~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 14 de abril de 2012

Minorías numerosas- bdsm y rock duro

Yo escucho prácticamente todo tipo de música, pero mi favorita, a la que vuelvo una y otra vez, es el rock duro. No podría destacar una sola canción entre todas las que me gustan. No, gustar no es la palabra. De todas las que me APASIONAN y me transportan a otra dimensión. No exagero. Quien haya asistido con entusiasmo y entrega a un concierto de rock sabrá perfectamente a lo que me refiero. Te transportas de manera literal a otro mundo lleno de sensaciones intensas que no sabías que fueras capaz de experimentar... Un momento, ¿a alguien le suena todo esto de algo?... Pues no acaban ahí las coincidencias, al menos para mí.



Habrá quien sienta algo parecido con la quinta sinfonía o con un fandango, aunque creo que ni siquiera los no-aficionados al rock le pueden negar su dimensión de grandioso espectáculo de masas vibrando y gozando al unísono. También ocurre en el fútbol por ejemplo, dirán algunos. Cierto, pero el matiz está en que el fútbol no está mal visto. Y el rock, sobre todo el rock duro, ha estado y sigue estando marginado de los gustos mayoritarios. A pesar de ello somos millones de aficionados en todo el mundo. Y esta música se puede disfrutar con igual intensidad en la intimidad. Vamos, que lo que quiero decir es, que el rock duro y el bdsm comparten para mí ciertos códigos en cuanto a clandestinidad, “inmensa minoría”, etc que desarrollaré más adelante. Recuerdo un artículo de hace bastantes años que escribió Terenci Moix (quien no me caía mal, pero se le fue la olla con esto), en el cual arremetía tanto contra un colectivo como contra el otro por utilizar el cuero, estética que según él estaba reservada a los simpatizantes de las SS. Como si el hábito hiciera al monje, lo que hay que oír. A mí no me ponen los símbolos fascistas como ya dije, pero el look de cuero es algo que se repite en ambas tendencias y tiene una irresistible atracción para mí desde muy temprana edad.


Yo no puedo explicarle a nadie que no haya tenido la carne de gallina al escuchar un espectacular solo de guitarra eléctrica que eso es lo más parecido a sentir que el cielo existe y lo puedes tocar. Igual que un sumiso no podrá explicar lo que siente en su momento de éxtasis, ni un Ama tampoco. O tener un orgasmo de esos que hacen historia e intentar describirlo con palabras. Lo sientes o no, lo vives o no, y los demás se lo pierden, allá ellos. Pero voy a intentar hacer una comparación utilizando dos versiones de una misma canción.


Antes, un inciso de cultura musical. Dentro de la música heavy se engloba desde lo más light hasta el rock satánico, pasando por el speed metal, el AOR, el glam-rock y mil etiquetas más. Para los no entendidos, es ruido y punto, como creía yo hasta que tuve la (pronta) revelación y descubrí lo que una guitarra eléctrica te puede transmitir. Hay que decir que en esto las apariencias también engañan. He conocido a más de un “tipo duro” que era sumiso en la intimidad. Otro ejemplo. Los grupos de glam rock, como aquí los Poison en la imagen, eran rockeros de largo cabello y poses gay que jugaban con la ambigüedad para desmontar el cliché de macho-men. Era su manera de rebelarse contra las normas y decir, somos muy machos (de hecho las letras van en su mayoría sobre el tema amoroso-sexual entre hombre y mujer) pero nos vestimos de nenas porque nos da la gana. Qué casualidad, los sumisos (auténticos) me encantan porque tampoco tienen que demostrar nada, que le den morcilla a las putas normas sociales.


Ya sé que la música que pongo, en su mayoría, a algunos les parecerá del pleistoceno, pero de algunas cosas nunca me canso, soy fiel a lo que me llega muy adentro. Llevo 20 años escuchando estas canciones, y me suenan igual de bien que la primera vez, así que en mi opinión tienen que ser buenas de cojones. Y si no están de moda, me da lo mismo, las modas para los borregos. Aunque muchos siguen, no de moda porque nunca lo estuvieron, pero sí vigentes y en activo, dando conciertos por todo el planeta, como Kiss, Iron Maiden, AcDc y demás, que tienen más energía que muchos niñatos prefabricados de hoy en día.





Bueno, pues como decía, voy a intentar explicar con música la diferencia entre lo que se siente (para mí) en una relación convencional y en una femdom.

Johnny B. Goode es una de las canciones más conocidas y versioneadas de la historia del rock. Si habéis visto Regreso al futuro, es la que toca el protagonista en el baile de fin de curso. Vayamos con la primera versión, interpretada por su autor original, Chuck Berry.



Es una buena canción, todo un clásico, tiene mérito además con los medios de la época cantar casi a pelo sin ningún arreglo de estudio y tal. Está bien, pero me deja un poco fría, sobre todo al compararla con esta otra versión de Judas Priest. Vamos con ella.




Yo me quedo sin palabras desde la primera nota, sobre todo el solo de guitarra me sube al paraíso. El cantante, Rob Halford, introdujo, inspirándose en la cultura del cuero (movimiento gay de los años 70), el cuero con tachuelas metálicas como signo distintivo del heavy metal; a partir de entonces artistas y fans de todo el mundo adoptaron tal estética como propia. Halford reforzaba esa imagen de cuero y metal al aparecer en el escenario sobre una harley-davidson al comenzar cada concierto. Este hombre intentó suicidarse debido a su homosexualidad, ante la presión de mantener las apariencias de machote en un mundo de supuestos tipos duros. Gracias al cielo no lo consiguió y sigue dando guerra. El mes que viene los tenemos en España. Metal forever!!





Es innegable la similitud entre la estética rock y fetish, como podéis ver en estas fotos de Doro Pesch, las Vixen, que ya han estado por aquí, e incluso las pioneras Rock Goddess (buen nombre, Diosa del rock), así que cuando topé con esos looks de Dómina yo ya estaba rendida a aquellas pintas desde mi adolescencia rockera.


Aunque no a todos les guste este tipo de música, nadie puede negar su intensidad. Pues de algo así se trata lo de tener una relación no convencional. No sé si es la mejor forma de explicarlo, a mí no se me ocurre otra. De todos modos, creo que tampoco tiene mucha explicación. Te va o no te va, te pone o no te pone, y punto.

Con el rock duro y con la Dominación Femenina el proceso fue muy parecido en mi trayectoria personal. Descubrir que eso es lo que te llena de verdad, que es algo minoritario y marginal, que en ambos casos hay que ocultar en mayor o menor medida en según qué círculos, que las mujeres rockeras y las dominantes eran minoría incluso dentro de un grupo de por sí minoritario...

Yo compraba en mi adolescencia revistas especializadas en las cuales había sección de cartas de lectores entre las que se veían dos tendencias:

- unos se pasaban la vida amargados porque eran unos incomprendidos.

- otros pasaban de todo e iban a lo suyo, a disfrutar a tope sin hacer caso a opiniones ajenas.

También existía la idea generalizada de que no había mucha cohesión entre los amantes de este tipo de música y algunos proponían que si veías a un colega con una camiseta de Iron Maiden deberías saludarlo al menos, como si tener los mismos gustos te garantizase una amistad instantánea con otra persona... ¿Os suena algo de todo esto, verdad? Pues hay más puntos en común, como tomar como los 10 mandamientos unas supuestas normas que todos deben cumplir si quieren ser aceptados en comunidad. Un heavy que escuche a Bon Jovi ya es menos auténtico, un Ama sin arnés ni es Ama ni es nada. Un heavy debe ir vestido con mallas negras y camiseta ceñida, da igual que se le marquen las lorzas y vaya hecho un cristo, (como si un aficionado a la música clásica fuera de frac por la calle...) y por la misma regla de tres, un Ama debe ir siempre vestida con taconazos y látex, aunque parezca vestida por su peor enemigo. No hace falta que siga con los ejemplos, supongo.

De topicazos está el mundo lleno. Los heavys son macarras y violentos, los bedesemeros están tarados, etc etc etc

Tópico número uno sobre el heavy: es ruido. Vale, pues escucha esto si piensas eso, porque las bandas de heavy han parido las baladas más sensibles, increíbles y apasionadas de todos los tiempos. Ya estuvieron por aquí Skid Row con su memorable I remember you, pero hoy toca promocionar el talento patrio. Y no me extiendo más. Ya volverán a aparecer mis chicos y mis chicas por aquí. Están demasiado unidos a mi vida como para dejarlos fuera de mi otra pasión-identidad.


32 comentarios:

  1. Estimada Ama S.:

    Yo creo que a todos los que tenemos una especial predilección por ambas tendencias nunca se nos han escapado esas coincidencias y no podemos mas que estar de acuerdo con vos.

    Es que los Judas son mucho, mi bautismo de fuego con esto de los grandes conciertos fue con ellos en la gira de "Turbo", ya ha diluviado desde entonces, y curiosamente el último gran concierto al que pude ir fue en la cubierta de Leganes con ellos, con mis idolatrados Motörhead y unos Saxon que siempre me han gustado a rabiar y esa sensación especial que se siente solo y con todos los que tienes alrededor es sublime, especialmente cuando hacia bastante tiempo que no vas a un concierto en condiciones. ¿Y decís que vuelven este año?, si el maldito curro me lo permite a lo mejor me dejo caer a la arena a gozarla que es donde mejor se disfruta un concierto.

    Siempre es de agradecer encontrarse con gente con más de un gusto compartido, aunque solo sea por el puro placer de conversar.

    Recibid mis saludos.

    Siempre a vuestros pies.

    ulises.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de que entre los que me leen también haya una numerosa minoría de metaleros. Y date prisa con esas entradas, que los conciertos de Judas son a mitad de mayo :)

      Eliminar
  2. Te acuerdas qué te llamaban lo que escuchabas no era lo bastante duro?"bastardo o chaquetero"
    El tío John la clavó con Runaway y el videoclip tenia mucho morbo. Luego los Motley Crue avisaron que "sweet pain is the name of the game" o sea que mas claro agua. Pero bien cierto es que madre mía que coñazos eran con eso de ser auténtico o el mas auténtico me temo que muy similar al mundillo.
    Muchas muchas gracias por este post, me ha puesto nostálgica y me ha dibujado una sonrisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que tiene interés el video, con el desmelene final de la chavala http://www.youtube.com/watch?v=s86K-p089R8&ob=av2e. Y para morbo, el del tío Jon (sip, sin hache, que lo metí en una redacción de inglés del cole y me lo puso como falta la profe de inglés), que estaba el buen hombre para hincarle el diente y no dejar ni los huesos ;)

      Tanto los Motley como Bon Jovi, incluso Europe, eran más “duros” en sus comienzos, pero gracias a ellos muchos nos interesamos por aquella música y evolucionamos hacia todo lo demás.

      Yo es que en eso de los mundillos siempre he ido un poco por libre, en la ronda de birras me quedaba en la primera y por la mitad, así es difícil socializar... Pero la independencia te hace cuestionarte más las cosas y no caer en la uniformidad ni en los guetos, en mi modesta opinión.

      Pues nada, nostalgias fuera, que esto está vivo y coleando, al menos mientras los abueletes aguanten y los demás estemos al pie del cañón. En mi último concierto me planté las botas de tacón por encima de las rodillas, era pleno mes de agosto, pero yo feliz oye ;)

      Eliminar
  3. Buenas tardes


    Hoy siento tener que discrepar con Usted Ama S., pero estoy en desacuerdo referente a lo de que la música heavy y a las minorías.

    Por mi edad y como melómano, ya que me gusta la música en general, algunos estilos más que otros, no puedo decir que el heavy metal sea un fenómeno de minorías, pues yo lo considero una variante del rock, padre de la gran mayoría de las tendencias musicales de la segunda mitad del siglo XX.

    En España, y durante los años 70/80 fue un genero que pegó muy fuerte, tanto grupos nacionales (Baron Rojo, Ñu, Topo, Leño, Asfalto, entre otros) grupos que reivindicaban y manifestaban la realidad e inquietudes de la juventud de aquellas generaciones, que gritaban nuestras protestas, al igual que a nivel internacional se disparaban los grupos, de hecho, yo recuerdo un programa de radio de la época, pues me encantaba, El Pirata, y a nivel internacional, teníamos grupos que nacieron en los setenta, tales como Deep Purple (Para mi padres del rock sinfónico), con verdaderos Dioses del Rock tales como Ritchie Blackmore a la guitarra, y una voz inconfundible, Ian Gillan, vocal del mismo, después surgen grupos como Black Sabbath, Iron Maiden o los míticos AC/DC, y ahí es dónde discrepo, pues a día de hoy, me sigue encantando ir de conciertos, y concretamente, el año pasado, AC/DC, en su gira por España, al poner a la venta sus entradas, se agotaron el mismo día en que se pusieron a la venta, y en el concierto, no sólo eramos cuarentones, pues si tuviera que porcentuar, más de la mitad del aforo, no debía de superar los 25.

    Referente al tema de estética e indumentaria, pues bueno, no suelo ir por la calle con la ropa ceñida y camisetas de mis ídolos, pero ¿Por qué no? al que le guste, y eso que soy un tremendo fetichista del cuero y del látex, todo depende de lo que le apetezca a uno, simplemente se trata de respeto mutuo.


    Slds. : J.R.G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de minorías va matizado con lo de numerosas. Claro que hay millones de fans, ya lo digo en el texto, pero que sigue mal visto, que la gran mayoría piensa que es ruido, que te miran raro cuando dices que te gusta, eso podrás discrepar si quieres, estás en tu derecho, pero tengo muy claro que es así. Queda el cliché, el chiste fácil, la caricatura, como en aquel anuncio de la ONCE sobre heavys con pintas típicas y tópicas.

      El tema de la indumentaria no es por criticar que cada uno vaya como quiera sino para criticar lo contrario, que se impusiera en su momento que para ser auténtico hay que ir vestido de X forma.

      En aquellos dorados 70-80 fue el boom de este estilo, PERO no era para nada el gusto generalizado, que para eso estaban todos los grupos pop que también estaban en plena eclosión. La batalla pijos/heavys simbolizaba sociedad contra marginalidad. Eso de que los grupos heavys recogían inquietudes y protestas, ejemmm, la mayoría cantaban al vamos a pasarlo bien que la vida son dos días, para canción protesta ya estaban Jarcha y todos los cantautores “hippies”. (Me encanta Jarcha, por cierto).

      Yo también estuve en los últimos conciertos de AC-DC y es cierto eso de las generaciones de todas las edades, afortunadamente. El pirata sigue haciendo su programa, y hoy día existe un redescubrimiento de esta música porque al fin se está haciendo evidente que su calidad es incuestionable, lo que le da un plus de solera y clasicismo que atrae tanto a los fans de siempre como a las nuevas generaciones que huyen de sonidos prefabricados de efímero éxito y calidad por debajo de la bazofia. (Que hay música buenísima hoy día tampoco lo niego).

      Lo que ha ocurrido es que esta música se ha NATURALIZADO, se ha desquitado de su etiqueta de amenaza para la estabilidad social y está más aceptada. En X años ocurrirá lo mismo con el bdsm.

      Copio a continuación el artículo resumido de Perez Reverte en el cual reconoce que recientemente ha descubierto que el metal no es el ruido sin sentido que siempre pensó que fue. Pobre criatura... pues sí que ha tardado en que se le caiga la venda.

      Eliminar
    2. No soy muy aficionado a la música. Tampoco me enganchó nunca la música metal. Me refiero a la que llamamos heavy o jevi . Siempre recelé de los decibelios a tope, las guitarras atronadoras y las voces que exigen esfuerzo para enterarse de qué van. Tales composiciones y letras me parecieron siempre ruido marginal y ganas de dar por saco, con toda esa parafernalia porculizante de Satán, churris, motos y puta sociedad.


      Pero de lo que quiero hablarles hoy es de música metal. Ocurre que en los últimos tiempos –a la vejez, viruelas– he descubierto, con sorpresa, cosas interesantes al respecto. Aunque parezca extraño y contradictorio, la palabra cultura no es ajena a una parte de ese mundo. Si uno acerca la oreja entre la maraña de voces confusas y guitarras atronadoras, a veces se tropieza con letras que abundan en referencias literarias, históricas, mitológicas y cinematográficas. Confieso que acabo de descubrir, asombrado, entre ese caos al que llamamos música metal, a grupos que han visto buen cine y leído buenos libros con pasión desaforada.

      Ha sido un ejercicio apasionante rastrear, entre estruendo de decibelios y voces a menudo desgarradas y confusas, historias que van de las Térmópilas a Sarajevo, incluyendo las Cruzadas, la conquista de América o Lepanto. Todo es posible, al cabo, en una música donde los segovianos de Lujuria lo mismo ironizan sobre la hipocresía de la Iglesia católica en cuestiones sexuales que largan letras porno sobre Mozart y Salieri o relatan, épicos, la revuelta comunera de Castilla. Y es que no se trata sólo de estrambóticos macarras, de rapados marginales y suburbanos, de pavas que cantan ópera chunga con corsé gótico y casco de walkiria.

      Ahora sé –lamento no haberlo sabido antes– que la música metal es también un mundo rico y fascinante, camino inesperado por el que muchos jóvenes españoles se arriman hoy a la cultura que tanto imbécil oficial les niega. El grupo riojano Tierra santa es un ejemplo obvio: su balada sobre el poema La canción del Pirata consiguió lo que treinta años de reformas presuntamente educativas no han conseguido en este país de ministros basura. Que, en sus conciertos, miles de jóvenes reciten a voz en grito a Espronceda, sin saltarse una coma.

      Eliminar
    3. Pues si este buen hombre va a descubrir el metal,por las bandas nacionales,lo lleva claro.Es una opinion muy personal, eh?,que nadie se me enfade.


      Un Saludo

      Eliminar
    4. Como digo, es un resumen del artículo, no vayan a venirme exigiendo derechos de copyright ;). En el texto completo hay referencias extranjeras:

      “La mitología es otro punto fuerte metalero. Ahí, los grupos escandinavos y anglosajones que cantan en inglés copan la vanguardia desde hace tiempo; pero es de justicia reconocer una sólida aportación española, con grupos que manejan eficazmente la fértil mitología de su tierra.”

      Yo es que me quedé un poco en Barón Rojo y Obús, y a estos que nadie les quite méritos delante de mí que muerdo ;)

      De los actuales, el entusiasmo de apostar por un género de minorías ya es de agradecer. Y Sangre Azul, pese a ser tachados de grupo para nenas por los “auténticos”, tenían una calidad técnica impecable. Y sí, a mí como “nena” que soy, me molaban mucho, lo que no impide que también me guste de Iron Maiden p'arriba.

      Eliminar
  4. Entonces,como me gusta el metal y soy sumiso............soy un macarra violento y tarado............me gusta!!!!! ImI ImI

    Un saludo y buena entrada Ama.S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, como cantaba Alanis Morissette, si te hace feliz no puede ser tan malo ;) :)

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Sr Reverte no se puede ser mas simplista: Cómo hablan de cosas que a usted el gustan que suelen coincidir con los monotemas (de usted) tales como triunfos casposos y carpetovetónicos de la madre patria le perdona usted la vida a los sacos de pulgas ruidosos. Q bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El artículo, como bien dices, va en plan perdonavidas, y al mismo tiempo deja patente su tremenda desinformación e incultura. Yo alucino con perlas como “Aunque parezca extraño y contradictorio, la palabra cultura no es ajena a una parte de ese mundo... Confieso que acabo de descubrir, asombrado, entre ese caos al que llamamos música metal, a grupos que han visto buen cine y leído buenos libros con pasión desaforada.” No te jode, el intelectual de grandes ínfulas, pues claro que tenemos cerebro y lo utilizamos, yo le respondería, en su misma línea, “aunque parezca extraño, un hombre culto como usted no sabe distinguir el caos de su cabeza ni sabe ir más allá de las apariencias, debería seguir informándose, hasta podría descubrir que las bases de muchas canciones están inspiradas en las escalas de la música clásica, y que como cantaban Barón Rojo, de haber nacido hoy, Beethoven sería un músico heavy.”

      Eliminar
  6. Hola


    Ya que veo que dentro de sus gustos musicales está incluido Barón Rojo, pues nada ahí va una de las que me trae muy buenos recuerdos.


    http://www.youtube.com/watch?v=DFE3S3_nLFI


    Slds. : J.R.G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo recuerdo hasta la versión inglesa, Rockers go to hell, en el estribillo decían, en vez de Mi rollo es el rock, My heart is full of rock. Todo un himno y muy bueno el mensaje, los rockeros (y todo el que se aparte de la norma...) van al infierno.

      Es de elogiar que en Aplauso tuvieran cabida todos los estilos.

      Pues tengo una entrada prevista con otra canción de "los Barones" que viene que ni pintada para nuestro tema. Pero no es plan de destriparla ahora ;)

      Eliminar
  7. Aquí un servidor no tiene mucha idea de música, en parte debido a mi mal oído y en parte a mi juventud "bien agarrada". Pero no me avergüenzo de apreciar el Heavy Metal, con Judas Priest a la cabeza, Manowar después, y demás bandas que detallo en mi perfil de Google. Entre las que no tengo ningún empacho en incluir también a Enya, M. Oldfield, Dire Straits, Queen o Abba, pese a ser en muchos casos las antípodas del Heavy Metal.

    Por cierto, "Ram it down", el álbum que contiene esa versión de "Johnny B. Goode", fue el primer CD que me compré... pese a no tener todavía reproductor de CDs, pero es que antes tenía la cassette original, y de tanto escucharla se me fastidió. De dicho álbum me impactó lo que significaba para mí el todo: empezaba bien con "Ram it down", con ese grito al principio; luego mejoraba mucho con "Heavy Metal", para después llegar a un punto álgido con "Love zone". Sin embargo todo lo que sube tiene que bajar, y los siguientes dos temas, "Come and get it" y "Hard as iron" apenas despertaban eco en mí, pero sí lo despertaba otra vez con la insigne y sublime "Blood red skies", inspirándome una historia en un mundo post-apocalíptico, en un campo de batalla con horizontes quemados y cielos contaminados... después un descanso con "I'm a rocker", que me dejaba frío, para empezar de nuevo la cuesta arriba con la mencionada "Johnny B. Goode", subir otro tanto con "Love you to death" y llegar al paroxismo, el no va más, la cima, la oscuridad bombeante con la plomiza (de pesado, lento, imparable, gigantesco) "Monsters of rock". Esta última canción está muy depauperada, y deja indiferente a mucha gente, pero a mí me despierta unos ecos tremendos...

    En fin, me he abierto un poquito más... ;)

    Em... por cierto... Séptimo comentario de esta entrada, escrita por Vd., empieza con "No soy muy aficionado a la música... " ¿"Aficionado"? ¿terminado en "o"? ¿ha sido un error de mecanografía o le ha traicionado el subconsciente, delatando su verdadera condición de sexo que se ha empeñado en ocultar en este blog? Que no es la primera vez que un hombre se hace pasar por mujer para mantener el interés y el morbo en montajes de internet, con una personalidad falsa...

    Y otra cosa... ¿a qué artículo de Reverte hace referencia el Sr. La vaca mejor?

    Un saludo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El comentario al que te refieres ES el artículo de Pérez Reverte, por eso está escrito en masculino, como por otra parte queda claro en mi comentario anterior a ese y como le ha quedado claro a todo el mundo que se ha tomado la molestia de leerlo todo.

      No, no soy un hombre, ni tengo que demostrar nada, quien se moleste en conocerme mejor lo sabe, no tengo que enseñar un muslo ni nada parecido.

      Y para contradicciones, las tuyas, vuelves a decir que no entiendes mucho y te conoces al dedillo ese disco. A ver si es a ti al que le traiciona el subconsciente. Por cierto, lavacamejor NO es un hombre tampoco. Te noto cierto déficit de atención, cuidatelo ;)

      Eliminar
    2. Er... tiene razón, mi señora... ups... error mío, equivocación, distracción...

      No sé porqué separé los dos comentarios consecutivos, en qué estaría pensando...

      ¿Contradicción por conocer un disco al dedillo...? No creo que sea así. Un sólo album de cientos y cientos de ese género musical. Lo que pasa es que no he mencionado lo que no me gusta: el actual abandono del estilo que predominó en los ochenta y los noventa en pro de una radicalización de sonidos: Trash, speed, death, black, gothic, etc. todos con el "metal" como único apellido en común. Tampoco me gustan Deep Purple, ni Rainbow, ni Metallica, ni Sangre Azul, ni Antrhax, ni Megadeth, ni Kreator, ni Slayer, ni otros muchos grupos que no me molesto en recordar... Incluso Judas Priest en su última hornada, "Jugulator" (aunque no estuviera R. Halford de cantante), pero en "Painkiller" ya empezó a derivarse hacia esa onda moderna. El último álbum, el monográfico sobre Nostradamus, no me lo compré. Y eso que tiene un tema muy bueno, "War", que me hace vibrar...

      Con todo esto, ya demuestro que no hay contradicción alguna. Estoy seguro de que muchos lectores de Vd. se habrán encendido al leerlo, pero es mi verdad.

      A sus pies, milady.

      P.D.: Em... vuelvo a pedirle disculpas por mis errores... y también a la Sra. Lavacamejor por confundir su sexo. ¿Qué correctivo se me aplicaría? Lo espero ansioso... ;-)

      Eliminar
  8. Me he leído todas las intervenciones y estoy anonadado por vuestra cultura musical..., a mi también me gusta la música, desde la sinfónica al folk-progre, desde el pop innovador al heavy metal..., he escuchado a casi todos los grupos que mencionáis, he asistido a mogollón de conciertos y ha sido para mi un placer recobrar mis recuerdos con vuestros comentarios.
    Un sumiso escasamente capacitado para emitir opiniones relevantes..., pero que siente la música de forma que le parece relevante.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya creía que no ibas a participar en el post, desde que hablaste de Azuzena te tengo "fichado" como rockero, aparte de como ingenioso en tus auto-definiciones :)

      Eliminar
    2. Me halaga con su recuerdo..., desde entonces se, que leerla cuando habla de música es aprender, como en este post, aunque hubiera oído el Johnny B. Goode en mil versiones nunca los había comparado.
      Desde que participe en aquel post, cuando entro en su blog escucho rock..., desde ahora la imaginare con sus botas de tacón por encima de las rodillas asistiendo a un concierto, como real Dominante rockera, despreocupada por parecer macarra tarada y sabiendo que es la antítesis al nazismo
      Su consideración refuerza mi seguimiento..., he leído todas las entradas de su blog, disfruto participando pero hay veces que considero que mi potencial aportación es insipada o insustancial.
      Su devoto fans
      Como Reverte descubro nuevas cosas

      Eliminar
    3. No creo que tu aportación sea insípida o insustancial, y en general todo testimonio sirve para que los curiosos que entran buscando información vean que los sumisos existen, que no tenemos que secuestrarlos por la calle, sino que están encantados y deseosos de caer en nuestras redes ;)

      Eliminar
  9. Vaya, vaya, así que rock duro :)
    Ay, esas tremendas descargas de endorfinas que llenan el cuerpo desde la cabeza hasta los dedos de los pies mmmmmmm. Ahora mis gustos musicales se han ampliado y escucho un poco de todo; aunque la música que me gusta, siempre es la que produce este efecto...
    Comencé en mis tiempos con el punk rock. Había grupos como Siouxsie and the Banshees, The Damned y un largo etc que jugaban con aquella estética de cuero... Más adelante, por influencia de mis amistades comencé a escuchar otros grupos de rock mucho más virtuosos (musicalmente hablando). Led Zeppelin, Deep Purple... más tarde Scorpions, ACDC, Gun's & Roses, Iron Maiden, Joe Satriani...
    Fue después cuando me interesé por otros tipos de rock como la música de The Who, Rolling Stones o la guitarra de Jimi Hendrix. Y más adelante fue la música celta, y también la música clásica...
    Ahora me gustan mucho diversos grupos de rock gótico, muchos de ellos con chica al frente: vease Within Temptation, Lacuna Coil...

    Ahí van dos muestras:

    http://www.youtube.com/watch?v=FpUBRSDXF6g

    El video se las trae... qué mirada y qué corpiño! :)

    http://www.youtube.com/watch?v=MhcQthQZAe0

    Ay, Cristinina con esos tacones diciendo "ven a mí..." mmmmm

    :)

    Me encanta el rock duro en múltiples variantes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Va a resultar que sí, que somos una inmensa minoría, al menos en este rincón blogueril ;)

      Interesante el vídeo del que le canta arrodillado a su Mistress.

      Sobre la relación heavy/música clásica, aqui dejo la letra de Breakthoven, de Barón Rojo:

      Navega por ahí un tipo original que dice ser genial
      Y quiere profanar con música de rock el templo del Real
      Tiene talento creador pero le tachan de vulgar
      Porque defiende que en el rock hay un mensaje cultural
      Dice que el gran Beethoven hoy tocaría rock
      Aunque le ataquen mantendrá su opinión

      BREAK
      Hay que romper FALSOS MITOS
      Hay que romper ROCK
      Repetiré HEAVY METAL
      Insistiré

      No puede comprender que el HEAVY deba ser un rito marginal
      Porque no suene bien la música de Bach si no te pones frack
      Pobre, le quieren recluir en una clínica mental
      Todos se empeñan en decir que con el rock se acaba mal
      Dicen que el gran Beethoven hoy tocaría rock
      Aunque le ataquen mantendrá su opinión

      Eliminar
  10. Bonita forma de hilar conceptos...

    "Yo no puedo explicarle a nadie que no haya tenido la carne de gallina al escuchar un espectacular solo de guitarra eléctrica que eso es lo más parecido a sentir que el cielo existe y lo puedes tocar"

    !Qué ganas terribles, y saciadas, de poner un disco de Pantera me provocaste!

    Luego seguí leyendo y recordé aquella cinta de (gasolinera imagino...) "Grandes del Heavy español" que escuchaba con 4 añitos porque mi hermano mayor se dejaba encendido el cassette al salir de casa para el instituto... Si me enganché a eso por su culpa, se lo agradezco :)

    ResponderEliminar
  11. Buenas.

    Muy curiosas las comparaciones del artículo, aunque creo que el heavy ya no es algo mal visto. Casi diría que lo contrario, al menos según qué círculos. En mi caso, no desprecio obviamente a nadie por sus gustos musicales, pero si alguien me dice que le gusta el heavy ya tiene algo ganado respecto a los que sólo escuchan los éxitos de los 40. Al menos demuestra independencia y criterio propio.

    Quizás lo que ha ocurrido es que se ha normalizado, como ha dicho en el comentario. En eso sí estoy de acuerdo. El tiempo acaba poniendo las cosas en su sitio. Lo mismo pasó con los beatles: hoy a muchos les parecen hasta unos moñas, pero en su momento las mamás los veían con auténtico horror, con esas melenas, esas pintas, y esa música tan horrorosa... :D

    Lo que no tengo tan claro es lo de que Beethoven haría heavy... Evidentemente no se puede saber, y supongo que no pasa de ser una broma de Barón Rojo, pero lo cierto es que hoy también se hace música clásica, aunque ésa sí que es verdaderamente minoritaria!

    PD: Me ha encantado la versión del Johnny B Good. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La música heavy nunca dejará de ser un gusto minoritario y marginal, aunque se haya ampliado el círculo hoy en día. Respecto a las conexiones con la música clásica, los entendidos dicen que la raíz le viene en parte de ahí, por ejemplo en casos como Wagner, que reestructuró la orquesta y le añadió tubas y contrabajos, haciendo el sonido más pesado (heavy) y "oscuro". Y cantantes como Bruce Dickinson de Iron Maiden o el propio Rob Halford tienen una manera muy operística de modular la voz.

      El crítico musical Malcolm Dome opina que Wagner tocaría hoy en día en Deep Purple y Beethoven en Led Zeppelin. Vamos, que no creo que sea una broma de Barón Rojo ;)

      PD.- Hay tantas canciones por descubrir y disfrutar...

      Eliminar
    2. Buenas tardes.

      Yo desde luego no tengo conocimientos de teoría musical, así que me veo incapaz de justificar por mí mismo ni una afirmación ni la contraria. La música para mí simplemente es una gran afición, que me ha hecho leer mucho sobre ella y escuchar más todavía. Así que lo siguiente que digo no es una opinión muy fundada, sino personal, y por tanto posiblemente errónea.

      Por lo de la influencia de la música clásica, estoy de acuerdo con usted. Lo de Wagner no se me había ocurrido (de ópera no tengo casi ni idea), pero lo cierto es que en la música siempre hay una continuidad, pocas cosas salen de la nada. No obstante, me da la impresión de que la influencia de la música clásica en el rock está casi limitada a la música del barroco y del clasicismo. Como mucho ciertos grupos han incorporado ideas del romanticismo, y algunos, más osados, de compositores de inicios del siglo XX, como Stravinsky, Janacek o Bartok, cuyo lenguaje no es del todo ajeno al del rock (muchos años antes), especialmente en cuanto al primitivismo, la brutalidad y la furia.

      Como ejemplo del barroco, podríamos decir Vivaldi:

      http://www.youtube.com/watch?v=WxYpM8dpPVI

      La estructura de bajo continuo y sólo virtuoso recuerda a la música rock, aunque las sensaciones que transmite no sean exactamente las mismas.

      O ya en el rock, Deep Purple, que ha salido mencionado. He oído alguna vez decir sobre ellos que llevan a Bach a la música rock. Y es cierto que varios miembros eran unos enamorados de Bach.

      Como ejemplo del siglo XX, ha habido grupos que han versionado temas, como éste de Bartok:

      http://www.youtube.com/watch?v=iwvmiWsGlzs

      Y hay otros grupos de rock que han llegado más lejos, creando temas propios que tienen más del espíritu del siglo XX, como Henry Cow, Univers Zero, Magma, etc. Aunque son ejemplos mucho menos conocidos.

      Pero bueno, que me voy por las ramas. Volviendo al heavy, sí creo que hay elementos que lo acercan, al menos desde el punto de vista estructural, al barroco y el clasicismo. Hay un libro que tengo pendiente, "Escucha esto", del crítico Alex Ross, que creo que desarrolla esta idea.

      Pero como decía, esa influencia se acaba como mucho a principios del siglo XX. Mientras tanto, la música clásica siguió avanzando por su cuenta, con ideas nuevas, alejándose también cada vez más del público, hasta el punto de que apenas es conocida ni representada. Pero es expresión artística de nuestro siglo, lleno de contradicciones y de horrores (igual que la música rock también lo es, no estoy negando esto). Así que para afirmar que Beethoven haría rock habría primero que demostrar que no compondría como ninguno de los compositores contemporáneos. Es decir, que elegiría la vía del arte popular en vez de la del arte culto, al revés de lo que hizo en su tiempo (pues la división entre música culta y popular no es de ahora, sino que viene de antiguo). Y esto es lo que no veo claro. ¿Por qué no elegiría Beethoven hacer algo así?:

      http://www.youtube.com/watch?v=O_n5cyYd6ag

      O así:

      http://www.youtube.com/watch?v=JYEwsIW-zsQ

      O así:

      http://www.youtube.com/watch?v=Wcq-B2opVDk

      Por poner ejemplos de diferentes tendencias.

      En fin, perdón por el tocho. Y que conste que me gusta mucho el rock (me produce sensaciones viscerales que apenas ningún compositor me puede dar), que creo que hay arte y buena música (así como mala) en todos los géneros (salvo probablemente el reggaeton, XD), y que entre mis grupos preferidos hay unos cuantos del lado heavy, como Iron Maiden, ACDC, Mago de Oz o Black Sabbath. :)

      PD: Sí, hay taaaanto por escuchar :) y taaaaan poco tiempo :(

      Eliminar
    3. A mí lo que me sorprende es cuando dicen que la música clasica relaja. Salvo excepciones me ocurre lo contrario, aunque para nervios de punta, el del penúltimo enlace XD

      En todo caso, tanto el rock como la música clásica tienen demasiadas ramificaciones como para andar comparando en bloque.

      Eliminar
  12. Jajajajaja, sí, la música clásica por lo general no es relajante. A mí precisamente lo que me gusta es esa tensión que me aporta, sobre todo la contemporánea, que nunca sabe uno por dónde va a salir... :D

    Aunque cuando pretende lograr ese efecto tranquilizante no se le da tan mal, como en esta obra también actual:

    http://www.youtube.com/watch?v=QMuWF7Yn1jw

    Es que la gente tiene un concepto general muy equivocado, no sé por qué será... Supongo que por desconocimiento.

    Estoy de acuerdo en lo último que dice. Es un tema muy complicado como para un comentario de un post, para colmo en un blog que no es el mío, XD, y por eso me ha quedado largo y encima ineficaz. En fin, al menos conseguí algo: ponerle los nervios de punta. :P

    Saludos y que tenga buena tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los conceptos equivocados surgen del desconocimiento, ¿no? A eso voy con el post.

      Espero que no veas como un "logro" ponerme los nervios de punta XD

      PD.-Te equivocaste de botón al responder :P

      Eliminar
    2. Pues es verdad, volvemos al tema del post después de una retorcida vuelta, XD.

      Jajaja, no, lo decía en broma. No me gusta nada poner los nervios de punta a las personas a las que aprecio. Espero que el último vídeo los haya devuelto a su estado original. :)

      Saludos!

      PD: Ups, pues sí, perdón.

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.