso, que alguien te da buen rollo de entrada y, tras conocerlo más a fondo, solo le ves más y más defectos. Es un caso típico de gente falsa que pretende caer siempre bien y luego va dejando salir su verdadero yo.



Todo esto sirve también en la búsqueda de sumiso, por supuesto. Están los que no se dejan ver tal como son porque intentan que los aceptes al precio que sea, en este caso fingir lo que no son. Y también los que agradeces que se muestren sin careta porque te facilitan mucho la tarea de descartarlos sin más vueltas.



La conclusión es evidente. Debes ser tú mismo siempre. No te preocupes por no estar a la altura o no gustarme. Como dice el proverbio oriental, si tiene solución, ¿por qué te preocupas?; si no la tiene, ¿por qué te preocupas? Es decir, si no me gustas, no me vas a gustar y da igual lo que hagas para convencerme. Si me gustas, no tienes que hacer nada extra.



¿Y qué ocurre con eso de los 7 minutos?... Pues que a mí me sirve hasta cierto punto. Me explico. En ese tiempo no puedo saber si la persona me sirve o no, como algunos me preguntan de manera machacona y estúpida desde que llegan hasta que se termina ese primer encuentro. Pero sí ocurre que algo dentro de mí me dice rápido si esa persona NO es lo que yo busco. Da igual que antes hayamos intercambiado largos emails o muchas horas de chat o hayamos hablado por teléfono días y días. Todo eso no significa nada, ni siquiera haberle visto por cam (hay que ver cómo distorsionan la realidad las jodías jajaja). Lo definitivo viene en esa primera mirada, ese primer gesto, ese estar, comportarse, lo que me transmite su actitud en definitiva. Ahí es donde el sumiso se la juega, en las distancias cortas, como diría aquel anuncio de colonia masculina, ahora con mensaje reconvertido en “mejor cuanto más cerca”.



A mí ese primer encuentro (nunca de “sesión”, por supuesto) me sirve para ver si podré ir más allá, que ya supone un paso positivo. Si no lo descarto del tirón, puede que me sirva. Es muy infrecuente que yo diga, ¡este es, sin lugar a dudas! Aunque parezca el adecuado, hay que tener prudencia, que algunos fingen muy bien...



Así que... ¿reglas para comportarse? No viene mal esto del perfecto caballero, sin eso, la sumisión tiene una severa cojera, por no decir que le faltan las dos piernas.

video


PD- Aprovecho para agradecer a los caballeros que comentan por aquí y a esos otros que prefieren quedar en el anonimato, por todo, por eso en concreto, por nada en particular, simplemente por existir: Gracias.

viernes, 1 de junio de 2012

Humillación pública

La escena del parque en la película My Normal parece que dejó impactado a más de uno, así que, como adelanté entonces, aquí traigo este otro video, supuestamente real. No voy a comentar nada, quien quiera que se anime y deje sus impresiones...

video