~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


viernes, 31 de agosto de 2012

El vainillismo


Con esta palabra, que no existe en el diccionario, me refiero a un fenómeno que comentaré más abajo. Antes, un inciso. A veces he soltado la palabra vainilla charlando con un sumiso y me han preguntado a qué me refiero. Creo que la mayoría, a poco que haya leído/investigado sobre el tema, conoce su significado, pero por si acaso te encuentras en ese grupo, te aclaro que es una palabra utilizada para designar la sexualidad convencional o aquella que no incluye prácticas bedesemeras. En mi caso no lo utilizo de manera despectiva, solo para entendernos y a falta de otra mejor. Aunque creo que algunas personas sí que lo usan un poco en ese sentido, como criticando quedarse con el sabor más “aburrido” entre tantas variedades como hay. 

Ni un vainilla es peor ni un bedesemero es mejor, y viceversa, cada cual tiene su tendencia y es respetable. Aunque, claro, esto a día de hoy es una verdad a medias, puesto que la gran mayoría de la sociedad desconoce por completo otras posibilidades alejadas de lo convencional y por tanto no es una elección libre y vocacional casi nunca, sino que se trata de la única opción conocida y posible. ¿Cómo va a decir un hombre “soy sumiso” si no sabe ni que tal cosa existe...? Podrá decir “me siento distinto, esto (lo “normal”) no encaja con lo que siento/necesito", pero le seguirá faltando una opción, echará en falta poder marcar otra casilla en una encuesta que solo tiene X respuestas, entre las cuales ninguna refleja lo que se ajusta a su realidad.

Tampoco un vainilla es un sumiso “light”. Es un no-sumiso y ya está. No es alguien que se considere sumiso y los demás (los “auténticos” o las Amas) le pongan esa etiqueta. Esto último solo lo he visto un par de veces, escrito por blogueros, y creo que de hecho se trata de la misma persona, por ese detalle entre otros.

Pero de lo que quiero hablar es de otra cosa. Es curioso cómo much@s hablan de autenticidad en la D/s, se definen como Dom o sumi de pura cepa y paralelamente mantienen relaciones vainilla. Todo me parece respetable y la vida es corta y vívela como puedas y te dejen tus circunstancias, pero aprovecho para responder a una pregunta que me han hecho muchas veces, con curiosidad o con preocupación. “¿Usted tiene relaciones con hombres vainilla teniendo sumiso?”. La respuesta es NO. Ni con sumiso ni sin sumiso. Ni antes ni ahora ni nunca. Si no tolero los defectos de los falsos sumisos, imagínate las actitudes de un hombre no-sumiso...

Tal vez será porque no considero al sumiso como un pelele ni un hombre de cuarta categoría que se usa y se tira mientras se reserva la relación “de verdad” para un hombre “de verdad”. (Del tema de los cuernos ya hablaré). Si un sumiso quiere que lo pisotee sin compasión, que se busque a otra, que las hay en abundancia en esa línea de pensamiento. Amas casadas buscando cuadras de esclavos proliferan defendiendo que la Dominación Femenina es justamente eso. La DF en el fondo es lo que cada una estime oportuno dentro de la regla mandar-obedecer, pero lo que me parece menos comprensible es que esas Amas tan sádicas y despiadadas tengan una vida convencional con un hombre que no acepta órdenes. Supongo que para ellas se trata de una faceta de su sexualidad que necesitan colmar a ratos. Estupendo. Lo que me choca es cuando dicen que son vocacionales y tal y cual. Y lo mismo va para los sumisos que separan dos vidas paralelas como si vivieran en Matrix. Pero me ha dado por pegarle un par de vueltas al tema a raíz de la encuesta actual.

Por ahora, se ve que está casi igualado, por un lado, la opción tener Dom/sum y pareja vainilla sin problema y tenerla con mala conciencia o dificultad. Y también está en parecido porcentaje lo de no concebir tal cosa y lo de hacerlo si se pudiera... No sé si habrá un vuelco en el resultado, y ya sé que no tiene por qué ser representativo de nada, pero me hace reflexionar sobre algo... Dejando a un lado el engaño de las dobles vidas, supongamos que esas personas que tienen o querrían tener dos relaciones paralelas, lo hicieran sin ocultamiento, o que fueran alternando pareja vainilla y Dom/sum... Me recuerda en cierta manera a la bisexualidad (o al poliamor en el primer caso). Pero me quiero centrar en lo segundo. Es decir, que hay personas que tienen tendencias sumisas o dominantes, sin dejar de tenerlas vainilla. O sea, que, por ejemplo, un hombre puede ser (lo mismo pasaría para una mujer sumisa, o para hombre/mujer dominante):

sumiso-sumiso
sumiso-vainilla
vainilla-vainilla

El primer y tercer caso no concibe/no le llena otro tipo de relación. Y el intermedio puede sentirse de manera alterna o simultánea sumiso y vainilla... Y aquí supongo que estamos hablando de algo parecido a ser switch (no lo he incluido por cierto en los 3 de arriba porque el esquema se complica demasiado).

Todo esto es simplificar demasiado y etiquetar a bocajarro, pero creo que como esquemas generales no están muy alejados de la realidad. Reconozco que me parece complicado, por poner un ejemplo, quedar por la mañana con tu pareja vainilla y por la tarde que te entren ganas irrefrenables de someterte o dominar en tu otra relación, pero supongo que para el que lo sienta así será de lo más natural del mundo. Arriesgándome a que se me adelanten con el copyright, aquí dejo un palabro para esos sumisos que pueden alternar o simultanear la sumisión con lo convencional... SUINILLA. No sé, a lo mejor la RAE lo acepta de aquí a varios siglos. A mí de momento me parece respetable, pero no es lo que busco, por si quedaba la duda.

18 comentarios:

  1. Bueno, después de leer esta entrada un par de veces para que no se me escapase ningún detalle,creo que las diferencias entre esas tres "categorias", es o la falta de definición/descubrimiento personal por parte de uno mismo, otra puede ser el efecto "picaflor" o "I want it all",la cobardia de no aceptarse tal y como se es o el mero aburrimiento y la búsqueda de cosas nuevas.
    A lo mejor puede sonar tajante o sectario, pero por experiencia personal, si, personal, hubo una mezcla de cobardía con una falta de aceptación.Y a eso es a lo que los que están en mi caso, nos lleva a las dobles vidas,nunca satisfactorias, siempre hablo en mi caso, y a la exploración interna de uno mismo, e intentar ser lo mas consecuente con uno mismo y con los demás.
    Que acepto esas categorias?, por supuesto, aunque desde mi punto de vista, o eres una cosa o la otra, para mi no existen los términos medios en esto.Respetables? Si, compartidos? No.

    Un saludo, Ama S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que en algunos casos es como comentas, falta de autoaceptación para reconocerse como sumiso, y en otros, que cada uno siente la sumisión hasta cierto grado. Para l@s que tenemos claro lo que somos puede sonar raro, pero, digo yo, tal vez sea como sentirse homo, hetero sin dudas, y luego estaría ser bisexual, que puede ser un gusto repartido al 50% hacia hombres y mujeres, o tal vez con preferencia por un género sin cerrarse a estar de vez en cuando con el otro...

      El caso de la no auto-aceptación, siguiendo con la comparación, podría ser como ser gay y no ser capaz de reconocerlo.

      Eliminar
  2. Yo voy a cometarlo brevemente. Me ha parecido interesante el post.
    Sí es cierto que hay mucha gente que usa el término despectivo como vainilla y lo encuentro...no patético, sino innecesario. Un vainilla es vainilla y punto, no tiene nada de malo. No sabe nada del BDSM (y puede que ni quiera) y listo.
    Yo llevo tiempo siguiéndote y no he dudado en ningún momento de que eras AMA y solo AMA. Ahora me he confundido, jaja.
    En cuanto a lo switch, yo soy uno de ellos y somos como los vainilla, existimos, no somos malos y no se debería vernos como un virus. Yo a mi pareja la amo, tengo relaciones vainilla con ella. Pero a su vez a ambos nos gusta el BDSM en ambos roles y segun los deseos/necesidad nos adaptamos. Puede que vivamos más de los dos lados y los entendamos mejor. Pero (para evitar futuros comentarios) de ahí a creernos los mejores....na de ná ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego creo que, si un vainilla entra aquí seguro que piensa "esto es el mundo al revés, ahora los raros seremos nosotros..." ;)

      No te confundas con lo de Ama, pensaste bien :)

      Tu caso me hace recordar a algunos que buscan "jugar" fuera de la pareja, como si no hubiera término medio entre un 24/7 y una pareja con prácticas bdsm cuando les apetece.

      Seguro que el poder invertir roles y conocer a la otra persona más allá del rol os da un conocimiento extra de lo que significa estar en la piel del otro.

      Eliminar
  3. Buenas.

    Tampoco entiendo que tengan por que ponerse en un mostrador las diferentes formas de entender la sexualidad. Si yo me defino como sumiso es porque me encienden cosas de forma innata, igual que innata es mi forma de relacionarme en pareja. Se trata de sentimientos, de sexualidad, ni siquiera de opciones. Yo no opto por mi sexualidad, la tengo así y ya está, no puedo elegir. Con los sabores de helado, sí que tengo libertad de elección.

    Otra cosa que me suena desafinado a veces es la comparación de la D/s con la homosexualidad. Para mí que ahí se confunden churras con merinas. Lo primero es una forma de sexualidad, lo segundo se refiere a la orientación sexual. Es algo tan paralelo lo uno a lo otro que de hecho lo uno no interfiere en lo otro, hay homosexuales sumisos, y esto es así porque son cosas diferentes y compatibles.

    Luego, lo del poliamor, mientras haya transparencia, honestidad y sentido común me parece algo completamente respetable. Desde luego, es mucho más defendible que aquellos que defienden la monogamia y luego..... de monogamia nada.

    El tema del etiquetamiento es para mí la raíz de muchos males y vicios instalados en el imaginario. Yo no creo en que las cosas sean blancas o negras. No creo en el "vainilla o D/s y ya está". Hacer demasiado hincapie en las etiquetas hace que perdamos la perspectiva y la relatividad, inentamos meternos con calzador en una definición y acabamos por abandonar y olvidar lo que en un principio nos motivaba. Es decir, el etiquetamiento aboca a la alineación y a levantar de forma artificial barreras que antes no existían en nosotros. ¿No puede convivir una relación vainilla y una relación D/s? ¿Por qué no? Nunca he visto problema alguno en que las fronteras queden difusas. Lo que no puede ser es que por defender nuestra libertad sexual y ser consecuentes con ella atentemos contra nuestra propia libertad y matar nuestras posibilidades de evolucionar con la pareja por empeñarnos en estancarnos.

    Luego.... Veo que efectivamente a veces se utiliza el término vainilla de forma despectiva.... Y luego esos mismos exigen tolerancia a oa sociedad para su sexualidad. No sé si se dan cuenta en su conducta contradictoria, o es que efectivamente son tan intolerantes como hipócritas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo iría más allá en eso de la orientación sexual, y hablaría de identidad sexual, por eso comento lo de ser sum o Dom o switch, al igual que existen homo, hetero y bi, con todas las variantes intermedias en ambos casos. Claro que hay homosexuales sumisos, y dominantes y switch, vainilla y todo lo que se tercie, lo aclaro por si ha quedado confuso el paralelismo (ojo, paralelismo, no comparación), pero en resumen lo que quiero decir es, que para mí, ser hetero está al mismo nivel que ser Dom, (soy TAN hetero como Ama) y que cada cual tendrá su identidad sexual concreta, en la cual el gusto por un sexo u otro o por ambos se combine con el deseo de dominar o ser dominado o ambas cosas o ninguna.

      Comentas que puedes tener una relación Ds y combinarla con una vainilla, con la misma persona se supone, y que las etiquetas estancan las posibilidades con una potencial pareja. Cada uno tendrá su opinión (respetable) sobre esto, pero (repito) para mí, una pareja tiene la columna vertebral en la Ds, sin que eso signifique que solo veo a un sumiso y no a una persona, yo quiero el conjunto ( hombre-sumiso) para tener una relación de pareja basada en la Ds, porque de lo contrario, en mi caso, no funciona, y no digo que sea mejor ni peor forma que otras, por supuesto, solo digo que es la única que puedo tener y no es una opción, lo siento y lo necesito así.

      Eliminar
  4. Buenas.

    Ama S... dice Usted que quiere el conjunto, sumiso y persona. Y que quiere una relación basada en la D/s. Si lo que se refiere Usted es a una relación basada única y exclusivamente en la D/s me parece que hay una contradicción con la primera frase (según estoy captando lo escrito, todo pasado por mi filtro, claro).


    Si el concepto sumiso pertenece al contexto D/s, el concepto hombre pertenece al contexto vainilla. A ver si se me entiende lo que quiero decir... en primer lugar... me gustaría saber que es lo que se entiende por vainilla. Porque lo que es yo, para mí es algo que se escapa a mis entendederas ¿Es lo contrario a D/s? yo creo que lo uno no es excluyente de lo otro. Veamos... si la Ama, (que por cierto, se trata de una mujer teniendo una relación afectiva, como cualquier otra mujer emparejada dejando fuera las peculiaridades que ya sabemos) tiene un día malo, triste... etc.... y su sumiso (que por cierto, se trata de una hombre teniendo una relación afectiva como cualquier otro hombre emparejado dejando fuera las peculiaridades que ya sabemos) la abraza, la da cariño, la besa, la acaricia, y la da ánimos, y no lo hace como el sumiso tirado a sus pies, sino como el hombre que la ama.... eso qué es ¿D/s, o vainilla? si van al cine juntos, cenan en un restaurante, salen de copas, van a una barbacoa con los amigos, etc etc, y lo hacen como pareja, y con esto me refiero a que no se diferencia de cualquier otro formato de relación, eso qué es ¿D/s, o vainilla? si yo digo a mi pareja dominante que la amo, y lo hago como hombre... eso qué es ¿D/s o vainilla?... ¿hace falta catalogar la relación? ¿es tan necesario, tan vital? Si a los dos nos gusta que yo me someta a ella, pues ya está.

    En este sentido... vale, yo me presento como sumiso, pero lo hago a sabiendas de que en realidad estoy dando una información muy pobre y muy limitada de mí, y sólo para resumir que dentro de este contexto, me identifico con la sumisión. Pero yo, en realidad, a los seis años poco me importaba que siginifacaban los conceptos de sumiso o D/s, me quedaba tonto viendo los pies de las mujeres e imaginándome estar debajo de ellos. Por tanto, más que sumiso, soy alguien a quien le encanta verse a los pies de una mujer, que le gusta dejarse hacer cosas "malas" por ella y que lo domine dentro y fuera de la cama, y que le gusta que ella decida en muchas de las cuestiones, y que por supuesto antepone el placer de ella al mio propio. Pero también soy alguien a quien le encanta darse la mano con aquella persona con la que está, dormir abrazados los dos, hacer el amor con ella (independientemente si hay o no orgasmo) y disfrutar de su compañia no por su condición de Ama, sino por ella misma, compartiendo ambos las vivencias, compartiendo los dos la relación.... y esto último (también) lo hacen las parejas llamadas vainillas. Y yo, por supuestísimo, no voy a renunciar a ello de ninguna de las maneras, nunca jamás dejaría que una relación D/s en términos absolutos ahogase una convivencia natural entre yo y mi pareja.

    Perdón por lo extenso...simplemente me quiero hacer entender... no por convencer a nadie... sino porque a lo mejor hablamos de lo mismo pero de distinto modo :)

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dices que te gusta que ella decida en muchas de las cuestiones... ahí está el matiz. En la relación que YO busco la última palabra la tengo yo y todas las decisiones están en mi mano. Esto le puede producir sudores fríos a algunos y a otros les puede parecer el cielo, y de eso se trata, de encontrar a quien encaje con la forma de verlo/sentirlo de la otra persona.

      Por supuesto que se hacen cosas “normales”, todos comemos, dormimos etc XD Pero, por ejemplo, ¿ir al cine? Sí, si me apetece a mí y a ver lo que yo quiero. ¿Hacer el amor? Pues lo mismo, cuando y como yo diga. Igual con todo, y por eso necesito que el sumiso sea un hombre con una serie de características afines a mí, no es ninguna contradicción, es encajar cuanto más mejor. Y si tengo un día malo él me va a abrazar y a animarme, por supuesto, dejarle ver mi lado más humano no está reñido con que siga adorándome.

      No le des tantas vueltas, esto en el fondo es muy fácil cuando das con la persona adecuada para cada cual ;)

      Eliminar
  5. Ok... Solo un apunte. Deliberadamente dije lo de casi todas las decisiones por, a título de ejemplo, lo siguiente: un familiar mio muy enfermo de gravedad, yo quiero estar a su lado, pero mi hipotética ama me dice que no, que su deseo es que yo esté con ella o que haga algo que me impediría estar con ese familiar, si la desobedezco... ya no es todo lo que ella quiera, no? A eso me referia, a decisiones que perjudiquen seriamente a una persona o a sus relaciones familiares etc. Eso es lo que me da miedo....

    Pero.... Viendo los ejemplos que usted ha puesto, puede ser que sea yo el que esté radicalizando y sacando las cosas de quicio. De hecho.... Una de las cosas que me gustan de usted es su sentido común, asi que me parece a mí que estoy viendo fantasmas donde no los hay.

    Gracias por su aclaracion, y aunque no lo parezca.... estoy completamente de acuerdo, al 100% de lo que trata de transmitir.

    Un saludo muy muy grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mmm.... una Ama de verdad NUNCA te pediría NADA en la línea de perjudicarte a ti o a tus relaciones más cercanas, no quiero que mi sumiso renuncie a ser buena persona por servirme ciegamente. No confundamos la "hijoputez" con la Dominación...

      Otro saludo para ti, y relax... ;)

      Eliminar
  6. No sé si hago bien escribiendo esto aquí, pero como es breve, no creo que sea mucha molestia. El otro día encontré publicidad de este sitio web

    https://www.adoptauntio.es/teaser

    y me gustaría saber su opinión. Para adelantarme a posibles interpretaciones, ya sé que no es más que una página de citas, de las cuales expongo mi opinión aquí

    http://sexplease.blog.com.es/2009/04/20/otra-promesa-cumplida-mas-sobre-mi-5978302/

    pero es llamativa la... posición que de entrada dan a los distintos sexos, asumiendo ciertos conceptos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De la página poco que opinar, no la he usado, me imagino que será como todas de ese estilo solo que son ellas las que dan el primer paso, pero luego, lo de siempre, muchas mentiras y dos grandes grupos: gente que lo usa como último recurso a la desesperada o ligon@s compulsivos. Gente normal habrá, claro, y cada vez será más habitual recurrir a ello como una opción más sin cerrarse a la vida real.

      El concepto mujer compradora/hombre producto me parece lo mismo de antes pero a la inversa, y aunque por supuesto que quiero ser yo la que lleve las riendas con un hombre eso no quiere decir que se trate de machismo a la inversa, la DF es otra cosa, al menos para mí.

      Eliminar
  7. Muy interesante esta publicación. Coincido con net{LL} y contigo en cuanto a que ser vainilla nunca debería ser despectivo. Y me da igual si es vainilla por desconocimiento o como opción personal. No veo la manera de burlarse o criticar algo así.

    En cuanto a la "doble vida" se pueden das dos circunstancias, una de ellas es que se engañe a la pareja vainilla y otra es que se haga con su conocimiento. El primero de los casos es desde luego reprochable, por la falta de lealtad que implica, en el segundo, pues cada uno vive su vida como mejor sabe. En cualquier caso allá cada uno con su conciencia.

    Desde mi punto de vista la diferencia fundamental entre los mitad sumis@s/am@s y mitad vainilla, es que se pierden la esencia de la dominación, y se quedan en la parafernalia, las prácticas, las sesiones, pero siempre en la superficie de lo que es una entrega y un control sincero. También es cierto que es más difícil de encontrar y que buscando buscando, se te puede ir la vida... Pero bueno esto es una opinión personal.

    Enhorabuena por la reflexión, muy bien tratada. Me gusta el término Suinilla!! Espero no equivocarme en la heladería!!

    ResponderEliminar
  8. Me ha aclarado algunas ideas leer el intercambio de mensajes entre Jorge y Ama S. Gracias a ambos por su elocuencia, educación e inteligencia. Da gusto leer cosas así. :)

    ResponderEliminar
  9. Creo que el sumiso-vainilla no existe. Existe el sumiso que no se acepta, no busca y/o no encuentra Ama y decide conformarse con una relación vainilla. Al fin y al cabo el sumiso es hombre, hetero, le atrae las mujeres y puede querer a una pareja vainilla. Aunque es solo eso, conformarse con algo que nunca le hará sentir pleno.
    La del homosexual que no se acepta es una buena comparación, ¿cuantos se casan y tienen hijos? (hace unos años sobretodo). Evidentemente no son homo-hetero...y estos es todavía peor porque ni les atrae físicamente el sexo opuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Un sumiso puede querer una pareja vainilla?... Será un pseudo sumiso porque a mí no me atrae tener una pareja vainilla para nada de nada.

      Eliminar
  10. Puede querer "A" una pareja vainilla, puede querer a esa persona en concreto. Y es cierto, pienso igual que usted, a un sumiso no le puede atraer una pareja vainilla, no satisface sus necesidades básicas, pero si le atraen las mujeres. Por eso hablo de "conformarse", ¿cuantas personas no viven de acuerdo a sus valores? Para mí también es de cobardes, pero como usted dice, que cada uno haga lo que quiera/pueda con su vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí no se trata de conformarse sino de ir contra mis principios, me parece una agonía soportar a un hombre vainilla, una pesadilla, vaya. Si ya me resulta complicado tolerar los fallos de un buen sumiso, lo otro me da sudores fríos.

      Pero como la sociedad inculca eso de que un hombre no se resiste a ninguna mujer... pues ya está, cada uno se tranquiliza la conciencia como quiere.

      Por cierto, el botón para replicar a un comentario anterior es Responder, no Añadir comentario.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.