~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 22 de noviembre de 2014

Juventud y... ¿cambio?

Hace un par de meses una joven actriz dio un discurso en la ONU. Parece mentira que algo tan básico como lo que dice siga sin ser asumido a estas alturas de la civilización, pero mientras todo siga igual, se repetirán los clichés de género, se perpetuará la peor guerra de la historia de la humanidad: la guerra entre sexos, que no solo deja muertes a su paso, sino heridos y mutilados de por vida.


He-for-she (él por ella), buen lema con tintes femdom. Tú, hombre, aquí y ahora, debes cambiar para que cambie el mundo, porque eres el primer perjudicado aunque no lo creas o seas consciente. Un hombre debe tener aguante, no debe llorar, no puede ser frágil, ni pedir ayuda... ¿te suena? Hasta que un día revienta y enferma, o peor aún, se suicida.


Traigo el fragmento más interesante, sobre todo cuando dice “si los hombres no se viesen obligados a ser agresivos, las mujeres no se sentirían obligadas a ser sumisas”. En otro momento dice que de pequeña la llamaban mandona, y que eso jamás se le recrimina a un niño. Por lo visto no solo era de armas tomar en su personaje más famoso, como vemos en el segundo vídeo.


video



video


En la desigualdad de género tod@s salimos perdiendo. La Dominación Femenina tiene el potencial de acercar posiciones, de vencer esa barrera hombre-mujer sin llegar al extremo grotesco de disfrazar de chacha al hombre y a convertirnos a nosotras en machistas con falda por aquello de convertir al sumiso en “zorra”. Pero esto del machismo ya lo comentaré otro día. Ojalá ese potencial sirviese para asumir los rasgos positivos del otro género. Y qué pocas veces ocurre eso, por desgracia.


¿De dónde viene tanto prejuicio y tanto estereotipo impuesto? Pues de todos lados, familia, entorno social, laboral, amistades, medios de comunicación, etc., y desde muy pronto se nos intenta inculcar lo que es propio de cada género, por eso hablo hoy de juventud. Ojalá en la mía (antes de los 20 me refiero) hubiese tenido acceso a tanta información como existe ahora, especialmente acerca de Dominación Femenina. Cuánto tiempo perdido sin encajar en lo “normal”. Aunque no sé si los jóvenes saben aprovechar bien esta era tecnológica o la usan solo para ciber pajas y chats insustanciales.

En los foros de sexualidad para adolescentes, (eché un vistazo para documentarme...), te puedes quedar de piedra con las cosas que preguntan, que te quedas pensando, ¿pero esto no está ya superado? Ejemplo que recuerdo a bote pronto: “quiero saber si me puedo quedar embarazada la primera vez”... No, mira, nena, la primera vez hay un salvoconducto y no pasa nada, así que aprovecha y benefíciate a unos cuantos el mismo día. Ains... Y luego, en el ránking de preocupaciones de unos y otras tenemos, por parte de ellas, no ser lo bastante atractivas (“uy, no sé si debería ponerme tetas para gustarle más a los chicos”... Sí, póntelas, mujer, así al menos desvías la atención para que no se note tu cráneo hueco), y por parte de ellos, no dar la talla. O sea, el típico esquema de siempre, ella al servicio de él y él cumpliendo como un macho man cual máquina taladradora con batería perpetua.

Recuerdo una encuesta de esas que comentan en las noticias, hará cosa de un año, acerca de las preferencias sexuales de los jóvenes realizada entre estudiantes de Secundaria, y a juzgar por las respuestas, los chicos de ahora no son como sus padres o abuelos, sino como sus bisabuelos. Guardé un artículo que hablaba de esto y algunos resultados eran los siguientes:

El 60% opinaba que la chica debe complacer a su novio (claro que entre las preguntas no aparecía la opción del chico que complace); un 44% de las chicas creía que para "realizarse" necesita el amor de un hombre; el 52% de las jóvenes opinaba que ellos son agresivos y sólo un 1,8% que son tiernos; el 0% de los chicos encuestados (¡ojo, el 0%!) se identificó con ser comprensivo, como si eso les quitase virilidad; el 34% veía aceptable espiar el móvil de ella si sospecha que le es infiel, y el 65% consideraba los celos como una prueba de amor.

Qué pena, ¿esto era el futuro? Poco caldo de cultivo hay ahí, no ya para ampliar el abanico de las relaciones hacia la femdom, sino para tener relaciones de igualdad real o de sano maledom.

Sin embargo, quiero pensar que no todo lo que existe se refleja en las encuestas. A saber cuánto miente la gente cuando se le pregunta, aunque sea de forma anónima, por su vida sexual. No creo que todos los jóvenes piensen igual, por simple estadística. En este post de un sumiso americano acerca de un artículo del New York Times se hablaba de la tendencia contraria: las jovencísimas cougars (cougar= mujer madura que prefiere ligar con jovencitos) que prefieren quedar con chicos un par de años menores para manejarlos mejor.


Y, para terminar, otro artículo sobre jóvenes españoles me dejó con algunas esperanzas. Ahí vi ideas más claras y muy adaptables al tema de identidad y auto-aceptación en la D/s. Destaco este testimonio de una chica que salió de una mala racha:

He decidido que no voy a malgastar mi vida tratando de agradar a los demás. No hay mayor victoria que perder el miedo a ser uno mismo, más allá de lo que otros piensen de ti. Las etiquetas no te las pone la sociedad, sino tú mismo. Yo he sido mi peor enemiga, ahora miro en el espejo y me sonrío. Sé que si aprendo a estar a gusto conmigo misma, todo lo demás irá bien.


Si eres muy joven y has llegado aquí buscando acerca de esa “rareza” tuya, ojalá sigas ese consejo por encima de todo.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Femdom y familia



No voy a hablar de cómo se compagina lo de ser Ama o sumiso con tener una familia que no lo sabe. Tal vez lo comente en otra ocasión, pero no creo que de ni para un post. Naturalidad sería la clave y el resumen de lo que opino al respecto. “Sí, mamá, soy muy feliz haciendo feliz a esa mujer y dándole prioridad por encima de mi egoísmo”... “Pues si tú eres feliz, yo soy feliz, hijo”... O bien: “mamá, ese hombre me trata como a una auténtica Reina y yo lo adoro por eso”... “Pues genial, hija mía, disfrútalo”.

Pero ya digo, hoy quiero hablar de otro tema aprovechando que he recibido cierto mensaje. Me ha recordado a un blog en inglés que a veces leo (no siempre porque es de lo más repetitivo) de una mujer que accedió a ser el Ama de su marido, el cual se iba antes en busca de Dóminas profesionales que le colmasen su sed de sumisión (sin lograrlo del todo, claro...). Esta mujer dice que es una prueba de amor hacia él y que ahora son muy felices. No lo dudo, eh, pero no puedo evitar pensar que al fin y al cabo todo partió del deseo del marido y que de otro modo probablemente ella nunca hubiese acabado dominándolo...


El caso es que en esa familia hay una hija y parece ser que ella también domina al marido y que todos saben lo que hay, y el padre también obedece a la hija... Y aquí es cuando veo la conexión con el mensaje que he recibido. Vamos a verlo primero:

Me causa un gran placer leer tantas experiencia tan cercanas, el mismo placer de aquel que confirma que ha tenido razón por tanto tiempo, y pensar que alguna vez me generó inseguridad imaginar que mi manera de ver, pensar y desear la vida era ruin y retorcida.
Soy un hombre casado de 43 años cuya tendencia sumisa ante las mujeres es inversamente proporcional a mi liderazgo y éxito en la vida profesional.
Me encantaría tener el tiempo para dirigir y escribir un blog para compartir mis experiencias, supongo que este mensaje libera un poco el orgullo contenido por años.
Sin embargo, no siempre pude describir cómo orgullo el cumulo de sensaciones que han rodeado mi vida y mis tendencias.
Con la madurez para analizar mis experiencias, he concluido que soy sumiso desde los 7 años, cómo la mayoría de las veces fue mi madre quien me domino y sometió desde la casa, mi hermana, la prima que tanto me gustaba y hasta mi abuela (indirectamente) continuaron ejerciendo el poder femenino en mis primeros años antes de salir a la calle a buscarlo.
Por el momento solo quiero mencionar que he sido sumiso y dominado por novias, amigas, compañeras de trabajo, mi esposa y ahora mis hijas. No se si solamente soy afortunado o yo mismo he manipulado mis relaciones con las mujeres para gozar una vida en sumisión.
No he terminado de leer toda la información que comparte este blog pero desde ahora quiero agradecer a su creadora por el tiempo que dedica a crear un sitio de identificación común.

Antes que nada, me alegra que la gente esté en contacto con su naturaleza interior. Lo único que me choca en estos casos es que se incluya a las hijas; para mí la sumisión masculina es una manifestación de la sexualidad en su amplio sentido, y creo que no hay que mezclar ni confundir términos. Con las hijas, al igual que con una madre, abuela, etc. hay un vínculo que puede tocar en la psique del sumiso ciertas teclas, pero yo no lo llamaría ser sumiso con ellas, sino que usaría palabras como complaciente, atento, etc. El rol de padre no creo que deba verse interferido por la identidad como hombre. Es mi opinión, claro, pero me parece en cierto modo preocupante, lo natural de los hijos es respetar la posición de los padres, y no creo que un hombre sea más o mejor sumiso por obedecer a todas las mujeres de su familia.


Relacionado con esto recuerdo el caso de un sumiso que me habló de una relación que tuvo con una Ama casada que tenía a su vez una cuadra de sumisos que iban a su casa y por lo visto los hijos estaban por allí presenciando el tema. No sé la edad de los hijos ni lo que sabían o presenciaban, pero me parece una barbaridad lo mire como lo mire, y así se lo dije a este sumiso, al que no parecía importarle, o su deseo de tener Ama hacía que pasase por alto todo lo demás, como el hecho de que ella estuviese casada, porque según me dijo literalmente, a ciertas edades de una mujer es mucho pedir que no esté emparejada... Entonces seré un bicho raro yo, pero lo que tengo claro es que si alguien no comparte mis valores no veo posible una amistad y mucho menos una relación femdom. Y si busco un coche no me conformo con una bicicleta, a pesar” de pasar de esa supuesta edad en la que es normal estar en pareja, que no sé si son los 25 o cuál...


Los que me habéis leído lo suficiente sabéis que soy una gran defensora de la naturalización de todo esto y que no me gusta el “mazmorrismo” ni la manía de algunos de soltar la palabra discreción antes de decir hola, pero opino lo mismo que dije en el comportamiento social del sumiso, es decir, cuando la cosa sale de cuatro paredes entre Ama y sumiso, lo mejor es la sutileza. A nadie le interesa lo que pase fuera de plano en la foto que ilustra el post, basta con saber que ella lleva las riendas en la relación, tal como tradicionalmente ha hecho el hombre sin que nadie se escandalice. Volviendo al ejemplo del principio, imaginemos a una madre presenciando un 69 entre su hijo y su nuera (vainilla ambos) revolcándose entre langostinos en la cena de nochebuena. No es necesario para que ella conozca y respete la relación entre ellos, ¿verdad? Todos suponemos que las parejas tienen trato carnal y hacen lo que quieren o pueden en su intimidad sin necesidad de presenciar más allá de algún gesto cómplice o un arrumaco. Una exhibición sin tapujos no fortalece el nexo de la pareja y no le interesa en absoluto a nadie que no sea un voyeur. Pues con esto igual, que algunos siguen con la mala costumbre de utilizar parámetros distintos ante algo que no es más que una forma de sexualidad alternativa.


Igual que defiendo la naturalización y naturalidad de la femdom, defiendo la libertad y el derecho a elegir: ¿por qué irnos al extremo opuesto al de imponer el modelo convencional? ¿O es que ahora una mujer no va a tener derecho a ser vainilla o sumisa? Me parece el colmo del delirio supremacista.


El sumiso del mensaje, cuando le comuniqué que iba a utilizarlo (el mensaje, no a él :P...) se puso tan contento como si hubiese dicho lo segundo, diciendo que quería servirme y ser mi mejor sumiso y cosas por el estilo. Vamos a ver, respiremos un poco y no perdamos el norte, ¿ok? Ser sumiso -según mi opinión- es algo especial que no se va regalando por ahí. Hay que ser selectivo para que la sumisión brille en su esplendor, porque, de lo contrario, si quieres abarcar a todas las mujeres, dominantes o no, entonces, como tú mismo sabes en el fondo, estás siendo egoísta. Y ya se sabe, quien mucho abarca poco aprieta, por no mencionar que teniendo Ama-esposa lo de tirarte a mis pies está fuera de lugar. Mi única orden (porque me resulta improcedente del todo mantener correspondencia como propones) va a ser que se te olvide lo de contarme confidencias. A mi posible sumiso no lo escojo entre el sector de emparejados por motivos más que obvios. Y, a pesar de lo que considero un error por tu parte, me alegro de que seas feliz y espero que lo sigas siendo.

sábado, 15 de noviembre de 2014

Seré tu esclavo hasta que me entierren

La frase de esta canción es como para dedicarle un post, que es lo que estoy haciendo :)

Traigo la versión de un tal Michael Corwin, la original es de Sam Cooke. Me gusta la sencillez que transmite, no se necesitan parafernalias para decir ciertas cosas con naturalidad. Lo importante es el sentimiento transmitido.

Por cierto, seguro que detrás de esa barba tan descuidada hay un hombre guapo, los ojos son bonitos. Qué manía la de algunos de sacarse el peor partido posible.

Y digo yo, tampoco costará tanto tocar la guitarra de rodillas, ¿no? :D

Si alguien me quiere hacer otra cover prometo ponerla para dormir más de una noche :)

You know I'll always be your slave
 'Til I'm buried, buried in my grave

Sabes que siempre seré tu esclavo
hasta que esté enterrado, enterrado en mi tumba


video

miércoles, 12 de noviembre de 2014

Una relación femdom es... una relación


Venga, marchando post de perogrullo.

La Dominación Femenina establece un vínculo, temporal o permanente, entre Ama y sumiso. En el primer caso tenemos sesiones, prácticas bdsm en un período de tiempo concreto, más allá del cual esas dos personas vuelven a su vida habitual, ya sea con otra pareja o con es@ mism@ compañer@ de juegos.

A mí lo anterior me deja fría y no me funciona, y si eso ocurre a espaldas de la pareja oficial me posiciono abiertamente en contra, como sabéis los habituales, así que voy a hablar de las relaciones femdom a tiempo completo, eso que muchos no logran meter en su dura cabeza o imaginan como una maratón bdsm.

Cuando una mujer dominante (ojo, no una mujer que se pone en plan dominante igual que se podría teñir de rubio, sino una mujer tan dominante como rubia -o del color que sea- natural) conoce a un hombre sumiso, (que lo sea CON ELLA, no que juegue a serlo), y entre ambos surge la chispa, porque encajan, porque se lo pasan genial juntos, porque... -bueno, tampoco hace falta que explique esto, ¿no?, que parece que volvemos todos al parvulario-, en definitiva, cuando dos personas que entre otras cualidades o características se complementan en esa, la D/s, pueden perfectamente establecer una relación para... relacionarse.

Que no, que no me he tomado ningún alucinógeno, que juro que lo he visto/vivido con mis propios ojos. Que sí, que eso es una relación. Es una relación. Es una... relación. Es... una... RELACIÓN. Es que sé que les pica a algunos y por eso me estoy regodeando sádicamente en la palabra XDDD

Vamos a ver, que tanto porno vuelve tarumba a más de uno. Que no hay tías de esas, que no. Que ninguna mujer va con la fusta en el bolso, que las Amas de carne y hueso y no profesionales no tenemos que hacer ningún papel, no tenemos que estar a la altura de ninguna fantasía, no tenemos que ser la “esclava” del sumiso poniéndole a tono de la mañana a la noche, y NO por eso tendré una relación vainilla, seguirá siendo D/s a tiempo total porque en cualquier momento puedo soltar un “no te pases de la raya ni un pelo que aquí mando yo” y  no voy a pedir permiso al sumiso ni voy a consensuar nada para soltarle eso.

Se trata de una tensión permanente, un ruido de fondo que nunca cesa, el sumiso no olvida nunca el lugar de cada uno, por suerte y felicidad de ambos, lo cual no significa que vaya a cuatro patas por la calle, ni por la casa. Cualquier tipo de relación, CUALQUIERA, consiste en saber en qué lugar está cada persona, qué vínculo existe, qué expectativas tenemos, qué objetivos hay, etc. Compañeros de trabajo, amigos, familiares, vecinos, jefes, … si lo pensamos, no estamos cada cinco minutos sellando un pacto, repasando una lista de cosas que podemos o no podemos hacer, se establece sobre la marcha, o en los primeros contactos. Sabes el nivel de unión que tienes con cada uno de ellos. Sabes que aquel compañero de trabajo te echará una mano casi sin pedirlo pero con aquel otro no cruzas ni los buenos días; sabes que tu vecino te ayudará si se te parte un grifo, pero sabes que no puedes sacarlo de la cama a las 5 de la madrugada; sabes que tus padres o tus hijos -o quien sea uña y carne contigo- acuden a tu llamada sea la hora que sea etc. De igual modo, el sumiso sabe lo que puede y lo que no debe esperar de su Ama y lo mismo ocurre a la inversa.

Entre los sumisos que se comen el tarro dando mil vueltas y temiendo y rechazando -a la vez que deseando- vivir la DF, (y me he topado con una auténtica legión... o tal vez parecían muchos por las parrafadas que llegaban a soltar jaja), abunda el argumento de que lo importante es la persona, te domine o no te domine y que por tanto para un sumiso -o dejémoslo en alguien con tendencias sumisas a ratos, ejem- lo principal es encontrar alguien afín, aunque sea vainilla, y que todos podemos cambiar nuestro lado D/s y si eso pasa te sobra una Ama (o sumiso) a tu lado.

Siempre pongo el mismo ejemplo porque para mí la D/s no va por rachas, eso lo dejo para quien disfrute con prácticas aisladas: ¿deja un homosexual alguna vez de serlo...? Es que lo es incluso cuando no tiene una relación. Pues eso, que yo soy como soy y necesito parte complementaria, como es natural. Una pareja de gay y vainilla podrán adaptarse poniendo empeño, sobre todo el gay si no tiene del todo claro si es homo, hetero, bi o cura misionero, pero ahí el equilibrio será bastante inestable porque no son tal para cual en un pilar tan básico como la sexualidad en su amplio sentido.

Los sumisos a los que me refiero, aparte de ese mar de dudas perpetuo en que se mueven (y -sin sarcasmo- entiendo que es horrible no tener algo claro) temen sobre todo que un día de golpe cambien 180º (o se curen del cáncer de ser sumiso como me dijo literalmente uno... qué fuerte...) y en precaución (ante algo que probablemente no ocurrirá, lo de curarse digo) deciden no acercarse demasiado a este “tenebroso” mundo y buscarse una buena chica y dejarse de tonterías. Normal que renieguen del concepto de relación femdom, solo les falta sacar ajos y crucifijo y gritar vade retro. Mientras lo vean como un juego todavía tiene un pase para ellos, pero que no vayamos a joderles las neuronas afirmando que hasta es posible tener una relación sana basada en esto, que por ahí no pasan... Que eso de una relación femdom les da mucho miedito y puede comerse todas sus demás facetas y bla bla y que una Ama (del estilo sueños-húmedos suyos, claro) está bien para un rato pero para toda la vida son palabras mayores y... bla... bla...


Y bueno, solo añadir que una relación es eso, una relación, y que TODAS tienen en común las malas rachas, la amenaza de la rutina, los altibajos, los cambios, en fin, qué os voy a contar que no sepáis, que todos tenemos relaciones, de todo tipo, elegidas o impuestas, desde la cuna. Personas, con sus características, virtudes y defectos, sus días buenos y sus días malos, eso es lo que hay en toda relación, a ver por qué coño iba esto a ser distinto. Cuando miréis más allá de la pantalla del vídeo ese o más allá del escote de la Ama esa lo veréis (un poco más) claro, aunque en casos así no tengo ninguna esperanza de que la gente vea nada que se salga de su obtuso punto de vista, entre otras cosas porque no les conviene para nada que existan las dichosas relaciones femdom, con lo cómodos y felices que están ellos en su burbuja a base de pajas cuando el calentón aprieta. Respetable, eh, pero que no vengan encima a decirme que eso de las relaciones DF son un cuento chino, a ver cuándo respetan ellos, que buena falta les hace.

domingo, 9 de noviembre de 2014

¿Cuerdas y látigos? ¿Pero tú eres normal, tía?

video


No conocía este programa, mezcla de La isla de los famosos y Mujeres y hombres y viceversa. Ni lo sigo ni lo pienso hacer, pero escuché en la radio un fragmento y no ha sido difícil localizar el vídeo.

Las imágenes hablan por sí mismas, poco tengo que añadir. Irse a aparecer en un programa en bolas buscando una tía es normal por lo que parece, pero que una mujer diga que le van las cuerdas y los látigos es para que se le caigan los pantalones que no lleva. Borreguismo-1/ normalización social-0. Suma y sigue.

viernes, 7 de noviembre de 2014

El sumiso facilón


Este es ese personaje que se pone la etiqueta de sumiso, y al que le da lo mismo 8 que 80, porque no va buscando a la PERSONA que se compenetre con su supuesta sumisión, solo va buscando satisfacerse a sí mismo con quien pille por el camino. Ejemplo verídico recibido por mí:


fui esclavo de una pareja por un año y ahora estoy en busca de ser digno de servir a una AMA que este dispuesta a entrenarme para complaser sus deseos


Hay varias versiones de estos mensajes aunque son muy parecidos:

Busco ama, mi ex-ama me cedía a un amigo amo suyo
Busco ama, mi ex-ama me cedía a sus amigas amas y no amas
Busco ama o amo o pareja o travesti o... que me someta
etc
etc
etc


Nos ubicamos, ¿no...? La cosa es, traduciendo y mirando más allá de esos mensajes-trampa, tal que así: “aquí estoy para quien esté dispuesto a hacerme sentir sensaciones mientras yo suelto eso de que me entrego y patrañas por el estilo como mandan los protocolos”. Que me parece perfecto que cada cual busque lo que le dé la gana, pero digo yo, ¿no sería más honesto escribir un mensaje tal que así...?


Hola, Amo-a-os-as,
soy un hombre (a secas, vamos a dejar lo de sumiso a un lado) que encuentra muy excitante practicar bdsm y ser usado (bajo mis límites y gustos personales) por una persona dominante o algo parecido, del sexo que sea, o incluso por parejas o grupos de ellos/as. Me gustaría contactar si estás/estáis interesados/as y ver la posibilidad de tener encuentros para jugar sin complicaciones.


¿Qué? ¿Qué tal? ¿Mucho esfuerzo eso, eh, majetes? ¡¿Tan complicado es?!... Pues nada, oye, no hay manera, venga a vendernos la moto, a poner cosas como “si es de su agrado y gusta escribirme yo le contestare con gusto, me despido, su humilde servidor” cuando en la línea anterior dijo que buscaba Ama DISPUESTA a entrenarle, como si esto fuera jugar al tenis. Jeje, vamos llegando al meollo de la cuestión. Buscas Ama que gaste energía por ti, que te sirva a ti, no a la inversa. Uf qué pereza, qué cansancio.


¡¿Con qué derecho viene alguien PIDIENDO una Ama-maestra que le dedique tiempo por su bella (o dura) cara?! Y que lo proponga a sabiendas de que ese “sumiso” se va con cualquiera, ya sea amo, ama, pareja o su prima vestida de catwoman. Qué fácil lo pintan, con dos frases manidas ya se imaginan llevándose su dosis de morbo. Son capaces de estar con un hombre por el simple hecho de que sea dominante a pesar de ser ellos hetero, qué cosas. ¿Y qué pasó con sus ex-amos? ¿No era buen alumno? ¿Se cansaron de su eterna condición de aprendiz? ¿Jugaban simplemente, igual que él?

Un caso extremo de estos sumisos nada selectivos son los que quieren ser prostituidos por su Ama... venga, daleee, vamosss, hagan juego señores, que aquí cabe todo, a ver si el circo que montan estos con la D/s explota un día y se los lleva a la galaxia del todo-vale, qué tranquilo se iba a quedar el panorama.

Aclaro, por enésima vez: no juego, no sesiono, no soy la profe gratis (ni cobrando) del primero que llega, no comparto con amos ni amas ni con dios que baje del cielo, no no nooooooo. Joder, dejadme en paz e iros con las que buscan montar cuadras de gusanos. La gente poco selectiva debe unirse entre sí, es una ley de esas universales. No perdáis el tiempo en pegar aquí el mismo mensaje que dejáis por todos lados ni me hagáis bostezar de aburrimiento y asco.

Si eres sumiso (o “sumiso”) con cualquiera, si valoras en tan poco tu sumisión, si se la entregas a todos, tu sumisión no vale nada. No me sirve cualquier sumiso y si te sirve cualquier amo/ama o sucedáneo no soy lo que buscas.


Y es curioso... si son tan poco selectivos, ¿por qué andan sueltos buscando? Hay tropecientos anuncios de contactos y páginas bdsm repletas de gente como ellos. No entiendo nada. O tienen la agenda llena y quieren aumentar la colección, o no los aguantan ni los pseudo-amo/as que son tan poco selectivos como ellos o no los aguanta ni la madre que los trajo al mundo.

sábado, 1 de noviembre de 2014

Chica con iniciativa

En esta película, La montaña rusa, la chica se debate entre dos amores, uno es la calma y el otro la pasión. Pero triángulos aparte, lo curioso es su papel activo en algunas escenas, como comenta uno de los dos: ella tiene una actitud que parece masculina, y no es que lleve un arnés precisamente... Muy divertido cuando el otro se siente ofendido porque ella lo usa como un “cacho de carne”, qué poco enrollado, ¿dónde está el problema...? XD


Por cierto, interesante técnica para quitar camisetas, habrá que probarla :D


video