~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


miércoles, 25 de mayo de 2016

Confesiones de un Ama-I: ex-sumisos.


Una de las cosas que me diferencia de otras Amas de internet es el secretismo que me envuelve, tanto en lo referente a contar mi vida y mis relaciones con sumisos, como en cuanto a fotos mías, más allá de una que tengo de mi pie dentro de un zapato. No voy a cambiar mi línea en esto, pero sí que hay cuestiones que me gustaría contar acerca de mis sentimientos dominantes y no veo mejor lugar que aquí, claro. Sobre esto sí he escrito algo en el pasado, y se me ha ocurrido que cuando me apetezca seguiré haciéndolo, por eso he puesto el I en el título. Tal vez no haya nunca II o llegue a C, qué sé yo. De momento empiezo por la primera confesión, y trata de lo que siento acerca de mis ex-sumisos, en concreto de los que tuvieron su primera experiencia femdom gracias a mí.


Bien, esto que voy a contar ocurre en ese momento en el cual aún esa persona no me deja indiferente casi por completo -por completo es imposible a no ser que resultase ser un falso sumiso, porque creo que por ambas partes se queda una especie de lazo eterno que nos seguirá conectando de alguna manera-. Lo primero que siento, al pasar cierto tiempo desde nuestra ruptura, cuando me entero, me cuenta, o intuyo, que está con otra mujer, o simplemente cuando la está buscando, es una punzada en el estómago. Sí, así es. Resulta duro y desagradable, a pesar de que quedase claro que aquello no iba a funcionar. No sé con qué compararlo. Tal vez si tenéis algo muy valioso y os imagináis que alguien más puede poseerlo, podáis entender a qué me refiero. Porque evidentemente un sumiso es en cierto modo una posesión, y no una posesión cualquiera, al menos para las que sabemos apreciar y valorar la belleza de la entrega real y no buscamos gusanos arrastrados para menospreciarlos o para sentirnos superiores a base de rebajarlos.


Superado el sobresalto inicial, intento ser razonable. Entiendo que tiene todo el derecho a continuar con su vida, sobre todo porque es lo mismo que hago yo, y puedo estar segura de que, a pesar de lo difícil que es encontrar un buen sumiso, yo habré tenido cien veces más las posibilidades que pueda tener él de encontrar a una mujer que encaje con él y con su sumisión, y que incluso en el tiempo que él pueda llevar buscando mujeres, yo habré tenido ya experiencias reales con uno o varios sumisos.

Y entonces llego a la tercera fase, que es una mezcla de las dos anteriores. Por un lado me sale la vena sádica y me regodeo en la idea de que podrá seguir buscando sin éxito hasta el día del Juicio, o que si está con alguna otra, lo que tenga no será ni sombra de lo que tuvimos. Pero a continuación siento que eso no son más que conjeturas mías y así llego al pensamiento final, que está en la línea del consuelo aplicable a cualquier hecho de nuestro pasado: no debemos entristecernos por lo que se acabó sino alegrarnos de que lo vivimos. Y son ideas especialmente ciertas e intensas en esos casos de sumisos primerizos, porque la realidad innegable es que nadie me puede arrebatar el honor y el placer de haber sido la primera que sacó a la luz esa sumisión dormida o reprimida. Fui yo la primera que metió un pie en sus bocas, la primera que restregó sus partes más íntimas contra sus caras, la primera que abofeteó sus mejillas y azotó sus culos anhelantes de disciplina, y más allá de las prácticas femdom, fui la primera que aparecía en sus pensamientos, en sus sueños y en sus fantasías al despertar cada día y al acostarse cada noche. Y eso, estimados lectores, es algo que jamás me podrán quitar, ni a ellos se les podrá olvidar nunca, porque llevan mi huella aunque yo ya no esté en sus vidas. Con esa sensación agridulce me quedo cuando recapacito sobre este asunto. Como se suele decir, que nos quiten lo bailao. Y les deseo suerte a todos ellos, por supuesto... mientras acallo esa vocecita arrogante que me dice que ya volverá alguno diciendo: lo intenté, pero ellas no son tú.

jueves, 19 de mayo de 2016

Dominadora, la segunda parte de mi novela femdom


Algunos lectores de mi primera novela femdom, Despertar sumiso, me comentaron que echaban en falta el punto de vista de la protagonista, ya que la acción está centrada en lo que piensa, siente y le ocurre a él. Otros decían que se quedaron con ganas de una continuación, así que, aunque no pensaba prolongar la historia, me decidí a reescribirla dándole en esta ocasión la voz al Ama, quien descubre su tendencia dormida a raíz de encontrarse con el sumiso, que tampoco sabía que lo era hasta que la conoció a ella.


La verdad es que he disfrutado casi más escribiendo esta segunda parte :) Reconozco que ha sido una buena sugerencia y que para mí es más fluido hablar de lo que siente una mujer dominante. Lo que ocurre es que me interesaba más fantasear con lo que le sucede a un hombre que descubre su naturaleza sumisa, era una proyección de lo que deseo que sea “él” para que me interese como persona y como sumiso.


Un lector me comentó que Lola le parecía “jodidamente humana” y sentí una enorme satisfacción al ver que captaban mi intención con la novela: desmitificar el femdom y luchar contra la imagen estereotipada de amas insensibles de latex y cuero, de pobres (a mí me dan pena) diablas que se escudan en un disfraz para imponer respeto, cuando lo difícil y lo bonito es que un sumiso te vea como un ser humano y, a pesar de eso, se someta a ti.


Esta segunda parte contiene casi la misma trama, contada desde la perspectiva de Lola, y además en primera persona, para darle más realismo (que nadie me confunda con Lola, eh, aunque tengamos ideas parecidas), con añadidos de todo lo que no supimos en la primera parte, y luego una continuación a partir del final de Despertar sumiso.


Como muestra del contenido, traigo una reflexión la mar de interesante que hace Lola cuando empieza a conocer mejor a Raúl:

Resultaba un tipo peculiar este Raúl. Por un lado me recordaba a todo el resto de tíos en su situación, pero a la vez era como si escondiese un secreto que ni él mismo conocía y que el destino me estaba encomendando extraer de su interior.”

Se puede leer cada libro por separado, pero solo al leer ambos se tiene el significado completo de la historia, que es lo mismo que ocurre en el par Ama-sumiso: una sin el otro no tienen sentido.


Y por si aún no te han entrado unas ganas irrefrenables de leerlo, añadiré que aparecen temas que todavía no he tocado en el blog, a pesar de todo lo que llevo publicado, y a pesar de ser cuestiones básicas cada vez que se habla de femdom en cualquier lado, tales como la castidad forzosa y las prácticas anales con el sumiso. Además la novela incluye un relato que escribí basándome en ciertos hechos reales (pista: La perra vida del sumiso).


Aquí dejo el enlace al prólogo, y a la página de venta. Gracias de antemano a los que apostéis por leerla :)

Prólogo
Puedes comprarla en PDF AQUI

domingo, 15 de mayo de 2016

Ser o no ser sumiso


Habrá quien cuestione que se pueda definir lo que es un buen o mal sumiso, pero para mí la clave y la diferencia es esta: un buen sumiso NO PIDE sino que OFRECE. Así de simple. Una vez aclarado esto, continúo con el post.

Nunca entenderé por qué un hombre dice ser sumiso cuando no lo es. Bueno, sí que lo entiendo en parte, se trata de pillar Ama aunque él no merezca ser la parte complementaria de la relación, por puro egoísmo, por morbo desatado, etc., pero se pilla antes a un mentiroso que a un cojo y esa es la parte que no entiendo, la pérdida de tiempo que supone tanto para él como para la mujer a la que intenta engañar.


Algunos son muy hábiles y saben más o menos lo que deben decir para pasar una primera criba, pero otros, ni eso. Vamos a ver con un ejemplo esto. Tengo dos mensajes recientes que dejan claro de entrada la clase de sumiso que puede haber ahí. Luego lo importante son los hechos, pero el mensaje nº 1 entra de lleno en la categoría de sumiso pedigüeño.

Hola, me llamo xxx, soy un chico de xxx de 24 años.

Descubrí su blog navegando por la red y no me dejo en absoluto indiferente, la verdad que el tema de la dominación femenina (femdom) me ha atraído desde siempre y la verdad que tanto su blog como sus fotos, me han encantado y no me las puedo quitar de la cabeza, así como sus relatos y diferentes escritos.

Mi experiencia en el tema del femdom siendo tan joven, como se imaginará es muy limitada, sin embargo, llevo años recopilando información y viendo tanto multitud de fotos como vídeos, por lo que manejo bastante bien y conozco casi todas las disciplinas. Sin embargo, como ya le he comentado, mis experiencias in situ son bastante reducidas. He practicado tan solo el trampling y algo de spanking aunque esta segunda disciplina mucho menos. En el tema del trampling, tengo algo mas de experiencia y es sin duda mi practica favorita, al menos a priori, pues sin haber probado muchas otras disciplinas, tampoco me podría aventurar. En el trampling puedo decir que tengo un aguante bastante elevado, lo he practicado llevando el ama grandes tacones y dejadome grandes marcas en el cuerpo cosa que sinceramente me encanta y apasiona. Tengo que comentarle que soy un chico alto y atlético (me encanta el deporte, sobre todola natación) mido 1.83m y peso 73 Kg.

También me gustaría comentarle que aun soy estudiante y mis ingresos son por ahora son bastante reducidos. Soy una persona muy educada y respetuosa y de carácter tranquilo y amable. Sin embargo me definiría también como masoquista y sumiso al 100%. Me apasiona hacer disfrutar a mi ama a través de mi dolor, pues mi umbral del dolor es bastante elevado o al menos eso considero yo.

Me pongo en contacto con usted porque en estos momentos estoy buscando un ama con experiencia que me inicie y me ayude a descubrir todo este mundo, el cual me vuelve loco. Se podría decir que soy in lienzo en blanco. Me gustaría experimentar disciplinas como el ballbusting (la cual me encanta y asusta a partes iguales) y muchas otras, así como seguir practicando y aumentando mi resistencia en el trampling. Es decir, seguir buscando mis limites y tratar de superarlos. También comentarle que no tendría problema en ser fotografiado o grabado (con mascara). Se me ocurre por ejemplo tratar de hacer un video de trampling de un nivel bastante elevado, la verdad que tengo bastantes ideas sobre esto, que si esta interesada le podría comentar, o cualquier otra cosa que usted me propusiese. En cuanto a mis limites, no son excesivos, tan solo el tema del scat y las agujas, por lo demás no tendría mayor problema con ninguna otra disciplina.

No se si me he explicado bien con todo o me he dejado algún tema en el tintero, como le he comentado mi experiencia es bastante limitada, por lo que espero no haberme dejado ningún tema importante.

La verdad que me encantaría,como ya se imaginará, tener algún contacto con usted si fuese posible y poder llegar a realizar alguna sesión. Por favor, si esta interesada o tiene alguna pregunta, no dude en ponerse en contacto conmigo, así como si precisa mas información para conocerme (que imagino que si).

Si por el contrario, no esta interesada en mí, por favor dígamelo y no la molestare más.

Muchas gracias, espero tener noticias de usted.

Un saludo.

Bien, mi respuesta, si me molestase en dársela, cosa que no haré puesto que, aunque afirma que le encantan mis escritos, es evidente que no ha leído ni asimilado nada de lo que digo, sería simplemente esta: ¡no sesiono, no te inicio, no soy tu Ama a la carta!

El asunto del mensaje ya dejaba claro por dónde iban los tiros: posible nuevo esclavo... Sí, los colecciono y los guardo en el sótano, no te digo. Es masoquista y el pobre no tiene dinero para gastarlo con profesionales, qué pena tan grande, no poder pagarse los vicios. Pues ahorra y ya lo harás, hombre, que esa vocación que dices tener de sumiso 100 % (juas) no se te va a quitar, ¿no...?

Ni siquiera es original con la propuesta de grabar vídeos, aunque no es algo que me pidan cada día tampoco. Tiene que ser la leche eso de grabarse y luego darle al pause, al replay y tener orgasmos manejando los mandos, porque de eso justamente se trata, de llevar él el ritmo de todo. Me parece perfecto que te calientes como quieras o puedas, pero coño, no te pongas la etiqueta de sumiso, menuda osadía.

No me voy ni a molestar en buscar en qué entrada concreta explico que no me interesan los masoquistas puros ni iniciar por las buenas a nadie (otra cosa es que casualmente yo sea su primera Ama porque siempre hay una primera vez para todo), pero lo de que no hago sesiones va en un link justo pegado al formulario de contacto, así que no cuela lo de que me leen todos esos que se tiran de cabeza a contactarme tras ver dos fotos del blog, sin esperar a saber qué busco, dando por sentado que les haré esto y aquello porque creen que todas las Amas somos iguales y que Dominación Femenina solo hay una: la de prácticas sueltas en horario a convenir. Ains.


Lo de no iniciar a nadie lo recalco: puede que en el pasado SÍ que haya iniciado a alguien, pero fue sin querer. Me explico. Conocí a sumisos que no tenían ninguna experiencia real, hasta que la tuvieron conmigo, PERO yo no iba de entrada pensando que aquello era una fase pasajera para ellos con fecha de caducidad, o que se estaban aprovechando de mi experiencia para llenar su curriculum de sumisos, y desde luego, si ese era el plan oculto, enhorabuena, chicos, porque os podéis ganar la vida como actores profesionales. No voy a dedicar energía a algo que sé de entrada que nunca prosperará, aunque todo puede torcerse en esta vida, ni voy a preparar a ningún sumiso para que mi trabajo lo disfrute otra, además de que cada Ama es un mundo y tendría que adaptarse a esa en concreto.


Ah, y una última cosa para este nene por si remotamente lee esto: me pides que te escriba tanto para aceptar tu propuesta como para rechazarla... pues va a ser que tendrás que pillar la indirecta de que mi falta de noticias significa un No. Ohhh, qué pena, ahora tendrás que seguir lanzando tu impersonal mensaje por todo el ciberespacio, pero tranquilo, las hay que buscan lo mismo que tú, pasar el rato. Lo que no entiendo es por qué demonios me confundiste con una de ellas. Ah, sí, que me leíste sin leerme. Eso será.


Vamos con el segundo mensaje.

Vaya privilegio poder escribirle personalmente, me siento como una fan de justin bieber. No, en serio, para muchos, entre los que me incluyo, usted es todo un referente del femdom, así que para empezar, enhorabuena por darnos (y mantener bien vivo) el mejor blog de internet.

Yendo al grano, estoy en un momento de mi vida (27), en que me he planteado seriamente cumplir metas y sueños que siempre he tenido. Me he organizado, he sido perseverante y estoy orgulloso de haber empezado a cumplir cosas de esa lista mental (Yes!!). Sin embargo, en los primerísimos puestos de esa lista, está el encontrar una pareja compatible. He estado en un par de relaciones serias, pero vainilla, y a pesar de sentir mucho cariño, no acabo de ser feliz ni me siento realizado.

A veces me pregunto si será egoísta de mi parte el exigir tanto, pero después de pensarlo me parece que lo realmente egoísta es fingir que se es plenamente feliz, no es sino una mentira y yo soy ya incapaz de seguir en el armario y mucho menos de mentirle a alguien que me quiere y a la que quiero.

Por eso quería pedirle su opinión al respecto. ¿Qué podría hacer para dar con mi princesa (o más bien Reina) azul?
¿Conoce de alguna red social con temática femdom, o algún lugar con un mínimo de clase?
Más allá de mis preguntas, cualquier consejo es más que bienvenido.

Gracias de nuevo por su trabajo y mil gracias por leerme.


PD: He visto que incluso tiene versión en inglés de su novela. Me gustaria ofrecerme como traductor para lo que necesite, algún artículo en concreto, otra novela, etc. Soy filólogo inglés y me gustaría contribuir al gran trabajo que lleva realizando.


Bien, empezando por el principio, obviamente me encanta que me digan que soy un referente (aunque no se me sube a la cabeza, en serio) y que tengo el mejor blog y tal. Y además, me parece ya de simple educación decir algo amable si abordas a alguien que no te conoce de nada, en vez de entrar como un elefante en una cacharrería con la lista de prácticas por delante.


No es ninguna tontería eso de que se propone metas y las va consiguiendo; a más de un sumiso vago de narices conocí en el pasado, y lógicamente, si no pueden perseverar en sus asuntos a ver cómo demonios van a poder funcionar dentro de una relación femdom o de cualquier tipo.


Yo no creo que sea egoísmo ni exigencia querer vivir acorde a lo que uno es y siente, lo contrario es hipocresía y daño a la larga para ambos miembros de la pareja. Si más de una mujer vainilla supiera lo que realmente le enciende a su hombre, se moriría de la impresión, pero no porque se escandalizase del contenido de esas fantasías sino por el hecho de tener en su cama a un completo desconocido que no tiene honestidad ni confianza para reconocer quién es y qué quiere. Así que por supuesto me parece genial la opción de no vivir en un armario lleno de polillas.


Acerca del consejo para buscar la Reina azul, no tengo la fórmula mágica porque entonces la vendería y me haría de oro, o simplemente no habría ni un solo sumiso o Ama sin pareja. Pinchando en la etiqueta consejos hay cosas acerca de esto, sobre todo en estas dos entradas:


El resumen es tener la actitud correcta y fijarse más en la persona que en el Ama. Sobre las redes sociales y webs, no tengo buenas experiencias, ni veo necesario hacer publicidad de ninguna, es algo que aparece buscando en la Red. Tengo incluso mejores experiencias en webs vainilla que en las bdsm, porque en estas últimas abundan los sumisos de sesión que piden, piden y vuelven a pedir prácticas y solo prácticas, la mayoría a espaldas de su pareja vainilla. Del otro lado no sé cómo está el tema, aunque por lo que me cuentan, también hay mayoría de profesionales, financieras y coleccionistas de gusanos arrastrados. Pero vaya, es una opción más y se puede probar antes de descartarlo, por supuesto.


Y tengo que subrayar con letras rojas la última parte del mensaje porque me parece que hay pocos precedentes en mi buzón, si exceptuamos al autor de la portada de mi novela. Es casi increíble que alguien llegue proponiendo ayudarme, realmente impresionante. Y me hace ilusión porque hace siglos que lancé la propuesta, aun a sabiendas de que no me lloverían los voluntarios, y ya lo había dado por imposible.


Aprovecho para anunciar la inminente publicación de la segunda parte de mi novela. Si no fuera por las satisfacciones que yo misma me busco en el blog, creo que hace tiempo que lo hubiese abandonado ya :D

miércoles, 11 de mayo de 2016

¡Ya encontré el sumiso perfecto!... Juasss

El otro día vi una película, en la cual un chico le decía a una amiga: “estamos en Nueva York, hay millones de tíos, alguno te vendrá bien como pareja”. Entonces ella dice, sí, pero quita la mitad que son mujeres, luego los que son gays, y los menores de edad y los mayores de 40, y etc etc y al final queda con un poco de suerte UNO.


En esto de los sumisos ocurre algo parecido. Empiezas a quitar falsos sumisos y no te queda ni medio hombre. Y en el enorme grupo de los caradura, el premio a la desfachatez se la llevan los casados, claro, como he dicho muchas veces y como nunca se molestan en leer los pobres, con tanta tarea marital a la que atender, ains.


Veamos el mensaje más reciente que me ha llegado de uno de estos espabilados, para colmo en un post, para que se vean sus datos de contacto, porque, total, si no le respondo yo, lo mismo hasta pica otra, que el caso es pillar a la que sea, como sea. Pero no lo he publicado, faltaría más. Este es el pedazo de birria de mensaje del individuo:

Hola soy sumiso de vocacion, vivo en madrid y soy casado. Si usted es lo que busco .cumpliria mi sueño de vivir femdom como anhelo. No busco algo trmporal ni superficial
Mi skipe es...


Sumiso de vocación... jajaja, con un par de cojones, sí, señor. Tenías tanta vocación que te casaste con una vainilla, o sea, es como si una me cuenta que tiene vocación de monja y acaba de puta.
Dice que si yo soy lo que ÉL busca... ¡¡¡¡Tocate las narices!!! ¿Acaso tengo que pasar un casting para ocupar los ratos libres en los que le pique la huevera a este cretino? Jajajajaja, me partoooo. No busca algo temporal ni superficial... pues coño, a no ser que se trate de Houdini reencarnado, a ver cómo hace el campeón para darle esquinazo a la parienta y entregarse a cualquier hora en cuerpo y alma a su Ama. Es que es para darle una somanta de hostias y quedarse a gusto, joder.


No puedo decirlo más claro, pero, venga, ooootro intento, que a este paso me convierto en Ama S-anta paciencia: si tu mente y tu tiempo y tu energía y hasta tus pelotas no pueden ser de mi propiedad, abstente de decirme ni hola. Y no, déjame decirte que no soy lo que buscas... porque estoy mucho más allá de tus posibilidades, imbécil. Merezco mucho más que ser una segunda relación clandestina, merezco un hombre de verdad que sepa ofrecer una relación de verdad a una mujer de verdad como yo. ¿¿¿Entiendes???


Y todo lo anterior sirve casi igual para todos los que están “casados”... con su trabajo, su familia, su ciudad, sus colegas, sus adicciones o con su propio ombligo. A todos os digo: que os den, majos.

sábado, 7 de mayo de 2016

Anécdotas femdom


Ya sabéis que siempre tengo puesta lo que llamo mi antena femdom, para captar momentos interesantes en películas, canciones, etc, como podéis ver pinchando en la etiqueta “con vídeo”, “con música”, en los GIF que monto para mi tumblr, y en mi canal youtube, donde por cierto, por si alguno lo echa en falta, hace poco me censuraron el vídeo de la pareja de cabecera, y eso que lo único “fuerte” es la desnudez total de él, que se intuye nada más para colmo. Pero en fin, así es la lógica ilógica de obligar a poner etiqueta de contenido adulto para censurar igualmente.


La antena femdom también la llevo siempre en mi vida diaria, lo que ocurre es que no veo nada destacable aparte de algún hombre que parece ponerse nervioso por algún detalle de mi comportamiento, consciente o inconsciente. Pero de vez en cuando hay excepciones, como las que traigo hoy. No son nada del otro mundo, pero son pequeños detalles que sumados seguro que harían mucho por la causa de naturalizar todo esto, por el bien de l@s que no queremos vivir en una mazmorra-armario, ni tampoco pasear al sumiso a cuatro patas y collar por la calle. Aunque claro, algun@s rezan para que esto se quede clandestino, que a ver entonces cómo iban a sentir el morbo de lo prohibido o hacer negocio con ello, pero volvamos a las anécdotas.


Un día me crucé con una chica joven que iba hablando en voz bastante alta por el móvil, al parecer con una amiga. En casos así no da mucho tiempo a pegar la oreja, pero ambas íbamos despacio, así que la oí decir, entre sorprendida y orgullosa:
Mira, tía, es que me he dado cuenta de que a mí lo que me pone es estar encima de él, y comerle toda la boca a lo salvaje y todo eso...”
Os podéis imaginar la sonrisa automática que se me puso.


Otro trozo de conversación que capté fue el siguiente. Pasé cerca de un grupo de hombres de mediana edad que charlaban animadamente en cierto sitio que no viene al caso, y uno de ellos estaba diciendo cuando yo me acercaba: “... y claro, cualquiera se niega, hoy en día hay que decirle a la mujer a todo que sí”. No parecía muy entusiasmado, o tal vez era un sumiso fingiendo en sociedad, pero lo cierto es que lo dijo con sospechosa naturalidad.


Y la tercera anécdota es mi preferida. Estaba yo haciendo cola en la caja de un supermercado y delante tenía a una parejita muy joven. Cuando la cajera dijo el importe de su compra, la chica, que no tendría más de 15 años, miró al chico, que se había quedado detrás de ella, y con un simple pero firme “¡nene!” hizo que él se apresurase a buscarse en los bolsillos para pagar.


Al hilo de la segunda anécdota, me encanta esta escena de la película El fondo del mar, y estaría mejor si él animase esa cara y no equiparase sumisión con feminidad.

video

lunes, 2 de mayo de 2016

Busco sumiso

Tras años posteando por aquí y tras conocer a sumisos con los que no se concretó nada en firme, a pesar de que alguno sigue jugando a tirar la piedra y esconder la mano con respecto a mí, no me parece mala idea publicar un anuncio formal, cosa que nunca hice más allá de lo que implica el título del blog. Así que aquí va.


Busco sumiso, pero no me sirve cualquiera, debe haber compatibilidad personal. Para saber a qué me refiero con lo de verdadero tienes el resto del blog. No hago sesiones ni soy tu Ama cumplidora de fantasías. Quiero entrega sincera y que seas feliz complaciendo, que tengas claro dónde está el sitio de cada uno sin dejar de ser ambos igual de importantes en la relación. 

¿Edad? La suficiente para tener madurez de ideas y juventud de espíritu. ¿Lugar? Preferiblemente Andalucía, aunque en ti está que la distancia no sea una barrera insalvable. ¿Clase de hombre? Inteligente por encima de todo, tanto intelectual como emocionalmente, atractivo (para mi gusto), con sentido del humor, con capacidad de vivir la vida como el regalo que es.

No me escribas si: buscas una perversión concreta que no puedes realizar con mujeres convencionales, si eres adicto al ciber-ligue, si eres adicto a cualquier otra cosa (alcohol, tabaco, droga, juego, etc), si estás en tratamiento psicológico, si te interesa más “tener Ama” al precio que sea antes que someterte a una.

Escríbeme si: has sentido el deseo irrefrenable de leer mi blog de pé a pá, si sueles fijarte metas y lograrlas, si distingues perfectamente una fantasía irrealizable de una realidad factible, si te sientes sumiso de alma en vez de uno de parafernalia, si entiendes la entrega como algo que va más allá de un calentón sexual, si eres comunicativo y positivo, y si lo único que me estropearás será el labial con tus besos y el rímel con las risas que nos echemos.


Bueno, pues ahí queda, a ver si hay alguno así en el planeta, porque para un apaño de relación de segunda categoría que no me llene no sacrificaré la felicidad que ya tengo conmigo misma.

miércoles, 27 de abril de 2016

El sumiso pasota

Entre los mensajes que me llegan ya sabéis que algunos son para pedirme consejo. Y en esta ocasión se trata de una mujer dominante que me consulta sobre un sumiso que al principio la buscaba a todas horas y luego le fue dedicando menos atención. Antes de mostrar el mensaje y mi respuesta, haré un comentario general sobre los sumisos.

¿Por qué iba a ser distinto un sumiso de cualquier otro hombre...? No todos los hombres son iguales (parecidos para ciertos temas sí, ejem), pero parece que los sumisos fuesen de otra galaxia o algo así tan solo porque van soltando frases tan alucinantes como “haré TODO lo me ordene Usted, Diosa”... Lo dicho, no hay que dejarse deslumbrar por bonitas palabras, igual que ocurre con cualquier espécimen masculino que va de cacería sexual o erótica o lo que se tercie.

Podemos devanarnos los sesos intentando descifrar por qué tienen cambios tan brutales de comportamiento, o cómo es posible que se pueda ser tan falso, pero la realidad es mucho más simple a la hora de decidir si merecen una oportunidad. Ellos mismos se filtran: si te buscan, si te acosan, si pasan de ti, si juegan contigo, si tontean sin otras intenciones, si buscan algo en firme... todo eso lo sabes porque se comportan de una manera determinada en cada caso, aunque digan cualquier trola para tratar de engañarte. Hechos frente a palabras, como digo siempre.


Y aunque ya he resumido mi opinión, aquí dejo el mensaje de ella y mi respuesta, para que tenga mayor alcance por si le resulta útil a alguien más.

Hola.
Me gusta mucho tu blog y lo sigo.
Tengo poca experiencia,llevo 5 años en el BDSM,pero solo he tenido un sumiso con el que estuve 1 año,ya que no me interesan las relaciones esporádicas.
Ahora justamente he conocido un sumiso que realmente me interesa.
Contacto conmigo hará cosa de 15 días y era un bombardeo continuo de mensajes a lo largo del día,de manera que resultaba agobiante y le di un toque.
La semana pasada ya nos conocimos personalmente,y hay química y lo pasamos bien,pero desde el momento que nos conocimos en persona,los mensajes ya se limitan a un buenos dias,que tenga un buen día,y alguno mas y ya.
Ha pasado de estar todo el día dando la brasa antes de conocerme,a un par al día.
Yo no se si no enfoco bien lo que es una relación D/s,pero yo opino que el sumiso debe estar un poco pendiente de su Ama.
Preguntando que tal va el día,si necesita que le sirva en algo,ect.
Como mi única experiencia es mi sumiso anterior,que además era mi pareja,no se si la cosa funciona así,o yo lo enfocó mal.
Dada tu experiencia me gustaría tu consejo u opinion al respecto.
Gracias y un saludo. 


Antes que nada, me alegra que te guste mi blog. La respuesta yo creo que la tienes clara, por supuesto que un sumiso debe estar pendiente de su Ama, pero vaya, que los hombres se comportan igual aunque sean sumisos o astronautas, primero te buscan a todas horas y luego se desinflan. Y si encima sabe que te gusta, ya cree que no tiene que esforzarse por nada. La solución es recordarle una y otra vez que se tiene que ganar su sitio cada día, no le pases ni una en ese sentido. Y por supuesto, cada relación D/s es un mundo y debes tener claro lo que TÚ en concreto quieres, y no bajar el listón. No se trata de que enfoques el tema bien o mal, sino de cómo te sientes, y si me pides consejo, es porque lógicamente la cosa no está del todo bien o puede mejorarse bastante. Así que dile algo así como "espero tal y cual de mi sumiso, y si no estás a la altura, me busco a otro, tú verás". Los hombres entienden el lenguaje directo y el método del palo y la zanahoria, tristemente no están más evolucionados para las relaciones. 

Sobre esto del ritmo del sumiso escribí en un post, aquí te lo dejo:


Y otro consejo que se me ocurre releyendo ahora el mensaje para montar el post es: nunca hay que precipitarse en estas cosas. Quedar en menos de una semana no es la mejor idea, él no tiene tiempo literal de luchar por tu interés ni mucho menos de valorarlo. Y cuando te cuelgue la etiqueta de “fácil aproximación”, va a creer que conseguirá una cita en cuanto chasquee los dedos. Tomar un café tras dos charlas me parece buena idea si te apetece y notas conexión, pero si la cosa se plantea desde el principio como relación D/s sin apenas conoceros, es probable que no funcione, porque falla la base principal. Y una de las sorpresas que puede esconder un sumiso desconocido es justo esa: la de ser un pasota y alguien que no es capaz de luchar por ti.



Aprovecho para comentar esto de las citas femdom. Para mí, al menos la primera vez, no se trata de quedar para dominar a nadie, porque busco algo estable y ya digo que las prisas no son buenas. Pero luego, si me apeteciese, haría lo que me pida el cuerpo, faltaría más, que tampoco tenemos que ir en plan Ama-monja por la vida con tal de que el sumiso no nos cuele gato por liebre. Incluso puede ser positivo ir más allá, para que él sepa lo que se va a perder si no se esfuerza lo suficiente. Pero en general, para mí una cita femdom es algo tan normal como conocer a la otra persona, con el matiz de que si surge algo más, por supuesto será como Ama-sumiso.