~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


lunes, 27 de febrero de 2012

Caperucita se comió al lobo, no al contrario


El archiconocido cuento de caperucita roja, uno de los tantos relatos populares que pasaban oralmente de generación en generación, tiene, también como otros, un trasfondo sexual, convenientemente suavizado en su versión escrita para poder llegar al público general y al infantil en particular. Parece ser que este en concreto se lo fueron pasando de los Grimm a Perrault y viceversa porque no se atrevían a adaptarlo, ya que es un cuento que bebía de la linea del matriarcado. Es una historia que subraya la libertad, la individualidad femenina y el poder de la mujer. Al final Perrault solucionó el tema quitando 15 años a la protagonista. Con lo cual, si te das cuenta, solo consiguió empeorar el tema, ya que no tenemos a una mujer adulta poderosa sino a una niñita en tratos carnales con un “lobo” que probablemente sería más humano que la propia abuelita.


Lo dicho, que en la versión original Caperucita demostraba que se las apañaba bien sola, y añadiendo un poco de imaginación femdomera al asunto, seguro que se ponía botas de tacón de aguja y se zampaba al incauto lobo, que sería más bien un tierno corderito deseoso de ser devorado hasta la última pezuña. Con lo que mola esta versión y en lo que se ha quedado. Ay, lástima de sociedad patriarcal...

10 comentarios:

  1. A ver si el cambio que hicieron fue cambiar los sexos... el lobo era loba y caperucita era un tio con una capa, que en aquellos tiempos era mu frecuente por los señores pudientes.
    Un sumiso que había pensado en esta otra versión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja pues puede ser, "caperucito rojo y la loba feroz"... no suena mal ;)

      Eliminar
  2. Muy buenas de nuevo.
    Me parece genial la versión del clásico de Perrault ,con su trasfondo machista, mas aun si pasamos por la versión de Ludwig Tieck, y si ya la transformamos en bedesemera, es para subir nota, pero por suerte o por desgracia, no estamos en el medievo, ni en el XIX.
    Referente a el "Señor anónimo", Ama S. al menos tiene un par de "Riñones", suficientes como para publicar un post en su propia casa, en el cual, se la intenta agredir verbalmente, y como se dice, no ofende quien quiere, sino quien puede.
    Me parece una actitud un tanto cobarde la de criticar la labor de una persona, cuando "usted" ni tan siquiera es capaz de identificarse, y personalmente, creo que deberíamos aprender a leer antes de intentar juzgar, pues creo que Ama S., deja nítidos sus requisitos, e insisto, esta es su casa, y a algunas personas, nos encanta lo que transmite, por esa razón escribo esto, para poder seguir un blog VERDADERO.
    En ocasiones como esta, es cuando me avergüenzo de mi propio genero, el masculino, pues por desgracia, este tipo de pensamiento abunda mucho en la sociedad, y si, existen hombres a los cuales nos encantaría ser DOMINADOS en el mas estricto sentido de la palabra por mujeres, pues al menos, ellas denotan mayor sensibilidad e inteligencia en general.

    Slds: J.R.G.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues quédate tranquilo que no me voy a desviar de mi línea :)

      Como caperucita, sé defenderme, pero se agradece que los sumisos reaccionen también, que como he dicho por ahí, un sumiso pasivo para poco sirve.

      Eliminar
  3. Mmmm ya me parecía a mi que este cuento me producía una cierta respuesta muy diferente a la de los típicos cuentos de princesitas, y quizá sea por eso, que en el fondo sabemos que hay mucho más detrás de la inocente caperucita. También podría tratarse de una historia estilo Lolita, y seguiría teniendo su aura transgresora... un placer leer tus posts, Ama. S., que a mi no me importa cuantos latigazos das, sino tus opiniones, que me parecen mucho mejores para hacerme una idea de cómo eres :).

    Por cierto, hay cierto/s individuos paseándose por los blogs dejando comentarios soeces, groseros, que ni siquiera se aproximan a manifestar una opinión diferente... ¿será que tenemos una epidemia de trolls?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Epidemia de amargaos es lo que hay jaja

      Pero hablando de lo que nos interesa, que para eso estamos aquí, dando otra vuelta de tuerca a la historia se me ocurre que bajo la caperuza se esconde un corsé de infarto, que la cesta va llena de juguetes femdomeros y que el lobo es un sumiso animalizado y la abuelita otro feminizado. Qué lista era caperucita jaja.

      Eliminar
  4. Es interesante como la cultura popular se refiere al poder de las mujeres sobre las bestias, como por ejemplo cuando se pensaba que solo una doncella podía someter a un unicornio (o cómo los dragones curiosamente secuestraban a las princesas solo para disfrutar de su compañía), luego mas adelante el pobre king kong también se enamoró de la chica equivocada. En mi experiencia personal he visto a muchas chicas confiar en el "yo a este lo domestico" y terminar en una situación de desventaja, utilización y cosificación muy tristes, precisamente por usar las armas equivocadas: Reclamos hipersexualizados y juegos de seducción en los q se presentan como premio a conseguir a si mismas. Ciertos juegos de poder se ganan con el cerebro. Y si las Caperucitas nos ponemos la capa roja, que sea para vernos guapas y poderosas a nosotras mismas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que solo se puede domesticar al que quiere ser domesticado, y aun así cuesta trabajo.

      Somos un premio para ellos, pero no la barbie envuelta en un lazo que esperan muchos.

      Algunos sumisos andan diciendo (escribiendo más bien) que el Ama tiene "el deber" de ir vestida de látex hasta para comprar el pan.

      Eliminar
  5. Yo estoy completamente de acuerdo con Ama Alyna, caparucita roja es una lolita que seduce al impulsivo lobo jajajajaja (me ha parecido un punto de vista de lo más original y divertido).

    También me parece muy interesante la reflexión que hace lavacamejor sobre el paradigma de la mujer dominando a la bestia. Yo creo que de forma subliminal se representa el género masculino con la bestia (por aquello de que a veces podemos parecer bastante primigenios), pero bueno, es una pajilla mental que me hago sobre la marcha....

    Reflexionar, compartir ideas, plasmarlas, sondear opiniones, comprobar reacciones.... todo eso que te está proporcionando hacer este blog creo que es positivo (la comunicación en definitiva), si además de todo puede servir para que conozcas a alguien especial pues mejor que mejor (y no tiene porque ser el único medio...). Y quién sabe si ya lo has conocido y solo necesitas tiempo para cerciorarte.... No hay prisa, las prisas son malas consejeras.
    Así que presión = 0.

    A veces el camino puede ser tan estimulante como la meta, hay que saborear todas las etapas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es cierto que muchas veces vas buscando una cosa y encuentras otra distinta pero no menos positiva. Y acerca de mis avances, bueno, no voy a informar al minuto sobre eso ;)

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.