~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


miércoles, 26 de septiembre de 2012

¿Dónde venden un esclavo de estos...?


El título de este vídeo de la serie de antena 3 Imperium es Cordelia abusa de su esclavo, Craso. Yo, abuso, veo poco. En cualquier caso, hay que ver el juego que dan estas historias de esclavos a la fuerza, se dispara la imaginación cosa mala.


 

10 comentarios:

  1. Buenas :)

    Pues esa época, la de Roma, los esclavos... da mucho juego para que la imaginación vuele y se explaye!!.... cuántas veces habré sido vendido a una cruel y sádica mujer a la cual servía y me utilizaba... y unas veces me ganaba su despiadado corazón poquito a poco, otras veces pues no tanto.....
    Ah la imaginación.... que perfecto es todo en nuestro mundo imaginado! :)

    Uys.... Que me dejo llevar por la imaginación... Aunque hay que tener cuidado.... A veces los deseos se materializan.... Qué bien, no? ;)

    Saludos muy reales :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, caer en lo imaginario es un peligro, y materializar los deseos es lo mejor, siempre que no sean una paja mental que se rompe como una pompa de jabón contra el suelo. Como escribí alguna vez, esto va de lo real a la fantasía, no al revés, hay que tener los pies bien puestos en el suelo para poder volar luego sin problema. No viene mucho a cuento del post, pero aprovecho para comentar lo que has dicho, aunque bueno, fantasear con esclavos es eso, fantasía, que yo al menos no quiero esclavos sino hombres bien libres, en su estado civil, pensamientos y acciones :)

      Eliminar
  2. ¿Como habría sido la escena en la otra serie de romanos de moda? (Spartacus, creo que se llama).
    Prefiero la cesión de poder y voluntaria del DomFem actual, donde también cabe lo antiguo y la seductora combinación de imaginaciones (Domina y esclavo).
    Al Ama de hoy, le parecería insatisfactoria la dedicación del sumiso y el devoto activo no desaprovecharía el privilegio de adorarla con sentimiento.
    ¿El abuso?..., ¿donde?..., antes los abusos eran desmedidos, ¿guionistas puritanos?.
    Un sumí que busca hacer realidad su caliente imaginación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Descuida que si me llega alguna interesada en ayudarte, te aviso, hace poco una te dejó un mensaje pero tuve que borrarlo, ya lo verás en breve, creo que no es lo que buscas y solo quiero lo mejor para mis contertulios ;)

      Eliminar
  3. Fijate, no hay látigos, ni latex, ni cruces de San Andrés, ni culos moraos... ni nada demasiado extremo, y sin embargo a mi personalmente la secuencia me parece muy erótica. Incluso descontextualizando que sean Ama y exclavo de forma estricta me seguiría resultando erótico, basta con que los dos lo sientieran así y lo disfrutaran así...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sonrisa de ella lo dice todo, esa es la clave para mí ;)

      Eliminar
  4. Preciosa escena, da una envidia tremenda. Es cierto que se va la cabeza y uno empieza a enlucubrar, sobre todo si no conoces la serie o la película como es mi caso.
    La encuentro muy parecida a alguna intensísima de Agora, entre Hypatia - acabé siendo otro esclavo enamorado después de la película - y su esclavo. Ella tan inteligente y tan guapa, él tan enamorado y tan borrico.
    No hay látigos, no hacen falta, estar inmerso en una sociedad que admite y alienta la esclavitud y reconoce el derecho del castigo a la dueña del esclavo es ya bastante presión. Por ello, como dice Ama S., la sonrisa de ella está llena de significado.
    Y además el amor. Me acuerdo de Quo Vadis que produjo en mi infancia un auténtico temblor de tierra. La chica tenía un esclavo muy fuerte que la protegía. Supongo que era lealtad hacia su dueña lo que le movía, una forma de amor. Pero la historia del Patricio con su esclava, en la que los dos acaban suicidándose para estar juntos siempre, es también muy intensa.
    Es curioso el tema del lenguaje: "Si, Dómina", dice él. Domina es como se denominaba a la Señora de una casa, la ama, la dueña de los esclavos y los animales. Esa palabra ya solo la utilizamos hoy en día cuando hablamos entre este contexto de Femdom. Nunca nos dijeron en el cole de pequeños que entre las herencias que nos dejaron los romanos figura parte de la terminología BDSM.
    Muchos saludos, muchas enhorabuenas por el blog.
    zero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por si no lo has visto, por aquí estuvieron Hypatia y su esclavo:
      http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2012/02/amor-y-dominacion-femenina.html

      Saludos también para ti :)

      Eliminar
    2. Si, gracias Señora, acabo de verlos a los dos. Siguen igual de espléndidos que siempre.
      :)
      zero

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.