~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


domingo, 30 de octubre de 2011

El feeling entre Ama y sumiso

Voy a hablar de un tema que me parece importante aclarar y así me ahorro de explicarlo por enésima vez en cada ocasión que un sumiso se lanza “al abordaje”.

Muchos parecen hacer el razonamiento siguiente... Usted es Ama, yo soy sumiso, pues ya está, ¿no? ¿Cuándo empezamos? ¿Qué va a hacerme, Ama?

Vamos a ver, antes de que pronuncies esa última frase y empieces a salivar de placer anticipado, te aclaro que se trata de plantear un tipo de relación en la que tiene que haber total confianza por ambas partes, en la que se llega a alcanzar momentos de mucha intensidad, etc, así que ¿cómo se puede simplificar de esa manera? Que no se trata de echar un polvete. Que encuentro montones de locos insensatos capaces de quedar con una total desconocida para un encuentro a solas y ponerse literalmente en sus manos. Y yo con la mayoría no puedo ir más allá de un café porque no me sirven ni como amigos, cuanto menos para algo mucho más complejo.

Los impacientes me hacen muchísima gracia. Y no hablo ya de los que mencioné de los chat, que te dicen edad y ciudad y preguntan si me sirven (la bola de cristal no la domino todavía) sino de los que ya conozco en persona y se creen que por dos ratos sueltos ya podemos pasar a mayores. Lo peor no es que no entiendan que yo quiera conocerlos a fondo, -aunque ya es bastante grave-, sino que ellos no quieran conocerme a mí. Porque esa es otra, a más de uno con tal de tener Ama poco le importa la persona y mujer que habita ese mismo cuerpo. Es que incluso lo confiesan sin rubor al ser preguntados por las características de la mujer que les atrae, “mientras sea Ama no me importa físico, edad, estado civil”, o que sea un orangután travestido añadiría yo. Si no llegan a conocerme de verdad, ¿cómo demonios se supone que pueden estar a mis pies como pretenden?

El feeling o la química o lo que sea que une a las personas, no entiendo por qué tendría que dejarse de lado en esto, es que incluso para la manida palabra de sesión no entiendo que sirva cualquiera. Se podría razonar que estaría justificado justo lo contrario, por ejemplo para un Ama super sádica deseosa de dejar salir sus peores instintos lo ideal podría ser descargar toda su furia contra el sumiso que le caiga más gordo. Eso mismo es lo que parecen pensar los sumisos que se ofrecen para ser tu más inmunda basura. Hay todo tipo de relaciones, ya se sabe, pero ni busco eso ni me interesa conocer a la persona que me lo ofrezca.

No hay receta para que surja la conexión, como es lógico, y además es peor querer forzar las cosas, pero hay ocasiones en que, sin ser el sumiso un auténtico peñazo, consiguen estropearlo todo precisamente por comportarse como creen que deberían hacerlo. Sumisos que yo llamo autómatas, que no salen de frases como “Sí, Ama” “Como Usted diga” “Entiendo, Señora” en una simple conversación normal y corriente, me aburren hasta la náusea. A algunos haría falta espiarlos con cámara oculta para que dejasen ver su verdadera personalidad, porque en su desdoblamiento la ocultan con tremendo empeño. Pero otros muestran su auténtica cara más temprano que tarde. Solo hay que sacar un tema que les toque la fibra para que se explayen y veas la transformación. Puede ser fútbol, o política o alguna afición. Puñetazos en la mesa en público han llegado a presenciar mis atónitos ojos. No me arriesgo nunca a que alguien que puede exaltarse de esa manera tenga la tentación de hacerlo conmigo, como en la canción de Extremoduro…..quiero ser tu perro fiel, tu esclavo sin rechistar, que luego me desato y verás.

Por cierto, que si alguno de los que habéis intentado algo conmigo sin éxito no sabéis todavía qué hicisteis mal, (si es algo que me parezca inaceptable seguro que os informé debidamente) no le deis más vueltas, es que no vi conexión ni tampoco una sumisión a prueba de falta de química. Y tampoco es cuestión de que el Ama sea un ser todopoderoso que con sus órdenes lo logre todo: se puede profundizar en la sumisión siempre que haya voluntad pero nadie puede cambiar su manera de ser. Espero que tengáis suerte y encontréis lo que buscáis, aunque a algunos espero que la vida os dé solamente lo que merecéis.

jueves, 27 de octubre de 2011

Rockeras de pro

Bueno, pues como creo que estas chicas de las que hablo en mi entrada anterior no son lo suficientemente conocidas ni justamente valoradas, me pongo en plan profesora -estricta no porque esto es dar los deberes hechos-, pero sí en plan divulgativo y mientras saco tiempo para seguir comentando cosas aquí dejo estos minutos musicales para amenizar la espera.



Joan Jett se odia a sí misma por amarte... ¿qué le habrás hecho, so perro?

video



Lita Ford, ex-compi de la anterior en Las Runaways.

video



Cher en su mejor etapa. Aunque sea un poco la mujer de plástico, personalidad no le falta. “Ahórrate las lágrimas porque algún día llorarás por mí”, dice ella, y Vixen dicen cosas como “si quiero llorar no necesito tu hombro”. Mensajes muy distintos a los que transmite la sociedad tradicional en estos casos.

video



Robin Beck- First time. Como nota anecdótica: si tienes por encima de los 30 lo mismo recuerdas cierto spot de coca-cola con esta canción de fondo.


video




Y si el english no es lo vuestro, aquí tenemos a Luz Casal en sus comienzos. Tal vez yo vea mensajes subliminales donde no los hay pero... ¿no es ideal esta canción para ponérsela al sumiso temeroso de entregarse o de reconocer su condición?

video




Y me dejo en el tintero alguna que otra más, como Doro Pesch, Las Rock Goddess, Pat Benatar y... pero tampoco se trata de hacer los 40 de "femdomeras rockeras"... Hasta pronto.

lunes, 24 de octubre de 2011

De aquellos barros estos lodos

Bueno, pues como me han acusado de estar en plan algo negativo, voy a contrarrestar animando un poco el ambiente. De paso aprovecho para recordar ciertas cosas que en su momento parecían inconexas pero que con el tiempo han desembocado en la persona que soy hoy en día. No, no soy una estrella de la música, aunque en mi adolescencia no lo veía como mal futuro. Pero como con la guitarra no pasé del solfeo, al menos creo que saqué provecho del modelo que suponían ciertas mujeres que se apartaban del modelo tradicional, entre ellas mis queridas Vixen, una de las pocas bandas de rock de componentes femeninas en su totalidad. Yo, aparte de sentir muy hasta el fondo este tipo de música, alucinaba con el look de estas chicas... esas botas, esos cueros, esas poses de poderío... vamos, que yo de mayor quería ser así, aunque no supiera ni que este mundo existía y tenía nombre.

Es curioso, como decía Jacinto Benavente, que ven antes el humo los que están fuera que las llamas los que están dentro... y había un chico que debía ver cosas en mí y que seguro que "entendía" algo, porque me dijo una vez que a mí lo que me pasaba era que me ponía todo aquello del cuero y dar caña. Me molestó un montón porque yo no le veía la conexión, pero mira por donde... No tengo ni idea de donde andarás, Alberto (bueno, algo he cotilleado por facebook jajjaja) pero lo que quiero decir es que diste en el clavo, chavalote.


video

domingo, 23 de octubre de 2011

La basura de los chat

Voy a hacer una pausa en la lista de sumisos falsos para desahogarme comentando la fauna que pulula por los chats de sumisión. A día de hoy casi que podemos hablar del chat, porque da igual por donde te conectes que siempre te redireccionan al mismo... Antes que nada, aviso para Amas primerizas: nunca entres en un chat con algún tipo de ilusión o esperanza, será lo mejor para evitar decepciones. El 90% de los tíos que se meten ahí hacen el papel de su vida, o simplemente la sangre está demasiado concentrada en cierta parte de su anatomía como para que el cerebro les funcione; es decir, o te vas a encontrar mentirosos o pajilleros, o con ambas cosas a la vez.



Algunos tienen el detalle de ahorrarte trabajo ya solo con el nick que escogen. Tiocaliente, sexoadicto, etc te lo dejan bien claro. También si buscas real cuando leas xicocam sabrás que no es lo que buscas. Lo mismo sirve para masoca, sumiWC, en el caso de que no te interesen esas prácticas. O cuando incluyen edad o ciudad en el nick, es algo que facilita la selección. Luego no hay gran variedad, entre sumiso, perrito, esclavo, lamepies, etc andan todos. Pero ojo con los que se ponen nicks como esclavototalsinlimites y sus variantes, porque para estos se puede aplicar aquello de “dime de qué presumes y te diré de qué careces”. Estos que se venden como los super-mega-esclavos del universo suelen ser los más novatos e inexpertos. Lo cual me recuerda a un caso, del que deduzco que otro tanto ocurrirá con los Amos, en el que un “super-mega-Amo” me envió un privado con una propuesta para que fuera su sumisa. El tipejo decía que me recompensaría si le era satisfactoria y me castigaría si no lo hacía bien. Me pareció sospechoso incluso para un cretino haciéndose pasar por dominante, así que le recomendé que se revisase la vista porque mi nick no dejaba dudas acerca de mi condición de no-sumisa. Pues bien, ¿sabéis lo que me responde el individuo?... Pues dice...mil perdones, Señora mía, me postro a sus pies, soy un perro en realidad pero quería probar con el otro rol... jajjaa, todavía me estoy riendo, y compadeciendo a la pobre sumisa incauta que se pusiera en sus manos.



Si el nick no es pista suficiente, lo próximo es el saludo. Cosas como “ola (sin hache para colmo) wapa” “q tal mi amor” “cielo” “cariño” etc solamente las dice el peor de los vainilla. Pero el extremo contrario resulta también bastante sospechoso... “SEÑORA es usted una Diosa que merece pisotear a este perro imbécil que ha osado saludarla sin su consentimiento...etc” Algo así solo lo dice un desesperado, un calentorro o un bromista. Un sumiso debe tener dos dedos de frente y cierta cautela cuando se dirige a cualquiera que tenga un nick que contenga la palabra Ama. Puede estar hablando con un hombre aburrido, o con un ama de casa igualmente aburrida o en definitiva con cualquier ser vivo que tenga acceso a un teclado... Da mala impresión también que alguien ponga tanto énfasis al hablar con una absoluta desconocida, lo que da que pensar que le da igual 1 que 80 y que le dirá lo mismo a todas (de hecho hará un copia-pega en todas las ventanas con total seguridad).



Si hasta aquí no hemos cerrado aún la ventana, viene lo próximo. Los que tutean de buenas a primeras, responden a cada pregunta con un “y tu?” al final, y llevan la iniciativa de la charla, son los siguientes que caen en mi corte inicial. Lo mismo que los que piden el msn tras dos frases, o preguntan si me sirven tras dar dos datos mal dados, o preguntan qué cosas me gusta hacer con mis sumisos (estos últimos no saben encontrar alguno de los miles de videos porno sobre el tema?.... porque de eso se trata, de utilizar al Ama para pajearse ellos).



Y cuando por fin consigues tener una charla medio en condiciones con alguno, tras la agotadora experiencia de cerrar las decenas de ventanas que saltan como lobos al leer tu nick, puede ocurrir que decidas pasar al msn. Aunque más de una vez, llegados a este punto, me encuentro con que el “sumiso” de turno no le da el msn a NADIE.... jajaja, literalmente como lo cuento, no sé si será el mismo tío o hay más de uno, pero me ha ocurrido varias veces, y dan ganas de desearles que mal rayo les haga perder el tiempo de la misma manera.



Por último, pasados al msn, te encuentras que aquel sumiso tan dispuesto a todo y quejoso de que es más difícil encontrar Ama que ganar el gordo de navidad, se desinfla a la primera de cambio y apenas se conecta y maldito el interés que demuestra por llegar a conocerte en serio.



Así que, como dije antes, lo mejor para entrar en esos sitios es armarse de paciencia y pasotismo y lo mismo hasta te ríes un rato... Y lo de encontrar sumiso... ¿quién sabe? Uno entre un millón habrá, ¿no? La esperanza es lo último que se pierde.


viernes, 14 de octubre de 2011

El sumiso emparejado

Bueno, voy a tratar de ser lo más fría posible al escribir sobre este tipo de sumiso, a pesar de que es uno de los que más rechazo me provoca. He perdido la cuenta de la cantidad de veces que alguno de estos contacta conmigo por chat y, al ser preguntado si tiene pareja, responde que sí y añade... “¿le importa, Ama?”....... Ni me digno en responder la mayoría de las ocasiones, pero si me pilla en un día a contramano les suelto lo que se merecen. Este tipo de hombre tiene claro dos cosas:



1- su pareja no es Ama, (ni tampoco les agradaría a los muy hipócritas), pero ella no lo comprende (pobre....) y por eso no existe ningún reparo en ponerle los cuernos buscando a otra



2- el Ama se busca para ratos sueltos que satisfagan su vicio oculto y es una mujer que no merece mayor respeto pues es una chica mala que se dedica a lo que se dedica con los pobres hombres



Más o menos este es el razonamiento interno de estos individuos, que merece el mismo respeto (o sea, ninguno) que el que él muestra por su pareja y por su Ama.



El razonamiento externo que hacen es otro bien distinto... Los pobres no han podido encontrar a ninguna Ama que les haga feliz, pues hay tan pocas Amas... y bla bla bla, y claro, la sociedad bla bla bla, y cuando se dan cuenta ya se han casado y tienen hijos y problemas y obligaciones mil y bla bla bla.... y qué poco comprensiva eres porque no entiendes cuanto sufren y..... BASTA de tonterías, señores sumisos-a-ratos. Que NO cuela, que...puf, veis?? ya me he puesto de los nervios, así que aquí lo dejo. Que os digo a todos solo una cosita.... que la vida solo se vive una vez y que hay que luchar por aquello que de verdad nos importa. Si la sumisión te llena, busca a tu Ama hasta en el último rincón del planeta. Si no es así, no nos hagas perder el tiempo, y ojalá tu pareja te devuelva la moneda, pedazo de cabrón.

domingo, 9 de octubre de 2011

El sumiso masoca

Hay hombres que, sencillamente, desean que les den caña. Y nada más. Este tipo de no-sumiso obtiene su placer del castigo corporal, por lo que en el caso de que por una confusión bastante frecuente un Ama decida acogerlo y convertirlo en algo más que un saco de boxeo se encontrará con un situación bastante paradójica. Por un lado, se sorprenderá de la capacidad de su sumiso para aguantar todo lo que se le ocurra al Ama en cuanto a sufrimiento físico e incluso mental (humillación verbal). Pero, cuando se trate de complacer al Ama verá una transformación impropia de alguien que se autoproclama esclavo, simplemente porque esas otras cosas no le satisfacen a él.

Hago el inciso, por si no ha quedado claro hasta ahora, que no se trata de conseguir al sumiso perfecto, porque eso no existe, ya que ante todo es un hombre y los hombres (o personas) no tienen el don de la perfección. Se trata de describir comportamientos aislados y concretos que no dan por sí mismos el resultado de un sumiso. Si se trata de desarrollar un rol determinado como puede ser sumiso sexual, sumiso masoca, etc, dentro de un juego consensuado, repito que no está ni mal ni bien. Pero creo que la mayoría de las Amas que buscan algo más completo no se conformarán con ninguno de estos casos aislados y desconectados entre sí.

Hecho el inciso, tengo que remarcar lo decepcionante que resulta comprobar que ese hombre que, en apariencia, puede con todo, se enfría cuando se trata de complacer en otras cuestiones distintas al castigo corporal. Es capaz hasta de quejarse por nimiedades. Es muy desconcertante contemplar dicha transformación. Ocurre igual que con el sumiso solo sexual, que una vez pasada la excitación del momento pondrá pega incluso a traerte un vaso a la cama (o cualquier otra chorrada que se te ocurra).

Otro inconveniente con este tipo de sumiso es que el castigo físico no funciona con ellos, pues es un placer como ya se ha dicho. La única manera de que funcionase sería darle una paliza brutal, y esto, al menos en mi caso, no entra en el contexto de una relación sana.

No hablaré de cómo detectar las intenciones de estos sumisos porque resulta demasiado evidente, pero en mi experiencia diré que suelen enviar desde el primer momento señales nada sutiles. Si se les pide que enseñen alguna foto suya, lo último que se les ocurrirá será enseñar un primer plano de su cara. En vez de eso mostrarán su culo enrojecido por azotes o sus testículos/pezones llenos de pinzas (alguno hasta podría pugnar por el guinnes en el número de pinzas jeje) o alguna pose con máscara y brazos y piernas atados en cruz, etc. Algunos directamente hablan de su mayor deseo: ser torturados sin piedad. Yo los mandaría a Guantánamo para que se les pasase la tontería...

viernes, 7 de octubre de 2011

El sumiso sexual

Este es otro tipo de sumiso que lidera el “top ten” de la mayoría de los falsos sumisos. Ojo, porque no me refiero a que el buen sumiso deba ser asexual, quiero decir que hay hombres que son exclusivamente sumisos cuando se trata de sexo. Esto no está ni bien ni mal, el único problema es que se anuncian como sumisos totales cuando lo único que buscan es sometimiento sexual.


No voy a hablar de historias personales por lo general, pero sobre este tipo de sumisión recuerdo un caso bastante extremo de esto que comento. Conocí a un sumiso con el que tuve algunas de las pocas relaciones por cam que he tenido en mi vida. Este hombre se excitaba con solo verme conectada y se entregaba todo lo a fondo que el medio permitía. Pues bien, después de mostrarse por cam en las más comprometedoras posturas y acciones, tuvo reparo en obedecerme en lo primero que le pedí no relacionado con la dominación sexual. Creí llegado el momento de conocerle en persona y le pedí (exigí más bien) que me diera su número de móvil. La respuesta que obtuve fue “Señora, eso es algo muy privado y no se lo puedo dar”. Increíble pero cierto...


El principal inconveniente de este tipo de sumisión es que se presta a muchos equívocos. Ellos piensan que no existe otro tipo de sumisión por encima de ese y le repiten al Ama una y otra vez (entre jadeos de excitación) que harán TODO lo que Ella quiera. Lo peor de todo es que se empeñan en introducir sus fantasías en cuanto te descuidas, con lo que demuestran estar más centrados en su placer egoísta que en el tuyo.


Esta forma de sumisión es de las más fáciles de detectar, pero para descubrirla cuanto antes existe un truco infalible. Hay que retrasar el momento de pasar al encuentro sexual todo el tiempo que se estime oportuno. Si el sumiso se impacienta y pierde interés, demuestra que no buscaba otra cosa. Esto, al fin y al cabo, es un consejo válido para cualquier tipo de relación cuando se busca que sea algo más que sexual. Hazle esperar; si te merece y le interesas, esperará lo que haga falta.