~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


martes, 25 de diciembre de 2012

Relato femdom navideño



Voy a explicar brevemente de dónde sale esto. El otro día estaban hablando en la tele de ritos litúrgicos navideños. A punto de cambiar de canal, me detuve en seco. Era un fragmento de misa en la cual un joven, realmente guapo, ataviado con un blanco hábito, leía un pasaje bíblico, elevando de vez en cuando la mirada hacia los feligreses. Aquella mirada me transmitió algo que no sé bien cómo explicar. Mi primer pensamiento fue: ¿qué hace ese ángel del cielo desperdiciando su vida ahí? El segundo fue: quiero que sea mío, y lo quiero ya.

Y bueno, a falta de información acerca de dónde podía ir a secuestrarlo, mi mente se puso a soñar y... el resultado, esta mezcla un tanto irreverente de navidad cristiana y femdom.



Fue uno de aquellos trabajos que llegan con urgencia y en fechas señaladas. Lo último que le apetecía era pasar las navidades en un monasterio rodeada de aburridos monjes, pero su pasión por el arte era casi tan intensa como su deseo de someter hombres a sus caprichos. Hizo las maletas rápidamente y reservó billete para el día siguiente.

El abad la recibió con cordialidad, aunque guardando una prudente distancia.
-Bienvenida a nuestro humilde hogar. Le mostraré el fresco que necesita ser restaurado. Estuvimos buscando al mejor experto y resultó ser usted.
Ella advirtió una nota de sorpresa y algo de resignación en aquellas palabras. Acostumbrada a decir siempre lo que pensaba, respondió:
-No quisiera yo formar revuelo en su comunidad, padre. Traje mi ropa más discreta.
-Oh, no se preocupe, aquí será usted casi invisible, los hermanos tienen bastante tarea de la que ocuparse.
Ella sonrió para sus adentros. A no ser que aquellos hermanos estuvieran ciegos, sordos y rematadamente ancianos, estaba segura de que no pasaría inadvertida ni aunque se vistiera con un amplio hábito como el que lucía su interlocutor.

Recorrieron largos pasillos hasta llegar a una espaciosa sala. La escena que cubría por completo una de las paredes representaba el nacimiento de Jesús, rodeado de un coro celestial de ángeles y querubines. Se acercó para examinarlo mejor.

-No parece que esté en muy mal estado.
-Cierto -respondió el abad-, pero mejor no dejarlo que se deteriore más.

Cuando ella se giró vio a alguien que, al parecer, había llegado de manera sigilosa. Por un instante, pensó que alguno de los querubines del fresco se había salido de la pared. Un muchacho joven, de mansa mirada y aspecto inocente, se aproximaba al abad y le comentaba algo entre susurros en ese momento. Cuando terminó de hablar, se quedó quieto, en obediente espera, sin mirarla a ella.

-Bueno, señorita, ya ha visto de qué se trata. Ahora la voy a dejar con el hermano Nicolás, que va a ser su ayudante durante el tiempo en el que esté usted con nosotros.

Ella intentó atrapar la mirada del joven monje, pero parecía resuelto a no apartar los ojos de su superior, que seguía hablando:

-Me comenta el hermano que, tal vez, no sea buena idea encargarle a él esta tarea... Pero yo creo que sí. ¿Usted qué opina?

En un segundo, ella captó el problema del hermano Nicolás, y se sorprendió de lo fácil que resultaba aunar fantasía y realidad. Jamás lo hubiera creído posible, y menos en un lugar así.

-Bueno, padre, puede usted estar seguro de que me portaré bien, y el hermano Nicolás puede quedarse tranquilo, es decir... yo creo... -hizo una pausa, durante la cual logró su objetivo de que el joven mirase en su dirección aunque fuese de manera furtiva-, creo que el verdadero mérito no está en evitar la tentación, sino en enfrentarse a ella.

Terminó la frase con la mejor de sus sonrisas, mientras empezaba a hacer planes para hacerle la tarea lo más ardua posible al pobre monje, cuyas mejillas, en ese instante, habían adquirido el tono de una llama infernal.

-Estupendo, pues. Les dejo a solas, él se encargará de que no le falte de nada, ¿verdad, Nicolás?
-Sí, padre.

La voz era tan dulce como su aspecto. Tuvo que reprimir una amplia sonrisa al imaginar ese “Sí” seguido de un “Señora” dirigiéndose a ella. Pensó que el pobre Nicolás no tendría que ocuparse de que no le faltase de nada, porque quedaría en sus propias manos encargarse de que fuera así.

...Sigue leyendo en Mi libro de relatos en amazon 

34 comentarios:

  1. Muy chulo el relato, sep.
    Lo que da ver a un monaguillo por la tele.....habra que ir mas a misa XD.

    Un saludo clerical

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que no estoy buscando en los sitios adecuados XD

      Eliminar
  2. No hay palabras; sólo un aplauso ensordecedor. Sublime el estilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me quedó nada mal, aunque está feo que yo lo diga :) Es la inspiración, que me guió la mano.

      Eliminar
  3. Ejem. A ver. ¿Será posible...?
    Vale, asimilemos y ya... cuando sea... comentamos...
    Lo único que puedo decir ahora es que Nicolás es un buen nombre de monaguillo... conocía a uno...
    Acaba de nacer una nueva Anne Rice, solo que un poco -bastante- más malvada. Demonios. Menos mal que no conoce más a fondo la vida de los monasterios... que si no...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nicolás era una referencia a Santa Claus, por ponerlo todo en clave navideña ;)

      Vale, no he estado nunca en un monasterio, pero conozco la diferencia entre monje y monaguillo :)

      No conocía la faceta femdom de Ann Rice :P.... Ok, supongo que lo dirás por su giro al cristianismo o si no ya me pierdo XD

      Eliminar
    2. Así que referencia a Santa Claus... ¡La guinda del pastel!
      Joer con ciertas visiones del espíritu navideño. Uf.

      Me refería a que si hubiera estado en ambiente "claustral" una temporada ya sería el colmo. Su mente es demasiado peligrosa...

      Bueno, bedesemera en realidad. Supongo que conocerá la "Trilogía de la Bella Durmiente". Ya sabe, "El Rapto de la Bella Durmiente" y demás novelas publicadas con el pseudónimo de A. R. Roquelaure. Para mi gusto lo mejor que he leído de Anne Rice se encuentra fuera de esta trilogía, en un pasaje de "La Hora de las Brujas"... Mmmmmmmmm, aquélla cópula-violación estratosférica, finalmente aceptada, del fantasma malvado con la protagonista me resulto extremadamente sugerente... ;)

      Y ahora pienso: ¿que no haría Usted de tener las mismas capacidades de materialización que tenía el fantasma? Pobrecitos mortales... Temo que tenga propensión hacia los individuos más tiernos, inocentes e indefensos de mi débil -para la carne- género... No está bien que le guste ruborizar al personal. No, no, no. ¡Lo digo en serio! No está bien... Aunque como método para pasar sin calefacción el invierno... :pp

      Eliminar
    3. Me anoto el libraco para cuando tenga hueco de leer las 700 y pico de páginas ;)

      Si yo pudiera materializarme me colaría a través de las pantallas de los seguidores invisibles y/o escurridizos, por simple curiosidad, tranquilos XD

      No está bien hacer ruborizar al personal... ah por eso es tan placentero :)

      Eliminar
    4. Esta chica gótica es un tanto irreverente y excesiva a veces, puede hasta que le gusten algunos pasajes, como me pasa a mí :)

      Ja, ja, ja. Mire, a mí me pasa exactamente lo mismo: me colaría a través de las pantallas; pero no lo haría por simple curiosidad, sino por una intensa curiosidad :p

      Sabe, le voy a contar algo que creo, una simple opinión. Como amigos -no digo ni entro en otras cosas que no proceden, no me malinterprete- nos llevaríamos bien y nos echaríamos muchas risas. Me encanta esa mente retorcida en el trasfondo de una persona que pienso, por mucho que disimule, esencialmente buena ;)
      Bien podría estar equivocado en lo primero o lo segundo, Who Knows. :p

      Pd. Todavía no he conseguido colocar un epíteto apropiado a su relato en mi mente... De todas maneras debo decirle una cosa: creo que ha subestimado el intenso y arrasador poder que tiene en un místico -recalco místico, no digo cura, monaguillo, monje, cardenal... sino místico- la llamada de su fondo. Basta leer los textos de Rumi, Teresa de Ávila, Juan de la Cruz, Hadewijch de Amberes, Matilde de Magdeburgo, Hildegarda de Bingen, Juliana de Norwich, Hugo de San Victor... para saber de lo que estoy hablando. Tan altos estados seguro que asombrarían a más de un@.
      Rumi dijo: "Tú eres lo que estás buscando" y no lo decía por decir...
      Hay Luces y Luz. También hay lucecillas; y después tenemos, como no, el reverso tenebroso de la Fuerza...

      Eliminar
    5. Así que se nota que soy buena, cachis, tendré que disimular más o me echaran del sindicato de arpías :P

      Nuestro tierno monjecito es un místico de pro, lo que ocurre es que estaba esperando a la Diosa adecuada para dar lo mejor de sí :)

      Eliminar
    6. No hay nada mejor que una arpía güena ;)

      ¿De verdad piensa que era un místico de pro? En ese caso, cada vez estoy más convencido de que tendría que pasarse al reverso tenebroso de la Fuerza. Tal vez me equivoque... Si es así lo descubriré y se lo contaré; puede estar segura de ello... Como Kerouac estoy On the road...

      Tal vez el pobre Nicolás no fuera un místico después de todo. Una vez, una mística auténtica me dijo en reacción a mi respuesta a una de sus preguntas: ¿qué pinta de místico eres tú? Naturalmente, en el trasfondo de la conversación, estaba el quebradero de cabeza de siempre... En fin.

      Aun así sigo pensando que subestima algunas cosas. Lo digo en serio... Y no me diga que yo subestimo otras. No, no las subestimo. ¿Me estoy adelantando al coscorrón? Claro, al final va a resultar que soy un cagueta que se pone casco antes de recibir ostión. :p

      Eliminar
  4. Como pintor me ha gustado que introduzca el arte en el escrito, ¡una restauración nada menos!, y sin ánimo de corregir nada, por Dios, creo que hubiera quedado bastante bien sustituir eso de ordenarle abrir el bote de pintura, por coger la moleta y moler los pigmentos con el linaza sobre el mármol. Sería como una analogía entre el hecho de tener las manos ocupadas moliendo, y tenerlas atadas. Además, ¡al hacer fuerza se le podría haber escurrido la moleta y manchar igual el hábito!
    Me parece una historia muy atrayente, nada irreverente –ya que a pesar de ser creyente, sé que hay quién viste de púrpura y les gusta “jugar” a lo mismo que condenan-, y además muy bien ubicada; un monasterio con todos esos pasillos largos, gruesos y fríos muros, celdas, claustros, pasadizos…, y encima una Mujer con esos pensamientos en un monasterio rodeada de cilicios, disciplinas, arrodillamientos, trabajo físico (en el huerto)…, uf, que vuele la imaginación, historias para no dormir…, mucho.
    ¿Y no cree Usted que un monasterio así ya existe?, jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo de la moleta habría hecho a más de uno cortar el ritmo de la lectura para consultar el diccionario... vamos, algo que he tenido que hacer yo mismamente XD

      Los monasterios existen, la historia no es tan descabellada, creo, y precisamente ese punto de fantasía realizable le da bastante encanto :)

      Eliminar
  5. Buen relato, me recordo las fantasias que tenia de niño, aunque algo mas inocentes.

    Feliz navidad

    ResponderEliminar
  6. ¡Ups!, mi intención no es confundir a nadie, sino que me vino a la cabeza la imagen de Nicolás en esa posición con los bártulos dale que te pego y me salió, jeje. No estoy muy familiarizado con los símbolos estos pero bueno, habrá que probar la sonrisilla. :)
    Bastante encanto no, todo el encanto. No creo que quedara igual en una nave espacial, y más después del susto de los Mayas. Jeje.

    ResponderEliminar
  7. Deliciosa y perversa historia. Muchas gracias Señora...

    ResponderEliminar
  8. Encontré tu blog hace unos dias, estoy buscando "La Institutriz Inglesa" para leer y me has sorprendido muy gratamente no encontrar el libro y encontrar este rincón.

    He estado leyendo tu blog desde el primer post estos dias, poco a poco, y me he sentido muy identificada con "tu busqueda" del sumiso verdadero.

    Felicitarte no solo por lo franco de tus opiniones sino por la forma sencilla y elocuente con la que las expresas. Pasaré por aqui de vez en cuando ya que leerte me ha ayudado mucho.

    Suerte en tu busqueda y feliz año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el archivo de agosto tienes unos fragmentos de La institutriz inglesa.

      Me alegra que te guste mi blog, feliz año y vuelve cuando quieras :)

      Eliminar
  9. Sabe, todavía no lo he conseguido. Se resiste el epíteto. Esta mañana, sin buscarlo, me levanté con su relato en mi mente... Me están dando ganas... pero no sé si lo haré, o si seré capaz. En lo sutil tan "degenerado" soy que no sé si lo sabría traducir a palabras... Tal vez pareciera poco, cuando es mucho, tal vez no se entendiera... Vah.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿j. no encuentra las palabras...? Eso de por sí, unido a que te levantes con el relato, ya me parece bastante elocuente ;)

      Eliminar
    2. (Yo no sé si Ella sabe por dónde yo voy,
      o si yo sé por dónde Ella va.
      Galimatías total.
      Cosas de no hablar en cristiano.
      Mea culpa, again, témome...

      Como también temo susurrar
      al aire narraciones
      que en palabras no puedan poner
      sensaciones, sentimientos, emociones,
      conmociones, necedades, contradicciones y anhelos...)

      Pd. ¿Está viendo "La Puta del Demonio" (alias "La Cortesana") en la 3? Ha habido momento femdomero, de esos que gusta rescatar, aquí y allá.

      Eliminar
    3. Te aseguro que el poder de leer mentes no lo tengo :) Puedo intuir que si el monje, en vez de estar consultando la Biblia, está mirando el I-Ching, hubieras dado no pequeño respingo :P

      Ay no estaba en a3, a ver si rescatas tú el momento femdomero y me descargas de tarea, o nos relatas (brevemente ejem) el momento :)

      Eliminar
    4. ¿Debe entrenarse más?... aunque tan mal, no lo hace en general :P

      A veces uno se intenta explicar, con un segundo párrafo...


      Verá ésta es la peli:

      https://www.youtube.com/watch?v=tlQNXi4jjbY

      Es la historia de una mujer que mira de frente y ve sus propios demonios; una mujer en busca de su propia voz, en un tiempo donde las mujeres no tienen voz. La historia de una mujer que más que hombre no puede ser (pobre "muchacho"), y así la intentan callar... y la historia de un hombre -pobre enamorado, afectado de esa cruel enfermedad- que la sigue y la salva, y es despreciado; y la sigue y la vuelve a salvar, para de nuevo ser rechazado... Y en un momento dado él confiesa que lo único que quiere es su siervo ser; pero disimula, y dice que es por deber, cuando en verdad por enamoramiento es. Cruel enfermedad mortal.

      Al final ella despierta y lo ve por primera vez...

      A veces, la belleza más pura está escondida dentro de la fealdad...

      "Entre la sangre del nacimiento
      y la sangre de la muerte
      hay Vida"

      Sí.

      Eliminar
    5. Ajá, así que de rechazos crueles va la cosa. Jane Austen era "experta" en rechazar pretendientes, y la verdad es que da un escalofrío placentero de lo más interesante eso de... pero mejor callo, que parezco malvada de manual ;)

      Eliminar
    6. La buena de Jane creía que mejor sola que mal acompañada. No era una época fácil para las mujeres, ni casadas ni sin casar. No, no lo era. Ella no era tonta y externamente supo amoldar su persona a la sociedad, pero dentro de ella ardía una intensa pasión, que contenida surgía en sus obras. Ahora no lo parecen, pero fueron revolucionarias, simplemente por el hecho de escribirlas una mujer, con su propia voz. Sigo pensando que Persuasión es su obra más personal; ésa y sus cartas, claro.

      Oh, no se calle por favor. A estas alturas tod@s sabemos que no es una malvada de manual ;)

      Eliminar
    7. Ya lo contaré cuando saque a nuestra Jane a la palestra ;)

      Eliminar
  10. Me ha encantado!!! Dioooos!! Qué gran relato!!! Alucinante... sublime!! Maravilloso... no sé que decir.. a veces me devuelves la fe y la esperanza...

    Gracias!!
    por otro lado el estilo, sobervio!! Enhorabuena!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con comentarios así da doble alegría haberlo escrito :)

      Eliminar
  11. Me gusto mucho la historia la halle cargada de matices y sutilezas, se me hace que los mejores relatos de femdom los hacen mujeres.
    Nicolás deseaba al ama con locura, ese no era el pecado, su conflicto estaba en que por su vocación no podía ser sincero en su deseo, Nicolás no se me hace débil, intentó resistir lo que mejor puedo y ser fiel a sus convicciones, natural que el ama haya sentido una tentación de probar esa vocación apretándole un poquito ese punto débil.
    De verdad creo que fue generosa, a pesar de tenerlo a su completa merced no le hizo mucho, siento de verdad un fin educativo en el comportamiento del ama. Encuentro tan bello que ella pudiendo reventarlo se haya limitado a guiarlo por la senda correcta de la acepción de sus deseos y por que no de sus tendencias sumisas.
    El ama no engaña, pero sobre todo el ama no se deshonra.
    Gracias por la historia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que captes los matices y sutilezas. Los relatos de los sumisos suelen ser más de aquí te pillo aquí te mato, cierto ;)

      Eliminar
  12. Enhorabuena por tu relato. Me ha gustado especialmente el giro que le das a la historia con el descubrimiento de la nota confesa de Nicolás.
    Felicidades también por el blog, me está ayudando a comprender la Dominación Femenina desde un punto de vista sencillo, cercano y natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como suelo, decir, de donde no hay no se puede sacar, y tenía que dejar claro que él ya tenía esas tendencias antes de que apareciese ella ;)

      Eliminar
  13. Bueno muy bonito pero es muy facil domar um cordero, no seria mayor reto domeñar un lobo? Como el de Caperucita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no creo que sea fácil que alguien renuncie a sus creencias, hay obstáculos más fuertes que ser un lobo.

      Y vaya lío me tienes montado con enviar 6 veces el mismo comentario. Tranquilo, que salen cuando los leo yo.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.