~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


domingo, 13 de noviembre de 2011

El Ama, ¿nace o se hace?


Un buen número de sumisos reconoce haber tenido alguna figura femenina que lo marcó en su sumisión desde la infancia/juventud, ¿pero qué ocurre con las Amas? ¿Quién las influye? Cada una tendrá su camino particular, pero yo opino que, dada la presión social para que se siga la norma general (hombres que mandan y mujeres que obedecen), realmente tenemos que llevarlo de serie, porque de otra manera a ver de dónde nos viene la tendencia Dom. Tal vez influyen los modelos femeninos que se salen de la norma, pero la cuestión es, porqué nos atrae ese modelo y no el otro.



Me refiero a orientación sexual, ya trasponerlo a todos los ámbitos de la vida no tiene mucho sentido, no voy dominando a todo el que se cruza conmigo, aunque prefiero ser jefa que empleada, etc. Entramos así en el concepto de rol frente a identidad. Yo lo veo así:

-Rol: En bdsm se adopta un rol y cualquier persona, sea su tendencia la que sea, puede probar a jugar y hacer un papel, con el límite temporal de la sesión. Por ejemplo, parejas vainilla que en la cama juegan a esto.

-Identidad: va más unido a la forma de ser de la persona, no se adopta un papel, se vive de manera permanente. Sería algo así como ser hetero, bi, homo, ampliado con la coletilla Dom, sumi o switch. Es decir, yo soy tan Dom como hetero, hasta el punto de que no concibo una relación con un hombre que no sea sumiso (conmigo), y esto tanto dentro como fuera del dormitorio. Así de radical, desde siempre además. Probé a tener relaciones vainilla, más que nada para reafirmarme en que no era lo mío.



Visto en retrospectiva, me doy cuenta de lo poco que me he desviado de esa tendencia. Sin saber que existía la dominación femenina, ya lo ponía en práctica desde la niñez. Disfrutaba más negando que concediendo, dándole un corte de película al niño de turno en vez de decirle “vale, vamos a hacer manitas”. Mi primera relación sexual fue una sesión de femdom, sin ser consciente ni saber que aquello tenía nombre y mundillo propio. Dije que allí se iba a hacer lo que yo quería y punto, y ni más ni menos que eso. Sin entrar en detalles bedesemeros (que los hubo), básicamente se trató de un continuo tease and denial. Lo de calentar y dejar con las ganas siempre me ha parecido excitante.




Traigo a colación este video de una Amita en potencia. Recalco que estoy en contra de sexualizar la infancia, pero aquí está tratado el tema con mucho sentido del humor. Me pareció lo único salvable de la película Novio por una noche. Se trata de la escena inicial. Un grupo de niño/as juega a girar la botella y al prota le toca encerrarse con la chica “rarita” del grupo. Lo demás ya lo veis vosotros. Sobre el mechón de pelo, al final de la peli vemos que ella lo ha usado para hacer vudú y así mantener la maldición durante años. Dicha maldición consiste en que todas las chicas encuentran marido después de acostarse con él. La voz se corre y todas se acercan para aprovecharse de su “don”.



Seguí esperando que reapareciera la niña Dom de mayor y lo hizo, pero convertida en una ama de casa formalita como dios manda... En cuanto a él, no se hace sumiso; el pobre lo pasa fatal tirándose hasta a las colillas porque todas quieren pillar marido (!) y se enamora de la más pava-ñoña de todas. Fin de la crítica cinematográfica. Espero que disfrutéis el video.



video



16 comentarios:

  1. Por la devoción con que veía los Angeles de Charlie de pequeño, yo diría que sumiso se nace (luego he visto los Angeles de Charlie de mayor y me han parecido una serie muy mala pero bueno), eso o me dieron un golpe en la cabeza de pequeño y no me acuerdo que todo puede ser....

    Le sigo su blog Madam.

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido elnavegante. Qué recuerdos, aquellas chicas que se valían ellas solitas frente a los malos... También forman parte de los modelos de mujer a imitar que marcaron mi infancia.

    ResponderEliminar
  3. Muy importante esa diferenciación entre rol e identidad, ya que es fuente de muchos malentendidos. Creo que en el primer caso entra la categoría de "yo soy sumiso de 3 a 5, fuera de ese horario soy normal", y me gustaría aclarar que en este caso, y sin promover la alienación, mezclar a personas del primer grupo con personas del segundo grupo suele tener resultados nefastos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Y no puede ser que pongan el 3 a 5 o los compartimentos estancos por problemas de desmazmorrización , que sean alfas sociales con encantadoras mujeres vainilla y el propio mantenimiento del secreto les obligue a acotar los momentos en los que puedan dar rienda suelta a su naturaleza? Si eres lo que eres y te aceptas lo eres en todos los ámbitos de la vida.
    PS: Preciosas fotos, he tenido que retroceder varios párrafos porque me distraía.

    ResponderEliminar
  5. No estoy del todo de acuerdo en plantear el tema de rol e identidad como si a les que les gusta jugar de 3 a 5 fueran menos BDSM que los que lo practican y sienten como parte de su vida cotidiana.

    Hablando de mi mismo que soy switch, resultaria que debo tener una doble personalidad en mi vida normal, cuando lo que ocurre simplemente es que me gusta jugar en los dos lados. No por eso soy un vainilla al que le gusta jugar duro. Quizas una mejor distinción seria entre lo que inglés llaman "lifestylers", de la gente que práctica BDSM como forma normal de expresión sexual sin más trascendencia y no por ello menos intensa.

    Muchos sumisos/as durante el juego, no lo son precisamente fuera de el. Y anda que no hay dominantes/as que cuando nadie les ve y sin que se "sepa" disfrutan del látigo en su culo y no por eso dejan de ser doms cuando juegan a eso.

    Para mi en resumen, hay tantos casos particulares como practicantes y no me gusta demasiado encasillar.

    ResponderEliminar
  6. Pues sí, la mayoría son machos alfa, lo que opino de estos queda claro en mi entrada El sumiso emparejado y no será la única vez que toque el tema, porque va unido al secretismo y vergüenza social. Otros son sumisos a ratos por conveniencia y porque no les da para más su grado de entrega.
    Las fotos son una maravilla, las pillé por ahi, ojalá fueran autobiográficas ;).

    ResponderEliminar
  7. Angel, mi blog no va de juegos ni de prácticas, del bdsm cojo lo que me interesa, te hablo de algo que impregna toda mi relación con un hombre.

    Lo que comentas es muy válido para sesiones, pero igual que te dije que tú al definirte como masoca no te podías poner en la piel de otro tipo de sumiso, tampoco puedes entender del todo el tipo de relación que planteo yo. Todo es respetable y nadie es más ni mejor que otros, solo se trata de tenerlo todo muy claro y no mezclar conceptos.

    ResponderEliminar
  8. En primer lugar gracias por constestar, espero que entiendas que lo que me resulta atractivo de tu blog es que el enfoque que le das no es precisamente el mio. Y lo explicas todo muy claro, en unos terminos y detalles que no habia visto antes.

    Leer blogs que piensan exactamente como uno mismo está bièn, pero otros puntos de vista también resultan enriquecedores y a veces es dificil aguantarse las ganas de escribir. Siento si alguno de mis comentarios pueda parecerte fuera de lugar, pero supongo que es el precio que has de pagar por escribir un blog público, abierto a todo el mundo.

    Creo que a estas alturas está muy claro lo que quieres, si alguien aún no lo ve es que es un poco corto de entendederas, y evidentemente es igual de respetable que qualquier otra opción. Ya me supongo que quizás nunca podré entender bién esto de la sumisión total durante todo el tiempo a otra persona, de la misma manera como supongo que tu tampoco podrás entender del todo lo que es sentir en carne propia el subidón de endorfinas o lo agradable que es dar ese regalo a otra persona.

    A pesar de todo te seguiré leyendo porqué tu blog me parece interesante, aunque desconectaré el teclado no me vayan a venir malas tentaciones.

    ResponderEliminar
  9. Angel, eres libre de escribir, es cierto que esto es público, al menos para todo el que escriba con respeto y educación, y las opiniones son bienvenidas, solo matizo cuando creo que no se me ha entendido del todo.

    Solo comentar que, aunque no está en mi adn ser sumisa, sí que entiendo el placer de la sumisión, de lo contrario iría a un psiquiatra a que me curase de lo que consideraría una monstruosidad ;)

    ResponderEliminar
  10. " ¿pero qué ocurre con las Amas? ¿Quién las influye? Cada una tendrá su camino particular, pero yo opino que, dada la presión social para que se siga la norma general (hombres que mandan y mujeres que obedecen), realmente tenemos que llevarlo de serie, porque de otra manera a ver de dónde nos viene la tendencia Dom."


    Hipótesis:

    "yo era una ama de casa normal y corriente,incluso bastante sumisa y entonces ocurrió que mi marido o novio..:


    -me abandonó

    -o me puso los cuernos

    -o me pegó

    -o descubrí que en realidad,era maricón...


    ...Y entonces,en venganza contra el Universo..:

    ¡Me hago Ama,y ya les voy a dar yo a estos tios,van andar más derechitos que una vela..!

    Bueno,esta supongo que puede ser una de las formas de llegar a Ama,pero habrá más,que duda cabe.

    ResponderEliminar
  11. espartaco, se me acumulan los posts que me surgen a partir de tus comentarios... Tengo uno preparado precisamente sobre los motivos por los cuales NO soy Ama. En mi caso no llegué a ser Ama, lo soy desde siempre, y dudo mucho que una mujer con malas experiencias con los hombres sea una buena Ama, no se trata de venganza ni de odio al género masculino. Ya te contaré el resto en ese post, pero uf vaya niveles de confusión y tergiversación, chico.

    ResponderEliminar
  12. Pues vamos a ver: ¿Uno nace hetero o se hace? ¿Uno nace rubio, o moreno, o se hace? Bueno, siempre hay rubios y rubias, morenos y morenas, que no lo eran al nacer... Pero también es verdad que hay rubios que son rubios de siempre, y morenos que siempre lo han sido...
    Respecto al caso que comenta, definitivamente siento que un Ama verdadera nace. Es una opinión personal que nace de extrapolar mis vivencias. Yo no decidí ser sumiso. No lo planeé. No tuve ningún modelo ni masculino ni femenino que explique mis sentimientos. No, para nada; no lo tuve. No planeé descubrir el sexo con una fantasía sumisa. No planeé que ese fuera a partir de entonces mi modelo de sentir, hasta el punto de no poderme excitar con otro tipo de fantasía.... Otra cosa es que esta Ama o este sumiso que nace, sea consciente de lo que es o no lo sea. Yo no fui consciente de ser sumiso hasta muy mayor. Simplemente aquello era como era y yo no le ponía nombre. Fue mucho después cuando los comentarios de una mujer me hicieron verme desde fuera, tirar del hilo y caer en la cuenta de que era sumiso. De que lo que yo sentía tenía nombre... y fue tirando del hilo que até cabos, y recordé cosas que habían pasado, y que había sentido, desde niño hasta adulto... Claro que la cosa se fue haciendo cada vez más y más clara y ahora, todavía sin llegar a los 40, es un hecho totalmente obvio.
    Desde siempre cierto tipo de mujer acentuaba todos estos sentimientos en mi. Me ocurría en todo: En la literatura, en el cine, en mi vida diaria... Había un tipo de mujer que me hacía sentir un anhelo muy profundo de algo que para mi entonces no tenía nombre, ni sabía explicar... algo tan intenso... tan conmovedor... tan extremadamente fuerte...Y fueron los comentarios de aquella mujer, y después mi investigación en internet quien me reveló con sorpresa, por tonto que parezca, mi identidad. Yo no la construí, estaba ahí, esperando a salir a la luz. Y cuando poco a poco fue abriéndose paso de forma consciente, me dio miedo sentir aquello. E incluso intenté rechazarlo. Los hombres en esta sociedad llevamos muy dentro grabada la programación de una sociedad machista. Y lo que yo sentía muy dentro era algo que se daba de tortazos con ese machismo, con ese bien nutrido ego machista. Sin embargo, ese poderosísimo anhelo de rendir toda mi virilidad a los pies de esa Diosa, todavía sin forma, era cien mil veces más fuerte que toda la programación machista de todas las sociedades del mundo habidas y por haber... ¿De dónde brota ese anhelo tan profundo, tan hiriéntemente intenso? Desde luego de nada que yo haya creado. Venía de serie, grabado en lo profundo de mi psique, de mi forma de sentir y de ver a la Mujer...
    "Conócete a tí mismo" decía el sabio. Conoce tu identidad. Si es tuya, ¿acaso la has creado?
    ¿La encarnación de la Diosa sin forma puede acaso no haber nacido así? No lo creo.

    J.

    ResponderEliminar
  13. Que buen post!
    Yo creo que esto de sumisos y Dominantes es un poco como "líderes y seguidores": Hay quienes nacen con virtudes de liderazgo y quienes son "buenos soldados" de alma.
    En mi caso, lo heredé de mi madre. Mujer de una naturaleza dominante increíble, ha dejado sin habla a más de un machote alfa con solo una mirada. Obviamente de BDSM ni hablar... ni hoy día sabe lo que es, y si alguna vez tuvo alguna fantasía un poco "extraña" la ha reprimido bajo una montaña de enseñanzas inculcadas por las monjitas...
    A mi me pasó que después de muchos años de no encajar en el modelo tradicional, por fin he podido ponerle nombre a lo que soy, a lo que siento. Y fue como una epifanía tipo "oh, no estoy loca, simplemente soy Dominante" Resultó que lo que venía haciendo hasta ese momento tenía un nombre, y aunque no hacen falta etiquetas para que una sea quien es, de cierta forma fue... tranquilizador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente. Es tranquilizador y también una alegría cuando ves que existe parte complementaria en el género masculino.

      Eliminar
    2. Claro, la parte complementaria es fundamental. Así como contaba sobre mi madre dominante, mi padre era el sumiso ideal. Él era casi perfecto, la adoraba con reverencia y eso se notaba en las pequeñas cosas de cada día, como el desayuno en la cama, lavarle los pies, darle masajes, servirle siempre primero a ella en todo... Ni te imaginas lo que fue para mí, hace unos años, cuando empecé a analizar las actitudes de mis padres bajo la luz del FemDom ;) Tal vez lo más poco convencional en la cama fuera que ella lo montase, pero la D/s estaba allí, en cada célula de sus cuerpos, en cada sonrisa, en cada actitud.
      Y claro, dicen que las niñas buscamos pareja según el ejemplo de papi jajajaja, ese modelo es difícil de igualar.

      Eliminar
    3. Cierto, es un modelo, que cuando es positivo, resulta muy difícil de igualar :)

      Eliminar

Los comentarios anónimos no se publican.