~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


jueves, 17 de abril de 2014

Chupa y no pares



Hay noticias tan indignantes que lo mejor es tomárselas a broma. Un “lumbreras” dice que habría que terminar con eso del cunnilingus. ¿Razones? Bueno, de carcajada, como digo. Vamos primero con las que se supone que son científicas, para pasar luego a la auténtica: el pobre macho que ve perder sus privilegios patriarcales. Para colmo el besugo, o quien haya montado el artículo, lo ilustra utilizando una de mis imágenes preferidas, de las que tengo ahí en el lateral. Y no es casualidad que se use la foto de un hombre en actitud sumisa, de eso se trata al final como veréis, de combatir por todos los medios que la dominación de la mujer sea algo natural y admitido socialmente.




Un momento que pongo la foto como se merece, y pondré unas cuantas más, por aquello de reivindicar una práctica tan estupenda y saludable.



Ya solo por la ignorancia que demuestra desde la primera frase (el hombre de hoy en día tiene que...), como si el cunnilingus se hubiese inventado antes de ayer, no puede tener credibilidad alguna. Es cierto que todavía muchos piensan automáticamente en el hombre como receptor cuando se habla de sexo oral, pero vaya, creo que esto está ya muy superado en cualquier tipo de relación, las de D/s incluidas, siempre que no sean de postal (ya me extenderé sobre esto).






El pollo esgrime razones higiénicas (cercanía al ano y por tanto a materia fecal... ¿sabe este hombre que existen el agua y el jabón? ¿Y por qué no explica, ya puestos, que el beso negro te lleva a la tumba sin pasar por cuidados intensivos?), médicas (por lo visto el flujo vaginal es capaz hasta de transmitir un resfriado XDDDDD), “lógicas” (si Dios -este debe de ser talibán como mínimo- hubiese querido que el clítoris fuese estimulado directamente lo habría puesto DENTRO de la vagina y no en sus alrededores... Claro, majo, por eso la primera idea de Dios fue meter los testículos en el cerebro, pero luego pensó que a tipos como tú les hacía falta media neurona para iluminar al mundo desde un teclado: “estoy aquí para deciros que esto es un error”, nos dice literalmente... no, qué va, estás ahí para hacer el ridículo y demostrar al mundo que no eres más tonto porque no te entrenas), de “dignidad” (según sus datos -sin citar fuentes porque él lo vale- ni los condones evitan que los restos biológicos del pene queden en la vagina durante muuucho tiempo (¿ein?) y que claro, no mola eso de tener en tu boca los restos de otro hombre que pasase por allí... XDDDDD, que tú eres muy macho, que síiiiiii, que nadie lo pone en duda, ejem), y bueno, el resto de razones que se saca de la manga van esa línea.



Pero vamos con la otra razón del ataque al cunnilingus, con la real, que es el motivo principal de traer la noticia, aparte de echar unas risas. El tipo este considera hacerle sexo oral a una mujer como una práctica castrante. Ya por ese lado la cosa empieza a tener sentido, desde el punto de vista de un macho asustado por perder la supremacía. En esa línea nos comenta el percebe este que a una mujer, entre gustarle que se lo coman todo hasta convertirse en lesbiana (eso debe de ser malo para la salud según este, seguro), le falta medio telediario, porque oye, si nos sirve una lengua de hombre, lo mismo nos da que sea de una mujer (o de un elefante, que seguro que abarca más, ains...), y que si una mujer se enamora de un hombre por lo bien que usa su lengua (es que somos unas simples que solo nos fijamos en tonterías ejem) no tardará mucho en desenamorarse, porque nosotras debemos enamorarnos de algo mejor, como el pene (“oh te amo, pene, eres lo mejor que me pasó en la vida” XDDD) o la mente (eso lo dirá por los que tienen más de 2 dedos de frente, debería cambiar de ejemplo porque, visto lo visto, él no se iba a comer una rosca hasta el día del Juicio).




Y llegamos a la traca final, al quid de toda la cuestión por la cual nunca, jamás, ningún hombre, con ninguna mujer, debería ceder a lamerle los bajos: QUITA PODER. ¡Ajá!, así que era eso. Dice que para que una relación funcione debe ser el hombre el que domine (jijijiji) y que esa dominación se pierde en el momento en que el hombre se arrodilla (hay otras posturas, ¿eh?, mira que eres corto de miras, ains), hace una reverencia y chupa. (¿Reverencia?... Uy, este parece de los que ven muchos vídeos de sumisos mientras dicen “uy qué antinatural es esto pero qué burro me estoy poniendo).


Claro, me sitúo en su lugar y comprendo que el infeliz se ve menos importante que una ladilla, porque preferir una lengua a un pene es castrante, porque no ser el que domina es castrante, y en definitiva, visto así, el hombre es totalmente prescindible. Lo cual no es cierto, porque si solo buscásemos una lengua usaríamos un vibrador 24 horas al día, y si no existiesen los sumisos, las Amas no tendríamos con quien disfrutar.




Yo espero ansiosa la continuación en plan, 50 razones por las que debes devorar penes durante todos los días de tu vida de hembra. Promete ser más vomitivo que este, que ya es decir.


El planteamiento tampoco es nuevo, ya decía Freud que el orgasmo clitoriano es inmaduro, que una mujer de verdad debe tener orgasmos vaginales. Qué manía con decirnos lo que tenemos que hacer o dejar de hacer, ¡ocupaos de vuestros asuntos, merluzos! Pero claro, no les interesa contar la verdad, porque si el 100% de las mujeres supieran que no necesitan a un hombre para tener orgasmos, muchas ni saldrían de casa. Y lo grave es que haya mujeres que no han tenido un orgasmo en su vida, ni solas ni acompañadas, lo cual es lógico si no saben tenerlos solas. Además, una lengua por sí sola sirve de poco, ni tampoco un hombre sirve, ya que muchos no saben dónde queda el clítoris ni cómo estimularlo en condiciones.




Total, que como el individuo dice que eso hay que evitarlo a toda costa, yo le propongo que se ponga una mordaza hasta para comer, que quien evita la ocasión evita el peligro, y para que entienda la diferencia entre hacer sexo oral y someterse a una mujer, le dedico esto que le puede decir una Ama a su sumiso:


Chupa y no pares hasta que me corra en tu cara, porque te voy a usar para mi placer hasta que me canse, que para eso soy la que manda aquí, ¿entendido?


Menos mal que no lo va a leer, porque no le daría tiempo ni de llegar a urgencias.



lunes, 14 de abril de 2014

Carta a una Ama novata



Estimada, tal vez estés buscando en la red consejo sobre cómo distinguir a un buen sumiso de un farsante, así que si lees esto espero que te sirva de ayuda. Doy por sentado que no eres una saca-cuartos, o aburrida de tu vida vainilla, o desengañada de tu ex buscando venganza con los “raritos” esos de los sumisos, o en fin, una advenediza o aprovechada, porque entonces es absurdo que leas esto. Si eres una mujer que disfruta dominando de manera sana, entonces me dirijo a ti.


Habrás podido comprobar que hay miles de sumisos pululando por internet, con mensajitos del tipo “busco Ama para adorarla y someterme hasta la médula ósea como mínimo” o “le besaré las uñas de los pies las 24 horas, oh Diosa entre las Diosas”. Pintan bien, ¿verdad? Dan ganas de aceptarlos sin preguntarles nada, porque claro, si dicen cosas así, serán ciertas... ¿no? Ejem, pues nop, no es tan así la cosa.


Como primer consejo, no te creas absolutamente nada de lo que te digan. Nada. N-A-D-A. Algunos no te dicen ni su nombre real, no vayas a ser la amiga de la vecina de la prima de su tía Mercedes, y ya la hemos fastidiado. Las primeras veces que te llamen Diosa hasta sentirás un leve cosquilleo de placer, pero cuando te das cuenta de que es la versión D/s del buitre ligón que va llamando a las nenas “cielo, encanto y wapa”, tus ojos se abrirán de par en par y de manera definitiva, hasta el punto de que cuando lo oigas/leas por enésima vez te dejará fría o te hará reír hasta que te salgan unas patas de gallo que arruinen tu perfecta piel de Diosa, ejem...


El 99% de los sumisos ponen un anuncio para encontrar Ama. El 1% restante se lo curra un poco más y abre un blog o participa en los foros, pero no en plan troll ni diciendo cuatro sandeces. Ten cuidado por cierto con el que se explaya en plan repelente niño Vicente, seguramente no ha tenido nunca cerca a una Ama de carne y hueso, y aunque la tuviera no sabría distinguirla, de tan cegado que está por su propia teoría abstracta sobre el tema.


Pero te iba diciendo lo de los anuncios. Un sumiso que merezca la pena no se va ofreciendo como un muñeco de látex a cualquiera que tenga un nick de Ama. Un buen sumiso sabe que ante todo eres una persona, y si tú, como persona, no le pones la piel de gallina, como Ama le vas a dejar más frío que una estalactita. Así que si lo primero que te preguntan es qué clase de botas usas, de qué tamaño tienes el arnés o cuantas fustas manejas con una sola mano, huye. Bueno, no hace falta que corras, basta con bloquearlo/ cerrar la ventana (del chat)/ no responder a ningún otro correo suyo.


Pero seguramente eso ya lo sabes y por eso buscas consejo. Sabes que los cien -contando así por encima- que te contactaron hasta ahora sin buen resultado, van en esa línea, y la mayoría no dan más señales de vida cuando la sangre se les deja de agolpar en cierta parte de su anatomía. Porque todos esos van buscando su dosis, ya sea de fetichismo, de morbo, de perversión secreta, de humillación, de dolor, de cuernos, de feminización, de... lo que sea, y tú eres tan solo un objeto para proporcionárselo, un simple objeto intercambiable por otra mujer que se lo ponga más fácil.


Relee la última frase, memorízala, incluso imprímela y enmárcala si es necesario, hasta que te cale muy hondo, y esa será tu guía para desenmascarar a los farsantes que buscan su placer por encima del tuyo. La compatibilidad contigo les importa un rábano y eso no es malo si no lo esconden. Mucho más honesto es ir por ahí con el mensaje “busco un rato de morbo sin compromiso” o “busco mujer para jugar a ser sumiso” que soltar todo el rollo de lo super sumisos que son y lo mucho que desean entregarte su alma y enteritos ellos. ¿Por qué ocultan sus intenciones entonces, te preguntarás? Bueno, porque es mejor tener un solomillo en vez de una hamburguesa si pueden conseguirla por el mismo precio... ¿no?... Mentir es gratis y fácil, querida, así que no pierdas el norte ante palabras bonitas y vacías.


Ya verás lo fácil que es calar al espabilado de turno en cuanto pilles un poco de práctica, así que vayamos ahora a lo complicado. Cuando llega ese en concreto, que parece estar en su sano juicio, que no te aborda con preguntas fuera de lugar, que no es un pesado ni un pasota, que parece ser capaz de tener una conversación sobre lo que se tercie sin ser un aburrido o un suelta-parrafadas o un cretino a secas. Y tú te preguntas dónde está la trampa, o qué hace suelto un hombre así. Porque sobre todo, como dije arriba, no debes bajar la guardia, sigue sin creerle hasta que demuestre que puedes hacerlo.


Ahora estarán algunos resoplando y lanzando maldiciones cibernéticas en mi dirección mientras piensan: “¡claro, encima de lo “fácil” que es pillar Ama, que venga esta a complicarnos más el tema!”. Puede ser que paguen justos por pecadores, pero estamos en nuestro derecho de poner la barrera lo más alta que podamos, que ya la bajaremos después si el sumiso en cuestión merece la pena. Y él lo entenderá así y no hará nada por presionarnos.


Entonces, decíamos, ¿cómo separamos el grano de la paja? ¿Cómo sabemos si es un pajillero a secas o un grano? Y un grano pero no en el culo, claro. (Nota rápida: échale muuucho humor, te va a hacer falta). Antes tendréis que superar esa fase inicial de querer saber más de la otra persona y de comprobar que hay una conexión/compatibilidad de entrada. Si se quieren saltar esa fase, mándalos a una dominatrix profesional. Tú también puedes sentir que quieres un sumiso y lo quieres ya, entonces para eso casi cualquiera te vale, pero cuando esa vocecita -que te dice que ese hombre no es para ti- se convierta en un grito, verás que llena poco eso de tener un sumiso a ratos que se somete cuando le apetece, porque, o no eres tampoco la mujer adecuada para él, o es igual de farsante con todas.


Pasada esa fase, la clave es sencilla. Analiza sus actos. ¿Te dice A y hace B? ¿Todo se queda en frases bonitas que nunca pone en práctica? ¿No concreta nada que signifique un paso hacia someterse de manera REAL a ti? ¿Notas que te escucha y comprende lo que le dices o solo lo repite como un mono amaestrado? ¿Quiere conocerte a SU ritmo o al tuyo?... Seguro que se te ocurren más preguntas que puedes hacerte. Pero el resumen es, si no te hace sentir cómoda, ni que lo tienes bajo control, ni te da la prioridad que necesitas... no pierdas el tiempo, porque hay miles por el estilo, y algunos mejores que él.


Esa, para mí, es la clave de todo esto para que funcione, o para que tenga una buena base para llegar a funcionar algún día. Y es la misma prueba para cuando llevas 15 días chateando o un año de conoceros en la vida real. Es muy fácil teorizar y decir “soy sumiso”, pero en la realidad y los hechos es donde se demuestra todo. Tan “fácil” como eso.


Ah, y suerte, que te hará falta, porque no veas cómo está el patio...

viernes, 11 de abril de 2014

¿Pasiva? Ni hablar



Esta película tiene la tira de años, pero no la he podido encontrar hasta hace poco, y solo en versión inglesa. La conocía por el videoclip Crazy for you, de Madonna, y debido a un par de escenas y teniendo en cuenta que la protagonista fue una femme fatale de la época, como se ve en esta portada en la que aparece “on top” y la llaman la chica más dura de Hollywood, tenía que verla sí o sí, y rescatar algún momento interesante porque me sonaba a que algo de femdom, aunque fuera suave, podía haber ahí.


El chico practica un deporte de lucha y, como veis, tiene que ponerse sumisamente de rodillas en varias ocasiones. (No diréis que no cuadra todo :P).



Y bueno, las escenas son breves pero a mí me transmiten mucho dominio por parte de ella, en simples pero significativos gestos como dar permiso, tomar la iniciativa o dejarle claro que se hace lo que ella dice y no se hace nada si ella no quiere. No abundan las películas en las que ella sea la parte activa sino todo lo contrario, así que merece la pena rescatar momentos así. 


video

miércoles, 9 de abril de 2014

Reservado el derecho de admisión




Cuando se intenta entrar en este blog, como sabéis, sale la advertencia de contenido adulto. Y la pena es que no se pueda poner otro aviso: “este blog puede herir tu sensibilidad de sumiso”.


No puedo evitar que me lea cualquiera, a no ser que lo haga privado, cosa que no pienso hacer, pero al menos puedo darme el gustazo de callarles la boca, virtualmente hablando, y por eso tengo la moderación de comentarios. Hasta ahora lo he publicado casi todo, excepto ataques de trolls, anuncios de webs porno y cosas así.


Pero de vez en cuando aparece el típico contra-corriente que viene a ponerme los puntos sobre las íes y la verdad es que me da una pereza infinita darle al botón de publicar. De hecho no pienso publicar ni un solo comentario más en esa línea. No entiendo esa actitud de ir al blog del vecino y decirle, oye que no, que esto no es así y aquello es asá. ¿No tienes suficiente con lo que dices en el tuyo? Si tan seguro estás de que lo tuyo es D/s y que todo vale, ¿para qué vienes a contarme historias? No me interesa.


Qué “casualidad” que suelen ser los emparejados con Ama a tiempo parcial los que más se molestan con mis palabras. Sigue con tu vida perfectamente convencional y rellena los huecos con tu dosis de morbo, a mí qué más me da. Pero no vengas a pasearte por aquí donde no se te ha perdido nada ni me hagas leer cómo justificas que todo vale.


No me caso con nadie, no soy Ama financiera ni profesional, por lo tanto no tengo que quedar bien con todos ni ampliar mi cartera de clientes. Llevo escritas tropecientas palabras, mi opinión está muy clarita, no abrí un blog para meterme en debates eternos que no llevan a ninguna parte, para eso vete mejor a un foro o a una sala de chat. Aquí surge debate de vez en cuando pero hay un trasfondo común y sobre eso no discrepamos. Y no me apetece entrar en réplicas y contra réplicas que no me van a servir para convencer ni ser convencida.


Ya he visto tus intenciones, en el comentario no publicado y en el que dices rotundamente que no estás de acuerdo con lo que opina otro comentarista. (¿Pero no había muchas formas de ver la D/s? ¿En qué quedamos?...). Encima le das la razón a uno que no piensa como tú, interpretando sus palabras como más te conviene.


El principal motivo de tener mi blog, que es como mi casa, es no tener que aguantar al típico obcecado que intenta convencernos de su postura, repitiéndola tanto que da la sensación de que él mismo no la tiene nada clara. Ahorra energía y no pierdas el tiempo ni me lo hagas perder a mí. Ante posturas diversas solo me queda respetarlas, pero no intentes refregármelas por la cara porque tengo mil cosas mejores que hacer que rebatir ideas que quedan en las antípodas de lo que significa la Dominación Femenina para mí.


Lo dicho, para ti y demás aficionados al debate baldío: fuera, no sois bienvenidos aquí. Dicho sin acritud...


video

domingo, 6 de abril de 2014

Mi tumblr



No hay dos sin tres, así que tras el blog y la página en facebook, llega el tumblr. Es una forma de repasar todo el blog desde el principio, con contenido muy resumido y también de añadir cosas sueltas, como veréis. Ya lo iré actualizando, que son casi 300 posts los que llevo publicados... Ale, espero que lo disfrutéis tanto como yo ;)

viernes, 4 de abril de 2014

Ey estúpida



Vale, puede parecer un insulto, pero no es la intención. Me da tanta rabia ver ciertas cosas que no me sale otra reacción, pero ya digo, va más en plan “no seas estúpida y reacciona, YA”.


Me dirijo a ti, que creo que me lees, pero también a ti que has aterrizado aquí de casualidad buscando palabras como Amo o sumisa o tal vez sombras de Grey. Si yo fuera una Ama de esas estratosféricas que pregonan la supremacía femenina, te reñiría incluso por estar en el bando de las que creen en justo lo contrario, o sea, en la supremacía masculina. Pero ni soy supremacista ni te voy a reñir. ¿Cómo va a parecerme mal que sientas lo mismo que mi clase de hombre complementario? No tiene sentido, por supuesto. Así que esto no es un ataque hacia la sumisión femenina, que conste.


Pero sigo con el título. Me parece una actitud estúpida por tu parte creer que no vales nada, que te mereces un castigo hagas lo que hagas, que tú eres una inútil y él es un Dios. No sé cómo será ese hombre porque solo intuyo lo que se transmite de lo que cuentas, y déjame decirte una cosa: creo que es un gilipollas a secas. Hacerte creer que eres una puta inservible no lo convierte en Amo. Es más, que me explique qué mérito supone tener a una mujer-basura a sus pies. ¿Eso es para sentirse orgulloso? Más bien me parece que la única manera de sentirse especial es hundirte a ti en el barro. Yo presumiría de tener un ferrari, no una bici con las ruedas pinchadas.


Una persona dominante que no valora ni saca lo mejor de la parte sumisa es, aparte de gilipollas como digo, un@ acomplejad@. Y tú demuestras ser otra acomplejada que necesita que alguien le preste atención, aunque sea atención negativa. Dos acomplejados no me parece a mí que hagan buen equipo. Y si hablamos de relaciones, están en las antípodas de construir algo que perdure.


Así que ya que reconoces estar tan perdida a veces, te recomiendo que empieces por valorarte a ti misma, y a decirle a tu estimado amito que, sumisa o astronauta, el respeto es lo primordial para cualquier persona, ya sea hombre o mujer. Ah, y que el tatuaje se lo puede hacer en su puto culo de puto amo, que predique con el ejemplo alguna vez. No te preocupe perderlo, lo más seguro es que no te suelte de todos modos, porque “amos” como ese no son NADA sin alguna idiota que les baile el agua.


video

lunes, 31 de marzo de 2014

Vídeo-anuncio de mi novela femdom

Pues eso, que me ha apetecido darle difusión al femdom naturalizado que promuevo desde el blog y en mi novela subiendo un vídeo a youtube. Por si lo censuran, aquí lo dejo también.


video