~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


martes, 13 de marzo de 2012

La doble vuelta de tuerca de la D/s

Recibí ayer un mensaje de una mujer "estremecida" ante mi relato de 24/7, el cual ha tomado al pie de la letra por lo que se ve, sin pillar el tono irónico y sin saber nada de este mundo. Podría responderle que no sé qué hace en páginas como esta si tanto le estremecen, pero hay que reconocer que sin saber nada del tema se pueden confundir conceptos y mezclar humillación, maltrato, abuso, etc en un cóctel peligroso y equivocado.
Espero que esta entrada sirva a algún vainilla despistado para aclarar cuestiones que, por obvias para nosotros, se dan por sentadas a veces a la ligera.


Centrando el tema: ¿Qué es la D/s? Uno manda y el otro obedece, por resumir. Es decir, no es una relación de igualdad. Alguien está por encima y la otra parte por debajo. También existe el equilibrio y la “equitatividad”, y aunque no es una democracia tampoco es una dictadura pura. No es algo impuesto ni obligatorio, ambas partes son libres y conscientes de donde se meten.


Ahora voy a explicar a qué me refiero con el título del post. Los visitantes del blog que entren por curiosidad, sin ser practicantes ni partidarios de la Dominación Femenina, pueden tener una duda principal: ¿Cómo es posible que, a estas alturas de la historia de la humanidad, algunos no hayan avanzado y pretendan basar las relaciones en la desigualdad?… A eso voy a intentar responder.


Las relaciones de Dominación-sumisión no suponen un retroceso ni una falta de evolución, aunque al mismo tiempo responden a un impulso primitivo de nuestra parte más animal. Lo de la doble vuelta de tuerca consiste en lo siguiente. El punto de partida es que las dos partes implicadas en la relación tienen claro que la igualdad entre seres humanos es algo absolutamente indiscutible y exigible en cualquier ámbito, sobre todo social y público. En eso soy todo lo radical que tengo que ser. Me pone enferma cualquier tipo de abuso, de prepotencia, de creerse por encima de los demás, los clasismos, las jerarquías, la opresión del pobre/extranjero/distinto. Es decir, soy una persona partidaria de la igualdad absoluta en cuanto a derechos humanos. Ese punto de igualdad, que todavía no se ha alcanzado del todo, -y en según qué zonas del planeta, están a años luz de alcanzar-, sería el primer giro de tuerca.



A partir de la primera vuelta de tuerca, la igualdad real y absoluta, viene el segundo giro: Dos personas adultas, libres y conscientes se embarcan en una relación de desigualdad. ¿Por qué? Porque desde ese punto de igualdad debe existir una libertad de tal calibre que te permita escoger el tipo de relación que más te realice.

Ejemplo. Una alta ejecutiva que lidera un numeroso equipo humano, que aboga por políticas de no discriminación hacia las empleadas femeninas de su plantilla, es totalmente libre de escoger en su intimidad la forma de placer que más le apetezca. Puede ponerse a 4 patas delante de un tío que le llame cachozorra. ¿Significa eso que ella lo sea? ¿Significa eso que ella sea menos mujer o menos persona? ¿Significa eso que él lo piensa realmente así? Pues NO. Son dos seres jugando en la cama y dejando salir sus instintos más primitivos y animales, sin hacerse daño ni hacérselo a nadie. Mientras ni él ni ella pretendan que vayamos todas por la calle con un collar y besándole los pies a cualquier hombre como si fueran seres supremos de la creación, todo perfecto.

Algunos dirán que he puesto el ejemplo contrario a la Dominación Femenina.  Pues sí, he puesto un caso que a mí me resulta contrario a mi tendencia y no me llena para nada, pero lo entiendo y lo respeto, que ese debería ser el objetivo, que la sociedad lo entienda para empezar, y la aceptación vendrá sola. Hablando específicamente de Dominación Femenina, tenemos los mismos matices expuestos, con alguno más que añado ahora. Para mí, la Dominación Femenina no es machismo a la inversa, como tampoco lo es la palabra feminismo, como podéis comprobar en cualquier diccionario. La dominación masculina no debería ser machismo tampoco, aunque algunos Dom masculinos presumen precisamente de serlo. El hecho de que haya mayoría aplastante de sumisas comparado con Amas me parece una preocupante prolongación de la tendencia “normal” en la sociedad, pero ese es otro tema.


Yo soy partidaria de que se reconozca la Dominación Femenina como una opción más dentro de la sexualidad, y que no se base en copiar los peores defectos del patriarcado tradicional. Los sumisos, como hombres que son, no manejan otros parámetros que no sean los ya conocidos y trillados, y pretenden que se les aplique lo mismo que han visto desde siempre. La dominación ejercida por una mujer tiene sus propias particularidades. Yo me niego a ser el equivalente femenino del peor machista, o a vestirme de nazi, todo eso forma parte de las fantasías de ellos más que de las nuestras. Que también se puede alegar que vestirse de nazi en un juego tampoco es tan malo. Bueno, a mí me corta el rollo el pensar en la atroz realidad histórica del asunto, pero quien lo sepa separar pues adelante. El uniforme me puede quedar monísimo, pero no quiero ningún símbolo macabro que lo adorne.

Entonces, la doble vuelta de tuerca, ¿no conduce al mismo punto de partida? No, no es un giro de 360º en el que todo cambia para ser lo mismo. Es utilizar nuestra capacidad como humanos pensantes para alcanzar la libertad absoluta, que por ahí van los tiros. Y, estimada lectora, no te confundas, la humillación, en el contexto adecuado, es un gozo para el sumiso; no espero que lo compartas, ni que lo entiendas, pero sí al menos que lo toleres y lo respetes.

15 comentarios:

  1. Probablemente hablamos idiomas diferentes, ya que culturalmente los simpatizantes del BDSM nos desvinculamos de los conceptos habituales, o les damos otro sentido.

    Es comprensible que desde fuera nos vean así, ya que nos comparan con algo incomparable. La pregunta sería ¿qué le ha atraído a entrar en tu blog? Un blog que claramente indica en su título de qué va.

    Así que el estremecimiento no se produce únicamente en personas de fuera del mundillo, sino también en los que recién ingresan y aún no saben muy bien por donde navegan.

    Por eso lo que escribimos es significativo, porque tiene influencia sobre quien nos lee, y en ese sentido me parece estupenda esta aclaración tuya.

    Una estupenda entrada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues quién sabe lo que estaría buscando esta mujer, entre las cosas que teclea la gente que llega aquí hay de todo, pero la mayoría busca el tema en concreto, como alguien que el otro día buscaba "es una enfermedad lo de los sumisos?"...

      Tal vez como dices esté empezando a interesarse por esto y quiera ponerlo en práctica con su manolo pero se sienta culpable o piense que hay que hacer A y B por narices. Espero que la impresión no haya sido tan tremenda, me gustaría que volviera a aparecer y que nos lo aclare :)

      Eliminar
  2. Excelente entrada, se puede explicar más alto, pero difícilmente más claro.

    ResponderEliminar
  3. Buenas tardes.
    Hay un dicho popular, dime de que presumes y te diré de que careces, y no le falta razón. La gente que decide LIBREMENTE emprender una relación D/s, ya sea Df o de cualquier otro tipo, estamos anquilosados en la prehistoria, puede ser, pero al menos, somos gente que hemos dado el paso de conducir nuestras vidas por el camino elegido, no por el impuesto por las pautas de esta sociedad, a eso si lo podemos llamar esclavos de los cánones de la cultura actual, que somos atípicos, pues también, pero no por falsedad, sino por estar en minoría, por negarnos a tragar con algo que sabemos no nos conducirá a la felicidad. Yo los respeto, y como tal, me gustaría ese mismo respeto hacia mi, pero eso es difícil tarea, aunque no imposible.
    Actualmente, parece estilarse los juegos y fantasías tan criticadas así como inaceptadas bedesemeras , ¿cuantas veces dentro de una tertulia entre amigos u o conocidos, ha surgido la temática sadomasoquista? ........... y al tú espetar, no, es que a mi me encanta ese tipo de juegos, ves la cara de falsedad, o te contestan siguiendote el juego como si de broma se tratase dado tu carácter, y después por avatares de la vida, coincides con alguno curioseando por el mundillo, y acabas contestando, no si no es broma, y se acaba produciendo un silencio sepulcral con miradas de incredulidad.
    Por ultimo, me adhiero totalmente a lo expuesto por Ama Alyna, sin variar una sola coma.
    Enhorabuena por su entrada Ama S., y he intentado resumir mi prisma, pero daría mucho para hablar.
    Un saludo : J.R.G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea, que esos curiosean y luego se escandalizan. ¿En qué siglo estamos, que se me ha olvidado?...

      Pues ya hablaremos más, en el post se han cruzado varios temas, esto es como tirar de un hilo y sacar media bobina ;)

      Eliminar
  4. Pues no te creas que yo lo de la humillación lo tengo tan claro. Porque entiendo humillar como tratar a alguien por debajo de lo que le corresponde, y por debajo de lo que vale y de lo que el se considera que vale. Poner una rodilla en tierra no es humillarse, es demostrar un sentimiento de admiración, cobrar es darle al cuerpo un chutazo de estímulos muy excitantes, verse privado de visión o movilidad o de orgasmo es entregarse por lotes...Pero que leches saco yo en claro tratando a un sumiso como una basura (y hay algunos melones que lo piden eh.)No quiero gobernar una basura no quiero poseer una piltrafa, quiero un superhombre con todos sus superpoderes a mi servicio. Creo que ésa es la vuelta de tuerca también que ellos no valen menos que nosotras, sino exactamente a la medida de nosotras "que buen vasallo si hubiere buen señor". Pero soy consciente De que con este planteamiento me cargo una docena de ortodoxias como poco. Es como la feminización forzada, no creo q vestir de mujer sea humillante per se. Ciertos tíos con tacones me ponen, por la forma de sus piernas, por su estética por lo que sea pero no equiparo tacones a orejas de burro pq me estaría insultando yo a mi misma y a mi género. Y a parte del impacto visual, supone desafiar sus mentes y forzar los límites de su capacidad de transgresion. Y vamos con la tercera vuelta de tuerca, si pedimos respeto y que no nos juzguen.. nos tocaría también aceptar y no criticar a los presuntos bedesemeros que sí hacen todas esas cosas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco quiero una piltrafa, creo que nadie puede respetar a su Ama si no se respeta a sí mismo.

      Lo de vestirse de mujer es un fenómeno curioso. Al final no se sabe si es humillación (coincido en que es grave que el sumiso admirador de la mujer sienta como humillante vestirse como tal), si es admiración (¿no va por ahí el tema de los sissys?), si es fetichismo, si es amariconamiento (que tampoco le veo lo vergonzante) o si es romper el ego del machito, lo cual es reducir el concepto de masculinidad al aspecto viril e hipermacho (como si ser más andrógino quitara puntos), y dejar lo femenino en cosas como llevar lacitos, ropa rosa y tacones incómodos, como si en chandal fuéramos menos femeninas, como si no fuera cierto eso de que nunca es más femenina una mujer que cuando se viste con un traje masculino.

      Sobre la tercera vuelta de tuerca que comentas, yo creo que todo es respetable mientras no se pretenda dar gato por liebre, eso no es ser intolerante sino llamar a las cosas por su nombre.

      Eliminar
  5. Qué cosa graciosa. Esto me recuerda a todas esas personas que dicen "no soy homofóbicos, tengos amigos gays" pero ponen el grito en el cielo y se quedan con los ojos como platos cuando un actor o cantante confiesa que es gay. "Ahora está arruinado"... porque, ya se sabe, como heteros era muy posible que fuera tras sus huesos. Y otra señorita que se puso a reclamarle a una Dominante amiga porque le "estaba quitando sus derechos humanos" a su esclava. Ignorando, claro está, todas las otras MILES de muestras que daba esa esclava de lo feliz que estaba con su rol. Si no hay gente que es sencillamente estúpida yo soy Bugs Bunny. Ni siquiera mojigata, que es hasta cierto punto comprensible, si no simplemente estúpida.

    Cuando aparecen con estas salidas ingeniosas no hacen más que humillarse a sí mismos. Los que lo sientan, los que se molesten en escuchar más de una voz, los que tengan la suficiente paciencia y sabiduría para diferenciar lo podrido de lo valioso seguirán escogiendo ponerse de rodillas o alzarse sobre otro. Es lo que me gusta de este ambiente. No importa cuántos detractores se pongan a chillar, nunca dejará de llegar carne nueva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parecen las dos caras de una moneda, ¿no?, la gente de fuera no lo entiende y los que están dentro no se entienden a sí mismos.

      Historias de esclava/os resentidos hay muchas, y ya sea estupidez o chantajismo, lo que parece claro es que lo peligroso no es ponerse la venda en los ojos sino en el entendimiento.

      Eliminar
  6. Se puede interpretar que la mujer entro por curiosidad, que es la razón por la que todos comenzamos..., tampoco seria tan raro que fuera una Dama insatisfecha en la relación que mantiene y estuviera buscando otro estilo de convivencia, que se queda "estremecida", pues a mi no me sorprende, me parece lo natural si has sido siempre vainilla.
    Identificar maltrato y abuso con el mundo sadomasoquista es lo habitual para una sociedad que juzga sin conocer..., intentar explicar que es el BDSM a un humano vainilla es inútil, continua con sus prejuicios y pretender que comprenda la DF insensato.
    La tolerancia en el siglo XXI no es una moneda de uso corriente o lo es, después de calificarnos de pervertidos e intentando aparentar un respeto que no nos tienen..., no conviene alterarse ante la agresión continua a nuestra forma de relacionarnos.
    Somos iguales y nos adaptamos a las diversas formas de relación social o acaso están exentas de lucha de poder las relaciones laborales, las familiares,las socio-economicas, etc..., nosotros asumimos tambien las sexuales, intimas o privadas, ¿es que somos mas valientes?.
    Nos sentimos libres por elegir un estilo de vida diferente, ¿ellos pueden decir lo mismo? o son borregos que la sociedad les ha impuesto el camino por el que deben andar.
    Viva la igualdad, libertad y la tolerancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la tolerancia ha sido aun menos corriente de aquí para atrás y que habrá quien lo entienda y quien no quiera o no pueda entenderlo, pero sin el paso de intentar explicarlo entonces es imposible.

      Hay muchas formas de esclavitud social, de seguir la norma, etc, y aquí se trata de esclavitud no impuesta, que es muy distinta. Somos un poco como la canción de Baron Rojo, Hijos de Caín, que le da una interesante vuelta de tuerca a quién es quién en la historia de buenos y malos:
      http://www.youtube.com/watch?v=MM30HosIsac

      Eliminar
  7. Magnífica, como siempre.

    ResponderEliminar
  8. Me encantó la entrada. Es una reflexión inteligentísima e interesantísima. Se me acaban los adjetivos; no sé, cuesta mucho comentar algo con lo que estás tan de acuerdo y que está tan bien expresado. No cabe otra cosa que decir, alto y fuerte, ¡amén! :)

    Gracias, Ama S.

    ResponderEliminar
  9. La igualdad entre seres humanos es algo absolutamente indiscutible.
    Magnifico post.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.