~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


viernes, 24 de febrero de 2012

Sumisos de BDSM y sumisos de Dominación Femenina

En ocasiones tenemos algo tan claro que pasamos por alto que los demás no lo entiendan a la primera. Ya debería quedar claro, pero ¿de qué va este blog? Hay una frase bajo el título y una nota arriba en la columna lateral (en negrita). Pero lo explicaré con más detalle, porque me llegan muchos despistados que buscan practicar bdsm conmigo y, para colmo de males, a ratos sueltos.




Como también digo en la columna lateral, soy anti-etiquetas. A mí no se me puede encasillar como Dómina, Ama o bedesemera. Sí, en mi nick pongo Ama, pero vamos, es por resumir. Ante todo soy persona y mujer, por ese orden. Luego, en mis relaciones erótico-sentimentales con el sexo opuesto (porque concretamente soy hetero, no lesbiana ni bisexual), me manejo estrictamente en los parámetros de la Dominación Femenina. Del bdsm cojo lo que me interesa, sin uniformes... yo no me pongo ninguno, entendido uniforme no como una prenda sino como lo que significa el adjetivo, un todo igual y sin salirse de la norma establecida. Porque si sigues un manual al pie de la letra estamos en las mismas, pasamos de un convencionalismo a otro.




Me parece perfecto que dos (o 3 o una multitud) de adultos se reúnan para jugar a lo que sea mientras sea en plan sano, en este caso bdsm. Pero yo no entro en ese bloque, no lo escribo ni en mayúsculas, aunque sean siglas. Entiendo la diversión, yo también he “jugado” sin entrega de por medio, para acabar sintiendo que eso no me llenaba.



No soy una experta en látigos, pero me puedo poner al día rápido, lo importante es tener claro quien manda, y eso no se puede aprender de un día para otro. Yo lo tengo tan interiorizado como mi adn.



Cuando comencé a bucear en la red buscando información “de lo mío”, que no sabía ni ponerle nombre, me topé con el mundo de dominantes y sumisos, entrelazado todo con azotes, ataduras y demás prácticas, con una mayoría abrumadora de Amos y sumisas. Me sentía, y me siento, desconectada de un mundillo de “jugadores de rol” donde, además, la mayoría de roles son contrarios a mi tendencia. Me produce además rechazo toda la vertiente extrema de dichos juegos, no comprendo el erotismo de las agujas, ni de la sangre ni de la tortura.



Al buscar información sobre el tema resultó inevitable toparse con las teorías de Elise Sutton. Ya digo que el bdsm como juego o práctica sexual sin más trasfondo ni fundamento vi que no encajaba conmigo, pero gran parte de lo que defiende esta mujer, tampoco. Como la supremacía femenina; por muy merluzos que puedan llegar a ser muchos hombres, tampoco se sostiene, merluzas las hay igualmente. Y además ella seguía enlazando dominación con todo el catálogo de prácticas bdsm, como algo indisoluble y obligatorio si quieres adentrarte en ese mundo de la Dominación Femenina. Así y todo, el enfoque era interesante básicamente por dos cuestiones.



En primer lugar hablaba exclusivamente de mujeres que dominan y hombres que obedecen. Justo lo que yo buscaba. En segundo lugar, prácticas aparte, el fundamento era que la mujer manda en todo momento, no solo de manera física, sino mental. Y ahí es donde radica el quid de la cuestión: ACTITUD. Entrega, respeto, obediencia, humildad, etc. Sin esto no me sirve todo lo demás. El bdsm a secas no me dice absolutamente NADA.



Pero el caso es que se llama todo igual y se engloba en un mismo mundillo a pesar de que la diferencia puede ser abismal. Viene a ser algo así como comparar un polvo rápido de una pareja vainilla de desganados sexuales crónicos con un acto sexual (convencional o no) pero de gran intensidad entre dos personas a las que les tiembla todo con solo rozarse la piel. Pero así es, se llama sumiso tanto al bedesemero por afición como al que vive devotamente entregado a una mujer, su Ama, pasando por todos los grados intermedios que caben entre ambas posturas. Ama igualmente es una palabra que también la usan las prostitutas, o las chicas que juegan con su novio a atarle las manos y darle un azotillo en el culo (uno nada más, no vaya por dios el otro a enfadarse y la abandone y ya no pueda presumir de novio delante de las amigas...).



Para mí, ser sumiso solo tiene un significado desde siempre, pero cuando empecé a contactar con supuestos sumisos descubrí, con enorme decepción, que la mayoría jugaba a serlo dentro de prácticas bdsm. Por tanto, yo ya pregunto a todo el que me aborda si es sumiso bedesemero o total. Si ni siquiera entienden la pregunta o si responden de la primera clase, asunto aclarado, no me interesan. Si dicen de los otros, tendrán que demostrarlo, como es lógico, pero no parece mal comienzo.




Como cualquier practicante sabe, puede haber bdsm sin un sentimiento de dominación ni sumisión profundo ni verdadero. Perfecto, ya digo que cada cual es libre, y entendido así hasta es compaginable con una vida vainilla, si es lo que Ama y sumiso quieren, infidelidades, dobles vidas y moralidades (o ética) aparte. En mi caso no es así, lo vuelvo a aclarar para los que ni se molestan en leer mi lista de falsos sumisos y me sueltan que serían mi sumiso-a-ratos cada vez que pudieran escaparse de la parienta. Qué triste. Es decir:



No entiendo cómo se puede jugar a médico y enfermera pudiendo SER médico o enfermera, por poner un ejemplo. Pero, claro, para eso hay que tener muy clara la vocación, y es muy jodido que te llamen al busca en mitad de la noche. Los enfermos deberían tener la consideración de ponerse malitos a otras horas, leñe... Qué queréis que os diga, he conocido médicos patéticos que mentían sobre su profesión para que los vecinos no les dieran la lata... Pues no te hagas médico, coño... No me gustan las malas imitaciones ni la falta de autenticidad. Un buen sumiso es como un buen médico, siempre dispuesto a servir, porque lo llevan dentro, es un estilo de vida, no un traje de quita y pon. Eso se llama ser auténtico. Los médicos “funcionarios” pueden ser estupendos profesionales cuando se ponen a ello y en el horario establecido, pero prefiero mil veces al que no entiende de horarios ni deja su vocación colgada en el perchero junto con la bata blanca.



Otro ejemplo. No es lo mismo ser nadador profesional que darse un chapuzón en la piscina 10 días al año. Para lo primero hace falta vocación, esfuerzo, sacrificio. La meta puede ser batir un récord personal o tocar el cielo con una medalla olímpica. A mayor entrega, mayor recompensa. Justo lo contrario de esos que buscan la mejor Ama pero sin tener que mover un dedo, ley del máximo beneficio con el mínimo esfuerzo.



Yo no sé si la Dominación Femenina se engloba en el bdsm o es al revés, -he leído todo tipo de opiniones contradictorias al respecto-, o si comparten códigos pero no son lo mismo; aunque si entendemos la Dominación Femenina como algo que trasciende lo meramente sexual, yo diría que la respuesta está más cerca de la segunda opción, es decir, que no son lo mismo. Y lo creo en base a la siguiente reflexión: igual que puede existir bdsm sin D/s auténtica,- y de hecho es así en la gran mayoría de los casos, sobre todo con el boom de internet-, puede existir D/s sin una sola gota de bdsm. Yo siempre he sido igual, mi comportamiento frente al otro sexo nunca ha seguido la corriente convencional, ni en el sexo ni en ningún otro aspecto. Por resumir, aquello solo funcionaba si el chico no intentaba imponerse en nada. Al principio no había bondage, no había azotes, no había nada de nada de ese mundillo y sin embargo lo mío seguía siendo una relación de Dominación Femenina  porque yo mandaba y punto. Si no lo era del todo no era por la ausencia de esos elementos bedesemeros, sino porque faltaba la parte complementaria, la sumisión por la otra parte. Y de hecho algo sí que había, hasta donde yo conseguía imponerme, que puedo ser muy persuasiva, pero ya digo, el otro llegaba a un punto en que no se dejaba hacer más allá porque eso era salirse de la estúpida norma establecida y un hombre no hace ciertas cosas y bla bla bla. Pero remarco que mi relación con un sumiso no consiste en cumplir a rajatabla un catálogo de prácticas.



Ya comenté que probé a estar con vainillas solo para reafirmarme en que no era lo mío, y sin pasar de esa fase previa del cortejo en la cual los hombres, o la mayoría de ellos (chulitos perdonavidas aparte) tienen un comportamiento parecido al de un sumiso: son complacientes, todo lo aguantan, no quieren llevar la contraria... y sin embargo, falta lo más importante, la entrega sin recompensa (inmediata) a cambio. Solo fingen. Una vez conseguida la presa, el hombre atento y abnegado se convierte en un egocéntrico que se cobra con creces cualquier favor que hizo antes. Bueno, hay que reconocer que ellas sacan también su tajada (maridito o pareja, como dios, o el entorno social, manda), así que todo se equipara más o menos. Bueno, vale, se me nota mucho la urticaria que me da el tema matrimonial, pero no viene mucho a cuento.



No digo tampoco que la Dominación Femenina no tenga nada que ver con el bdsm, porque en realidad es inevitable que se entrecrucen. En cuanto la dominación se materializa en algo físico ya entramos en el terreno de las “prácticas”. Se trata de someter y dominar, y en eso ayuda toda la parafernalia asociada. Ejemplo. Me pone a cien tener atado al sumiso; no hace falta algo muy elaborado, lo justo para tenerlo inmóvil a mi merced. Es hermoso cuando ni siquiera hacen falta ataduras, solo decir 'no te muevas' y que mantenga los brazos inertes aunque se le vayan las manos solas y desee tocar mi cuerpo; pero las cuerdas no están de más, igual que no están de más los tacones ni la lencería.



No sé si es razonable mi forma de verlo, o si la Dominación Femenina se diferencia del bdsm en que este es consensuado y aquella es un yo-te-lo-ordeno y punto como alguna/os defienden, que también podría ser, pero creo que esto rara vez ocurre, pues solo se puede dominar al que quiere ser dominado y pocos se entregan a ciegas.



En resumen, por si no ha quedado claro, solo acepto una relación de Dominación Femenina. Nada más y nada menos. Si sigues sin entenderlo, no es porque yo no me explique bien, es que no podrás entenderlo nunca porque no eres capaz de concebir que exista algo ni remotamente parecido.


20 comentarios:

  1. Saludos;

    Sin haberlo deseado ni propuesto, ambos hemos tratado el mismo tema en nuestros respectivos post de hoy. Yo lo he enfocado desde la empanada mental que aún leyendo tu magnífico escrito me queda; ¿hay diferencias sustanciales entre la DF y el BDSM cuando ambos se hacen desde una actitud honesta?

    Porque, y ahí coincido contigo, lo único importante es la ACTITUD. La filosofía, el cómo afrontemos nuestras pulsiones sexuales. Si es para corrernos y pasar el rato, pues vale, es muy legítimo y tal siempre que no nos hagamos pasar por lo que no somos, y si es algo más pues vale también, pero lo debemos explicar y, lo más importante, asumir con los hechos.

    Pero es verdad también una cosa...¿qué importa un nombre, como diría chespir? Fuera etiquetas. Si no sabes lo que buscas, lo que eres, lo que ofreces...tienes un problema. Lo demás vendrá por sí sólo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya tenía esto escrito desde hace tiempo y lo he publicado al ver el tuyo, como te he explicado (por lo visto no muy bien jaja) en tu blog.

      Lo que intento explicar se resume en una frase. Todo parte del impulso sexual, pero (para mí) si se queda en eso es bdsm y si va más allá es DF. Para explicar la dominación mental y todo eso haría falta otra entrada.

      Eliminar
  2. No recuerdo en qué blog leí (puede que haya sido este mismo) que un Ama no es la que hace esto o aquello, si no la que hace lo que le da la gana. Toda mi opinión del tema practicamente se resume a ese simple hecho e igualmente lo aplico.

    Para mi las practicas BDSM son como cualquier otra forma válida de practicar el sexo. Y como soy de las chicas buenas/anticuadas/aburridas/lo que sea no voy a tener sexo con el primer ser (hombre o mujer) que se ofrezca para ello. Podría hacerlo, ninguna fuerza de la naturaleza me impide hacerlo, pero no quiero. Quiero algo que signifique algo para mí y el otro. Compartir eso conmigo, ajustándose a lo que yo deseo, es lo que considero entrega. Que sea BDSM o pura Dominación (porque de un modo o de otro hay dominación), sinceramente, me tiene sin cuidado. No veo por qué un sumiso bdsemero no puede ser también total o en viceversa, o llegar a serlo. Igual pienso cuando veo en los foros a gente rompiéndose la cabeza por cuestiones tan poco trascendentales como si un Ama lo es menos porque guste de practicar el coito convencional... Por la santa, y se forman todo un debate después. En lugar de caer en cuenta que lo único que realmente cuenta es el placer, ese sano, seguro y consensuado que todos andan mentando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no irse con el primero que pasa no es ser antigua sino todo lo contrario, es tener las ideas muy avanzadas. Hemos pasado de tener que ser recatadas por obligación a tener que ser bombas sexuales y en el fondo se trata de la misma esclavitud, tener que ser lo que ellos quieren de nosotras.

      El sumiso bedesemero puede llegar a ser total, pero de momento no lo es porque prioriza (su) placer sexual antes que otras sensaciones más psíquicas. Ese es el matiz, al menos para mí.

      Eliminar
  3. Muy buenos días
    Si partimos de la base de que una persona es sumisa porque lo lleva en los genes,con todo lo que conlleva el significado de sumis@, le sumamos que esa persona tiene idealizada la figura femenina, pues cree en la DF a pies juntillas,y no solo lo cree, sino ademas desea llevarlo a la práctica, y por último le sumamos que esa persona solo es capaz de disfrutar haciendo sentirse realizada a su dueña, y no digo dueñ@, obtendremos el perfecto candidato a sumiso para un alma dominante femenina, o al menos así es como lo veo yo.
    Si a ese cocktail le vamos quitando ingredientes, desembocaremos en un flirteo con el BDSM, ya que el término BDSM abarca infinidad de prácticas y tendencias, tantas como la mente humana sea capaz de desarrollar.
    Por ultimo, si lo que deseamos entablar es una relación DF, solo necesitaremos, nada mas y nada menos, que una mujer que crea realmente en la DF y la practique, y un sumiso verdadero que crea en la supremacía de su Dueña y sea capaz de conseguir el denominador común, la realización de su Dueña en todos sus campos, pues solo así, ambos se sentirán realizados.
    Slds. : J.R.G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso, o lógico, que cada cual defienda su postura. Respetando todas las opiniones, mi postura está más en sintonía con lo que comentas tú.

      El sumiso bedesemero defiende la autenticidad de su entrega, que yo no pongo en duda que existe en ese momento de éxtasis, pero digo yo, si tan auténtica es esa entrega, ¿por qué se termina cuando acaba la sesión? Más que vínculo mental posterior lo que hay es recuerdo de esos gratos momentos, que a más de uno hasta le servirá de "inspiración" cuando vuelva a casa a acostarse con su parienta, quedando el Ama en todo esto como objeto utilizado para estimular la rutina sexual del macho.

      Eliminar
  4. Hola de nuevo.
    Referente a su respuesta a ni post, realmente ahí no existe entrega, sino una necesidad de satisfacer un juego, por una parte, o quizás por ambas, y por eso se da el pre, durante y post (Fantasía antes del juego, realización de la fantasía y deleitarse con los recuerdos), pero para mi, eso no es entrega, como he comentado anteriormente, entrega es satisfacer a la otra persona, no solo sin esperar nada a cambio, sino disfrutando de lo que estas haciendo.
    Slds. : J.R.G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, en ese disfrute está ya la recompensa ;)

      Eliminar
  5. Excelente articulo, si se me permite decirlo.

    Un buen resumen de lo que usted dice me parece este

    "aquello solo funcionaba si el chico no intentaba imponerse en nada. Al principio no había bondage, no había azotes, no había nada de nada de ese mundillo y sin embargo lo mío seguía siendo una relación de DF, porque yo mandaba y punto."

    gracias por su trabajo aqui


    amanecido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me parece el resumen de lo que quiero decir, y entiendo que le choque al que se queda en la sumisión de sesiones. Yo llego al bdsm desde la dominación, no al contrario, ese es el matiz principal.

      Gracias a todos los que me leen, y bah, no es un trabajo sino un placer para mí expresarme en libertad.

      Eliminar
  6. Soy sumiso de la Dominación Femenina, pero con un problema importante que no encuentro Ama..., cuando conecto con una Dama que accede a darme una oportunidad, intento mostrar mis creencias sobre el DomFem, pretendo conocerla no tener una sesión y evaluar las reacciones quimicas que se producen en mi interior (¿me mola esta Dama que pretende ser mi Ama? o ¿podría satisfacer sus deseos? o ¿estoy capacitado para proporcionarla el bienestar que exige?, etc.)
    He tenido sesiones de BDSM: si..., para desfogar mis pulsiones sexuales, pero estas sesiones han llegado a ser para mi, como una masturbación..., una practica mas dentro de mi ansia por encontrar una Dama que me adopte.

    A mi Elise Sutton me enseño que la mujer es físicamente inferior al hombre pero emocionalmente superior y como consecuencia tiene una Inteligencia Emocional superior.
    La sociedad machista ha intentado imponernos pautas de comportamiento donde la mujer físicamente inferior se subordinaba a la mayor fuerza física del hombre, con la escusa del maltrato.
    Los librepensadores (Amas y sumisos) entendemos el progreso individual como aquel que asume su creencias personales y con su Actitud las pone en practica..., si creo que las Mujeres que se sienten Amas, tienen una inteligencia emocional superior a la mía, tendré mas posibilidades de alcanzar la felicidad estableciendo una relación estable y frecuente de convivencia con una Domina..., mi actitud como sumiso debe ser intentar seducirla de forma pro-activa, la pasividad es, desde mi punto de vista, una actitud de sumiso BDSM.

    Me parece que cada persona es libre de vivir su vida come se le antoje, fundamentando su comportamiento en la honestidad, pero el DomFem es un paso mas en el progreso individual de las personas..., todos pasamos por el BDSM, pero no todos podemos llegar a los parajes inexplorados del DomFem.
    Un sumiso que espera encontrar una Dama que quiera hacer camino conmigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dices muchas cosas y necesitaría varias entradas para responder, algunas de hecho las tengo preparadas, pero así a bote pronto te digo que, en efecto, la dominación tradicional masculina se basa en amedrentar con fuerza física, que el sumiso no deja de ser el que corteja aunque la última palabra la tenemos nosotras y que un sumiso pasivo no sirve para nada.

      PD.- quien sabe si alguna Ama te manda un mensaje después de leer tus pensamientos por aquí, ánimo :)

      Eliminar
  7. Hola. Ni te imaginas lo que me has ayudado con este articulo...
    Justo eso es lo que me pasa, pero no sabia como explicarlo, ni si quiera a mi misma... Sé lo que quiero, sé lo que necesito, y sé lo que estoy dispuesta a aceptar del otro.
    En dos meses he dejado a mi novio vainilla y a mi supuesto sumiso...ni uno era novio ni el otro sumiso...
    Ni quiero relaciones romanticas que me dejen sexualmente a medias, ni quiero sesiones esporadicas bdsm con sumisos que supuestamente besan el suelo que piso que me dejan emocionalmente frustrada, y donde no hay ningun sentimiento..y cuando les intentas explicar te dicen que eres menos ama..porque tienes corazon y eso te hace debil....y se van rapidamente a adorar a otra..
    No. De eso nada. Soy una mujer dominante, que necesita ejercer su control sobre su pareja, decidir en todo, que las cosas se hagan cómo, cuándo y dónde quiera, mandar y ser obedecida, y que mi pareja las acepte su sumisamente porque eso sea exactamente lo que él quiere hacer...conmigo...no con cualquier otra ...
    Gracias por abrirme los ojos.
    Ahora ya se cómo afrontarlo....auque ni idea de dónde encontar a ese sumiso !!!! Jajaja ;-)
    Saludos,
    HoTTy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que veas las cosas claras y sepas lo que quieres, y si he puesto mi granito de arena en ayudarte a verlo me alegro también.

      Dónde encontrar a esa clase de sumiso es la pregunta del millón, pero existir existen y ellos también buscan Amas de no manual, así que solo es cuestión de plantear las cosas de manera franca y abierta y encajar ambas partes.

      Enhorabuena por tu valentía al sacar de tu vida lo que no te llena, es el mejor comienzo para hacer hueco a lo que está por llegar. Suerte:)

      Eliminar
  8. Para mí, en primer lugar, es la cuestion mental (lo que se lleva en la sangre), el resto, BDSM y demas por supuesto influye, pero sin lo primero es solo un jueguito breve. Tener seimpr ademas la intencion de dar y considerar a la mujer un ser superior para mi son escenciales para un sumiso. En mi caso, me da placer siempre, complacer a mi AMA en lo que ella, que por supuesto es quien manda logicamente, y digo complacerla en pequeñas cosas cotidianamente. Ahi esta la custión, repito tambien me gusta porque no, un azote o lamerle sus tacos si ella me lo pide, no lo voy a negar. Pero la verdadera DF, pasa por la forma de ser tanto de mi AMA como la mía. Es decir mi AMA es dominante por naturaleza, no solo conmigo, ante cuaquier situacion ella está primero que nadie. Y yo soy sumiso por naturaleza tambien. Porque ademas como sumiso, y esto que digo pocas veces se dice, además de darle todo el placer a mi AMA, al mismo tiempo me siento protegido por ella.No es esto paradogico, venimos de un utero al fin y al cabo que es donde mas proegido estabamos. Saludos de un sumiso por naturaelaza

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto lo de la protección, siempre que sea una relación sana, claro está.

      Eliminar
  9. La sumisión nace de una pulsión sexual. Eso lo tengo más claro que el agua (y tengo emociones de sumisión desde que tenía cinco años o seis, que yo recuerde con certeza, ya entonces con una fuerza inusitada y paralizante)

    Otra cosa es cómo se oriente esa pulsión sexual por parte del sumiso.

    Si se ordena a la Entrega, acompañándose de paciencia, el sumiso podrá entrar bien en una dinámica de DF (obediencia, obediencia activa, pensar en el bienestar de la otra persona...) impulsado por esa pulsión sexual. Aunque, (aviso para dominantes) a veces, esa pulsión sexual no es la mejor aliada para mantener la entrega, porque como cualquier pulsión sexual, lo que busca es el placer y de algún modo el mecanismo debe ser similar al que experimentan ciertos adictos (al tabaco, al alcohol, a otras drogas, al sexo cómo no...) y tiende a necesitar de "dosis" mayores para lograr el mismo placer. Como el motor de esa pulsión sexual, en la que está apoyada esa Entrega, es el placer en el momento en que ese placer disminuye, disminuye la entrega: tiene pies de barro. Sí, es como una batería, se puede recargar. Igual una relación de DF puede llevarse con habilidad subiendo y bajando la intensidad de esa dominación.

    Otra cosa es que la Entrega se logre por otra vía, a mi modo de ver mucho más poderosa, y que se complemente y oriente a la sumisión cuando el entregado es sumiso. Esa vía es la del amor. Cuando alguien quiere a alguien, se entrega a esa persona (busca activamente su bienestar, está disponible para esa persona en cualquier circunstancia, no hay nada dentro de él que no pueda darle a la otra persona, incluso su vida si fuera necesario: eso es el amor, que es sinónimo de entrega)
    Cuando la persona entregada es sumisa y la persona que comparte esa donación es dominante, la entrega es ADEMÁS, obediencia. Pero el motor de esa entrega ya no es el placer sexual del entregado (aunque a veces logre adicionalmente esa recompensa de entrar en el subespacio... ese estado mental de éxtasis que logra el sumiso al sentirse dominado), sino que es el puro amor a la otra persona. Lo veo un cimiento más firme.

    Es más. La experiencia lo avala. Me estoy acordando de una chica dominante, que también tenía su blog y opinaba como tú en este tema. Por circunstancias de la vida, los sumisos que acudían a ella acabaron decepcionándola, incluso alguno con quien tuvo compromiso, y sin embargo, donde ha hallado entrega de verdad ha sido en alguien que conoció fuera de este mundo, alguien que simplemente comenzó a amarla.
    Ahora escribe que hay más de un camino hacia la felicidad. Y yo estoy de acuerdo con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos tenemos nuestras experiencias personales y no debemos pretender imponerlas como únicamente válidas. Por otra parte, no deja de sorprenderme el caso de ciertos sumisos que dicen tener una relación perfecta con una mujer no dominante y sin embargo se dedican a teorizar hasta el infinito en todos los sitios temáticos de DF. (Sip, tu nick no es la primera vez que lo veo).

      La chica que comentas, -y sé a qué blog te refieres-, en mi opinión, o bien no necesitaba el elemento DF en su forma de relacionarse sentimental y eróticamente con un hombre, o bien renunció a ello.

      Yo estoy en un nivel concreto, que ya explico a lo largo del blog, y estoy perfectamente sola a no ser que encuentre el pack hombre-sumiso.

      Eliminar
  10. No soy del halago fácil, pero me gustó la entrada.

    ResponderEliminar
  11. Para mi el bdsm tiene como principal objeto la liberación de la naturaleza femenina la cual se libera "haciéndole" cosas al sumiso, creo que los hombres disfrutamos la feminidad, por lo que aguantar algo de castigo no es precio alto por disfrutar la naturaleza femenina.
    Ahora femdom es entregarte plenamente a una mujer, por lo que entre bdsm y femdom hay un mundo, aunque sea por el simple hecho que por muy femenina que sea no confías en ella lo suficiente para regir tu vida

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.