~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


jueves, 17 de noviembre de 2011

El sumiso resignado

En este grupo de no-sumisos se engloban varios tipos pero todos con la característica común de llegar a la sumisión por elección y como último recurso. Algunos son dignos de compasión y otros son unos caraduras con peligro (de embaucar al Ama haciéndose pasar por lo que no son y arrojarle a la cara su frustración y resentimiento).


El último recurso al que hago referencia es el de pillar cacho como sea. Hombres que físicamente están muy por debajo de la media, con poca personalidad, con ningún rasgo que los haga interesantes; todo esto junto o por separado, da como resultado una persona que no ligará ni pagando (bueno, pagando hará algo parecido pero no igual). Recuerdo el caso de aquel chico que, de repente, había descubierto que era sumiso... ¿O no tan de repente?... El caso es que seguía virgen, -sin que formase esto parte de un objetivo por pertenecer a algún grupo ultra-católico-, y su aspecto físico era... complicado de observar, por ser benévola. Así que él, dando con la fórmula de la coca-cola, se presenta como sumiso ante mí, soltando cuatro frases bien aprendidas, pero fallando estrepitosamente cuando me tiene frente a él en persona (y no era solo fruto de los nervios, que conozco la diferencia), hasta que suelta la frase-guinda:

-Como sabe Usted, no he tenido nunca novia, y digo yo, que tampoco habrá mucha diferencia entre tener novia y tener Ama, ¿verdad?

Bah, se parecen como un huevo a una castaña para mí, pero tal vez no dio con el Ama adecuada... Después descubrí que meses antes había dejado mensajes por doquier en el ciberespacio buscando sumisa, en fin, que ya no sabía el pobre por donde meter cabeza con el género femenino.



Otro caso claro es el de los hombres que se sienten poco hombres, con penes de 5 centímetros máximo que condicionan toda su vida sexual y general con las mujeres. Algunos dicen disfrutar con la humillación de que el Ama se ría de ellos, o siendo cornudos, etc. Los habrá. Yo solo he conocido a algunos con muy mala leche, que maldita la gracia les hacía que se rían de su cosita, y que tras pasar por las manos de un Ama que los hunde en la miseria acaban desarrollando una misoginia a prueba de bombas, odiando a todas las mujeres en general y a las Amas en particular.



Podría incluirse aquí también a los “espabilaos” que aprovechan para intentar ligar con una mujer que sería inaccesible si no se presentan ante ella como sumisos, pero estos son ya tan falsos que entran en cualquiera de las otras categorías.



Todos, en definitiva, tienen algo en común, que comparten con otras clases de no-sumisos. Se trata de que ELIGEN la sumisión, no la sienten, no es que por mucho que intenten hacer lo que manda la norma decidan ser fieles a su naturaleza. No. Estos deciden, por los motivos que comento y alguno más, que les puede ir bien siendo sumisos, pueden encajar ahí ya que no encajan en ningún sitio. Y el empujón último que necesitan es pensar que ellos, que no son ningún cañón, van a “estar” con una tía espectacular que ni siquiera otros macizorros serían capaces de conseguir. Saben que tienen que soportar ciertas cosas que no les agrada, pero ey, es el peaje, quien algo quiere algo le cuesta, ¿verdad?....



Esto enlaza con mi opinión acerca de la supuesta menos hombría de los sumisos, pero eso queda para otra entrada. Solo apunto al respecto que por eso insisto tanto en que el sumiso me tiene que interesar como persona, que no me vale un medio hombre apocado, acomplejado o desesperado por comerse una rosca, que piense que por aguantar mis “rarezas” se merece tenerme. Decía el viciosillo Valmont acerca de madame de Tourvel: quiero que siga así de cándida, fiel a sus principios cristianos y aun así, no pueda resistirse (a revolcarse con él como dos cochinillos en celo, aclaro). Pues algo parecido quiero yo. Un hombre completo, persona en todo el término de la palabra, que aun así no pueda resistirse a dejar que se manifieste su naturaleza sumisa y lo disfrutemos juntos retozando o como mejor se me ocurra a mí...

4 comentarios:

  1. Saludos;

    Mi pensamiento al respecto vendría a ser algo así;

    Todo lo que sea un engaño en una relación que libremente se tiene es algo reprochable, mezquino, estúpido e improductivo a medio y largo plazo.

    Si no se siente la sumisión, o las prácticas bdsm, o lo que sea, pues no pasa nada. La sociedad actual ofrece, por fortuna, múltiples posibilidades para conocer y estar con personas más afines a nuestros deseos, gustos y necesidades. Que no estamos en el pueblo ni en los años 50, leñe.


    Sobre el tipo de sumisos que comentas, aún coincidiendo en que existen y que normalmente se puede resumir en el tipo "si para pillar cacho me tengo que hacer pasar por aviador japonés, pues digo que soy tal de toda la vida", yo tengo la siguiente reflexión:

    ¿Es necesario? Normalmente acceder a una Ama o a alguien que sienta en verdad estas fantasías es más difícil y se tiene que complicar uno más la vida. Por muy feo que se sea, muy pequeña que se tenga la polla, etc...(y no lo digo por experiencia, ejem, ejem) cualquiera puede follar en estos tiempos. ¿Para qué complicarnos?

    Lo que sí que espero ansioso es el tema de si los sumisos somos "menos hombres", que ya deduzco por tu aportación final que la respuesta es un NO rotundo. De hecho, para acceder, conocer, reconocer y disfrutar de estas fantasías ha de ser lo contrario, es decir; se han de tener los huevos bien puestos o te comen.

    Pero lo dicho, ya hablaremos...

    Un abrazo

    Spirit

    ResponderEliminar
  2. Tener Ama, o mantenerla más bien, es mucho más complicado que tener una novia, ligue, follamiga etc. Pero eso no lo da por sentado el que se acerca a esto con un despiste y desinformación de aupa.

    Lo que más me repiten los sumisos novatos es que ellos tienen la parte más fácil, se quedan en que es cómodo obedecer, mientras el Ama se estruja el cerebro para dar órdenes. Ingenuos son...

    Sí, ya hablaremos de la hombría, aunque lo planteas como la defensa de Troya, jo, que no somos el enemigo, y mordemos solo lo justito :P

    ResponderEliminar
  3. El problema más allá de los sumisos "loser"; es el prejuicio que tiene la gente sobre los sumisos en general, pero como siempre has dicho en tu blog, lo mejor para combatir eso es naturaizarlo, y demostrar con el ejemplo lo tontos que son esos prejuicios.

    Una anecdota :P :

    Chilenisados siempre organiza eventos; pero no en plan de "secta", sino que organiza de varios tipos justamente para dar a conocer el tema. Algunos son simplemente juntarse en un bar con karaoke a conocerse, otras veces organiza stands en ferias sobre sexualidad, grupos para participar en marchas, y por último, eventos un poco más "privados" y donde hay mayor libertad para los que somos más habituales y conocidos.

    Fue en uno de estos últimos en que estaba yo con una persona que era mi "amiga" en se tiempo (pero que llegaría a ser más que eso).

    El evento ya habia tomado vuelo, y estabamos todos mas deshinibidos y con más confianza. Así que en eso mi amiga me pide que le haga un masaje en sus pies (un masaje con algo más, se entiende xD).

    Estabamos en lo nuestro cuando llega un tipo que habia estado en plan de ligue toda la noche, me mira por un rato, habla lascivamente con mi amiga, y al final le dice fuerte y claro; "Es sólo un sumiso, jamás se va a atrever a besarte más allá de las rodillas".

    En eso mi amiga comienza a acariciarme la nuca con uno de sus pies. Entendí perfectamente el mensaje. Me pare de la alfombra y nos dimos un largo y apasionado beso justo en las narices del tipo...

    Estoy seguro de que en el futuro se la pensará dos veces antes de mirar en menos a un sumiso jaja

    Saludos! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema está fuera y dentro. Desde fuera está la incomprensión y la ignorancia. Y desde dentro están los que fomentan los peores estereotipos.

      Buena anécdota, alejada también de los tópicos :)

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.