~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


martes, 28 de agosto de 2012

Las ilusiones perdidas. Consejo para sumisos en búsqueda


Vaya fin de agosto estoy teniendo. Si este es el ritmo de blog que se avecina, me voy a un balneario pero ya. Entre temas que resucitan, consultas privadas y temas de urgencia me voy a tener que implantar tentáculos, ya que hablábamos por aquí de pulpos (ah, que no lees los comentarios... pues te pierdes cosas la mar de interesantes...).

Bueno, ejercitado el derecho de toda Ama a quejarse, prosigo. Tengo algunos post en la cola de espera. En realidad esto ha sido así desde el principio del blog, y no he conseguido ni una sola vez seguir el plan previsto, cosas de la interactuación con el lector y tal. Y el caso es que ahora voy a hacerle hueco a un asunto de última hora que merece preferencia, porque los amigos merecen ese trato. Así que esto va por ti, que ya sabes quien eres, y de paso espero que le sirva a cualquier sumiso al borde del ataque de tirada de toalla.

¿Cuántas veces te puedes desilusionar y volverte a ilusionar? ¿Cuántas veces te has dicho “se acabó, a la mierda, no lo vuelvo a intentar”? Y aunque parezca mentira, vuelves a caer y se te acelera el pulso y piensas que es él/ella, no un sucedáneo, sino lo que estabas esperando. Pero luego resulta que miente, o que finge o que es gilipollas a secas. Y así hasta el infinito.

Yo creo que es como lo de tener hambre. Comes y se te pasa, y luego vuelves a sentirla y vuelta a empezar. Es decir, que la ilusión, o mejor dicho la capacidad de ilusionarse, no se termina nunca, por mucho que te lo propongas, que a veces haces el firme propósito, pero es como un acto reflejo que siempre está ahí. Y sé de lo que hablo, demasiado bien.

A veces te empecinas en estar con esa persona en concreto, como si no hubiera más peces en el agua, sin ver o sin querer ver que no es lo que buscáis ninguno de los dos. Cuando se te pasa el disgusto, te alegras de hacer borrón y cuenta nueva y dejar hueco para algo que de verdad merezca la pena.

Otras veces son las circunstancias las que se vuelven en contra. O también puede pasar que se presenta alguien que teóricamente no incumple nada de lo que buscas y resulta que por el motivo que sea no nos toca la tecla de la ilusión. Complejos somos los humanos... Pero, la mayoría de las veces, la desilusión viene porque te has hecho una serie de planes en tu cabeza, o fuera de ella incluso junto con la otra persona porque existe conexión, pero todo se reduce a lo mismo, si esa persona es lo que buscas pero no se aclara o no lo demuestra, tampoco lleva a ningún lado a fin de cuentas.

En fin, no sé si alguien sacará algo positivo de todo lo que he escrito, a ti en concreto te digo que ya sabes donde estoy para lo que te haga falta, y que el paso más importante ya lo diste, un salto sin tener red en la que caer al momento, cuando no contabas con que apareciera nadie, así que siempre puedes volver a ese punto y volver a rehacer el camino las veces que haga falta, no nos queda otra mientras estemos encima de la tierra, tiempo habrá para que todo se pare por completo. Mientras tanto, a esperar que vengan tiempos mejores. Ánimo.






5 comentarios:

  1. Ooh! una entrada que habla de la amistad y de las aventuras y desventuras que supone esto del vivir.

    Pues hay una canción muy chula, y que me parece el complemento perfecto para su entrada, Ama S

    http://www.youtube.com/watch?v=9epwdhDLyPs

    Un poco ñoña? bueno... aquí va otra versión algo más cañera:

    http://www.youtube.com/watch?v=-M2XbLE8xnE

    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno bueno... no te digo nada de la/s cancion/es, tu mensaje se fue solo a la carpeta de spam, con eso te lo digo todo XD... Yo es que me emociono más con las de David el gnomo ;)

      Eliminar
    2. Pues a mí el que me molaba de verdad era Dartacán. Me entraban ataques de ansiedad, de pequeño, con sólo escuchar la melodía de entrada, jejeje...

      Recuerdo un capítulo que me impactó, y que hizo ya definitivamente que fuese mi serie favorita. En ese capítulo Julieta (su amor) y la Reina le dan una somanta de ostias pensando que era otro. Luego, en el mismo capítulo, Julieta le propinó un sonoro bofetón abroncándole porque había metido la pata en algo. Yo me puse colorao al ver la escena....

      Eliminar
  2. Bueno, nadie dijo que la vida fuera facil, ¿no?

    Ya se que suena a tópico pero...

    ResponderEliminar
  3. Ama S, gracias por entradas como ésta, que ayudan a conocer a la persona tan especial que es usted. Su último párrafo es para enmarcar. Se pasa muy mal cuando parece que todo va bien pero falta ese "click" que hace que todo se ajuste como un guante. La compatibilidad no es un checklist, sino algo infinitamente más complejo. Es parte de la gracia del ser humano supongo.

    En fin, su último párrafo es para enmarcar, para tener colgado en la pared del cuarto y recordarlo cada vez que la cobardía y las presiones sociales se interpongan ante nuestros sueños y nuestra felicidad. Y lo que le dice a él es muy hermoso. :)

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.