~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


jueves, 17 de mayo de 2012

Un método peligroso

Esta película plantea el masoquismo como una enfermedad mental, y de las más graves. Ella, Keira Knightley, a la que podéis ver casi echando espuma por la boca al comienzo de la película, tiene fantasías de ser azotada, un trauma que arrastra desde que su padre la castigaba en su infancia. La cosa se complica cuando su doctor se convierte en su compañero de perversiones.


Está basada en hechos reales, su doctor es Carl Jung y también aparece Freud. Ella, Sabina Spielrein, fue una pionera entre las mujeres psicólogas, y acabó la pobre asesinada por ser judía. No destripo con esto el argumento, pues esa parte ni sale. Básicamente se trata de largos diálogos, salpicado por la burguesa vida del doctor (casado) y los encuentros furtivos con su paciente.


Tampoco hace falta la bola de cristal para saber que él corta aquello cuando le sale de los cataplines y le dice a ella lo de que “ah, se siente, ya sabías donde te metías y yo tengo mi vida de clase A y no la voy a cambiar por ti, etc”.



Traigo un par de escenas, la primera, un momento paradójico, en el cual ella toma la iniciativa, pero para insinuarle a él que desea ser sometida. Destaco la escena porque opino igual que ella, que hombres y mujeres tenemos rasgos del otro sexo y la femdom equilibra y acerca posiciones.

video

En la segunda escena vemos que él ya se apunta al experimento...

video

7 comentarios:

  1. Buenos días
    Aumentando la videoteca con otro film que en principio, parece promete.

    Referente a el punto del doctor, en cuanto a lo de cortar su vida burguesa, pues me parece muy vil y rastrero, un ejemplo más de las dobles vidas, de engaño, de traición, nadar y guardar la ropa, de insultar, humillar y denigrar a la otra persona,y me parece genial para l@s masocas y sádic@s emocionales, una vez más,lo respeto pero no lo comparto, pues efectivamente, yo creo, por ejemplo en la DF, como algo más allá de un "Juego a ratos", como otro tipo más de relación, por muy minoritaria que sea.

    Respecto a el segundo punto, tema de rasgos del sexo opuesto, efectivamente, tod@s tenemos rasgos de ambos sexos, unos más acentuados y otros menos, aunque la gran mayoría de hombres, se niegue a reconocerlo, y la negativa a hacerlo, sea directamente proporcional a lo "Macho alfa" que se sienta el individuo en cuestión,lo cual no implica que no posea esa otra parte del sexo opuesto, es por ello, que a la hora de responder en la encuesta que ha puesto en la columna lateral, pues si, me voy a englobar como bisexual, y sigo pensando que a mi, tampoco me gustan las etiquetas.


    Slds. : J.R.G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué vamos a decir que no hayamos dicho ya del tema de la mazmorrización guardada bajo 7 llaves, podremos gritarlo pero no decirlo más claro, y ey, prefiero guardarme la garganta ;)

      Eliminar
  2. Pues ya estoy de vuelta, y sigo igual que cuando me fui :)

    Respecto al post, qué curioso que esté basado en hechos reales. Dos figuras históricas como esas... Curioso. Supongo que es algo propio de la naturaleza humana...

    Me quedo con lo último que dice: "hombres y mujeres tenemos rasgos del otro sexo y la femdom equilibra y acerca posiciones". Desde luego la femdom equilibra ambos polos permitiendo a la Mujer ser dominante y al hombre ser receptivo o obediente. Es curioso: la autoridad masculina me produce rebelión y lucha contra ella; más, cuanto más fuerte sea. Sin embargo la dominación femenina me provoca sumisión y obediencia. Cuanto más fuerte y poderosa es la dominación femenina, más sumiso y obediente se vuelve uno... Claro, estoy generalizando: ese tipo de dominio femenino no lo puede hacer sentir cualquier mujer. Sólo puede Esa Mujer. Aunque cualquier otra que tenga ese tipo de autoridad y poder femenino te lo hace sentir en mayor o menor medida. No obstante son pocas las mujeres con ese poderío.
    Es como los dos polos de un imán. Si pones un polo positivo al lado de un polo positivo se repelen; sin embargo, si pones polo negativo debajo de polo positivo se unen a la perfección...

    ¿Permite la Femdom este reequilibrio de polos? Y si es así, la D/s cuando es masculina -o sea, cuando el que domina es el hombre- ¿no acentúa todavía más los desequilibrios?
    Respecto a esto último yo creo que es posible que aumente los desequilibrios. Como muestra tenemos nuestra sociedad, donde el polo masculino ha dominado todo y así nos va... Un poco de poder femenino no vendría mal... y cuando digo poder femenino digo poder femenino: no sé porqué muchas veces las mujeres que llegan a un puesto de poder se vuelven masculinas en su forma de actuar, como si no fuera mil veces más fuerte la suavidad de un poder auténticamente femenino que doblega sin necesidad de utilizar la fuerza...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que sigas igual, o sea, con buena salud suponemos ;)

      Creo que, más que polos opuestos, Ama y sumiso son partes complementarias.

      Sobre el tema Amo/sumisa, ahora que nadie nos oye, ejem, a veces se trata de seguir el esquema de siempre, sí, lo que ocurre es, como comenté en La doble vuelta de tuerca, que para mí, una auténtica relación D/s, sea del tipo que sea (no olvides el caso Amo/sumiso y Ama/sumisa), consiste en partir de una igualdad plena de ambas partes y desde ahí tener la libertad absoluta de plantear esa desigualdad consentida. Que la sociedad está poco preparada para esto, sobre todo para la DF, pues sí, pero todo se andará.

      Sobre la autoridad femenina que no sigue el patrón de machismo a la inversa, creo que también lo he dejado caer ya, un matriarcado tiene sus propios valores y la sutileza es una arma mucho más poderosa que la fuerza bruta. Estamos en un punto crítico de transición de siglo y milenio, estoy convencida de que los cambios no han hecho más que empezar :)

      Eliminar
    2. Oh, muchas gracias Ama S. Mi salud sigue plena y elevada a un rango superior gracias a la disciplina y a ciertas lecturas que la alimentan. Ya sabe que la salud cuanto más se cuida -siempre y cuando no se la desperdicie en tonterías- crece más y más y se vuelve exuberante y radiante, siendo un instrumento de inapreciable valor al servicio de lo que merece la pena... ;)

      Más que a Ama y sumiso como individuos, con lo de polos opuestos me refería a sus lados masculino y femenino (dentro de cada un@). La femdom permite que se desarrollen profundamente ambos lados de forma que encajan como las polaridades opuestas de dos imanes... Y sí, la sociedad creo que todavía tiene muchos problemas con la DF. Muchos más de los que parece. Pero de eso seguro que ha tenido sobradas muestras a lo largo del tiempo...

      Sí, todo se andará. Como dice, los cambios no han hecho más que empezar... El mundo necesita urgentemente un toque Femenino con mayúsculas. De tod@s depende poner nuestro granito de arena...

      El agua horada la piedra más dura. La sutileza en manos de una Mujer consciente de su poder es un arma de una potencia inusitada. Y si la Mujer encarna todo lo bueno de su género, un arma de construcción masiva. Construcción de mundos nuevos, que sólo anidan en su cabeza de Mujer dominante y poderosa, y son obedientemente interiorizados, ejecutados y construidos por él... que ha aprendido a ceder en todo, a someterse y a ocupar siempre su lugar.
      ¿Quién no admiraría y caería a los pies de una Mujer así? :)

      Eliminar
  3. Yo piensso que cualquier tendencia sexual que produce verguenza y se vive en soledad puede desembocar en una neurosis, pero no es la tendencia sexual en sí, sino la forma en la que lo vives y el hecho de reprimirla. La cosa es vivir tu sexualidad disfrutandola sin hacer daño a nadie, y si es incluso posible que hagas feliz a alguién viviendola pues ya perfecto.
    Y lo mismo se puede decir si quieres ir allá de lo meramente sexual y hacerlo un estilo de vida.

    Weno, creo que no he descubierto la polvora con lo que acabo de decir pero es lo que pienso vaya.

    Al final la cosa es romper nuestra soledad y compenetrarse con otro se humano en todos los sentidos posibles. Salir de nuestras islas... Y no todos tenemos porque hacerlo de igual forma.....

    Un saludo Ama S, siempre un placer leerla, le sigo con su blog :-).

    ResponderEliminar
  4. Hola,

    fui a ver esta película sin tener ni idea de lo que había detrás, y me impresionó mucho, como se puede imaginar. ¿Es o no una enfermedad mental? ¿Dónde está la línea? La verdad es que no sabría decir, depende de lo que entendamos por ese término. En todo caso qué importa. Para mí es más un rasgo de carácter, que por supuesto condiciona la existencia. Los intentos de corregirlo casi siempre están condenados al fracaso, porque no se puede cambiar la esencia de lo que es una persona sin causar otro tipo de trastornos.

    Saludos.

    PD: Sí, muy capullo el Jung, no le habrían venido mal unos cuantos latigazos. :D

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.