~ La sumisión NO es ser utilizado, la sumisión es ser útil.

~ La sumisión NO es pensar de ti mismo que eres menos, la sumisión es pensar menos en ti mismo.

~ La sumisión NO es lo que te hacen a ti, la sumisión es lo que tú puedes hacer por ella.


domingo, 19 de febrero de 2017

NO SOY DOMINATRIX

A veces “ruego” antes de ponerme a ver una película para que no contenga toques femdom porque tengo que pararla para anotar el minuto y luego echarle un rato a montar el vídeo, jaja, pero se ve que no hay manera, que donde menos me lo espero, zas. Esta, Los amantes pasajeros, creí que sería una comedia sin más y de repente suelta el azafato, "oye, ¿y tú como te metiste en eso del bondage...?" Y el resto aquí lo tenéis.


video

Es una muestra de lo extendido que está el tema dominatrix, y lo lamentable es cuando comentas que eres Ama, y por culpa de esa imagen mayoritaria, te dicen, "ah, entiendo, tú cobras y te gusta zurrar a los tíos."


Ainssss.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Consulta de una sumisa


Aunque este blog está dedicado a la Dominación Femenina, sé que me leen no solo Amas y sumisos. Por los comentarios se han paseado sumisas, Amos, switch, heteros, bisexuales y gays (y vainillas y locos y... jajaja). Lo que no es frecuente es que me pidan consejo los anteriores, y no sé hasta qué punto tiene sentido que vengan a mí, porque lo mismo me da por intentar llevarlos a mi terreno y “convertirlos a la religión femdom” jajaja, pero este caso en concreto me parece interesante. Ojo, no digo que me apetezca ir dando consejos a diestra y siniestra, y menos cuando se trata de alguien menor de edad, porque son edades complicadas y porque nadie escarmienta en cabeza ajena. El último caso parecido, de un quinceañero, tardé meses en responderlo porque no sabía si era buena idea. Bueno, en fin, sin más rodeos, aquí está el mensaje, que me parece más urgente que el otro porque se trata de una relación ya en marcha.

hola!me llamo xxxx,llevo algun tiempo leyendo tu blog y me gustaria contarte mi caso,soy muy nueva en esto.desde hace algun tiempo mi chico ha ido incluyendo juegos en nuestra relacion,el es muy dominante.no me considero exclava en absoluto,pero leyendo algunos foros creo que hay un punto de humillacion.normalmente me pide que haga en publico cosas que a las chicas nos suelen dar corte (rascarme mis partes,escupir como un hombre,sacarme las bragas del culo cuando alguien me esta mirando).conocias este tipo de peticiones?gracias de antemano,tengo 17 años y poca experiencia

Para empezar me parece positivo que la chica intente buscar respuestas a sus dudas, porque doy por sentado que no ve muy claro el repertorio ese que le propone él. Quizá busca “validación” acerca de lo que un supuesto dominante puede o no pedir, y respondiendo a esa pregunta en concreto, yo he oído cosas tan surrealistas que ya ni las recuerdo, o sea, que ancho es el mar de las perversiones posibles. La cuestión no es que haya una lista mundialmente aceptada, aquí de lo que se trata es de encontrar un camino propio y una voz interior que nos diga “esto sí”, “esto no”, “esto quizá” y “esto ni de coña”. Se puede ser muy nuevo en llevar a la práctica una tendencia, pero... la tendencia tiene que estar ahí. Tal vez la palabra esclava venga un poco grande en ese contexto de juegos entre adolescentes que se adentran en el terreno D/s. Puede que la chica sea hasta dominante, o que no sea ni eso ni sumisa.

La cuestión es saber separar claramente si se trata de complacerlo a él o si realmente le tira el tema aunque sea mínimamente. Porque yo interpreto en ese mensaje que el chico es el que propone y dispone, y eso es normal cuando se trata de una relación maledom, PERO es que ella, por lo que parece, no está metida en algo así con pleno conocimiento de causa. Así que me parece fundamental dar un paso atrás y replantear las cosas. Y sobre todo, hablarlo con él, porque esto no va de darle mil vueltas a la cabeza delante de un espejo cuando ya hay otra persona implicada.

Si la chica siente que disfruta con la humillación -y repito, que no sea por seguirle la corriente en plan borreguil al otro-, opino que lo normal es empezar con esos asuntos en privado. Es más, no tiene por qué llegar al ámbito público si eso no le hace sentir cómoda. Porque a todo esto, a lo mejor él también anda leyendo “manuales” de lo que todo buen amito debe hacer, o necesita demostrar de cara a los demás lo super dominante que es (yo es que no lo necesito ni lo disfruto así).


En fin, tómate tiempo para conocerte a ti misma y no te sientas presionada; si él quiere una relación sana, no tendrá prisa por sacar tu parte sumisa a la luz, y también entenderá que la D/s no trata de hacerlo pasar mal a la parte que se somete sino de disfrutar ambos. Suerte.

jueves, 9 de febrero de 2017

Mi blog es útil para el mundo femdom

De vez en cuando pierdo un poco la chispa respecto al blog -no hacia la Dominación Femenina, que eso es algo consustancial a mi naturaleza-, y aunque tengo recopilado material para seguir publicando, lo he ido haciendo con el piloto automático en muchas ocasiones últimamente. Pero es normal, 5 años es nada menos que media década y ya no se trata del tiempo invertido, sino que siento que lo he dicho casi todo sobre el tema. Y eso que hay asuntos “básicos” que no he tocado, como la supuesta poca hombría del sumiso, la castidad forzada y alguna otra cosa más.

Pero sigo al pie del cañón porque soy consciente de que lleno un hueco importante en todo esto, y me llena de orgullo verme en las primeras posiciones de cualquier buscador, junto a toda la escoria de porno extremo, “amas” exprimidoras de incautos, “sumisos” pajilleros a juego con las anteriores, “amas” que creen que dominar significa tirarse al primer desesperado que pillan para que el marido se caliente la bragueta, etc etc etc. Además obviamente también sigo porque tengo respaldo, en cuanto a número de visitas, comentarios, eco en otros blogs y webs, y mensajes privados. Y por todo ello veo que, por suerte, no soy la única que está en la línea del femdom positivo, y constato que mis palabras sirven para que mucha gente aclare o afiance sus ideas.

Supongo que las visitas desde países de habla no hispana serán mayormente para mirar fotos jaja, pero ahí queda una muestra del alcance mundial del blog en el último mes. Por cierto, me voy acercando al millón de visitas y eso renueva mis ganas de seguir publicando xD



Hoy traigo un mensaje privado para ilustrar lo que digo acerca de coincidir en el punto de vista femdom con la gente que me lee y porque me ha hecho especial ilusión. Cuando leí el remitente no supe ubicar el nombre a la primera. Hacía tiempo que me habían baneado de facebook por culpa de la moral mojigata de su política de publicaciones, y por eso no recordaba a esta persona. Pero pronto supe quién era. Lo que no sabe ella es que, entre las mil cosas que he ido coleccionando en estos años, está algo que guardé cuando lo vi en el muro de Imperio Femdom (que fue baneado también, claro...). El autor de esa página enlazaba a veces mis posts y ella comentó allí lo siguiente:



De eso hace casi cuatro años. Así que, Amanda, me alegra mucho que sigas leyéndome :) Sé que sólo querías saludar, y yo aprovecho para saludarte públicamente desde aquí a la vez que dejo tus bonitas palabras a la vista de todos ;)

Buenos días Ama S
Llevo varios años siguiendo tu Blog, te seguí durante un tiempo por facebook y ahora más de vez en cuando voy entrando por aquí.
Hace años que quería escribirte, en primer lugar para agradecerte lo mucho que me ayudaste a través de tus escritos a ordenar mis ideas y en cierto modo a mi misma. Y en segundo lugar para decirte que suscribo casi todo lo que has ido escribiendo, me veo muy muy identificada con tu manera de sentir.
Al leerte siempre me he sentido de algún modo acompañada, y también sorprendida porque alguien expresase tan bien lo que me pasaba por la cabeza, pero claro dandole vueltas, tu no sientes lo mismo porque no lees a nadie, así que estas palabras también son para que veas que no eres la única que entiende la dominación de esa manera.
Hace ya casi tres años que encontré a mi sumiso verdadero y desde entonces vivo en el cielo de la Dominación Femenina (que es así como muy pasteloso y con nuebecitas rosas por todas partes).
Muchas gracias por seguir ahí, por lo bien que escribes, por lo clara y concisa que eres y por lo bien que describes a cada uno de los especimenes que hay sueltos por el ciberespacio.
Un saludo,
Amanda

Te doy la enhorabuena por ese sumiso tuyo, cuídalo como oro en paño porque no abundan precisamente los verdaderos, como ya sabes, jajaja. Y hablando de esto, y retomando el inicio del post, tengo que añadir que empezaba a sentirme un poco cansada de que mi búsqueda de sumiso se estuviera convirtiendo en una empresa casi más complicada que la de hallar el arca perdida, y que eso también pesa a la hora de mantener un blog que tiene el título que tiene. Porque puede resultar desalentador -no solo para mí, sino para Amas y sumisos en general-, el hecho de que alguien con la difusión de mi blog no logre dar con el diamante entre tanto pedrusco. Y, demonios, lo menos que merezco como persona y bloguera es que conozca a ese sumiso verdadero precisamente a través de este medio en el que llevo volcado tanto. Los más fieles sabrán que el contador en ese sentido no está a cero por lo que he ido dejando caer entre líneas, pero el momento de anunciar el hallazgo “definitivo” no había acabado de llegar.

Y hasta aquí puedo contar, no seáis cotillas, que además aún tengo que someter al candidato actual a unas pruebas que ríete tú de las que describía Homero en sus inmortales obras :P

viernes, 3 de febrero de 2017

El sumiso fantasma


Este post es un mensaje en una botella, nunca mejor dicho, dado el nick del personaje al que va destinado. “Sumiso” X, desde la comodidad y el anonimato que proporciona el estar atrincherado detrás de su ordenador, o móvil o lo que tenga a mano, agota el abecedario peloteando a todas las (pocas) Amas blogueras y vuelve a empezar desde la letra A (ahora va por la B jijijiji), y encima el campeón ni se molesta en cambiar de nick, que en este caso viene que ni pintado porque navega por las mil aguas del mundillo femdomero cibernético. Y así año tras año, que la nave esa parece incombustible de narices jajaja. A mí me produce una mezcla de pena, asco y risa difícil de describir, así que creo que no está de más lanzar un aviso a “navegantas”, aunque al individuo se le ve venir como un chaleco reflectante en la noche.

En fin, pobres diablos. “Hablar” con Amas blogueras es la dosis que colma el vicio oculto para tantos y tantos. Lo malo es cuando nos toman por tontas, tratando a cada una como si fuera única -cuando al tipo le da igual ocho que ochenta-, y montando castillos en el aire mientras sabe que jamás de los jamases dará el salto a la realidad. Así que yo, por no ir a llamar la atención a casas ajenas, lo dejo aquí: chaval, o abuelete, o quien seas, aquella canción de Mecano parece escrita justo para ti, y para todos los fantasmones en tu misma línea.

Dices que siempre estás viajando
pero me estás engañando
yo sé que tú estás solo
y que no sales de tu cuarto
Las luces de la calle
te hacen daño cuando sales
porque tu mundo es otro
mucho más oscuro
Déjalo ya
sabes que nunca has ido
a Venus en un barco
Quieres flotar
pero lo único que haces
es hundirte
Sabes que pasas por la vida
sin salir de tu mentira
que muchos alimentan
y que crece día a día

sábado, 28 de enero de 2017

Anime femdom




Esta serie, kangoku gakuen, hará las delicias de los sumisos de fantasías de manual. Por supuesto que no estoy en la línea de la “dominación” de la serie, pero como comedia tiene momentos realmente logrados. El argumento, como digo, parece sacado de mentes calenturientas de sumisos pajilleros, porque va de un colegio de chicas al que llega un grupo de cinco chicos que enseguida son pillados tratando de espiar a las alumnas desnudas y son enviados a una cárcel, donde estarán supervisados por tres sádicas de tomo y lomo. Cada uno de los cinco tiene su momento “síndrome de Estocolmo” y a ratos hasta se excitan con sus carceleras, pero en especial hay uno que directamente desea ser castigado con mayor frecuencia y dureza. 

video

domingo, 22 de enero de 2017

Ser o no ser... sumiso


Es normal que a lo largo de los años se repitan las mismas consultas que me llegan. Y entiendo que el blog no se lee entero en dos días (ni en dos semanas), así que lo del título es algo que me preguntan con cierta frecuencia. Ya lo comenté en otras entradas (No sé si soy sumiso , Ser o no ser sumiso), pero no está de más repetir los temas básicos.


Uno de los mensajes en la misma línea es el siguiente:

Hola Ama S. ¿Qué tal está?, antes de nada me gustaría agradecerle su blog, estoy seguro que le lleva mucho tiempo y me gusta mucho pues me parece que es un sitio distinto a la mayoría de los que tratan sobre dominación femenina, en cierta medida es único y a veces me siento identificado. Gracias.

No le escribo porque quiera ser su sumiso, soy demasiado joven para usted y no vivo cerca de suyo ni voy a vivir cerca en un futuro próximo. Le escribo porque desde que descubrí que me gustaba la dominación femenina he buceado un poco en internet buscando información y he hablado con algún ama y no me ha gustado nada, únicamente me ha gustado su blog. Alguna vez he llegado a pensar que pueda ser un sumiso en menor grado o que soy un falso sumiso de esos pero yo creo que no, simplemente veo la sumisión de manera distinta, como no estoy seguro humildemente pido su consejo ya que seguro que usted tiene mucha más experiencia que yo y ha visto muchos más sumisos que yo. Puede que le sirva para escribir algo en su blog


Le voy a explicar cómo veo yo la dominación femenina. Para empezar no me gusta nada el bdsm, no me gusta que me azoten ni que me hagan daño, como mucho que me esposen y aten pero vamos que si me entrego a un ama me gustaría que no le gustase mucho. He leído muchas entradas suyas diciendo que la dominación femenina y el bdsm no tienen por qué ir juntos y estoy de acuerdo. Hasta ahí ningún problema, la mayoría de los sitios de internet tienen bdsm por en medio pero bueno.

Lo que yo creo que más me diferencia es lo siguiente, no me gusta nada ser humillado, y por humillado no me refiero hacer algo que se pueda ver como humillante. Me refiero a que no me siento inferior a mi ama y no me gusta que me obliguen a hacer cosas para hacerme sentir inferior a ella o que ella se sienta superior, por ejemplo no me gusta que me pongan motes humillantes ni que me obliguen a dormir/sentarme en el suelo o que la tenga que tratar de usted o llamarle ama/diosa...etc. Para mí la sumisión no es ser inferior a otra persona, como decían en una película servir es el arte supremo, Dios sirve a los hombres pero no es su siervo.


Además yo para entregarme a un ama necesito sentirme querido al 100%, querer y confiar en mi ama a ciegas y todas esas prácticas lo único que consiguen es que no confíe en esa persona y que piense que quiere que me vaya mal para sentirse superior. Yo no me siento inferior pero es verdad que una relación en la que la mujer tenga todo el control le da mucho poder pero necesito saber que esa mujer no va a utilizar ese poder para hacerme sentir inferior, porque no lo necesita. De hecho me parece que dominar a una persona que consideras inferior a ti no tiene ningún mérito pero dominar a alguien que consideres igual a ti me parece que debe ser muy excitante, igual que ser sumiso de alguien que es igual que tú sólo porque quieres hacer a esa persona feliz no solo me excita sino que me hace muy feliz. Ojo con esto no quiero decir que si tuviese un ama no me pudiese mandar lo que a ella le plazca pero si tuviese un ama me aseguraría que no quiere a alguien “inferior” sino que quiere a un sumiso que sea lo mejor posible, que la complazca en todo y que no necesite que la trate como si fuese una diosa y yo un gusano.

Como puedo entregarme a un ama que le guste un poco el bdsm pero sería incapaz de hacerlo con un ama que me haga sentir inferior y casi todos los sitios femdom tratan a los sumisos como inferiores me gustaría saber qué opina usted, si le parece que soy un falso sumiso o tengo una sumisión de grado bajo y si cree que alguna vez conoceré a un ama que lo vea de la misma forma. A lo mejor le sirve para escribir un post .

Como seguro que recibe muchos mensajes y este es larguísimo no tiene por qué contestarme pero aun así gracias si lo ha leído y muchísimas gracias si me contesta=), mis mejores deseos.

P.D: He leído en una de sus últimas entradas que a lo mejor necesita ayuda para traducir una de sus novelas al inglés, yo no soy filólogo ni nada pero se bastante inglés si necesita ayuda no dude en pedírmelo. Si además necesita algún otro tipo de ayuda pídamelo también.


Como ya indiqué más arriba, la respuesta que di en posts anteriores puede servir para esta consulta, pero por matizar y resumir: por supuesto que el sumiso no es mi inferior, yo lo veo como el pedestal que me permite elevarme, y debe ser valioso, no se le encomienda a cualquiera semejante tarea. Es una pena que algo tan bello se distorsione por culpa de toda la panda de abusonas y gusanos sin autoestima, pero mensajes como este cada vez me van llegando en mayor número, así que confío en que ganemos la batalla los del bando del femdom positivo.

Acerca de la propuesta de traducir mi novela (o mis novelas), yo también tengo nivel alto de inglés pero se necesita ser nativo, bilingüe o traductor profesional para semejante tarea. Lo que me recuerda que hace un tiempo alguien se ofreció para hacerlo y no pasó del prólogo de Despertar sumiso. Se ve que se le desinfló pronto la buena intención.

Sobre lo que dice de estar obligado a tratar al Ama de Usted ya hablé en El protocolo femdom, así que tampoco voy a añadir nada más.

lunes, 16 de enero de 2017

El castigo



Dice Elise Sutton que al sumiso hay que disciplinarlo usando el castigo corporal. Se fija un día y una hora a la semana y hala, ven aquí que te pongo sobre mis rodillas y te azoto el culo hasta que no te puedas sentar. Vamos a ver...

En frío, a mí no me sale castigar a nadie. Si no estoy enfadada por algún fallo suyo, no me voy a poner de mala leche de momento. Ese tipo de tareas, son eso, tareas que le dan trabajo extra al Ama. Qué pereza.

Pero imaginemos que hago el esfuerzo y me pongo a ello. Empiezo con los azotes. Uno, dos... Me voy entusiasmando, oye. Tres, cuatro... Uhm, me estoy empezando a poner a tono con esto. Cinco, seis... me sale la vena sádica-erótica y paro de repente ordenando al sumiso que se arrodille y me lleve al orgasmo. Qué bien, al final ha merecido la pena el esfuerzo. Pero... ¡esto no era lo que se pretendía! ¿Qué ha aprendido el sumiso con todo esto? Que puedo hacer lo que me dé la gana con el manual de E.S. Y además que puedo usarlo a él cuando quiera y como quiera, pero me da a mí que no era este el plan que propone E.S. Se trata de castigar, que lo pase mal, que recuerde quién manda. Pues vaya, ¿es que no lo sabe cada segundo que está conmigo y cada segundo que no está pero piensa en mí?

Como dijo Fray Luis de León, para hacer el mal cualquiera es poderoso. Yo no quiero que se me someta alguien porque lo aterrorizo y lo muelo a palos; eso no es autoridad, eso es tener que recurrir a la fuerza a falta de liderazgo real. Si se castiga por sistema, al final el sumiso acaba tan desorientado que no sabe cuándo lo hace bien y cuándo mal, ni qué debe hacer o qué no, y que lo mismo da todo, porque todo da lo mismo.

Además, el castigo supone un esfuerzo como ya digo, y yo solo me tomo la molestia de orientar hacia la mejora a quien se lo merece y tiene madera para cambiar su nivel de sumisión, ya que su forma de ser es casi imposible de moldear.


Y por resumir, cuando la rabia me nubla la vista, echo mano del peor castigo posible para él y el más efectivo: la indiferencia absoluta. Y es el menos trabajoso. Si él ve que te pierde, reacciona, pero si le dedicas atención, aunque sea negativa mediante un castigo corporal, sabe que sigues estando ahí, que eso es lo único que quieren algunos, poder decir que “tienen Ama”. Una tarea poco grata que te venga bien o que a él le fastidie, sí es una buena opción, pero el castigo corporal... Somos mujeres, no necesitamos la fuerza bruta para dominar, no caigamos en el machismo de siempre. Una frase debe valer para ponerlo en su sitio, si no es así, no hay castigo que valga, mejor que lo domine su prima, si tiene paciencia e interés.