~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


domingo, 27 de noviembre de 2011

Breve decálogo del sumiso


Sin pretender aleccionar a nadie ni sentar cátedra, y adelantándome a entradas futuras en las que desarrollaré algunos de estos puntos, aquí van 5+5 consejos sobre lo que debería evitar y potenciar un sumiso que se precie de serlo, desde mi experiencia y opinión personal. Para mí son más bien normas, son las que me sirven a mí, es mi vida y son mis reglas, no te obligo a seguirlas, pero si quieres una oportunidad, te aviso:  no son negociables.





Errores frecuentes del sumiso:


1-Ponerse medallas

Da igual que seas el sumiso perfecto, si presumes pierdes el encanto, no digas que lo sabes todo de esto o que tienes un curriculum con otras Amas que quita el hipo. La humildad es un valor al que pocas Amas nos podemos resistir, siempre que sea auténtica y no fingida.



2-Ser impaciente

Espera, no insistas, no quieras imponer tu ritmo en la relación, solo se valora lo que no se consigue fácilmente. Si te pareció una eternidad aquel fin de semana sin saber de tu Ama, seguro que tan solo un mes más tarde te arrepentiste al darte cuenta de a dónde podrías haber llegado si ella no te hubiese largado por culpa de tu ansiosa impaciencia.



3-Pedir en vez de ofrecer

No digas que buscas Ama, di que estás dispuesto para servir. Cuando ya estés con ella, propón en vez de imponer tu criterio sacado del manual de la perfecta Ama.



4-Interrogar

Nada de querer saber qué es lo más fuerte que ha hecho el Ama o qué ha hecho o dejado de hacer con otros, ya lo sabrás a su debido tiempo. Una vez claros los límites, tal vez lo más intenso esté por venir y seas tú el afortunado, si no eres un bocazas que de sumiso no tiene ni las pestañas.



5-Mentir

No mientas, nunca, jamás, bajo ningún concepto, ni siquiera en cosas que te parecen sin importancia, eso lo decide tu Ama y seguro que no tenéis los mismos parámetros sobre lo que es importante. A veces no es la mentira en sí sino el hecho de hacerlo, pues demuestra desconfianza, o querer quedar bien a toda costa, o evitar un castigo que sabes que necesitas para mejorar, o las tres cosas juntas.



Resumen general acerca de los errores: somos humanos y es imposible evitarlos, a veces se cometen sin darnos cuenta. Si tu Ama te señala un error de este tipo en vez de echarte de su lado del tirón, piensa que te está dando la ocasión de rectificar, así que la única manera de recuperar su confianza en ti es reconocerlo y pedir perdón. La de veces que he tenido que escuchar “¿es que no me va a perdonar?” y he respondido “¡pero si ni siquiera te has molestado en disculparte!!!”. O aun peor, cuando ellos creen que no tienes motivo para ser tan dura y enfadarte, porque nunca reconocen sus fallos (ya hablé de esto en El sumiso mentiroso).


Cualidades positivas del sumiso:

1-Honestidad

El sumiso honesto tiene una regla de oro "sé tú mismo", no finge ser lo que no es, no ofrece lo que no puede dar, no engaña nunca porque sabe que a quien engaña es a sí mismo en primer lugar, es sincero, todo lo que consiga haciendo un papel será algo robado y eso no vale nada.



2-Confianza

Si pones en duda cada paso que da tu Ama será mejor que te alejes de ella. La confianza implica también que puedas expresar libremente tus sentimientos y límites, una buena Ama no domina a base de pisotear lo más arraigado de tu ser.



3-Ser sano

Para una relación sana hay que mantenerse sano, evitando malos hábitos físicos y mentales. Ten una vida completa que te haga persona antes que sumiso.



4-Evolucionar

No pienses que has tocado techo, siempre se puede mejorar, el límite son las estrellas, no te conformes, toda relación se agota por una de dos: por desgaste o por estancamiento, así que no dejes que agonice sin intentar remediarlo.



5-Valentía

Reconoce que esto te da la felicidad y no lo escondas como un vicio terrible, no vivas dobles vidas, no te consideres menos hombre por someterte a una mujer. (Nota.- como vuelva a escuchar eso de “Señora, ofrezco absoluta discreción” voy a abrir la ventana y lanzar octavillas con tu foto y las palabras “sumiso exhibicionista busca público” en tamaño XL. Si tanta vergüenza te produce, vete al psiquiatra a que te cure... Uf otro temita como el de los emparejados, que a ver cómo lo abordo sin ponerme cardíaca).



En definitiva, es complicado, por no decir imposible, que un hombre pueda tener cualidades positivas como sumiso si no las tiene antes como persona. Por eso no me sirve cualquiera, y si no me sirves como persona no me sirves como sumiso, y si no eres sumiso no pasarás de amigo sin derecho a roce.

3 comentarios:

  1. Gracias Ama S por esta entrada. Leyendo esto me siento como Moises bajando del monte Sinaí con las tablas de la ley. Sólo que estos diez mandamientos no me los ha dado Yahvé sino una Diosa.

    ResponderEliminar
  2. Primero voy con lo visual, ya que para mí dice mucho.
    La fotografía se ve en perspectiva, y en esa escena no es todo lo que parece, por lo menos a mí forma de verlo. Al fondo se ve al perro sentado, pero el sumiso en primer término, en el lugar que le corresponde, arrodillado. Si nos fijamos el Ama es la que está a más altura de pie, seguido del perro, sentado y por último el sumiso, arrodillado. Esta situación es así porque el Ella lo ha decidido. Tenemos, podríamos decirlo, el orden jerárquico por alturas. En ese momento que Ella lo decide es; Ama, perro y sumiso.
    La foto está idealizada y además es una manera de someter desde el principio. A un sumiso que vea esta foto, si el Ama le dice que le ofrezca su entrega y sumisión, de entrada, posiblemente este quedará como el de la fotografía, postrado.
    Si me permite opinar por pasos:

    1. Las medallas no se regalan, se ganan con dedicación y esmero en el esfuerzo hacia el Ama, y es ésta la que las otorga…, si quiere.

    2. Dice un proverbio persa; “La paciencia es un árbol de raíces amargas, pero de frutos muy dulces”. Efectivamente es así, y el sumiso ha de esperar el fruto de su esfuerzo, pero ese fruto vendrá cuando el Ama decida.

    3. El sumiso que esté empezando una relación de Dominación Femenina y lo primero que haga sea pedir, no se acerca ni de muy lejos, ya que el sumiso no pide ni en primer lugar ni en segundo, simplemente espera a ver si lo merece.

    4. ¿Interrogar? Me dirijo al punto anterior.

    5. Mentir no lleva a ningún sitio sin que te cojan, y si la tienes, sin que te avergüences por ello.

    ResponderEliminar
  3. Amen!

    Y este decalogo, con algunos matices, deberia ser aplicable en nuestro dia a dia como personas.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar

Los comentarios anónimos no se publican.