~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


sábado, 20 de octubre de 2018

El sumiso mantenido


Uno de los peligros que nos acechan como Amas es que el sumiso de turno te busque para utilizarte como vehículo para cumplir una fantasía, y les da igual una que otra y ocho que ochenta. No todo es oro lo que reluce en estos asuntos, y por si no queda claro a estas alturas del blog, el supuesto uso y abuso del sumiso por parte del Ama a veces es justo lo contrario. Ni siquiera el caso en apariencia extremo de un esclavo 24/7 se libra de eso, pues ocurre que algunos espabilados ven ahí la manera de tener casa y comida sin problema. Ya dirá alguna de esas Amas ultra sádicas que el pobre no está de vacaciones sino para ser apaleado cada hora, y que si hace falta dinero ya alquilará su ano al mejor postor y cosas por el estilo, pero vamos, que eso no entra en los planes de estos que digo. El sumiso mantenido quiere eso, que lo mantengan, y tengo un ejemplo clarísimo de esto que digo con un individuo que me abordó en tumblr, con un mensaje de copia-pega y encima ni se interesó en seguirme por ningún medio. Además, sissy para más señas. Vamos, uno de tantos que da por sentado que si una mujer es Ama, ya por narices va a estar interesada en aceptar a un tipo disfrazado de “putita”. Obviamente él no podía saber que no me interesa el tema porque le mandará el mismo mensaje a todas (y todos... “mamis y papis”...) sin molestarse en averiguar nada. Lo típico, lo de siempre. Se podría haber ahorrado escribirme a mí, que considero el colmo del machismo tener que “rebajarse” a parecer una mujer para poder decir que son sumisos. Si no entiendes el machismo de la situación, no voy a explicarlo por enésima vez, en una búsqueda rápida de mi blog lo tienes. Este hombre dijo en concreto que no valía para trabajar... Vamos, vamos... A picar piedra lo ponía yo, por espabilado. O sea, ¿qué clase de servicio puede dar ese tío si es un vago que no da un palo al agua? Me imagino que su plan es estar a mantel puesto, o bueno, el mantel lo pone él con su delantal planchado jiji, y básicamente poniéndose trapitos todo el día, y ojito con que ella le mande hacer más de la cuenta.


A veces hago una especie de ranking mental con los casos más bizarros de falsos sumisos que me encontré a lo largo de los años, y no hay vencedor, porque la competición está realmente reñida juasss.

Todos mis libros femdom en Amazon:

sábado, 6 de octubre de 2018

¿Se folla en una relación femdom?



Buena pregunta, dirán algun@s, jajaja. Veamos. Esta pregunta se la suelen hacer sobre todo los más jóvenes, o cualquier sumiso que no tiene muy claro si “perderá privilegios” al meterse en una relación femdom. Vamos por partes.

Cada relación, femdom o no, es un mundo, pero aparte de eso, voy a empezar por comentar las posibles razones por las que se plantea que nunca jamás habrá sexo “normal” entre Ama y sumiso. La más evidente es cuando se trata de una dominatrix profesional, a no ser que se dedique a la prostitución en un amplio sentido y no tenga problema en incluir en el menú a elegir por el cliente también eso. Con esto no digo que dominación profesional y prostitución sean lo mismo, pero en los últimos tiempos proliferan los anuncios de “putas amas” que lo mismo sirven para dar un fustazo que para lo que se tercie.

Otro motivo para dejar al sexo convencional fuera es cuando entre Ama y sumiso hay una relación de sesiones bdsm, con una serie de prácticas pactadas entre las cuales no entra eso. De hecho, se ve rarísimo que una cosa tenga que ver con la otra, y es más, con tanta castidad forzosa, tanto cinturón de castidad y tanto cuerno suelto, lo último que puede esperar el sumiso novato es enterrar la nutria, como decía cierto monologuista.

Sobre cornamentas hay poco que comentar, al menos en mi opinión. Eso es algo importado del mundo swinger casi siempre y ella no es precisamente dominante cuando se deja dominar por un “macho de verdad” (juas...) delante del sumiso. En cuanto a la castidad, no lo veo como una situación permanente. Puede ser un castigo o puede formar parte de un “aguántate ahora y ya después agradecerás más el orgasmo”.

También está el caso de la feminización del sumiso, que tanto repelús me produce, en la que obviamente se trata de quitarle la masculinidad y dejar la colita fuera de juego. En ese caso sí que suele haber “follamiento”, pero con un falo de goma atado a la cintura de ella. Ojo, que también puede haberlo sin que él se disfrace de Rita la cantaora, y el hecho de que una pareja disfrute con esa práctica no los convierte en Ama y sumiso, en mi opinión. Todo depende de cómo se plantee, porque si él le pide a ella que se lo haga, y ella le hace el favor, a ver quién manda realmente ahí. O mandan los dos. Pero es una simple inversión de roles, y si él tiene que rebajar su hombría y ella tiene que masculinizarse, entonces no es precisamente Dominación Femenina la cosa sino todo lo contrario, ya que lo masculino domina a lo femenino. 

Dejando a un lado las razones anteriores, ¿qué ocurre en una relación femdom que es a la vez una pareja en todos los aspectos? O simplemente, una mujer y un hombre que se ven cuando pueden o quieren y que hacen sesiones. Supongo que no hace falta explicar que pueden hacer lo que les de la gana. Pero la cuestión es, ¿qué dicen los cánones acerca de si eso sigue siendo una relación femdom? Pues algunos pondrán el grito en el cielo, diciendo que eso es vainillismo puro y duro. Pero como dije antes, depende de cómo se plantee. No es lo mismo que ella elija cuándo y cómo, a que lo decida él. Entonces, la respuesta a la pregunta del post, sería: se folla siempre que ella quiera. A partir de eso, si ella es de protocolos estrictos y sigue al pie de la letra la biblia del bdsm, no querrá hacer nada que se aparte de lo típico.


El sexo es más amplio que el coito, pero igual de absurdo es dejarlo fuera de una relación que incluirlo por narices. Por ahondar en este tema, en mi caso personal lo que ocurre es que desde siempre me he apartado de lo convencional y he tenido muy claro que el clítoris es el órgano sexual femenino, por delante de la vagina, y por otra parte, darle protagonismo al pene, que no es una máquina que puede funcionar durante horas, es bastante absurdo para nosotras, y provoca bastante presión para ellos. Sí, claro, desde el egoísmo masculino lo de durar tres minutos, correrse y a otra cosa, no es ningún problema... para ellos. Pero una lengua es más eficaz para el placer femenino que un pene, por poner un ejemplo.

Así que, si alguien tiene esa duda existencial, debería darse cuenta de que lo plantea mal. Si eres sumiso, querrás que ella disfrute, y si a ella le importas, querrá que disfrutes tú también. Lo de follar o no follar, visto así, es lo de menos.

Todos mis libros femdom en Amazon:

sábado, 29 de septiembre de 2018

Consulta femdom surrealista


El mensaje que vamos a ver es de los más curiosos que he recibido nunca. Dice así:

Hola ama, ¿podrías aconsejarme un poco, por favor? Últimamente mi dueña me pone un cinturón en el pene para que no pueda meter la mitad y decirme que la tengo pequeña... Antes podía aguantar hasta que ella me ordenaba correrme, pero ahora no puedo controlarme y eso le encanta, además me castiga por ello. Mi duda es la siguiente: ¿hay alguna forma de encoger el pene temporalmente? Gracias por tu tiempo :D


No voy a centrarme en el consejo que me pide porque, hasta donde yo sé, el pene funciona como funciona, y hay publicidad de estilo milagroso que promete alargarlo, pero lo contrario no existe, si acaso un anillo que haga como de tope o lo acorte visualmente, y cuidado con ponerlo antes de la erección porque más de uno acabó en urgencias sin poder sacarlo. Lo que pretendo con este post es ir la trasfondo del mensaje, porque me choca bastante que alguien busque algo tan contrario a la corriente mayoritaria de “a ver quien la tiene más larga”. Lo primero que se me ocurre con todo esto es pensar que tanto ella como él, o quizá uno más que otro, tiene esa fantasía de la humillación del pene pequeño, o lo ha visto en alguna parte y cree que eso hay que hacerlo obligatoriamente para que pueda llamarse femdom a lo que hacen... Es que es raro de narices, qué queréis que os diga. Que una mujer quiera burlarse de un hombre por su pene pequeño, y como lo tiene normal (o grande :P), pretenda que lo reduzca de alguna manera... A ver, que hay fantasías para todos los colores, pero son ganas de complicarse la existencia. Es como si te vuelven loca los pelirrojos y le dices a tu novio moreno que se tiña el pelo en vez de emparejarte con un pelirrojo. Me suena a intentar cambiar a la otra persona, en vez de sacar partido de lo que es cada persona de manera natural. Y cambiar es complicado, ya sea en forma de ser o en rasgos físicos, o directamente imposible en ciertas cosas.

La humillación erótica es un asunto delicado. Puede ser muy fina la línea entre una situación excitante y herir a la otra persona. Como ya dije cuando hablé del sumiso loser, no le veo sentido a burlarse de un defecto, igual que no me excita reírme de un cojo porque le falte una pierna. Me parece de mal gusto, y no veo por qué debería ser distinto cuando se trata de otra parte del cuerpo, en este caso el pene. Y me llama mucho la atención que la pareja del mensaje busquen el juego de la humillación cuando no existe pene pequeño. Porque realmente, a nivel psicológico, ¿cómo se mete el sumiso en situación de sentirse humillado por algo que no es real? Me cuesta entenderlo. Y en cuanto a ella, sabe que hay un pene normal aunque tape un trozo. No me gusta usar la palabra extraño, pero es la primera palabra que se me ocurre.

Aparte de la humillación, por lo visto existe castigo cuando él no puede controlarse. Y vuelvo a pensar que ella, o él, o ambos, intentan seguir un catálogo de prácticas habituales en porno femdom. Y no me parece ni bien ni mal, pero creo que es importante plantearse por qué hacemos lo que hacemos, no vaya a ser que un día sintamos que es un teatro vacío, o que lo hacemos por hacer lo normal dentro del mundillo o por complacer a la otra persona. Si la complacida es ella, tiene sentido en el contexto femdom, claro, pero si una cosa como esta es idea o sugerencia de él, mi consejo, para cualquier mujer en esa situación, es que piense que no tiene que hacer nada por parecerse a ninguna actriz porno. Y como nota al margen, el mundo está mal repartido, y parece ser que de esa frase no se libran ni los asuntos de la entrepierna.


Todos mis libros femdom en Amazon:

sábado, 15 de septiembre de 2018

El sumiso que no sabe que lo es


En un post antiguo (“antiguo”, ya que todo lo que llevo escrito aquí no pierde vigencia), alguien dejó un comentario recientemente, y en vez de responderle con otro comentario, lo hago con este post, aunque sea para recopilar lo que ya dije sobre este asunto. El comentario lo escribió una mujer dominante, harta de “sumisos” que solo van a lo suyo y por eso ella decidió buscar entre la población masculina “normal”, a ver si hay sumisos que no saben que lo son.


Ya hablé del caso contrario, es decir, de los que creen que son sumisos pero no lo son:
Pero también traté el tema de esos posibles sumisos que no se definen como tales:
Y también hablé más directamente del tema en este otro post:


Por resumir, y por darle otra vuelta más al tema, me parece que es es raro hoy en día que un chico no encuentre pronto lo que le pone en internet, así que no me creo que un hombre no sepa si la sumisón sexual le atrae o no. Más allá del tema sexual, es cierto que hay presión social para no admitirlo abiertamente, pero ya digo, a solas nadie puede evitar que te atraiga lo que te atrae, pero si entre los que reconocen que son sumisos tienen dificultad para autoaceptarse, ya ni te cuento lo que pasa con los que rechazan la palabra. No digo que no pueda funcionar una relación con un “sumiso metido en el armario”, ya depende de cada pareja, pero obviamente puede haber fricciones por ello, y si quieres un sumiso para todo, ahí el fracaso está casi garantizado.

Cuando un tipo te dice que es complaciente y te crees que será buen sumiso, te das cuenta de que eso solo funciona a ratos. Llegará un momento en que empezará a presionarte o a pedirte directamente que seas tú complaciente con él. Aparte de que puede que el cartel de complaciente se lo ponga para pillar cacho y sea todo mentira.

Puede parecer difícil desenmascarar a un farsante de estos o distinguir a un sumiso de verdad, pero la clave está en este consejo: si se desinfla cuando te tenga en su vida, no es sumiso. Y es un consejo que sirve para todo con un sumiso. A medio y largo plazo es cuando se ve lo que vale un sumiso, incompatibilidades personales aparte. Ellos mismos no pueden saber hasta qué punto valen para sumisos hasta que no lo comprueban durante una temporada, por eso es importante darle a todo sus plazos adecuados.

Por comentar algo más que no haya comentado sobre esto de sumisos ocultos, puede que un hombre sea sumiso y a pesar de eso no quiera una relación femdom, sobre todo a tiempo completo. ¿Raro? Pues no, para nada, puede que prefiera convivir con una mujer vainilla o incluso sumisa, igual que hay mujeres dominantes que se emparejan con hombres dominantes, en ambos casos por motivos diversos que no me voy a parar a analizar.

Es normal hartarse de los sumisos de manual, como yo los llamo, porque no hay manera de sacarlos de sus cuatro verdades inamovibles, pero irte al extremo opuesto de buscar a un hombre que rechace el concepto sumisión masculina, no es la solución. Lo ideal es un sumiso que se acepte como tal y que tenga una mínima experiencia para haberse puesto a prueba en la vida real aunque sea para ver lo que no quiere. Vamos, casi un mirlo blanco, pero no es imposible, así que a esta lectora y a otras en similar situación: suerte :)


Todos mis libros femdom en Amazon:

jueves, 6 de septiembre de 2018

¿Puede un sumiso tomar la iniciativa?



Este post surge de algo que ocurrió el otro día en la intimidad con iskandar. Estábamos tumbados en la cama mirando la tele y de repente él se puso una máscara-antifaz. Es decir, quedó con los ojos tapados. Medio juguetón, dijo que iba a dedicarse al vicio. Sé que ya al ponérselo, él “se puso”. Yo ni le había ordenado que se lo pusiera ni él esperó permiso para ponérselo. Se quedó quieto, tumbado de lado, “mirando” hacia mí. Yo, que disfruto más de un tease que de un caramelo, lo dejé así y seguí mirando la tele. Al rato lo besé y la cosa se animó.

Podría haberle castigado, o ignorado, o quitado la máscara. Podría haberme incluso molestado el hecho de que no se dedicara a mirarme extasiado :P El caso es que fue un caso evidente de iniciativa del sumiso, casi de provocación, o dejémoslo en incitación, como si una mujer se desnudase delante de un hombre con mirada pícara.

Alguno se preguntará: ¿eso no es un intento de dominar desde abajo? La respuesta es no. Lo sería si yo cayese en ese tipo de trampas, de haber sido una, pero lo que ocurrió exactamente fue que él se ofreció, se quedó dispuesto para lo que yo quisiera, que fue lo pasó, claro, como siempre. Esa es la clave, el sumiso puede proponer, pero quien dispone siempre es su Ama.

Yendo un poco más lejos, supongamos que un sumiso conoce tan bien a su Ama, que sabe qué “tecla” pulsar para que ella empiece a dominarlo como loca. En general, esa clase de ofrecimiento, ese presentarse como un objeto disponible para ser usado, es difícil de rechazar para una mujer dominante, y si encima estamos en una cama ligeros de ropa, ya ni te cuento. Pero aun así, eso no garantiza nada. Puedo estar cansada o apática o enganchada con lo que veo en la tele. No era el caso ese día, jaja, pero vamos, que es casi imposible que un sumiso de por sentado que pasará tal o cual cosa.

Otro tema es que sean sesiones pactadas en las que ella “cumplirá” con las fantasías pactadas de mutuo acuerdo. Opino que el hecho de que falte el factor sorpresa le quita esencia, me parece una especie de femdom descafeinado.
Así que sí, un sumiso puede tomar la iniciativa, de hecho no me gustan los sumisos pasivos que parece que les da igual todo. Y por cierto, yo me llevé mi orgasmo, pero él tuvo que esperar a otra ocasión.


Todos mis libros femdom en Amazon:

lunes, 3 de septiembre de 2018

El que quiere iniciarse como sumiso

Desde hace un tiempo recibo muy pocos mensajes por el formulario de contacto. Aparte de algún despistado o algún caradura que llega y ni se fija, la mayoría ha captado que en la actualidad no busco sumiso. La mayoría de mensajes eran de candidatos a sumiso mío, así que es lógico que ya no los reciba. Por eso ahora incluso me sorprende recibir mensajes del formulario. Antes había bastantes pidiendo consejo, pero supongo que leyendo el blog pueden encontrar respuesta. Por cierto que todavía tengo alguno pendiente de dedicarle un post, pero antes voy a comentar otro más reciente. Vamos a verlo.

Hola buenos dias, ante todo disculparme por no poner mi nombre completo, supongo que timidez y algo de recelo y miedo ya que esto es nuevo para mi. Desde hace tiempo me siento atraido hacia la sumisión, me atrae el rol de sumiso en mi relación con las mujeres, jamas he mantenido una relación de esta naturaleza y me gustaría profundizar en el tema para saber hasta que punto lo soy, y hasta donde puedo llegar. Es por eso que escribo estas lineas para que me indique cual es el mejor metodo para iniciarme, alguna lectura concreta, por donde empezar. Por otro lado, Alguien me dijo hace mucho tiempo que en este tipo de relaciones se necesita una iniciación por alguien. En fin, le pido algún consejo al respecto. Gracias.

Para empezar, cuando pido en el formulario el nombre no me refiero a apellidos o al carnet de identidad ni la huella digital, es simplemente para aclararme de quién se trata y “ubicarlo”. Con un nick sirve, vaya. Después de varios años lidiando con mentiras de sumisos, tengo un olfato muy fino para estas cosas, y no dudo que este hombre sea tímido, pero es la típica actitud de ocultamiento de todos los que piden discreción, y la piden por el motivo más obvio: tienen pareja. Visto así, y antes de comentar el resto del mensaje, cobra algo de sentido eso tan raro de buscar iniciación. Los novatos sin pareja también buscan ser iniciados, claro, y ya expliqué que yo no inicio a nadie, que me suena a lo que hacían muchos en siglos pasados de irse con una puta para iniciarse en el sexo, y algunos todavía lo hacen. Me parece tan ridículo y horrible que no voy ni a molestarme en explicar por qué me lo parece.

Inciso al hilo de sumisos novatos: hace unos meses recibí este mensaje de copia-pega, que no me molesté en responder:

Hola Ama, soy un chico de 22 años. Soy nuevo en esto y busco Ama para Skype, me gusta me controlen la masturbación, estilo edging o JJOI, control del orgasmo...pero tambirn busco aprender e ir haciendo cosas que usted menenseñe. Contacto con usted para que me informe si realiza este tipo de sesiones. Gracias.

De manera que, como iba diciendo, yo no soy esa especie de puta gratis que hace de conejillo de indias para que el indeciso de turno se aclare con lo suyo, o para que alguno se lleve su rato de morbo sin complicaciones y después si te he visto no me acuerdo. Que también hay mujeres que buscan morbo o se aburren de su pareja, pues sí, pero me parece el colmo que esos tipos me busquen a mí, que estoy en las antípodas de tener el femdom como un pasatiempos, y joder, hay cientos de entradas en este blog, incluso resúmenes de lo más importante, para conocer mi postura.

Este en concreto no me pide abiertamente que lo inicie yo, o a lo mejor entre líneas, qué sé yo, pero venir a pedirme consejo individualizado es pretender que pierda el tiempo yo en balde. Me pregunta por alguna lectura recomendada... Juassss, ¿qué tal mi blog al completo o alguno de mis muchos libros en Amazon? Ya digo, a mí esa actitud egoísta disfrazada de pobre sumiso novato... uf, no pintaba bien. Y no explicaré cómo, pero no fue difícil seguir la pista a ese correo electrónico, que nos llevaba a un hombre casado y padre a tiempo completo y cocinero en fines de semana, y supongo que a partir de ahora sumiso en la media hora que le deje libre todo lo anterior, jajaja. Pero no te preocupes, que el látigo virtual solo lo uso para dar caña aquí en mi blog, no me dedico a perseguir a nadie fuera de internet, respira tranquilo.

Supongo que lo de la iniciación es típico en los círculos bdsm de protocolos y sesiones y roles, pero cuando una mujer y un hombre tienen el SENTIMIENTO sumiso o dominante muy claro, no hacen falta teatros ni iniciaciones ni pollas, y lo digo así de indignada porque estas cosas ya cansan. Que de la noche a la mañana alguien se aburra de su vida vainilla y quiera probar el rollito sumiso... Oye, mira, si aún me lees, vete con una dominatrix y gasta con ella el dinero que te ahorras al no comprar mis libros, porque total, aunque los leas y los memorices no te vas a enterar de nada. O mejor aún, ¿buscas alguien que te inicie en el “rol” de sumiso? Pues mira, apúntate con tu mujer a clases de teatro, y problema resuelto...

Y ya que toco el tema dominatrix, me hace gracia cómo algunas se apuntan al concepto falso sumiso que tanto ataco yo, pero a su extraña manera, jajaja. Es decir, algunas se quejan de que hay sumisos que juran por su madre que les darán dinero por internet, y luego los muy impresentables no sueltan ni una moneda... Eso no es un falso sumiso, eso es un falso pardillo juas. Oye, que yo no niego que tenga su punto lo de decir, dame dinero y punto, en la misma línea de haz esto o lo otro por mí, pero todo dentro de un contexto. Que lo pidiera yo, que tengo una trayectoria demostrada de años con este blog y que fuera de aquí me conocen algunos lectores, pues bueno, pero que alguien diga por twitter que es Ama desde hace dos días, ponga una foto que quién sabe de donde sale y quiera cajeros automáticos en forma de sumiso en cada esquina, pues mira, chica, la cosa no es tan fácil, que lo mismo resulta que eres un tío con bigote buscando dinero rápido, y si encima te cabreas porque no te paga un tipo que se estaba simplemente pajeando con el tema, en fin, tú misma verás lo ridículo que puede resultar.

Entre estas individuas, los de doble vida y demás fauna, el femdom vocacional lo tiene crudo. Pero bueno, la esperanza es lo último que se pierde.

Todos mis libros femdom en Amazon: