~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


miércoles, 25 de marzo de 2015

Atado por amor




La película se llama Atrapado por amor, pero ese título le viene mejor. Sin ser una maravilla, me parece importante que haya versiones inversas del argumento de Átame (de Almodóvar). Lo que queda claro, y no hace falta una película para demostrarlo, es que a la mayoría hay que atarlos para que hablen de lo que ocurre en una relación. Los hombres huyen cuando se les persigue, les vendrá de la época de los mammuts, hay que dejarlos solitos para que se aclaren y tengan margen de echarte de menos, pero... ¿y si el tipo es sumiso? Bueno, ahí lo mismo vale lo contrario, atarlo hasta que se resuelva todo, a ella aquí al menos le funciona. Si encima ya les va eso del bondage, tenemos avanzado un paso y no hay que darles con una maceta en la cabeza, como se ve obligada a hacer la “pobre” chica antes de pasar al segundo lugar de atadura... Lo que pasa es que la cosa se complica y acaban atados juntos, lo cual tampoco es que venga mal para su objetivo. Qué bonito es el amor unido por lazos inamovibles :D


video

lunes, 23 de marzo de 2015

El sumiso cucaracha

Hay tareas poco gratas de vez en cuando en mi blog pero me sacrifico gustosa por el bien de la humanidad, o de la parte femdomera al menos, y sobre todo por el sector femenino, que tenemos que defendernos de la panda de buitres y lobos con piel de cordero que nos ronda. Bueno, al grano.


Hoy nos vamos de laboratorio de biología. Vamos a diseccionar el cerebro de una cucaracha masculina. Vale, ya dije que no era agradable, pero al menos será rápido porque pocas neuronas vamos a encontrar ahí. En breve publicaré el post para detectar un falso sumiso en 5 minutos, pero antes empezaremos por un caso práctico. El señor cucaracha me envía el siguiente mensaje:

"Hola como estas buenas tardes. Soy David, sumiso sin Ama y de una sola relacion fiel.Vivo en Salamanca y tengo 36 años. He conocido tu blog/su blog (como mas te guste o le guste a usted el tratamiento). Visito el blog desde que lo vi cada vez más pero aún no tuve mucho tiempo de leerlo en demasía. Sí que veo en el blog un deseo de tener un sumiso verdadero y sin dejar de ser humana y siendo compatible con ser dominante. Como yo también lo veo así por eso me animo y atrevo a escribir y es más que lógico y a pesar de lo que muchos locos sumisos infieles y egoistas digan. Soy sumiso fiel sobre todo por sentimientos y etica y me gustan ciertas practicas sentimentales-sexuales-sensuales del BDSM y dominacion femenina como el bondage erotico, la momificacion y la feminizacion en privado (la feminizacion sin palabras \"groseras\" ni duras sin embargo me vestiria de catsuit, me gusta mucho el latex y el pvc y cuero y el calzado como las botas muy altas,medias,etc. Ojalá te gusten mis esquemas y seamos seres compatibles. Recibe un beso en tu mano y una señal de admiracion por mi parte que te distingue de tanta mujer que esta en el BDSM para fines muy distintos y fraudulentos muchas veces. Tu eres como un espejo del alma. Felicidades. Buenas tardes. me encantaria conocerte."   

Bien, no parece un mensaje que llame la atención por nada negativo en principio, ¿verdad? De hecho parece bastante correcto a simple vista, él mismo habla de ética y parece tener altos principios y bla bla. Pero saquemos la lupa, pensemos mal y volvamos a echarle un vistazo. También tenéis que entenderme y poneros en mi situación, que tras tropecientos mensajes noto que algo no anda bien por debajo de toda esa palabrería. Porque, estimadas lectoras, no es más que palabrería, y de la barata. Veamos por qué.


El tío es un puto pelota, eso así para empezar ya de entrada. Besa mi mano, dice que me admira, y tal y cual. Y eso que no tiene ni remota idea de cómo soy ni ha leído apenas mi blog, pese a lo cual, porque él “lo vale”, saltándose la posible cola de los que me escriben al igual que él, se lanza de cabeza a querer conocerme rapidito, y se da un hostiazo contra la pared, obviamente. No tiene ninguna intención de leerme y averiguar lo que pienso, solo ha visto que hay una tía que dice que es Ama y busca sumiso, y venga, allá va a ver si cuela y le hace lo que él quiere. Por eso me dice lo que le gusta y le pone a él, llega con el menú en la mano, como hacen tantos y tantos, y se coloca la medallita de ser más fiel que nadie y más auténtico que nadie, el muy fantasma; dime de qué presumes y te diré de qué careces. Y remata todo ello con un inocente deseo de conocerme que huele a presión que apesta y que significa: "venga, tía, con toda la mierda halagadora que te acabo de soltar no me puedes negar nada". Finge, maquilla la realidad y hace el papel que haga falta, que algo pillará si la mujer es tan tonta de tragarse su cuento.


Ya por el simple hecho de que no se moleste en averiguar lo que digo claramente que no quiero, como no saber que la feminización me la trae al pairo, aparte de esa pedantería que da náuseas (“en demasía”... ¿quién coño habla así en el día a día?), tengo claro que no es el hombre adecuado para mí, sin necesitar bola de cristal. Es un tipo que busca cumplir unas cosas concretas, y yo solo sería la que se lo hago. En realidad es genial que hable de sus prácticas porque enseguida veo la incompatibilidad y su egoísmo.


En ese punto se pueden hacer dos cosas. Tenerlo así de claro y decir un rotundo no, o caer en la duda y decir, venga, vamos a conocernos y me demuestras lo bueno que eres en todos los aspectos. Ya caí algunas veces en seguir el camino nº 2 cuando desde el principio estaba claro que el correcto era el 1, así que eso hice con este. Y vaya si me alegré, como veréis por su (previsible) reacción.


Hola,

respondo tu mensaje como hago con cualquiera que al menos sea educado y respetuoso. Por lo demás, sé que el blog es extenso y se tarda en leer, pero qué menos que leer las entradas más leídas o las que llevan etiqueta Consejos. Lo digo porque deberías saber que no me interesa la feminización en lo más mínimo y en general el bdsm no es un fin para mí sino un medio. No puedo extenderme más con cada correo, para eso ya tengo el blog. Quién sabe si somos compatibles o no, a nivel persona es imposible saberlo por aquí, pero sobre los esquemas que comentas... el sumiso que busco no empieza hablando de las prácticas que busca, sino de lo mucho que le llenaría ponerse a disposición de una mujer con la que encaje, por resumirlo mucho. Y si además no son prácticas compatibles, lo mejor es buscar a quien nos colme la faceta que necesitamos.

Gracias por tu interés, un saludo.

La mayoría, cuando recibe un mensaje así, simplemente ya no me molesta más. Otros insisten un poco hasta que se aburren al ver que es inútil. Una minoría responde educadamente diciendo que lo entiende y deseándome suerte. Y luego está el cuarto grupo, al que pertenece nuestro amigo el cucaracha. Lo llamo así porque se arrastra para tratar de lograr lo que quiere y porque da el mismo asco una vez que se quita la careta y muestra su auténtica naturaleza:

ERES UNA INUTIL MALEDUCADA BORDE PREPOTENTE,CABEZA HUECA.LEER TU BASURA DE BLOG. NUNCA TENDRAS A NADIE A TU LADO,ENFERMA MENTAL.

Vaya por diosss, jajaja, ya le toqué en el orgullo herido de machito en cacería que no liga ni p'atrás. Venga, llora un poco a ver si se te pasa, que no se quede la cosa de la feminización en ponerte bragas, saca ese lado de sensibilidad sublime que seguro que tienes en algún rincón de tu podrida alma.

Ains, aparte de comerse palabras por ahí enmedio (lógico, ya que la ira no le dejaba ni ver el teclado), deja claro que al pobre le ha sentado mal que el tiro saliese por la culata. Cuánto dolor porque te rechace una desconocida, jaja, qué rebote, redios, ¿se sintió mejor después? ¿Más macho? Lo mismo lo de ponerse falda es para compensar esos ataques de testosterona. ¿En serio un hombre piensa que puede ofender y herir a una mujer con un par de insultos que ni siquiera vienen al caso? ¿Qué espera, que me eche a llorar porque diga que lo que antes le parecía un blog tan maravilloso y una mujer tan genial ahora no valemos nada porque yo he notado lo poco que vale él? Joer, se ve que a la universidad también entran los asnos:



Algunos no evolucionan nada desde la adolescencia cuando tras rechazarlo aquella chica tan guapa ellos la “castigaban” llamándola creída y, lo más gracioso de todo, fea. A mí me pasaba mucho lo de que se rebotasen, ya que uno de mis deportes favoritos de la época era darle cortes monumentales al listo de turno que ignoraba mi falta de interés por él. Y claro, si el cucaracha este cree que a una mujer como yo -y a poco que lea se puede hacer una idea que no me chupo el pulgar-, le afectan estas cosas o que me volveré tonta solo porque él me llame tal cosa o que es la primera vez que lidio con buitres, es que ya demuestra que no es más cretino porque no se entrena. Ni siquiera tiene el “honor” de ser el primer maltratador disfrazado de sumiso que me llega:

Es muy típico del rebote masculino lo de “amenazar” con que nos quedaremos solas. “Sola” es no tener a un hombre, claro, juasss. ¿La solución para no estar solas y desamparadas es irnos con un psicópata como él? Este es de los que no entienden por qué el universo no les manda a esa mujer perfecta que ellos merecen, jaja.

Pero el meollo de la cuestión, gilipolleces masculinas aparte y rebotados que no se comen una rosca ni engañando a lo bestia, es el tema sumisión, que por eso estoy hablando del asunto. A uno que no es sumiso pero busca hacer a, b y c en bdsm, lógicamente -como no puede ser de otra manera- yo le choco muchísimo, y mi sinceridad y claridad le parecen de una bordería insuperable. Donde un sumiso ve a una mujer que es la que decide, el falso sumiso ve a una hembra que se niega a someterse a sus deseos y servirle en sus fantasías. Y esta diferencia tan básica hay que tenerla muy clara para navegar por las aguas femdomeras infestadas de tiburones si no quieres acabar tan mal de la cabeza como personajes así.

Los hay torpes, si quieren que una los vista de puta solo tienen que PAGARLO. Pobrecito, yo entiendo que si me escribe desde una cuenta llamada apuntes-oposicion tenga los nervios pelín alterados, pero vaya, que no son modales, salmantino; como te pongas igual cada vez que una te rechace -y te pasará a cada minuto porque desde kilómetros se te nota la falsedad saliendo por las orejas-, vas a pillar una angina de pecho. ¿No te enseñan en la uni que el acoso por internet es un delito denunciable? ¿Te llamo guarrilla grosera y quedamos empatados? Qué pena lo que se esconde en un lugar con tanta solera como la universidad de Salamanca. Aquí llega la gente tecleando lo que menos imaginas, yo por ayudarte a salir de la mazmorra, lo que sea. De nada. 


En fin, chica, si notas que algo va mal, es que va mal. No se lo pongas fácil en ningún caso porque te sirve para ver cómo reacciona. No bajes la guardia y caigas en la red del “vamos a conocernos” porque la trampa está servida. Ojalá no tuviera que asustaros tanto pero es lo que hay. Vamos a demostrarles que nosotras somos más fuertes, sin tregua y sin piedad. A la mierda los farsantes, que no se aguantan ni ellos mismos, normal que estén amargados y con la bilis revuelta. Como para aparcar la desconfianza en casa viendo lo que pulula por ahí.


Ah y suerte con la opo, que si es para corrupto mentiroso cabrón seguro que sacas el primer puesto.

sábado, 21 de marzo de 2015

Seré lo que tú quieras que sea


Esta película, El diario de Noa, evité verla durante mucho tiempo porque la crítica la ponía unánimemente de hiper cursi y previsible. Previsible es, cursi no tanto. Desde luego si lo que queremos el 90% de las mujeres es cursi, pues vale, lo somos, y a mucha honra: un hombre que sigue sintiendo lo mismo con el paso de los años, sin esperanzas de estar con esa mujer especial que lo deja marcado tras un breve pero intenso romance, y que dice que siempre estará ahí... ¿dónde hay que firmar?


Supongo que con vídeos así alguno pensará que me estoy pasando al lado vainilla o que no rijo bien, pero la sumisión no es otra cosa que “estar ahí, siempre”. Y no hay mejor historia que esta para demostrarlo, y si además cortamos aquí y allá y nos quedamos con estas escenas, es normal que un hombre no olvide a una mujer que lo lleva donde ninguna otra es capaz de hacerlo. Me encanta cómo se dejar dar de tortazos o cómo lo exprime ella hasta el agotamiento sexual. Y cuando dice “seré lo que quieras por ti”... wow, ¡esto, esto es lo que quiero escuchar, no lo mucho que se arrastrarán y se “entregarán” a mí!

Por cierto, lo que están viendo en el cine no sé lo que es, pero parece la película en blanco y negro más femdom de la historia, jaja.


video

martes, 17 de marzo de 2015

La vulnerabilidad del Ama


Cada vez leo más comentarios de mujeres dominantes acerca de lo mal que lo pasan cuando un sumiso de repente da un cambio brusco y se aleja de ellas cuando todo parecía ir bien. Esto ocurre por varios motivos pero los principales son tres:

-por cobardía de ellos cuando pasan de la imaginación a la realidad y todo les da terror
-porque ella está demasiado pendiente de ellos y ningún hombre es capaz de valorar a una mujer a la que no tiene literalmente tiempo de echar de menos
-por el motivo del título

Daremos por sentado que no hay otros motivos como la falsedad pura y dura del sumiso o que le diga que ella le gusta cuando no es así. Y atención, aunque diga por (intentar) quedar bien algo así como “no sé qué me pasa, no sé qué decirte, no tengo queja de ti pero no es mi momento” y bla bla bla, puedes estar segura de que no te cuenta la verdad. Siempre hay un motivo para que se aleje y por supuesto que es por ti, o bien le vienes grande o bien te quedas corta para lo que busca. Y puedes jugarte el cuello sin miedo a perderlo a que al día siguiente ya está buscando a otra Ama en el ciberespacio.

Como diría el anuncio, en nueve de cada diez casos, yo me he topado siempre con sumisos que buscaban un modelo de mujer concreto. Dominante, claro, pero también una mezcla de todopoderosa, fuerte, luchadora hasta el límite de su resistencia, en resumen, una especie de mujer de hierro que todo lo soporta, incluyendo por supuesto todas las inseguridades y meteduras de pata de él. En resumen, más diosa que humana:

La imagen de diosa entre las diosas, encima, para colmo de males, la fomentan una serie de mujeres que fingen encajar (porque nadie es en realidad así) justo en ese perfil, que hablan siempre desde un pedestal de hielo, que aparecen en fotos con aspecto de leona a punto de devorar todo lo que caiga en su mandíbula, que parecen no pillar ni un resfriado o despeinarse el flequillo nunca, y si eso ocurre, se esconden convenientemente hasta que se les pasa la fase humana y vuelven a estar en el punto óptimo para seguir con su película de falsa perfección.

Y claro, aparte de todas esas amitas de postal estamos las pobres mortales que hablamos desde la naturalidad de no hacer un papel, y llega el conflicto. Porque un sumiso que tiene un cliché en su cabeza muy parecido a lo anterior, cuando descubre (oh sorpresa, ejem) que esa Ama tan estricta y firme en general es, a la vez, una mujer vulnerable como cualquier ser humano, algo se le desinfla y hasta pierde respeto e interés por ella, porque total, si es una mujer como cualquier otra, para qué se va a someter... Ese es el razonamiento del sumiso de fantasía, que solo vive esto como una realidad paralela, como los que solo se excitan con el porno y no con una mujer de carne y hueso (fenómeno que, según cuentan por ahí, va en aumento entre los jóvenes).

Cuando un sumiso lo es más allá de su fantasía, no utiliza los momentos vulnerables de esa mujer dominante para sacar su lado vainilla o incluso de macho alfa. Sabrás que una persona realmente te adora si no aprovecha para utilizar su fuerza cuando le muestras tu debilidad, o cuando no te ignora si le cuentas un problema o le dices que estás mal. Recuerdo docenas de casos en los que empecé a hablar con supuestos sumisos, y cuando me preguntaban, de puro compromiso y peloteo, cómo estaba yo, y les respondía con sinceridad, algo cansada o incluso un poco mal por algún virus primaveral, pasaban rápidamente a otro tema con un “vaya”, y si volvían a aparecer otro día, ni recordaban mi padecimiento ni les importaba medio rábano.



Es cierto que un sumiso no se va a poner en manos de alguien más débil (psicológicamente) que él, eso sería un poco suicida por su parte, para eso se quedan con una vainilla a la que convenzan de hacerles el favor de realizar tal o cual práctica y encima son más fáciles de encontrar. Y si una mujer solo le cuenta lo mal que lo pasa cada día y lo hundida que se siente, es normal que huya, y de entrada ella misma debería saber que no está en condiciones de que nadie se le entregue.

Pero no me refiero a estar por lo general decaída o necesitando que un hombre les saque las castañas del fuego. Ni las mujeres que me pidieron consejo sobre esto ni yo somos de ese estilo y sin embargo a todas nos ha tocado el misterioso caso del sumiso que huye sin (aparente) motivo, y en más de una ocasión. Y el motivo oculto, lo que no te confesará ni bajo tortura, con frecuencia es justo ese: que el señorito sumiso ha visto ALGO en ti que le recuerda que eres un ser humano vulnerable, y que te puede hacer daño, y que... no quiere eso sobre su conciencia, que ya bastante sufre el “pobre” con su propia vulnerabilidad.


Fin del misterio, ahí estaba. ¿Recuerdas ahora aquel momento en que se quedó medio bizco cuando estuviste a punto de soltar una lágrima o las soltaste todas? ¿O cuando le confesaste tu talón de aquiles? ¿Desapareció justo cuando le tuviste la suficiente confianza como para contarle “aquello”? Ains, qué jodidos son y eso que van de sencillos por la vida. No les mola que les rompan el esquema, no, no, no. Nosotras, en nuestro papel, sin salirnos una coma del guión, ¿que te duele una muela?, coño, cuéntaselo a una amiga, no a él, que te quiere ver hecha de bronce. Qué ocurrencias tienes, mira que bajar al mundo terrenal de los mortales...


Recuerdo una historia que me chocó muchísimo, de cierto sumiso que se le notaba todavía pilladísimo por su ex-Ama, y resulta que ella había decidido quitarle el collar porque... estaba delicada de salud y andaba con medicamentos y doctores. ¿Se le puso enferma también la dominación...? Oye, ¿es que acaso en una relación “normal” la enfermedad es un motivo de ruptura inmediata? ¿No puedes contar con la persona que (se supone) mejor te conoce y te apoya, para que te lo demuestre? ¿No entra el cuidado, mutuo, en una relación? Y respecto a él, no parece que dejase lo bastante claro que estaría ahí para cuidarla o para lo que fuera necesario, tal vez por eso ella levantó la barrera. Y eso que con echarle imaginación hasta se abren nuevas y excitantes posibilidades:





Pero malestares físicos aparte, lo que bloquea al sumiso y hace que sus ardientes deseos de sumisión entren en cortocircuito, es ese momento en que ella hace algo que lo descoloca, algo que haría “cualquier otra mujer”, ya sea un comentario moña, ya sea un minuto de despiste en que no lo pone en su sitio, ya sea lo que sea, y en ese momento, él, que está “poniendo a prueba” a esa mujer en su dominación todo el rato, piensa, “ajá, te pillé, NO eres tan dura como decías ser”. Y ahí es el principio del fin.


Hay que tener en cuenta que los hombres no han sido educados en lo emocional, de hecho en todo lo contrario, lo único que aprenden sobre el tema es a bloquear lo que sienten y a que nadie lo note. Por eso mismo hacen la distinción radical entre amiga y amante, y les cuesta un mundo unificar ambos sentimientos en la misma mujer: o ella le pone a cien o es alguien a quien poder contarle sus cosas con confianza, pero el combo casi ninguno lo logra, y no por culpa nuestra sino por esa tara emocional congénita. Y algo así le ocurre al sumiso, que para algo es un hombre. Su Ama le produce emociones en la línea de sentirse pequeño y sobrecogido a su lado pero no el impulso de acogerla en su regazo por lo general.


Entonces, ¿no tenemos “derecho” las Amas a dar señales de que somos humanas? ¿Nos tenemos que tragar las lágrimas cuando vienen o escondernos en un rincón si tenemos un día tonto para que el sumiso no nos baje de nuestro pedestal? ¿Debemos estar siempre alerta por si el sumiso nos pone a prueba haciéndose el rebelde solo para saber hasta dónde le vamos a consentir?


Quien no conozca mi línea de escritura no sabe que las preguntas anteriores no esperan respuesta y que son ironía pura. Por supuesto que no voy a esconder cómo me siento en cada momento. Por supuesto que no voy a fingir estar bien cuando estoy mal. Por supuesto que voy a pedir un abrazo si lo necesito (y vaya mierda que tenga que pedirlo porque él no sea capaz de darse cuenta de que es lo que quiero), y en definitiva, que esto de la Dominación Femenina va de lo que a MI me gusta en cada momento, y en mi vida hay muchas clases de momentos: los hay de lujuria desatada, los hay de estar acurrucada viendo una película, los hay de reírme a carcajadas y los hay de llorar a raudales, porque sí, soy humana, y no voy a ponerme una careta ni embrutecerme para ser esa tipa insensible y castigadora con el látigo en la mano 24 horas tan solo porque a ti eso te ponga la entrepierna como una roca. Lo siento. Digo... no, no lo siento, que te den, si no me ves a mí sino a la imagen que sale rebotada de tu imaginación te puedes comprar una muñeca hinchable vestida de latex, que te va a hacer mejor apaño y ni siquiera te va a molestar con sus días malos.


Si eres una mujer dominante en duda y desconcertada por esos gestos de sumisos que se apartan en cuanto estornudas (es una metáfora), alégrate de que se vayan, no merecen la pena y se delatan ellos mismos. Si no te puedes apoyar en él, que repite tanto eso de la entrega y otras frases hechas por el estilo, ¿qué confianza tienes tú en que eso sea sólido y duradero? No quiero dar con esto la razón a los que niegan la posibilidad del 24/7, aunque esos se refieren a no mantener un papel bdsm todo el rato y ahí están en lo cierto. Si un sumiso hace el papel de perro literalmente y pilla un resfriado por estar desnudo por el suelo, tendrá que aparcar eso hasta que su dueña llame al veterinario, uy, digo, hasta que el chucho se recupere como pueda, que ella no se va a rebajar a cuidarlo...


Quien quiera un Ama todopoderosa, que lleve cuidado: a veces, una personalidad supuestamente dominante solo esconde miedos, inseguridades y traumas, y si no que se lo pregunten al señorito Grey. Quien no se muestra nunca frágil es por mantener una pose irreal que incluso puede esconder a un@ perturbad@ mental. Si eso es lo que quieres, que te aproveche, que yo esperaré lo que tenga que esperar a ese hombre que me vea y me admire en toda mi dimensión humana, sombras incluidas, que ellos bien que quieren que los aceptes con el pack completo, que para eso son “pobres sumisitos buscando quien los cobije...”


Como resumen-consejo final, te puedes quedar con esto: solo cuando ese hombre sea capaz de aceptarte en todas tus facetas, sabrás que se somete a TI, no a SU idea de lo que tú eres. 

sábado, 14 de marzo de 2015

Mini escenas femdom

A veces me topo con momentos interesantes en películas, vídeos musicales, anuncios, etc., pero como duran tan poco no dan para dedicarles un post completo. Entonces van a parar a mi tumblr en forma de GIF. Aquí va una muestra de ese contenido exclusivo que no aparece aquí, o mejor dicho, que no ha aparecido hasta ahora. Los tres últimos no son de cosecha propia pero son buen ejemplo de lo mucho que pueden dar de sí unos pocos segundos. 



























miércoles, 11 de marzo de 2015

Solidaridad con un bloguero feminista

Hoy, y cualquier día que no esté “dedicado a la mujer”, es el momento de reivindicar nuestro sitio en la sociedad. Tengo clarísimo que los hombres deberían involucrarse en la lucha contra el machismo en vez de mirar para otro lado, decir que nos inventamos lo de la desigualdad y esperar que seamos nosotras las que consigamos erradicarla tras una lucha agotadora. Y no abundan los hombres que se declaran abiertamente feministas, como si eso fuera un contrasentido, y no lo es. Hay mujeres machistas, que es lo más bajo que se puede caer como mujer, así que el machismo y el feminismo (ojo, es sinónimo de igualdad, no de superioridad femenina) no van relacionados siempre con el género. Uno de esos escasos hombres abiertamente feministas es un bloguero, o ex-bloguero en estos momentos, y de eso va este post.

El tema de la censura de blogger sigue trayendo cola. Después del desmentido -que ya es oficial con la contraorden recibida por correo-, acerca de la prohibición de desnudos y sexo explícito en los blogs, empiezan a rodar cabezas. Creo que el “peligro” principal está en enlazar a sitios de porno comercial, así que todo el que tenga insertados links de vídeos de ese estilo que se prepare para el cierre. Del primer afectado que tengo noticia es de este seguidor mío desde hace mucho, sumiso pepa y su blog Si ellas mandaran nos iría mejor. El título me gustó siempre aunque el fondo esté por demostrar; eso sí, viendo que el planeta parece que solo puede ir a peor en muchos aspectos, no lo tendríamos complicado nosotras para mejorar las cosas. Sea como sea, y aunque la línea del blog no siempre era de mi interés, me parece un caso de lamentable censura (como casi siempre lo es coartar la libertad de expresión) y se pierden temas interesantes, aparte de haber llegado a ser uno de los blogs más seguidos de temática femdom. Tal vez en ello influía el hecho del contenido explícito, con abundancia de vídeos e imágenes directas, motivo que le ha costado el cierre. Pero es que además la cosa no ha quedado, como avisaban, en hacérselo privado a la fuerza, sino que directamente han eliminado el blog y le han bloqueado hasta el acceso a la cuenta gmail asociada. Joder cómo se las gastan. Blogueros del mundo: si no tenéis copia de seguridad, ya estáis tardando.


Y bueno, quiero enviarle desde aquí ánimos y decirle que siempre puede abrir otro, y que avise si es el caso. Como yo tengo manera de retomar posts de otros blogs (no es ningún misterio, basta con suscribirse a los feeds), aquí recupero un par de ellos, y que quede al menos como un vestigio de lo que fue. El primero va en la línea feminista que comento y el segundo me interesó especialmente porque aludía a mi blog, y aprovecho de paso para rescatar el comentario que dejé allí. Son cosas que ya he dicho aquí pero no está de más repetir lo que considero fundamental. Fueron varias veces las que sumiso pepa me nombró y me recomendó desde su blog, así que aquí queda este recordatorio de un blog que llevaba años funcionando. A este paso vamos a tener que transmitir de palabra nuestros escritos para que no se pierdan “quemados” como en aquella película, Fahrenheit 451, basada en la novela de Ray Bradbury.


Post feminista sobre un mejor uso de los transportes públicos con toques de humor:

De un tiempo a esta parte venimos recibiendo en este Ministerio de Desigualdad numerosas quejas de Mujeres usuarias de transportes públicos en las que nos manifiestan su descontento con el hecho de que cuando han de compartir el asiento junto un hombre, éste generalmente abre sus piernas de tal manera que invade el espacio de la Mujer, con la consiguiente incomodidad para la Mujer, la cual tiene menos espacio y realiza su viaje apretada junto a la ventana o en la orilla de su asiento.


Antes de tomar ninguna medida al respecto hemos querido consultar si había investigaciones realizadas al respecto por si este hecho fuera debido a que los testículos masculinos dificultaran a los varones cerrar sus piernas de forma completa y que esa fuera la razón de su abusiva abertura de piernas.


Así, hemos visto que efectivamente se habían realizado 2 investigaciones en las prestigiosas Universidades de Michigan y de Milán, en esta última debido a una queja similar de las estudiantes italianas en lo referente al uso de los jóvenes italianos de los asientos de sus clases, en las cuales ocurría la misma problemática que nos ocupa.


En la de Michigan se había realizado incluso un ensayo con un grupo de hombres sentados, como grupo de control, sin ninguna intervención por parte de los investigadores, y otro grupo en el que se les puso unos huevos de gallina entre sus piernas a los participantes en el ensayo, y se les pidió que cerrasen sus piernas. El resultado fue que ninguno de los huevos sufrió el mínimo rasguño. Y en ambos ensayos se pudo demostrar que los hombres pueden cerrar plenamente sus piernas cuando están sentados, sin que sus genitales experimenten ningún daño.


En relación a este tema nos ha llegado que en la Universidad de Viena también se está investigando este tema, aunque desde el punto de vista psicoanalítico, por si ese impulso masculino de abrir sus piernas pudiera estar condicionado en lugar de por una falta de educación y por un deseo de demostrar que son muy machos, como hasta ahora se pensaba, que pudiera deberse a algo relacionado con la fase anal y en el fondo lo que quisieran demostrar al exterior es un deseo subconsciente de ser sodomizados, y que por eso se abrirían tanto de piernas. Este estudio está en fases muy avanzadas, pero sin conclusiones finales.


Sea por lo que fuera, desde este Ministerio de Desigualdad entendemos que los hombres deben ser conscientes de que cuando estén en el asiento de un autobús o similar han de tener sus piernas juntitas y no molestar a quien lleven al lado invadiendo el espacio vital de quien les acompañe. Y para ello vamos a lanzar una campaña de publicidad bajo el lema


Chico, si vas en autobús
las piernas las juntas tú

Y si vas en tren
pega las piernas también




Post sobre sumisos y Amas verdaderas: 

Me encanta el blog de AMA S., leo todas sus entradas. 

En una entrada del blog de Ama S. habla sobre
EL SUMISO ESCATOLÓGICO. Este tema es algo que personalmente me atrae y pienso que no es algo que pueda ser extraño a una relación de Dominación Femenina, siempre y cuando, claro, como siempre, sea algo consensuado entre Ama y esclavo, y que sobre todo sea algo no impuesto por el esclavo, sino que ella sea la que desee hacerlo.

Pienso que puede ser considerada una práctica un poco particular (se tocan los excrementos) que pudiera requerir un cierto entrenamiento, y también pudiera ser una práctica con la que podemos fantasear, pero que llevada a la práctica puede resultar que veamos que nos resulta difícil de realizar.

Dice Ama S que "todo lo que proponga el sumiso únicamente para su propia satisfacción está fuera de lugar, y que el sumiso ha de buscar servir, no ser servido," y con esto estoy plenamente de acuerdo.

Pero añade "que en una relación sana jugar con residuos del tipo que sean no es demasiado saludable" y con esto no estoy tan de acuerdo, porque esos residuos, como puede ser la orina, no tienen por qué implicar riesgo para la salud del sumiso si el Ama está sana, y se sobreentiende que Ama y sumiso antes de tener una sesión son responsables en este sentido.


No quiero entrar a opinar más en profundidad sobre esta práctica, ya hay blogs y webs que la tratan con mucha claridad, lo que en realidad quiero tratar es algo más general. Porque hay Amas que si le gustan ese tipo de prácticas, y entonces ¿Qué Ama lleva razón? ¿Las que disfrutan orinando a sus esclavos o las que no? ¿o las que disfutan feminizando a sus sumisos o las que no?. Pienso que llevan razón TODAS.

La esencia del Ama es que ella decide, con lo que decida lo que decida bien está, y el sumiso ha de ser lo suficientemente flexible para adaptarse a los gustos de su Ama.


Así, ¿podríamos decir que un sumiso puede ser verdadero con un Ama y no serlo con otra con gustos distintos? Un sumiso que por ejemplo no acepte ser castigado físicamente por su Ama, si ésta así lo desea, ¿no sería un sumiso verdadero?, ¿cuando quizá ese sumiso pudiera ser un sumiso perfecto para un Ama digamos más suave?

La esencia del sumiso creo que es su actitud servicial, obediente, de confiar plenamente en lo que su Ama le plantee y que el sumiso acate y obedezca ciegamente lo que ella le ordene. Y además podríamos añadir que su mayor o menor perfección va en función a los gustos de su Ama.


Mi comentario:

Esto da para un extenso (y necesario) debate, porque es cierto que hay muchas maneras de entender esto, y me llegan muchos sumisos preocupados porque no les atrae el scat ni los cuernos ni el dolor ni la sissificación ni la supremacía femenina, pero para mí es tan simple como responder a esta pregunta: ¿a un hombre hetero le gustan todas las mujeres? Pues eso, que hay millones de relaciones femdom y cada una funciona a su manera, según la compatibilidad de sus miembros, pero eso sí, la clave es que Ella pone las reglas. Por ejemplo, estás en tu derecho de disfrutar de la lluvia dorada, pero solo será Dominación Femenina si Ella decide cuándo lo haréis. Es más, ¿qué ocurre si un Ama te castiga a base de beber solo su orina durante un mes? Lo mismo hasta acabas aborreciendo el tema.

Lo que quiero decir con eso es, por una parte, que una cosa es la fantasía del sumiso y otra la realidad, y por otra, que habría que trazar una línea entre lo que es la DF basada en el machismo a la inversa y esa otra que no despoja a la mujer de su feminidad ni al hombre de su masculinidad. Podría extenderme pero para eso ya tengo mi blog ;) Dejo aquí un extracto de lo que es para mí (y para muchos sumisos que comentan en público o en privado allí) la Dominación Femenina.
http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2013/05/que-es-la-dominacion-femenina.html

La base de mi concepto de Dominación Femenina es que una mujer es la que toma la decisión acerca de cómo va a ser esa relación, y el sumiso lo acata. A partir de ahí, lo que hagan o dejen de hacer es cosa de ellos. Sip, no voy a ningunear el poder del sumiso en todo esto. Si él no quiere, poco se puede hace para dominarlo. Eso por una parte. Por otra, no hay que olvidar la compatibilidad. Un sumiso que no se sienta realizado a través del dolor, podrá moldearse a la situación pensando que no tiene más remedio que entrar en los “cánones”, pero a la larga, se sentirá igual de atrapado y menos él mismo que en una relación convencional. Si un sumiso me viene contando que era una criada sissy con su ex-Ama pero que ahora va a quemar el vestido de chacha porque yo se lo ordene... una de dos, o la engañaba a ella o me engaña a mí. Eso es un sumiso camaleón.
http://amabuscasumisoverdadero.blogspot.com.es/2013/04/el-sumiso-camaleon.html
Feminización, cuernos, scat, sodomización, incluso sadomasoquismo, son prácticas o experiencias que puede vivir cualquier persona sin que tenga un pelo de sumiso o de dominante.

Todos tenemos nuestra identidad, y no podemos dejarla en la puerta, esto no iba a ser una excepción. Fingir no trae buenas consecuencias.
Una relación de Dominación Femenina podrá tener varias caras vista desde fuera, pero la honestidad por ambas partes es lo que no debe faltar.

Hacer una lista de prácticas y subirse al púlpito a decir tajantemente lo que vale y lo que no, o lo que se supone que hay que hacer por narices, es tan absurdo como si se quisiera hacer una ley acerca de lo que una pareja heterosexual convencional debe hacer con su vida dentro y fuera del dormitorio, nadie examina el grado de vainillismo de nadie ni le pregunta si practica el misionero tres veces por semana y la felación al menos una vez al mes, y sin embargo, viendo ciertos testimonios de sumisos, parece que lo suyo no es una relación sino una estadística permanente que traduce a cifras TODO, desde el número de orgasmos hasta las veces que puede mirar a los ojos a su Ama al mes. Sobre esto de las prácticas, es tan fácil como decir que si algo no me/nos sirve, puede servirle a otros, pero que por hacer X o por no hacerlo, nadie es más o menos sumiso o Ama.

Yo, si tuviera que poner una piedra angular en esto, sería que Ella decide y él acata, pero sin presiones ni deshonestidades por ninguna de las dos partes. No hay que seguir ningún catálogo de prácticas obligatorias ni forzar a nadie ni esperar que el/la otro/a sea como en determinado vídeo de porno femdom. Se trata de dos personas afines, ni más ni menos, que están de acuerdo en la manera de enfocar su relación, y mientras sea ella la que pone las reglas y él las acepte encantado, será Dominación Femenina. Así de “simple”.


Su respuesta:

He de reconocer que, como digo al principio de esta entrada, había cuestiones de su post sobre el sumiso escatológico que no compartía, pero tras leer su respuesta sólo puedo decir que estoy totalmente de acuerdo con lo que usted dice y cómo plantea una relación de Dominación Femenina. Lo ha dicho muy claro. Gracias, de verdad.

domingo, 8 de marzo de 2015

Las chicas al poder

Repasando la lista de entradas, veo que cada año me he hecho eco del día de la mujer aunque me parece tremendo que haya que reivindicarlo, pero por desgracia sigue existiendo discriminación a varios niveles, y si como hombre no lo ves, ponte unas buenas gafas. El año pasado andaba yo enfrascada en otros menesteres por esta fecha y se me pasó tener algo previsto. Y ahora tampoco es que haya preparado nada con antelación, pero echando mano al baúl de los recuerdos musicales creo oportuno traer esta cancioncilla de estribillo apropiado tanto para el día como para el contenido del blog.


video