~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


martes, 18 de septiembre de 2012

El miedo del sumiso




¿A qué tienen miedo los sumisos? Yo he encontrado miedos de todos los colores entre ellos. Ya salió por aquí el miedo a que el Ama “te coma”, pero hay más. Temor, inseguridad, incertidumbre, directamente pánico...

La sumisión masculina es algo todavía muy minoritario y marginal, una minoría dentro de otra minoría como es la Ds, mal visto socialmente, algo clandestino y prohibido que cada uno vive como mejor puede. No hablaré ahora de por qué esto es así y de quién es la culpa (de los propios sumisos en gran parte, obviamente, ejem...), el caso es que las cosas están como están.

El sentimiento que más acompaña al sumiso (inexperto sobre todo) y que más fuerte le golpea, es este, el miedo. ¿Miedo a qué? A todo, por resumir. A que se descubra su tendencia, a no estar a la altura de lo que busca el Ama, a no conseguir/mantener al Ama a pesar de tanto esfuerzo, a arruinar su vida por no poder experimentar otro tipo de relación una vez que ha probado el dulce veneno de la femdom... ¿Miedo real o imaginario? ¿Normal o patológico?

El miedo, según dicen los expertos, al igual que el estrés, es una reacción natural que no es mala en sí. Nos mantiene alerta y nos prepara para reaccionar llegado el momento. El problema es cuando parte de una base equivocada y lleva a paralizarte en vez de a ponerte en marcha. Cautela sí, miedo jamás.

Opiniones (personales) sobre los miedos que he comentado:

Sobre el miedo a ser descubierto poco tengo que decir porque ya lo he dicho en alguna ocasión. Si tanto lo temes es porque te avergüenzas de ello y te hace sentir mal, así que lo mejor será que te propongas erradicarlo de tu vida. Si quieres que te acepten empieza por aceptarte tú primero.

Miedo a no cumplir con el Ama: si eres sincero en todo momento ninguno de los dos esperará milagros ni se llevará sorpresas ni decepciones. Si estás fingiendo todo el rato, es normal que tengas miedo, y haces bien, porque tu careta caerá más pronto que tarde.

¿Llevas mal la incertidumbre de si conseguirás pasar el período de prueba con esa Ama o si la podrás mantener en el tiempo? Tú haz todo lo que puedas lo mejor que sepas. Con las manos vacías no te irás, el camino hacia el Ama es un aprendizaje y una experiencia por sí mismos.

¿Piensas que no podrás tener una relación “normal” nunca más?... Ahm, no sabía que eso fuera una desgracia...

También está el miedo a que la relación te dañe. Sobre eso hablé en Los límites.


Creo que las cosas, en un 99% de los casos, no son como son, sino como nos las tomamos. Así que fuera miedos y sal ahí afuera, alguna Ama harta de falsos sumisos te lo agradecerá. Cuando sientas que ESA Ama es la PERSONA que quieres que te guíe, lo hará encantada, pero eso sí, no la tomes por tu guía-psicóloga gratis antes de tenerlo claro, no estamos para perder tiempo con paranoias ajenas.

Como dijo Victor Hugo:

El futuro tiene muchos nombres:
para los débiles es lo inalcanzable,
para los temerosos, lo desconocido,
para los valientes es la oportunidad.

6 comentarios:

  1. Los miedos son libres, y de hecho , lo son tanto que la mayoria de las veces no se pueden controlar.Lo bueno de todo esto, es que si se encuentra la persona adecuada, esos miedos van desapareciendo como la niebla por la mañana, ya que la seguridad que se encuentra al entender y asimilar, que a quien te estas entregando, se ocupara de ello, lo puede todo.
    "Solo podré ocupar mi vida a la tuya cuando sepa que no me debo preocupar de nada mas"

    Saludo XXL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen lema-frase para un sumiso :)

      Eliminar
    2. Y no cobro royalties, asi que libre disposicion para el que la quiera.En el fondo soy un romantico ;)

      Eliminar
    3. Buenas :)

      Es normal que se tenga miedo de todos modos... incluso es buena señal, siempre y cuando el miedo no te paralice y haga que no te aventures a aquello que tanto te atrae. Lo malo del miedo no es sentirlo, ya que es indicativo de que estamos vivos, es decir, que aquéllo que nos provoca esa sensación nos importa realmente y nos hace estar alerta(lo contrario sería sentir indiferencia o pasotismo). Lo malo del miedo es no poder vencerlo.

      Cuántas veces he sentido miedo ante una situación.... incontables. Las veces en que ese miedo ha sido superado, resulta que el miedo ha jugado a mi favor.... las veces en las que no lo superé, jugaba en mi contra.

      Por tanto, como bien señala, Ama S, ese miedo tiene que mutarse en cautela. Cautela de que la relación salga bien para ambos, cautela de que la vida es rica en matices y que no podemos limitarnos a nostros mismos, ni por defecto ni por exceso, etc.

      Un saludo! ;)

      Eliminar
  2. Contra el miedo el atrevimiento
    Dejar pasar el tren de la felicidad por miedo o deshonestidad, sera un error que nos conducirá a la frustración.

    ResponderEliminar
  3. Wow! Me ha encantado esta entrada... "¿Miedo a qué? A todo, por resumir"

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.