~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 29 de septiembre de 2012

Supremacía femenina


Vamos con una de las piedras angulares de lo que muchos consideran la base de la Dominación Femenina. Antes que nada, decir que como en tantas otras cuestiones, esto admite teorías y opiniones de todos los colores, así que voy a comentar cómo lo veo yo.



Una de las principales críticas que se hacen desde afuera es que las Amas consideran a los sumisos seres inferiores, y eso va en contra de los derechos humanos fundamentales. Los propios sumisos, en un número considerable, aceptan ese hecho (...si es un hecho o no está por ver) sin cuestionarlo. Como dice sumiso pepa en un comentario reciente, él se rinde ante la Mujer como ser superior porque existen evidencias y estudios serios que así lo demuestran.

Entonces, ¿cómo es posible que la mujer haya estado en segundo plano hasta hace tan poco, siendo, no solo igual, sino superior a la otra mitad del género humano? La respuesta podría ser que el hombre ha actuado como un tirano que ha oprimido por la fuerza bruta a la mujer. Se supone que el hombre es más fuerte, que actúa de manera impulsiva, que se mueve a veces (o casi siempre) siguiendo lo que le dicta su entrepierna. Este sería el argumento que explica por qué la prostitución existe y por qué la mayoría de clientes son hombres. Sin embargo, esos hombres son capaces de controlar sus impulsos mientras planifican el encuentro. Se trata más bien del mensaje de la sociedad patriarcal “eres un hombre y tienes el derecho de tomar la iniciativa, incluso pagando”.

La tradicional organización social patriarcal, en la que la mujer solo podía ser madre o puta o monja, reducía mucho las ocasiones para demostrar cuanto valemos. Desde que la mujer accede a la universidad de manera masiva se comprueba que, en efecto, consigue MEJORES resultados, demostrado con datos reales. La mujer es más centrada, pone más empeño, es capaz de ir a un examen preparada y a la vez con un aspecto impecable, somos más multitarea, podemos conseguir lo que nos propongamos. Por si no lo he comentado hasta ahora, es una pena que no me apetezca tener sumisa, porque con las pocas que he hablado he tenido una impresión muy positiva y la certeza de que al menos iban a poner todo su empeño en hacer las cosas lo mejor posible.

La inteligencia no creo que entienda de sexos, hay hombres y mujeres brillantes, mediocres y directamente ceporros. Las diferencias entre ambos cerebros van más por el lado de utilizar ciertas regiones u otras, lo que explica eso de que la mujer pueda estar hablando por teléfono a la vez que envía un email y vigila de reojo si su hijito se va a pillar los dedos con la puerta. ¿Nos iría mejor si mandasen las mujeres en todos los ámbitos? Bueno, eso es arriesgado predecirlo, pero solo hay que fijarse en los malabares que hacen muchas amas de casa para llegar a fin de mes, o en cómo un hombre que no sigue la lista de la compra cuando va al super suele llenar la cesta de caprichos innecesarios, o cuando la mujer aporta sus valores de empatía y cooperación en una empresa logrando que aquello funcione mejor. Algunas jefas han llegado a la cúspide teniendo que esconder ciertas cualidades femeninas e imitando la hijoputez del tradicional modelo “aquí se hace lo que yo digo y punto”. Vale, dirán algunos, ¿no es eso lo que el Ama le dice al sumiso? Bueno, sí, pero ella puede decirlo porque se ha ganado el respeto y admiración de él, algo que la mayoría de jefes infectos prepotentes no consiguen, de hecho son unos mediocres que temen que les coman terreno.

El tema de la violencia de género sería un dato a favor de que la mujer es mejor. Parece que las hormonas le dan una agresividad al varón que apenas puede controlar, de hecho, también las hormonas parecen estar detrás de los casos en los que las asesinas son ellas, siendo el síndrome premenstrual un atenuante en algunos casos juzgados.

Como algunos sumisos saben, la castidad les libera de algo que se lleva mucha energía, y lejos de sentirse frustrados, sienten que están más centrados y preparados para ocuparse de otras cosas.

Con todos los datos anteriores, se podrían sacar varias conclusiones acerca de cómo hombres y mujeres están condicionados por su cerebro, hormonas, genes y condicionantes sociales. Lo que ocurre es que una cosa es lo que la naturaleza te da y otra lo que hagas con ello. Y hablar del “hombre” o de la “mujer” como algo compacto y en conjunto, como si TODO el género masculino o femenino se moviera en masa de una única manera, me parece tan absurdo como decir que una persona es hombre/mujer antes de ser PERSONA.

Bueno, pues dicho todo esto, realmente me interesa muy poco comprobar qué genero “gana” sobre el otro. Yo, personalmente, no veo al sumiso como mi inferior, otra cosa es que ocupe un lugar por debajo de mí, que no es lo mismo. Mirad la foto de cabecera... de eso se trata, de un hombre arrodillado, no porque sea la consecuencia lógica y no le quede más remedio que caer de bruces ante un ser divino bajado de la nube, sino porque desde su libertad y su posición de pie, en igualdad de condiciones, decide bajar para auparla a ella hacia arriba, y no a cualquier Mujer con mayúsculas, sino a esa en concreto, porque la admira, la respeta y está convencido de que nada le hace más feliz que dedicar su vida a adorarla. Eso es lo que a mí me llena y le da sentido a todo esto, y solo se consigue cuando el sumiso deja de verte como una fantasía idealizada y siente las mismas ganas de entregarse a ti tanto si llevas un corpiño como unas alpargatas, cuando tienes un día pletórico o cuando necesitas un abrazo. No sé si somos superiores o divinas, solo sé que somos humanas, y eso sí que tiene su mérito.

jueves, 27 de septiembre de 2012

El sumiso indeciso




Me refiero al sumiso que tiene dudas, al que no se aclara, y al que afirma tener claro que la sumisión es lo suyo, pero no sabe si más allá de su cabeza esto será así. Lo tiene más claro que el sumiso de experimento, eso sí. Tampoco hablo de ser novato, como dije allí, eso no es negativo de por sí, me refiero al cacao mental que pueden llegar a tener algunos. Para empezar, no me cabe en la cabeza cómo se puede dudar de tu propia condición. Tendrás que saber lo que te gusta, lo que no, lo que te provoca rechazo, y si no lo sabes tú, no te lo va a aclarar nadie que venga a decírtelo. Tal vez al leer mi blog alguien consiga conocerse un poco mejor, pero el trabajo tiene que hacerlo él solo.

Las dudas, miedos e incertidumbres las tenemos TODA/OS, sea el nivel que sea en cuanto a experiencias vividas, cada vez se empieza un poco de cero con cada persona que conoces. Pero otra cosa es perderse en paranoias mentales y laberintos de pensamientos que no llevan a ningún lado. Puede que fulano x sea el mega sumiso del universo, pero si no te lo demuestra o se arrepiente a medio camino, ¿de qué te sirve?

Como decía Luz Casal, no tiene gracia ninguna vivir en la luna. Hazte un favor y aclárate, no le hagas perder el tiempo a ninguna Ama, es complicado dominar una mente caótica. Por cierto, no hay vídeo propiamente dicho, solo foto del álbum, pero tiene ella un punto fetish curioso.

¡Eh tú!, ¿qué haces ahí
subido en lo alto de la higuera?
Me aburre verte feliz,
vagabundo de la estratosfera.
La vida no es así,
no es una quimera
Espera,
voy junto a ti,
si encuentro la escalera...

Qué rabia, qué rabia
verte siempre en Babia.
No tiene gracia ninguna
vivir en la luna.

¡Eh tú!, te vas a estrellar
explorando tanto tu inconsciente.
Mira que puede naufragar
el crucero por tu mente.
Si no aterrizas ya
te caerás de repente
Qué rabia ....

Qué pena, qué pena
vivir fuera de escena

Tan sólo...
no tiene gracia ninguna
vivir en la luna.
¡Que rabia!,¡Que rabia!

-Luz Casal- 

video

miércoles, 26 de septiembre de 2012

¿Dónde venden un esclavo de estos...?


El título de este vídeo de la serie de antena 3 Imperium es Cordelia abusa de su esclavo, Craso. Yo, abuso, veo poco. En cualquier caso, hay que ver el juego que dan estas historias de esclavos a la fuerza, se dispara la imaginación cosa mala.


video
 

sábado, 22 de septiembre de 2012

Primer año de blog


Este aniversario es relativo. El blog echó a andar en mayo del año pasado, como ya comenté aquí, pero no arrancó de verdad hasta hace justo un año hoy. Ya comenté también lo que pretendo con esto, el posible futuro del blog, etc, aquí. No soy muy aficionada a conmemorar fechas, pero no está de más hacer un cierto balance, sobre lo que ha ocurrido en este tiempo y sobre las expectativas que pudiera tener, si es que tenía alguna realmente en el fondo.

En líneas generales, hablando del blog, lo cierto es que lo necesitaba. Me daba igual si alguien me leía o no. Ya dije que los foros me resultaban lugares incómodos y prefería “mi propia casa”. Creo que resulta muy terapéutico en general poner los pensamientos por escrito, y no es que me hiciera falta aclarar mis ideas, pero no deja de ser una forma de volver a darles un par de vueltas y concretar más, de hecho, no tenía ni idea de que tuviera tanto que contar en aquel momento. Pero, una vez que empecé a escribir, me salieron tema tras tema, y calculé que al ritmo de 1-2 entradas por semana tendría para un año. Después fueron surgiendo temas inesperados, debidos a “cuestiones de actualidad” o por la interactuación con personas que me leían, así que todo lo que acumulé en las primeras semanas no ha salido todavía, y no sé si lo hará, por varios motivos...

El primero, es que han ido saliendo trozos en otras entradas de esas que surgen sobre la marcha, y tengo cierto caos en ese material guardado. El segundo, y principal, es que solo cuando te das cuenta de que realmente la gente te lee, reflexionas sobre el hecho de que te expones, aunque no des un solo dato personal. En ese sentido, creo que solo hace falta leer con atención y/o entre líneas para tener una buena radiografía de mi forma de ser. Y, si alguna línea he tenido muy clara desde el principio, ha sido la de no convertir esto en un diario de experiencias concretas. Respeto esa línea que tanto abunda en otros blogs, pero no es mi estilo, no me siento cómoda, y no me parece necesario para explicar mi opinión de todo esto.

Sí que llegué a escribir una serie de posts con experiencias concretas, algunas bastante íntimas, pero ahora que conozco incluso con detalle quién puede leerlo (trolls, enemigos o incluso amigos) me apetece menos que nunca abrir esa faceta de mi vida, que solo me pertenece a mí. No deja de sorprenderme que, con esa ausencia de experiencias concretas, mi blog le parezca interesante a tanta gente como me lo dice, pero me alegro y me parece buena señal que no solo se busque el morbo puro o las escenas femdom explícitas. Parece que la elegancia y la sutileza después de todo no son valores tan a la baja.

En realidad esto me puede quedar bastante largo, podría hablar de un resumen del contenido, de las anécdotas ocurridas, de la participación de los que me leen, etc, así que daré cuatro pinceladas, porque lo demás está todo ahí escrito para el que quiera comprobarlo.

Sobre el contenido, decir que es mi manera de verlo, que soy consciente de que no es una postura mayoritaria de lo que se suele vender acerca del tema, pero felizmente he comprobado que no soy la única en mis opiniones, así que me siento más acompañada ahora. Sobre esto, no creo estar formando cierta corriente o algo así, sino que me siento un poco portavoz de tod@s los que ven muy lejos todos los clichés casi caricaturescos de la Dominación Femenina.

Sobre las anécdotas podría casi montar un blog paralelo, algunas han quedado a la vista, otras no saldrán jamás, pero en plan global, he pasado muchos más momentos agradables que lo contrario. De otra manera no habría seguido con algo que solo me iba a dar quebraderos de cabeza.

El blog no habría continuado el mismo camino de no ser por los comentaristas o los seguidores de manera privada, pues muchos temas surgieron de ahí, como también conocí otros blogs yendo de enlace en enlace, o libros, películas, y en general cosas desconocidas antes. Me he visto a veces en el compromiso de aconsejar, de manera que me ha ido quedando a veces una especie de guía de autoayuda para situaciones o casos más o menos generales, algo que nunca me planteé, y que ha resultado ser el principal motivo de los mensajes de agradecimiento que me llegan. Me alegro si le ayudo a alguien a dar algún paso, o a aclararse o a lo que sea.


En estos meses no me he sentido más Ama que antes de tener el blog, pero tal vez me ha servido para reafirmarme en ciertas posturas, y para darme cuenta de que no sobra decir ciertas cosas, porque realmente hay mucha desinformación sobre el tema, desde fuera sobre todo, y lo que me ha resultado más impactante, es que también desde dentro (o sea, por parte de los supuestos amantes de esta forma de vida/sexualidad/ratos sueltos, según sea el caso) se dan posturas de incomprensión, de no querer entender más bien, de ataques hacia una supuesta pureza-dogma-de-fe de los que solamente pedimos coherencia y honestidad en esto. Pero bueno, cualquiera que haya participado en un foro temático sabe que a un mismo tema le pueden salir cien puntos de vista distintos y lo último que hay es un mínimo de acuerdo en nada. Esto da para hablar de comunidades y tal, y es un tema que aun no ha salido.

Si en algo me ha transformado el blog, es tal vez en el hecho de agudizar mi antena femdomera ante situaciones/noticias/hechos que de otra manera hubieran pasado inadvertidos y habrían quedado perdidos en vez de dejar constancia de la percepción social del tema. Tengo más cosas de estas, pero algunas son un poco más de lo mismo de lo que ha salido ya, tal vez aparezcan, no sé, ya veré.

Los más cotillas estarán pensando que me dejo algo en el tintero. Sip, el título del blog es muy claro. Esa era una intención que, realmente, no iba demasiado en firme, es decir, era una opción, una vía de búsqueda como otras, y podía tener sus ventajas y sus inconvenientes. En teoría, iba a abrirme a un mayor número de posibles candidatos, que conocerían mi punto de vista antes de abordarme por el simple hecho de tener un nick que incluya la palabra Ama. El inconveniente es que la mayoría ni se molesta en leer el blog, y existía el riesgo de atraer directamente a una buena panda de tarados o indeseables. No haré más balance sobre esto porque pertenece a mi privacidad y a la de ellos, aunque ya he dejado caer que no estoy quedándome con las manos vacías, y no solo me refiero a posibles candidatos a ser mi sumiso (casi) ideal, sino también a todas las personas que he conocido a través de aquí y que han sido otro de esos hechos agradables inesperados con los que no contaba.

A veces siento que ya lo he dicho todo, y otras creo que no he dicho ni la mitad. En algunos momentos me parece que algunos no entienden lo que digo ni lo entenderán jamás, pero creo que es más fruto de su actitud que de mi falta de empeño en ser clara.



Aunque solo por los comentarios tan fundados que han aparecido por aquí, siento que en líneas generales sí que se me entiende y en muchos casos se comparte una manera totalmente humana y natural de enfocar/vivir una relación en la que un hombre disfruta priorizando el placer de ella en todo momento, que sería de manera muy resumida mi/nuestra manera de sentir una relación Dominación Femenina.

Y poco más que añadir, ya seguiré aportando mi opinión mientras tenga algo que decir. Y aunque no lo he dicho en todo el post, gracias a tod@s por estar ahí. Se aceptan bombones virtuales o reales y lo que se tercie...

martes, 18 de septiembre de 2012

El miedo del sumiso




¿A qué tienen miedo los sumisos? Yo he encontrado miedos de todos los colores entre ellos. Ya salió por aquí el miedo a que el Ama “te coma”, pero hay más. Temor, inseguridad, incertidumbre, directamente pánico...

La sumisión masculina es algo todavía muy minoritario y marginal, una minoría dentro de otra minoría como es la Ds, mal visto socialmente, algo clandestino y prohibido que cada uno vive como mejor puede. No hablaré ahora de por qué esto es así y de quién es la culpa (de los propios sumisos en gran parte, obviamente, ejem...), el caso es que las cosas están como están.

El sentimiento que más acompaña al sumiso (inexperto sobre todo) y que más fuerte le golpea, es este, el miedo. ¿Miedo a qué? A todo, por resumir. A que se descubra su tendencia, a no estar a la altura de lo que busca el Ama, a no conseguir/mantener al Ama a pesar de tanto esfuerzo, a arruinar su vida por no poder experimentar otro tipo de relación una vez que ha probado el dulce veneno de la femdom... ¿Miedo real o imaginario? ¿Normal o patológico?

El miedo, según dicen los expertos, al igual que el estrés, es una reacción natural que no es mala en sí. Nos mantiene alerta y nos prepara para reaccionar llegado el momento. El problema es cuando parte de una base equivocada y lleva a paralizarte en vez de a ponerte en marcha. Cautela sí, miedo jamás.

Opiniones (personales) sobre los miedos que he comentado:

Sobre el miedo a ser descubierto poco tengo que decir porque ya lo he dicho en alguna ocasión. Si tanto lo temes es porque te avergüenzas de ello y te hace sentir mal, así que lo mejor será que te propongas erradicarlo de tu vida. Si quieres que te acepten empieza por aceptarte tú primero.

Miedo a no cumplir con el Ama: si eres sincero en todo momento ninguno de los dos esperará milagros ni se llevará sorpresas ni decepciones. Si estás fingiendo todo el rato, es normal que tengas miedo, y haces bien, porque tu careta caerá más pronto que tarde.

¿Llevas mal la incertidumbre de si conseguirás pasar el período de prueba con esa Ama o si la podrás mantener en el tiempo? Tú haz todo lo que puedas lo mejor que sepas. Con las manos vacías no te irás, el camino hacia el Ama es un aprendizaje y una experiencia por sí mismos.

¿Piensas que no podrás tener una relación “normal” nunca más?... Ahm, no sabía que eso fuera una desgracia...

También está el miedo a que la relación te dañe. Sobre eso hablé en Los límites.


Creo que las cosas, en un 99% de los casos, no son como son, sino como nos las tomamos. Así que fuera miedos y sal ahí afuera, alguna Ama harta de falsos sumisos te lo agradecerá. Cuando sientas que ESA Ama es la PERSONA que quieres que te guíe, lo hará encantada, pero eso sí, no la tomes por tu guía-psicóloga gratis antes de tenerlo claro, no estamos para perder tiempo con paranoias ajenas.

Como dijo Victor Hugo:

El futuro tiene muchos nombres:
para los débiles es lo inalcanzable,
para los temerosos, lo desconocido,
para los valientes es la oportunidad.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Mírala, míralo: angelitos sumisos

Hace algunos días me desearon buenas noches y que soñara con angelitos sumisos, y eso me recordó a este vídeo. La canción me gusta, no así la letra. Me pierdo con eso de perdonar una infidelidad si se quiere de veras... (???!!!) La primera causa de divorcio es el matrimonio, como dijo Groucho Marx, pero genialidades aparte, el principal motivo de ruptura de una pareja me parece, por lógica, cualquier acción que rompa ese pacto, ya sea engaño, maltrato, etc, y si no te molan sus condiciones únete a una comuna de amor abierto, vamos, digo yo. Por cierto, frase con tintes Ds acerca del matrimonio:


Casi siempre que un matrimonio se lleva bien, es porque uno de los esposos manda y el otro obedece.
-Gregorio Marañón-


Esta otra frase de don Gregorio es una verdad inmensa aplicada a la Dominación Femenina  aunque no creo que esa fuera la intención (o tal vez sí, vista la frase anterior):

No sabrás todo lo que valgo hasta que no pueda ser junto a ti todo lo que soy.


Pero centrando el tema, a mí lo que me interesa del vídeo es el “angelito” que aparece, aparte de la canción como digo y de Alejandra Guzmán, que muestra una garra y poderío considerables.

Siempre me he preguntado porqué aparece ese chico ahí cuando en la letra se habla de alguien “peligroso y bello”. Bello sí, pero peligroso... no sé, lo vemos encadenado dentro de un tanque de agua (uy, que no se enteren los que nos llaman feminazis...), le lanzan flechas (¿o saetas?) mientras se ofrece con los brazos en cruz... El único peligro que veo es derretirte como un cubito de hielo mientras observas al muchacho...

Ah, por cierto, me llamó la atención este comentario en youtube sobre el vídeo:

Ademas ami me fascinan q las mujeres de caracter fuerte me dominen y no se handen con nenadas

Faltas de ortografía aparte, me pareció un buen testimonio público... Aquí está el querubín y el vozarrón de la Guzmán.



video

martes, 11 de septiembre de 2012

Facebook y los feminazistas


Cuando empiezas a moverte por internet buceando en estos temas femdomeros te tropiezas antes o después con cierto sector (para mí que es el mismo tío o a lo sumo 2 ó 3, pero ese es otro tema y tampoco importa) que ataca la femdom desde la más absoluta ignorancia y falta de respeto, haciendo la analogía con lo que llaman feminazismo, mezclando conceptos como hembrismo, maltrato y haciendo el gazpacho que más les conviene, sintiéndose atacados y amenazados en ese status quo de machitos todopoderosos, según el modelo que se ha ocupado la sociedad de perpetuar hasta el momento. En esta ocasión, por lo visto, se sienten amenazados en el modelo igualdad hombre-mujer, como si en el hipotético caso de lograrse una sociedad basada en la supremacía femenina la cosa fuese más grave que la omnipresente supemacía masculina de épocas pasadas..., pero tampoco me voy a detener a comentar esto.

Como indica el título, esta vez la tontería viene en facebook, donde curiosamente banean sistemáticamente todo lo que huela a Ds y, sin embargo, campan a sus anchas páginas ofensivas y desinformadas como estas. El caso es que desde hace tiempo observo que entre las fuentes de tráfico del blog aparecen vínculos desde facebook. Hasta ahora no había conseguido tener más detalle, pero acabo de descubrir uno de esos perfiles con un link hacia mi blog. Aquí tenéis una captura de pantalla de dicho perfil.



Como podéis ver, la señorita Ana María Birme Muñoz está muy preocupada por la anulación del hombre a manos de pérfidas mujeres como yo y como Elise Sutton. Ups, qué honor, nos pone al mismo nivel, ¿me haré famosa, y yo con estos pelos...?


Tengo poco que comentar sobre todo esto, solo invito a esta mujer, -si realmente es una mujer, que esa es otra-, a que se relaje y no se preocupe por la pérdida de derechos humanos de ningún sumiso, y que aprenda a leer y a informarse antes de hacer publicidad tergiversada y negativa sobre ningún espacio de la red. 

Encima de la imagen del libro de Sutton aparece este mensaje:

    LA PUBLICIDAD DE LA VIOLENCIA PSICOLOGICA FEMINAZI Y HEMBRISTA. SI A ESTO LE HACEN CASO NUEVAS ENFERMAS MENTALES HEMBRISTAS,EL MALTRATO A HOMBRES POR SER HOMBRES,ESTA GARANTIZADO.ESTO SIENTA LAS BASES A UNA DICTADURA FEMINAZI POR RAZONES SEXUALES Y PSICOLOGICAS.COMPARTELO EN TU MURO Y SI ERES ABOGADO O ASOCIACION,COGELO PARA DENUNCIAR ESTO A LAS AUTORIDADES.

Es lo mismo que se repite por toda la red, como podemos ver en este post de sumiso pepa, respondiendo con lo que hay que tener (sip, otra desilusión para nuestra amiga... atención, chica, los sumisos no son menos hombres por ello, ni siquiera los que fantasean con la feminización) al típico toca-narices contrario al femdom y preocupadísimo (este sí) de perder su hombría por culpa de “malvadas y perturbadas” como nosotras:



srta. Birme, creo que antes de hablar de denuncias tan alegremente, deberías empezar por aclararte las ideas, porque en cualquier asociación o bufete de abogados se van a mondar de la risa con tu absurda preocupación. Me parece más denunciable que cites mi blog con intenciones retorcidas y con insultos gratuitos. Adelante, enlaza lo que quieras, a lo mejor resulta que cuando la gente me lea descubre con total decepción que aquí no castramos ni nos comemos a nadie. ¿Coacción dices? Tú lo flipas, chavala. Lamento destrozarte el estereotipo, pero la sola idea de que alguien maltrate y destroce física y/o psicológicamente a un sumiso me produce arcadas y deseos de volverme tan mala como crees que somos las Amas, pero hija, enlaza otras entradas en las que hablo de eso, ¿no?..., ¿o coges solo lo que te interesa? Aunque, el enlace que has escogido es de lo más esclarecedor, el tiro te ha salido por la culata, se trata de ELLOS explicando por qué desean la sumisión y se sienten realizados así. Pero bah, esto es como predicar en el desierto.

Para devolverle el favor, aquí dejo su enlace. 



Yo es que no uso facebook para menesteres femdomeros, pero vamos, que tampoco iba a perder el tiempo en debatir con una cabeza de pedernal. Probablemente borraría los mensajes que no le interesasen, pero si alguien se anima a comprobarlo, que nos lo cuente. (Edito: días después desaparece la página pero ahí arriba queda la imagen como prueba). (Vuelvo a editar, la página ha cambiado el enlace, ahora cambia un poco el apellido... cada vez creo más que se trata de un tío rebotado por su ex: https://www.facebook.com/anamaria.briemunoz).
 

En fin, sigue con tu teoría de la conspiración mundial de torturadoras odia-hombres. Ah, y cuando quieras nos dejas un comentario por aquí, nena, estaremos encantados de recibir la visita de alguien con un corazón tan grande que se preocupa por la salud mental de personas a las que no entendería ni con un trasplante de cerebro. Lo dicho, sigue luchando por tus ideales, Birme for president, oh, yeah.

lunes, 10 de septiembre de 2012

Breves consejos para Amas decepcionadas


Sigo con la ronda de consejos. Esto va por vosotras, pero también me lo autoaplico yo de vez en cuando. Veamos. Amas decepcionadas... por un sumiso, quiero decir. Creo que si algo he aprendido con el tiempo ha sido a “bloquear” ciertas reacciones o como mínimo a neutralizarlas, a pesar de que nunca dejan de aparecer, al menos por el momento. Decepción, desilusión, rabia, o directamente una profunda sensación de desagrado por esa persona que te prometía el oro y el moro, son sensaciones que incluso el Ama más fría seguro que experimenta alguna vez, o muchas.





La principal fuente de decepción, en el nivel que sea (cuando empiezas a conocer al sumiso o cuando ya lo tienes a tus pies) es “palabras frente a hechos”. No vaya a ocurrirte como a esas mujeres que aparcan mal, las pobres llevan media vida escuchando de boca de ellos que “aquello” son 20 cm, y claro, luego ven un hueco de 3 m y se creen que son 4 y medio.



Para una Ama principiante, escuchar “A sus Pies, Señora” y frases por el estilo, le puede hacer experimentar algo cercano al éxtasis de Santa Teresa, pero no hay que dejarse deslumbrar ni perder el norte. Una cosa es decir que están a tus pies y otra totalmente distinta es que lo estén o tengan previsto estarlo.



Así que, mis 3 breves consejos para superar la fase de desencanto son:



- Piensa (sí, deja de sentir por un momento y solo piensa), que ese sumiso no es lo que parecía, o siendo más benévolas, piensa que no sabe comportarse como tú necesitas. ¿Y quien quiere en su vida algo que no funciona? Debes sacarlo fuera para hacer hueco a algo mejor (o dejémoslo en más compatible contigo).



- No escuches sus palabras. Bueno, escúchalas, claro, incluso dile que las ponga por escrito para luego comparar hasta dónde pueden llegar mintiendo, pero en definitiva, no te guíes por lo que te diga. Fíjate en lo que hace. Esa es la prueba del algodón. Si te quiere dar explicaciones, mejor que aporte pruebas, reales y tangibles, de por qué hizo A o por qué dejó de hacer B. Si la situación no parece convincente... será porque no lo es. Si además le das la oportunidad de que explique su actitud y encima se pone evasivo... reúne a tus amigas y haz una fiesta por todo lo alto, hay que celebrar la enésima caída de careta que te tocará presenciar en tu búsqueda de sumiso complementario.


- El sumiso que buscas debe llenarte por su sumisión, entre otras cosas. Si no te hace feliz, entonces es que solo te va a dar disgustos. Y “eso” que te ha disgustado solo es el primero de una larga lista de chascos que están por llegar si sigues con él. Y no queremos eso, ¿verdad?


Es un ejercicio que a mí me funciona. No es agradable, a veces es doloroso reprogramar el cerebro para darte cuenta de que hacía tal cosa para conseguir aquella otra, o que cuando decía X era lo mismo que le dice a todas, o... Pero cuando lo ves desde esa perspectiva, ya tienes medio camino andado, y el olvido llega en cuestión de minutos, horas o días, dependiendo de las expectativas que te hubieras creado.


Y la buena noticia es, que para la próxima ya sabrás lo que debes y no debes hacer. Así que ya sabes:

- Solo te sirven los hechos.

- No te molestes en darle oportunidad a quien no se lo gana a pulso.

- Cuando por fin aparezca “él”, te vas a alegrar de haber alejado con viento fresco a aquellos que parecían o decían ser tan entregados, tan sumisos y tan todo.


...De nada. 


sábado, 8 de septiembre de 2012

La elección de sumiso


Esto va por los sumisos que intentaron, intentan e intentarán “llevarme al huerto” sin éxito. No me refiero a los que prueban suerte y les resbala si les dices que no porque ya tienen a la/s siguiente/s Ama/s en el punto de mira, total, cualquiera les sirve. Me refiero a esos hombres sensibles (haberlos haylos) que lo intentan de verdad, que se interesan por la persona antes que por el Ama y que no dejan la sumisión para el último momento como un conejo sacado de una chistera, y que no llegan a donde pretendían llegar conmigo (porque no hacen lo que deberían, o porque no se le pueden pedir peras al olmo, o por una incompatibilidad del tipo que sea) y además se quedan con la sensación de que es una lástima que así sea.



Por hacer una posible comparación, -aunque salvando las distancias-, esto es como ir a comprarse un vestido. Tal vez vea uno que no me queda mal, pero yo sigo mirando escaparates, porque ayuda a poner en perspectiva las ideas y a darte cuenta de lo que le falta o le sobra al otro. Puede que no encuentre otro que me quede mejor, de hecho por eso me lo probé en primer lugar, o puede que me de cuenta de que ese vestido no es para mí. Fijaos que no he utilizado en ningún momento la palabra “gustar” y lo he hecho adrede. Puede que un vestido me encante cuando lo veo en la percha, pero otra cosa es cómo encaje conmigo. Tal vez ese vestido le quede perfecto a otra mujer, y sería injusto que me lo llevase yo teniendo mi vestido perfecto (o casi) en otra tienda, aparte de que aquella mujer se queda sin el suyo y el primer vestido se queda sin lucir de verdad con su verdadera dueña.


Si eres un sumiso de los que digo, piensa que si no te elijo es porque no te ajustas con comodidad a mí. Tal vez me gusta “como quedas en la percha” porque me parezca que pensamos parecido y tal, pero luego no te comportas como yo espero o me falta “ese algo” o en fin, que por el motivo X lo tuyo no me termina de convencer. En algunos casos puede ser falta de empeño del sumiso y en otros que no da para más (ya digo que lo mismo a otra le sirve). Pero he hablado de una situación de descarte definitivo. También podría usarte un tiempo y tirarte luego como unos zapatos usados, pero no soy de esas, no quiero utilizarte, quiero me seas útil, que no es lo mismo.


Dos matices para terminar:

Ya he dicho otras veces que no existe el sumiso perfecto, pero a veces basta con “hacerle unos ajustes” y llevarlo al terreno que quieres sin grandes cambios, al igual que esos vestidos que solo necesitan un retoque de costura para quedarte como la seda.

Un sumiso no es algo pasivo como un vestido, pero sí que comparte el hecho de mostrarse ante ti para que tú escojas, sin intentar presionar para que te lo quedes de buenas a primeras (Señora quiero ser su sumiso; soy lo que busca; no busque más que aquí estoy... frases reales que no llevaron a nada conmigo). Lo único que puede y debe hacer el sumiso es mostrarse ante ti tal como es, por dentro y por fuera, en sus ideas y sus hechos, lo demás está en nuestras manos, donde pretendemos que estén ellos cuando finalmente se queden en nuestra vida.


martes, 4 de septiembre de 2012

La madurez del sumiso


Al parecer, algunos, antes de escribirme, no se leen el apartado del lateral, “Conocerme”. Del blog entero ya ni hablamos, y luego se sorprenderán por no tener respuesta tras saltarse a la torera todos mis requisitos. Así que, como empiezan a repetirse los mensajes de los yogurines, me toca hablar de la (poca) edad.

Por cierto, mensaje para el jovencito que me escribió pidiendo que le mandase información del tema: espera, nene, que tengo que recopilar, clasificar y ordenar para que todo te quede clarito y no tengas que mover ni un dedo... Me parece un buen ejemplo de esa mezcla de desfachatez e ingenuidad de muchos sumisos novatos, y no se da solo entre los de menos de 25.

A este otro yogurin nº 2 directamente no le digo ni media palabra sobre su comentario que no he querido publicar (bueno, aquí está después de todo...). Dios, qué cruz con los estereotipos:

hola, mi nombre es XXX, tengo 16 años y quiero preguntaros algo, como se consigue uno una chica femdom, y es que me gusta esto, ya veis, usar correa, ser una mascota, cambiar de roles, etc, pero no e encontrado una chica de este talle, sabéis de alguna pagina donde conocer de estas tías?

Ayyy, bueno, sigo, que me entra complejo de trozo de carne para ser usado a gusto del consumidor.


No se trata de que yo tenga prejuicio con los de 20 (año arriba, año abajo) como más de uno me ha dicho, es que no tardan en salirles ciertos comportamientos inherentes a la edad. Hombre, si alguno es como el de la foto puedo hacer una excepción, aunque sea para un rato, que una no es de piedra. Hago el inciso de decir que solo me interesan los hombres que no han perdido el contacto con su niño interior, en el sentido de que mantienen las ganas de ilusionarse, de fascinarse por las cosas nuevas. Pero un sumiso debe ser un hombre con las ideas muy claras y con una fortaleza psicológica considerable.

¿Qué tiene que ver la edad con la sumisión? Pues, en mi opinión, un sumiso no puede serlo de veras hasta que no alcanza un mínimo de madurez como persona. Sumiso y persona son inseparables, por lo menos el que busco yo. Y es un proceso en el que no se puede acelerar ni saltarse pasos. Este blog lleva la advertencia de contenido para adultos, pero evidentemente cualquier adolescente curioso no se va a detener ante una simple frase. Me dirijo a esos posibles visitantes porque me parece preocupante la prisa que tienen ahora los jóvenes en iniciarse en todo lo que huela a ser mayor. Con lo bien que se está sin responsabilidades. Ah..., pero es que esa parte no la quieren. Solo quieren lo fácil, lo divertido. Que hay que hacerse el mayor follando con 13 años... adelante, que otro se preocupe del embarazo, que eso no mola. No lo digo por moralizar a nadie, con la información que hay debería bastar, pero parece que los datos de abortos y embarazos precoces revelan que no es exactamente así. Y las dudas que plantean algun@s en foros de sexología reflejan peor educación sexual que la de sus bisabuelos (ya comentaré un artículo de un periodista sobre esto).

Recuerdo a un chico que me abordó en un chat preguntando cuál era la edad mínima para que yo aceptase a un sumiso. Lo primero que pensé es que la pregunta sobraba, ya que la respuesta obvia era 18 y que probablemente él tendría unos 20 y sabía que muchas Amas no queremos chicos tan jóvenes. Pero intuí por dónde iba la cosa en realidad, y le pregunté su edad. Me dijo 14. Avisé en la sala de que ese nick era de un menor y lo echaron rápido. Volvería a entrar, por supuesto, y tal vez algun@ sin escrúpulos le seguiría la corriente.

No sé si tenerlo tan claro a esa edad es bueno o malo. Yo siempre he sido igual en mis tendencias, pero solo lo he visto claro mirándolo de manera retrospectiva, también es cierto que por falta de información debido a la nula visibilidad de la Dominación Femenina  no sé lo que habría pasado de haber sabido antes que esto existía. Mejor dicho... de haber sabido que existía parte contratante, aunque fuera uno solo en el planeta, porque lo de no ser “normal” me traía al fresco. Cuando empecé a “experimentar” con chicos no busqué un sumiso, no sabía que existían. Solo sabía que no me iban las relaciones convencionales. Pero tuve que pasar por la fase de estar (o intentar estar) con chicos “normales”, para confirmar que no era lo mío, pero también para probar, porque de otra manera no podía saberlo al 100%. A estos chicos yo les recomiendo que no busquen Ama, sino que busquen a una PERSONA, es decir, que intenten conocer mujeres, de su edad preferiblemente, y que de manera sutil les expliquen que quieren que ella lleve las riendas, porque a fin de cuentas de eso se trata, de relacionarse de persona a persona. No me parece saludable buscar un Ama a los 14 años, pero mucho menos que ese chico vea normal irse con una mujer de 30, 40 ó 50, aunque claro, para pasar un rato de porno femdom como buscan muchos, qué más da una que otra, que algunos nos hacen sentir más intercambiables que un puto cromo.


Casi todos los de 20 repiten eso de que son maduros a pesar de su edad. Ok, maduro... ¿según el criterio de quién?... del suyo propio, claro, y eso no es ningún baremo válido. No me cierro en banda con la edad, ya lo he dicho también. Puestos a escoger, prefiero alguien más joven que yo, y si es de los que se ruborizan y se ponen nerviosos, mejor, aunque eso no es exclusivo de los más jóvenes. A todo esto, alguno estará en ascuas sobre mi edad... Pues no la diré, faltaría más, pero digamos que empiezo a ser una madurita interesante para los jovencísimos y una joven todavía para los más maduros, lo que provoca situaciones curiosas, como ser el objetivo de tirada de tejos de uno de 20 y de su padre a la vez...

En resumen, por lo general, los de menos de 25 a mí no me parecen maduros por mucho que lo digan. Algunos no maduran ni a los 30 ni a los 40, y otros no maduran nunca. Mi consejo es, que si eres muy joven, enhorabuena, aprovecha el momento y no quieras saltarte etapas, porque luego nunca vuelven.

¿Y qué ocurre cuando tienen madurez personal pero les falta experiencia sumisil? Creo que la base la tienen, pero entre un sumiso novato y uno experimentado, me quedo con... Ya lo comentaré.